" "
Blog de
  • Ximena Abogabir

Ximena Abogabir

Presidenta Ejecutiva de la Fundación Casa de la Paz

Etiquetas: » Publicado: 03/01/2012

Lo mejor y lo peor del 2011

Lamentablemente, el cierre de estas líneas nos encuentra horrorizados ante el incendio en Torres del Paine, tal vez la principal riqueza turística de Chile. Ello pone en evidencia la precariedad institucional así como la posibilidad de anticiparse a riesgos ambientales.

Posiblemente el 2011 será recordado en nuestro país como el año en que el tema ambiental salió a la calle, convirtiéndose en la versión local de los “Indignados”, aunque luego fue el tema educacional el que se consolidó en la opinión pública como la manifestación del malestar planetario.

El año comenzó con la defensa de Punta de Choros y la poca afortunada intervención del Presidente de la República para impedir a destiempo la construcción de la central termoeléctrica Barrancones. Luego fue la oposición a la central Hidroaysén en la Patagonia que demostró que los conflictos hoy en día pueden escalar desde la escala local a la nacional y a la internacional.

Posteriormente, la  evidencia de la contaminación de la escuela de La Greda en Ventanas con metales pesados y su irreparable impacto en la salud física y mental de los niños, permitió finalmente abordar un pasivo ambiental de larga data. Por su parte, el debate de la Ley de Pesca puso en el tapete la concentración de los recursos marinos en manos de 7 familias, quienes acordaron la ampliación de los cupos de pesca con la Confederación de Pescadores Artesanales de Chile y el Gobierno, instalando en la opinión pública la duda de si se había resguardado el equilibrio de los ecosistemas marinos.

Para enfrentar estas  y otras problemáticas, los Tribunales Ambientales y el Servicio de Biodiversidad de Áreas Protegidas lamentablemente siguen siendo un pendiente institucional.

Entre los avances, debemos mencionar la promulgación de la norma 2.5 de material particulado en el aire así como la de emisión para centrales termoeléctricas; la Reciclatón, como una demostración efectiva de la voluntad de los vecinos por separar sus residuos, seguida de la propuesta de la Ley de Residuos que instalará una nueva modalidad de tarificación y valorización de los residuos domiciliarios; y la creación de una nueva red de monitoreo de la calidad del aire así como la prohibición del uso de la leña en las ciudades más contaminadas de Chile.

También cabe destacar las propuestas de las dos Comisiones (la gubernamental y la ciudadana) que trabajaron paralelamente propuestas de matriz energética para Chile. Ambas tienen muchos puntos de coincidencia, a la vez que aportan luces a temas que requieren seguir siendo debatidos. Asimismo, la información sobre los lugares donde se cultivan semillas transgénicas constituye un paso importante para transparentar  esta actividad.

En el plano internacional, el desastre de la central nuclear de Fukushima marca lo peor del año, y el debate para evaluar los 20 años transcurridos desde la Cumbre de la Tierra en Rio de Janeiro aporta la nota de esperanza.

Lamentablemente, el cierre de estas líneas nos encuentra horrorizados ante el incendio en Torres del Paine, tal vez la principal riqueza turística de Chile. Ello pone en evidencia la precariedad institucional así como la posibilidad de anticiparse a riesgos ambientales.

Para seguir aportando a la necesaria creación de conciencia así como medidas efectivas y transparentes de protección ambiental, es que Fundación Casa de la Paz renueva una vez más su compromiso con el restablecimiento del equilibrio natural.

Ximena Abogabir es Presidenta Ejecutiva de Fundación Casa de la Paz.

Comentarios del artículo: Lo mejor y lo peor del 2011 - Publicado: a las 4:02 pm

La Nación

Av. Nueva Providencia 1860, Oficina 183, Providencia
Teléfono: 56 2 - 2632 5014

Director Responsable: Patricia Schüller Gamboa
Representante Legal: Luis Novoa Miranda

© Comunicaciones LANET S.A. 2014
Se prohíbe toda reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio.