" "
Blog de
  • Violeta Reyes Álvarez

Violeta Reyes Álvarez

Vicepresidenta de la Mujer PS.

Etiquetas: , , , , , , , » Publicado: 21/01/2015

Chao binominal: Ahora, a jugar…

Para las mujeres convertirse en candidatas era como una carrera de obstáculos de largo aliento, y el nuevo sistema nos permitirá participar, en las mismas condiciones, que los hombres. Confiamos que las mujeres conquistaremos nuestro espacio.

Con la votación en la Cámara, en tercer trámite constitucional, quedó definitivamente enterrado y en el pasado el sistema electoral binominal y lo reemplazamos por un sistema proporcional moderado que, básicamente, abre la alternativa para que nuevas fuerzas políticas puedan sumarse al Congreso. Así se aumenta la representatividad, en una fórmula muy similar a la que actualmente se utiliza en la elección de concejales.

Fue un día histórico, qué duda cabe… Tras 25 años, de manera democrática, el país avanza por fin a desatar los nudos y amarras que la dictadura nos heredó con la intención de tutelar la democracia, pero que al fin terminó convirtiéndose en una camisa de fuerza, que maniató nuestra democracia y que, en gran medida, es responsable hoy de la baja participación ciudadana y el alto desprestigio de partidos y la clase política.

Fue un día histórico, qué duda cabe… Porque fueron necesarios más de 25 años, la presentación de más de 20 iniciativas legales, para que el Congreso discutiera y tramitara un proyecto que pone fin al empate arbitrario con que la dictadura buscó perpetuar la obra gruesa de su proyecto político, mismo proyecto que hasta la última votación, la derecha defendió como propio.

Además, hay que reconocer el valor y el liderazgo del Ejecutivo para impulsar una reforma decisiva para mejorar la calidad de nuestra democracia, cumpliendo de esta forma el compromiso de campaña, en los plazos y según las características comprometidas, de la Presidenta Bachelet.

Éste no es un mecanismo para asegurar escaños, como algunos lo quisieron caricaturizar y más encima, no es un sistema eterno, porque está limitado a las próximas 4 elecciones parlamentaria.

Para quienes trabajamos durante todos estos años por reemplazar este sistema, estamos orgullosos, porque no sólo habrá una nueva fórmula para designar a los parlamentarios electos, sino que por fin introducimos elementos diferenciadores, con una cuota mínima de participación de mujeres del 40%.

Algunos ejemplos de lo que dejaremos atrás.  En Chile las mujeres somos el 52 % de la población, pero la representación parlamentaria alcanza apenas el 15,8%. Estamos al mismo nivel que los países árabes (16%) que son ejemplos de fuertes desigualdades entre hombres y mujeres, y lejos de los países de la OCDE (21,8%), América Latina (22,3%) o Argentina (36,6%).

También se consagró un mayor aporte económico para las mujeres candidatas a todo evento, sean electas o no. Esperamos que esto logre derribar una de las barreras más difíciles de superar, la discriminación económica, porque en la actualidad para las mujeres convertirse en candidata era como una carrera de obstáculos de largo aliento. Teníamos que trabajar más que un hombre, tocar más puertas que un hombre, buscar más alternativas de financiamiento que un hombre, batallar más que un hombre por el lugar en la lista… en fin, una carrera agotadora.

Pero aún más orgullosas estamos las mujeres de que éste no sea un mecanismo para asegurar escaños, como algunos lo quisieron caricaturizar. Es un sistema que nos permitirá participar, en las mismas condiciones, que los hombres. Más encima, no es un mecanismo eterno, tiene temporalidad, limitado a las próximas 4 elecciones parlamentarias a partir de la correspondiente al año 2017, porque confiamos que las mujeres conquistaremos nuestro espacio, logrando un cambio cultural relevante.

La tarea hoy será para nosotras, fomentar la participación en nuestros partidos y movimientos, preparar a nuestras representantes para que, garantizada la competencia igualitaria, podamos obtener las nominaciones y ser parte de la papeleta electoral.

Comentarios del artículo: Chao binominal: Ahora, a jugar… - Publicado: a las 9:28 am

Etiquetas: , , , , » Publicado: 05/11/2014

Necesitamos hablar de diversidad

Las actitudes intolerantes de sectores minoritarios son la constatación de que no hemos aprendido las lecciones. Chile ha cambiado, aunque a muchos no les guste.

Era esperable el revuelo que ha causado en la opinión pública la decisión de las autoridades de poner a disposición de los jardines infantiles que dependen a la Junta Nacional de Jardines Infantiles (Junji) el cuento “Nicolás tiene 2 papás”, pero no por ello justificable.

Cada vez que en Chile se plantea un tema valórico que “va en contra” del pensamiento conservador de la Iglesia y los sectores políticos de derecha, hay una “polémica”, hay un “debate”, hay “un problema”, un “ataque a la libertad”.

Pero lo que resulta más extraño, y a la vez penoso, es que estas actitudes de sectores minoritarios son la constatación de que no hemos aprendido las lecciones que nos ha dejado nuestro pasado, lejano y cercano, y que estamos amenazados de volver a tropezar con las mismas piedras.

La misma intolerancia que hoy se manifiesta en esta discusión, pero en el ámbito sexual, fue la que motivó a un grupo de jóvenes a golpear, humillar y torturar casi hasta la muerte al joven Daniel Zamudio hace un par de años.

Es la misma intolerancia, pero en el campo de la política, que hace 40 años justificó y amparó una de las más salvajes dictaduras de las que tenga memoria nuestro continente, con miles de muertos y desaparecidos, y que hasta el día de hoy genera divisiones en nuestra sociedad. Es la misma intolerancia, pero en lo ideológica, que hace menos de una semana motivó a un grupo de supuestos neonazis a matar a un joven y dejar a dos más en estado de gravedad en la Plaza de Maipú, aquí mismo, en la Región Metropolitana, en un lugar que quizás usted recorre a diario.

Y es aún más inentendible que estas cosas sucedan en forma tan reaccionaria, cuando hemos visto signos de apertura donde menos podríamos esperarlo: en el Vaticano, con el Papa Francisco promoviendo en el Sínodo de la Familia la discusión respecto a la homosexualidad, las familias homoparentales y otras materias que siguen sonrojando, con su sola mención, a algunos sectores de nuestra sociedad.

Tratar abiertamente la homoparentalidad es una acción de justicia cuando, en la realidad, en el día a día, en el Metro o en el estadio, vemos a parejas del mismo sexo compartiendo con naturalidad. Cuando en el curso de nuestros hijos e hijas  hay padres separados, o parejas de hecho. ¿Cómo va a ser mejor que nuestros hijos/as  descubran la diversidad por ellos solos, en su vida diaria, que conversándolo en espacios de integración o en su propia familia?

Chile ha cambiado, aunque a muchos no les guste. Ser un país del primer mundo no se logra sólo aumentando el ingreso per cápita o con pleno empleo. Se logra siendo tolerante e integrando a todos, a los míos, a los tuyos y a los otros.

Comentarios del artículo: Necesitamos hablar de diversidad - Publicado: a las 9:51 am

Etiquetas: , , , , » Publicado: 17/10/2014

Marihuana: Un debate social

Es hora que logremos vencer los enclaves de conservadurismo y legislar sobre estos temas ligados al ejercicio de las libertades personales.

La discusión pública que se ha abierto en los últimos meses, coincidente con el inicio del segundo Gobierno de la Presidenta Bachelet, respecto a las libertades individuales y, especialmente, la despenalización y el autocultivo de la marihuana, han sido impuesto desde la sociedad civil, al margen de la clase política.

Este es un hecho no menor. Contamos al parecer con una opinión pública dispuesta a cambiar la agenda, a imponer a las autoridades y la clase política temas relevantes a sus propias libertades, a lo que sucede dentro de sus hogares, a puerta cerrada.

Tanto es así que hoy existe una comisión al interior del Gobierno que revisa la fuerte penalización que existe hoy en Chile respecto a la marihuana, según un compromiso contraído por el Ejecutivo, que estaría destinada a modificar la Ley 20.000 de Control de Drogas, retirándola de la Lista 1, en la que se clasifican las sustancias más peligrosas y adictivas.

Contamos con una opinión pública dispuesta a cambiar la agenda, a imponer a las autoridades y la clase política temas relevantes a sus propias libertades, a lo que sucede dentro de sus hogares, a puerta cerrada.

Según ha trascendido, la recomendación se inclinará por retirar la cannabis de la lista de “drogas duras”, redefinir la cantidad que puede ser transportada para diferenciar el uso personal del microtráfico y traspasar las investigaciones desde la justicia penal a los Juzgados de Policía Local. Avances notables ante la evidencia científica que la marihuana está lejos de provocar los efectos dañinos de drogas ilícitas como la cocaína, e incluso lícitas, como el alcohol.

Pero también el Congreso ha iniciado un debate a este respecto, enfocado en la despenalización del autocultivo. Respecto a esto, la posición gubernamental es menos clara. Según las autoridades, no habría disponibilidad a permitir el consumo recreacional y tampoco el autocultivo, lo que se ha materializado en la negativa a patrocinar alguno de los proyectos actualmente en tramitación.

En la Conferencia  Nacional de Salud del Partido Socialista se respaldó mediante un voto político, la disposición a legislar, siguiendo así una posición histórica en esta línea. Como país debemos estar dispuestos a la discusión transparente de estos temas, ligado íntimamente al ejercicio de las libertades personales.

Es hora que logremos vencer los enclaves de conservadurismo y que todos los chilenos y chilenas podamos ser considerados en nuestra individualidad. Es una exigencia que se respeten nuestras libertades individuales y que enfrentemos los debates de manera transparente y de cara al país.

Comentarios del artículo: Marihuana: Un debate social - Publicado: a las 9:35 am

Etiquetas: , , , » Publicado: 23/09/2014

No hablemos de aborto, hablemos de derechos

Conocemos la oposición de amplios sectores de la derecha política y los sectores conservadores en general, que se oponen a la sola mención de la palabra “aborto”. Pero hoy es el momento del debate y de dar una alternativa a todas aquellas mujeres que se ven enfrentada a un embarazado no deseado.

Por segunda vez en menos de dos meses, la ONU hace una recomendación al Estado de Chile, específicamente, para que avance en la despenalización del aborto. A fines de julio, en el informe del Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas llamó a nuestro país a terminar con la criminalización de la interrupción del embarazo en casos determinados.

Esta vez, a través de una comisión, formada por las expertas Frances Raday y Alda Facio, enviadas a nuestro país para analizar en profundidad ésta y otras materias relacionadas con la discriminación contra las mujeres, se reunieron con diversas organizaciones, incluida la comisión de Salud del Senado. Recomiendan despenalizar el aborto en mujeres menores de 18 años “como un tema de salud fisiológica y mental”.

Nadie, ninguna persona ni organización, puede oponerse a que en Chile discutamos esta materia, de manera transparente, de frente, con la disposición de escuchar al otro, sin voluntad de imponer al resto creencias particulares.

Las expertas respaldan el anuncio presidencial de despenalizar la interrupción del aborto  bajo tres premisas: por riesgo de la madre, por inviabilidad del feto y violación, pero agregan esta nueva arista: las menores de edad que se puedan ver afectadas física o mentalmente.

Todo esto nos deja un desafío grande y significativo, casi urgente: abrir un debate respecto a los derechos que tenemos las mujeres. Y en ese contexto, se vuelve necesario debatir sobre la interrupción del embarazo. Nadie, ninguna persona ni organización, puede oponerse a que en Chile discutamos esta materia, de manera transparente, de frente, con la disposición de escuchar al otro, sin voluntad de imponer al resto creencias particulares. Conocemos la oposición de amplios sectores de la derecha política y aquellos pertenecientes a diversos credos, los sectores conservadores en general, que se oponen a la sola mención de la palabra “aborto”.

Las cifras varían, principalmente porque la penalización a todo evento hace imposible que se puedan cuantificar los casos. Sin embargo, según datos del Ministerio de Salud, se estima que sólo en 2011 se produjeron 30.860 abortos. Mientras, organizaciones que trabajan el tema han alcanzado a  estimar en más de 50 mil los casos al año.

Tratar este tema de forma reduccionista, sólo referido a los casos particulares, no nos generará una solución integral al tema. Es por ello que proponemos, como mujeres socialistas, que el contexto de esta discusión sean los derechos reproductivos de las mujeres y la libertad que tenemos de decidir sobre nuestro cuerpo. Es el momento que dialoguemos, que nos reconozcamos en la diferencia, pero por sobre todo, es el momento de dar una alternativa a todas aquellas mujeres que se ven enfrentada a un embarazado que no es deseado.

Comentarios del artículo: No hablemos de aborto, hablemos de derechos - Publicado: a las 9:17 am

Etiquetas: , , , , , , , , » Publicado: 26/08/2014

Los nuevos desafíos para las mujeres en la política

Uno de los mayores retos estará en que las mujeres nos empoderemos al interior de nuestras colectividades para ocupar en propiedad el lugar que tanto hemos luchado por conquistar. En la próxima elección municipal debemos empezar a dar cuenta de que estamos preparadas para tener presencia paritaria en las candidaturas para ediles y concejales.

Tras 24 años, el Congreso logró, en el marco del compromiso que la Presidenta Bachelet asumió en su campaña, aprobar en la Cámara de Diputados el primer trámite de la Reforma Electoral que pone fin al sistema binominal y lo reemplaza por uno de carácter proporcional, moderado e inclusivo. Ya se ha debatido lo suficiente respecto al daño que generó el binominal a nuestro sistema democrático. El mejor ejemplo de esto es el permanente empate que generó, la formación de dos grandes bloques excluyente de cualquier entidad que no perteneciera alguno de ellos, así como también la baja representación femenina política que gatilló.

Junto a la satisfacción de haber dado este primer paso de establecer un sistema más proporcional, valoramos también el cumplimiento de la palabra presidencial de incorporar un sistema de cuotas en la reforma, que permitirá que ninguna lista pueda presentar una proporción mayor al 60-40% de candidatos de un mismo género.

Pero no fue sólo eso lo aprobado por los diputados, también se incorporó un beneficio económico, tanto para el partido de la candidata como para su propia campaña, con lo que se rompe una importante barrera de exclusión que enfrentamos las mujeres hoy en política.

Es bueno y corresponde felicitarnos por este logro. De hecho hay que recordar que desde el Gobierno de Ricardo Lagos, todos los mandatarios enviaron propuestas para terminar con el binominal, sin que existiera la voluntad política real de ponerle fin. Pero lejos de ser un punto final en la lucha por la igualdad entre hombres y mujeres, una vez que la iniciativa sea aprobada por el Senado, se presentará un escenario de nuevos desafíos para las mujeres que hoy estamos en política.

Será vital el trabajo que las parlamentarias puedan realizar en la Cámara Alta para lograr que la relación 60-40% entre géneros no quede en letra muerta. Existe la voluntad de algunos sectores que en los casos que se realicen primarias, estas definiciones queden excluidas del porcentaje de paridad. Será tarea de todas evitar que esto suceda.

En primer término, es bueno reconocer el trabajo transversal que desarrollaron las parlamentarias en el Congreso para enriquecer la propuesta gubernamental. En este ámbito, será vital el trabajo que puedan realizar en la Cámara Alta para lograr que la relación 60-40% entre géneros, no quede en letra muerta. Existe la voluntad de algunos sectores que en los casos que se realicen primarias, estas definiciones queden excluidas del porcentaje de paridad. Será tarea de todas, especialmente las parlamentarias evitar que esto suceda.

Pero uno de los mayores desafíos estará en que las mujeres nos empoderemos al interior de nuestras colectividades y organizaciones de acción política para ocupar en propiedad el lugar que tanto hemos luchado por conquistar. Mayor presencia en las directivas, especialmente las comunales y regionales, adquirir las capacidades que nos permitan desarrollarnos mejor en política e incorporarnos a las instancia de toma de decisiones, son tareas arduas pero necesarias, que requieren un cambio cultural que aún estamos lejos de alcanzar. Más mujeres en política mejoran la política.

Una tarea prioritaria para nosotras las mujeres es que en nuestros partidos, movimientos, conglomerados y espacios de participación política nos encontremos y preparemos para, en el marco de la próxima elección municipal, empezar a dar cuenta de que estamos preparadas para tener presencia paritaria en las candidaturas para ediles y concejales.

Tampoco debemos abandonar la idea que la perspectiva de género sea incorporada en el perfeccionamiento de otras leyes que forman parte del sistema político, Entre ellas será importante considerar la norma sobre partidos políticos, financiamiento de los conglomerados e incluso, de la Nueva Constitución que esperamos se concrete en el período electoral de la Presidenta Michelle Bachelet.

Comentarios del artículo: Los nuevos desafíos para las mujeres en la política - Publicado: a las 8:30 am

Etiquetas: , , , , , , » Publicado: 29/07/2014

Aborto Terapéutico: Hora de hablar de derechos

Quienes se oponen a la despenalización del aborto, reducen la discusión a un eslogan y caricaturizan el tema. Es momento que como país enfrentemos el debate en forma amplia.

En estos días se ha hecho público el informe del Comité de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU) que contiene una serie de recomendaciones para Chile en diversas materias ligadas a este ámbito. Consideramos de la mayor relevancia, en el marco de los distintos debates que hoy se están desarrollando en nuestro país, poner atención en los asuntos que la ONU nos señala y que van en la línea de alcanzar “los estándares internacionales” en estas materias, sin mayores pretensiones.

Las recomendaciones contenidas en el informe apuntan a temas de la más alta relevancia y actualidad, como el Antiterrorismo, la amnistía, las violaciones a los DD.HH. en el pasado y los pueblos originarios. Sin embargo, creemos especialmente importante la mención a la no discriminación y la igualdad entre hombres y mujeres. No es para nadie un misterio, y por el contenido del informe tampoco lo es para la ONU, que nuestro país presenta deficiencias y graves falencias en esta materia.

La Presidenta Bachelet ha cumplido su palabra y está el compromiso de despenalizar la interrupción del embarazo durante el presente año. Sin embargo, persiste la fuerte oposición de la derecha política y la Iglesia. Es el momento que nuestro país retome la senda perdida durante la dictadura cuando se eliminó la figura del aborto terapéutico.

Con la evidencia de la realidad, este documento nos insta a situarnos en el mundo actual, a estar a la altura “de la modernidad” y los valores de la democracia en materias tan básicas como incluir el principio de igualdad entre hombres y mujeres en nuestra legislación, o terminar con la figura de la sociedad conyugal en el matrimonio que genera profundas desigualdades hacia las mujeres. Sin embargo, valoramos especialmente el llamado que hace el Comité de DD.HH. para terminar con la criminalización del aborto.

La Presidenta Bachelet ha cumplido su palabra y está el compromiso de despenalizar la interrupción del embarazo durante el presente año. Sin embargo, persiste la fuerte oposición de la derecha política y la Iglesia. Es el momento que nuestro país retome la senda perdida durante la dictadura cuando se eliminó la figura del aborto terapéutico.

El Comité de la ONU ha agregado un nuevo aspecto al debate, eso sí. Además de las causales propuestas por el Ejecutivo –riesgo vital de la madre, violación e inviabilidad fetal-, el organismo internacional agrega la figura del incesto. Es importante que nuestro país pueda llevar adelante un debate transparente y maduro a este respecto, que nos permita salir del indecoroso y pequeño grupo de países que no tienen excepciones en la interrupción del embarazo.

Es momento que como país enfrentemos el debate amplio respecto de los derechos reproductivos y sexuales de las mujeres y nuestras voces sean escuchadas. Medidas como la despenalización del aborto deben ir insertas en una discusión amplia, que aborde las inquietudes de una parte importante de mujeres chilenas que consideramos que el “derecho a decidir” en esta materia debe estar consagrado.  Sobre todo cuando quienes se oponen, reducen la discusión a un eslogan y caricaturizan el tema omitiendo que, por sobre estas normas, siempre estará la voluntad de cada una de nosotras, como mujeres, respecto a interrumpir o no el embarazo.

Comentarios del artículo: Aborto Terapéutico: Hora de hablar de derechos - Publicado: a las 9:08 am

La Nación

Av. Nueva Providencia 1860, Oficina 183, Providencia
Teléfono: 56 2 - 2632 5014

Director Responsable: Patricia Schüller Gamboa
Representante Legal: Luis Novoa Miranda

© Comunicaciones LANET S.A. 2014
Se prohíbe toda reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio.