" "
Blog de
  • Víctor Muñoz M.

Víctor Muñoz M.

Kinesiólogo socio de Ipsum y docente en el área de la Biomecánica y Análisis del Movimiento Humano.

Etiquetas: , , , , , , » Publicado: 15/05/2014

Las “malditas” lesiones en época mundialera

Los casos de Radamel Falcao o Arturo Vidal se han centrado en si estarán o no en el mundial. Sin embargo, el debate debe centrarse en las condiciones reales en las que llegarán al torneo.

Faltan pocas semanas para que el mayor evento deportivo, el Mundial de Futbol Brasil 2014, empiece a paralizar al mundo entero. En esta recta final, los países participantes están expectantes por conocer las nóminas de los 23 elegidos para representar a cada nación en la cita. Sin embargo, en esta época es común recibir noticias de las figuras que quedarán fuera de competencia por lesiones de mediana o alta gravedad.

Las lesiones son un elemento presente en la vida de todo futbolista. En competencias de la UEFA, se espera que un jugador tenga en promedio 2 lesiones por temporada, lo que equivale a que, en un plantel de 25 jugadores, se observe alrededor de 50 lesiones en un año. La evolución de las lesiones de cruzado anterior, como Radamel Falcao, o meniscales, como Arturo Vidal, son constantemente reportadas, y en el inconsciente colectivo reina la idea que una lesión en la rodilla es más complicada, o inhabilitante, que en otra región.

Actualmente, la discusión sobre las lesiones deportivas se ha centrado en si jugadores importantes para cada selección podrán estar en el mundial. Sin embargo, el debate debe centrarse en las condiciones reales en las que un futbolista llega al torneo. ¿Basta con la presencia de un jugador en etapas decisivas? ¿Su rendimiento (performance) puede verse afectado por estar volviendo de una lesión?

El cuerpo humano es una máquina casi perfecta, la complejidad del movimiento humano es motivo de estudio de muchas ramas científicas. Biomecánica, fisiología, psicología, neurociencias por sí solas no son capaces de responder una simple pregunta: ¿Cómo el sistema nervioso controla cada parte del cuerpo y su relación con el ambiente en un movimiento?

Al considerar los múltiples factores involucrados en el rendimiento de una acción motora, la lesión per se pasa a segundo plano, ya que será la cadena de eventos mecánicos, neurológicos y el manejo de factores ambientales lo que resulta en un gesto motor adecuado y exitoso o no.

Así, será responsabilidad del jugador y del cuerpo médico en conjunto decidir no sólo sobre el tratamiento más adecuado para cada lesión, sino sobre todo para determinar responsablemente la posibilidad real de performance que tendrá el deportista en determinado momento. Es ese uno de los mayores desafíos en la medicina deportiva, porque las ganas de todos están en tener al jugador disponible al 100%, para cada partido.

La delgada línea no está ahí, está en poder determinar cuándo parar. Para eso, la necesidad de información es tremenda. Mientras más información tenga el cuerpo médico (traumatólogos, deportólogos, kinesiólogos, nutricionistas, entre otros) y el jugador, más fácil es la toma de decisiones  adecuadas. Es ahí donde las ciencias básicas se pueden volver más relevantes.

Seguramente los cuerpos médicos de todas las selecciones se mantienen constantemente actualizados sobre las bases científicas de cada una de sus áreas, ¿pero quienes toman decisiones lo harán también? ¿Se considerará el cuidado del rendimiento deportivo, y por ende, el nivel de juego (el espectáculo) cuando se programa el mundial al final de la temporada?

Resulta importante considerar que las lesiones son 6 veces más comunes durante un partido que durante los entrenamientos y se ha observado que a medida que avanza el tiempo de juego aumenta el riesgo.

Globalmente es aceptado separar las lesiones de acuerdo al factor gatillante. Se entiende por lesión por sobreuso a aquellas lesiones provocadas por la acumulación de cargas repetidas que llevan a una “fatiga de material” a alguno de los elementos del sistema neuromuscular. Por otro lado, las lesiones por sobrecarga son aquellas generadas por un evento de magnitud superior a lo que una estructura soporta generando su falla. Pero si se considera el factor tiempo de juego, y por tanto la fatiga, es posible considerar que la acumulación de minutos durante el juego y la temporada haya un efecto acumulativo que favorece las lesiones al disminuir la tolerancia máxima de un elemento dentro de la cadena motora.

La superficie también resulta importante: las lesiones ligamentosas son más frecuentes en los países mediterráneos lo que sugiere que canchas blandas favorecen las lesiones ligamentosas, mientras que las canchas más duras favorecen las lesiones músculo –tendinosas.

Actualmente, la generación de información y conocimiento científico es tremenda. Seguramente los cuerpos médicos de todas las selecciones se mantienen constantemente actualizados sobre las bases científicas de cada una de sus áreas, ¿pero quienes toman decisiones lo harán también? ¿Se considerará el cuidado del rendimiento deportivo, y por ende, el nivel de juego (el espectáculo) cuando se programa el mundial al final de la temporada?

Confío en que los lesionados llegarán y de buena forma al mundial. Y espero que tanto en el fútbol como en muchas otras cosas quienes sean los encargados de tomar decisiones lo hagan cada vez de manera más informada.

Comentarios del artículo: Las “malditas” lesiones en época mundialera - Publicado: a las 8:18 am

La Nación

Av. Nueva Providencia 1860, Oficina 183, Providencia
Teléfono: 56 2 - 2632 5014

Director Responsable: Patricia Schüller Gamboa
Representante Legal: Luis Novoa Miranda

© Comunicaciones LANET S.A. 2014
Se prohíbe toda reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio.