" "
Blog de
  • Sebastián Howard

Sebastián Howard

Secretario académico, Facultad de Educación de la Universidad Diego Portales

Etiquetas: , , » Publicado: 19/04/2013

Calidad de la educación: ¿menos peor que antes?

A nivel país: qué vamos a hacer con el 60% de alumnos de cuarto básico que no llegan al nivel adecuado en lectura. O desde otro punto de vista: qué vamos a hacer para recuperar el tiempo perdido del 75% de alumnos de cuarto básico que no ha aprendido lo mínimo en matemáticas, y por favor: no me vengan con que ahora estamos menos peor que antes.

En referencia a los antecedentes recientemente expuestos, referidos a los resultados de la evaluación SIMCE, me parece pertinente desarrollar algunas reflexiones.

Cuando revisamos la literatura reciente, referida a la educación, nos encontramos con evidencia suficiente para afirmar que el profesor es responsable del éxito o fracaso escolar, que el director de la escuela influye de manera determinante en la calidad de los aprendizajes que se desarrollan en la escuela que dirige, que la formación inicial docente débil generará débiles aprendizajes en los futuros alumnos de esos profesores mal formados, entre otras. Con esto a la vista el Estado chileno ha optado por medir con diversos instrumentos el rendimiento de las escuelas, de los profesores, de los directivos, de los alumnos y de las escuelas de pedagogía. Pero parece que algo anda mal, porque parece que los indicadores mejoran pero el sistema sigue siendo desigual y de dudosa calidad.

Entonces, tal como en la Montaña Mágica, no basta poner el termómetro para que el paciente mejore, no basta con medir a los profesores del sistema municipal en la Evaluación Docente, a los alumnos egresados de pedagogía que voluntariamente se presentan a la prueba Inicia, a los directivos que participan de los procesos de evaluación, ni a los alumnos de cuarto y octavo básico y de segundo y tercero medio para que el sistema educativo mejore.

El error, desde mi punto de vista, está en confundir medición con evaluación, mientras la primera se refiere a una comparación contra un patrón seleccionado, la segunda se refiere al proceso que permite el levantamiento de un juicio respecto de algún atributo de algo o alguien, tomando como punto de vista la intencionalidad, el momento en que se realiza, el agente que la implementa, la extensión que pretende y el estándar de comparación; entonces podemos decir que en nuestro país lo que realmente tenemos es una “rutina de la medición” y no una “cultura de la evaluación” como se nos ha hecho creer. Si Ud. quiere profundizar en estos puntos le recomiendo que busque los diversos documentos publicados por la premio nacional de educación Erika Himmel.

Entonces, tal como en la Montaña Mágica, no basta poner el termómetro para que el paciente mejore, no basta con medir a los profesores del sistema municipal en la Evaluación Docente, a los alumnos egresados de pedagogía que voluntariamente se presentan a la prueba Inicia, a los directivos que participan de los procesos de evaluación, ni a los alumnos de cuarto y octavo básico y de segundo y tercero medio para que el sistema educativo mejore.

Como facultad de educación, hemos aprovechado la oportunidad que el Mineduc nos ha dado a través del Programa de Convenios de Desempeño del Departamento de Financiamiento Institucional, para desarrollar un proyecto de mejoramiento de la calidad de los aprendizajes que se logran en los estudiantes de pedagogía. En la línea dedicada a la formación inicial docente postulamos más de 25 facultades y se adjudicaron siete, cinco tradicionales y dos privadas. En él usamos los resultados de las mediciones recientes para, en base a los juicios a los que esas mediciones nos llevan, desarrollar planes de mejoramiento para los alumnos que ingresan a nuestras carreras, para mejorar la experiencia de aprendizaje a lo largo de ellas y para mejorar las condiciones de salida, además de complementarse todo aquello con un fuerte componente de investigación e internacionalización.

Así, más que medir y medir, lo que debe centrar nuestra atención es levantar juicios en base a las mediciones realizadas, desde los cuales se desprendan planes de mejora concretos. Nosotros ya empezamos a trabajar para disminuir la cantidad de egresados mal evaluados en la prueba Inicia. Pero a nivel país: qué vamos a hacer con el 60% de alumnos de cuarto básico que no llegan al nivel adecuado en lectura. O desde otro punto de vista: qué vamos a hacer para recuperar el tiempo perdido del 75% de alumnos de cuarto básico que no ha aprendido lo mínimo en matemáticas, y por favor: no me vengan con que ahora estamos menos peor que antes.

Comentarios del artículo: Calidad de la educación: ¿menos peor que antes? - Publicado: a las 6:40 pm

La Nación

Av. Nueva Providencia 1860, Oficina 183, Providencia
Teléfono: 56 2 - 2632 5014

Director Responsable: Patricia Schüller Gamboa
Representante Legal: Luis Novoa Miranda

© Comunicaciones LANET S.A. 2014
Se prohíbe toda reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio.