" "
Blog de
  • Patricio Vidal

Patricio Vidal

Socio fundador de Junkstr

Etiquetas: , , , » Publicado: 05/02/2015

Emprendimiento: ¿Es completa la culpa de las incubadoras de negocios?

En Chile nos encanta el éxito inmediato, trabajar en oficinas estilosas parecidas a las que vemos en reportajes de Startups exitosas de San Francisco, ojalá saltarnos la etapa del trabajo duro. Nos gusta aparecer en medios, validarnos por ellos y no por nuestros verdaderos clientes. Finalmente, la apariencia siempre nos ha importado más.

En 2008 un español llamado Ricardo García, un emprendedor como cualquier otro, tenía un pequeño sitio de avisos clasificados fundado recién dos años atrás, de baja calidad en diseño y pasaba inadvertido frente a toda la gigante competencia que tenía enfrente como Segundamano o Ebay, los cuales peleaban los primeros lugares en visitas de España con presupuestos millonarios. Trabajando solo desde su departamento dio con la clave del éxito: mantener su sitio con la máxima calidad posible de contenido. Anuncios duplicados, caducados y alguna que otra estafa, eran removidos por él mismo y a veces ayudado por su esposa, quienes se pasaban todo el día administrando su pequeño negocio.

En Chile nos encanta el éxito inmediato, trabajar en oficinas estilosas parecidas a las que vemos en reportajes de Startups exitosas de San Francisco, ojalá saltarnos la etapa del trabajo duro. Nos gusta aparecer en medios, validarnos por ellos y no por nuestros verdaderos clientes. Finalmente, la apariencia siempre nos ha importado más.

Ocho años después, durante el 2014, este sitio logró destronar a Segundamano y pasar a ser la primera preferencia en visitas. El resultado tuvo recompensa, fue comprado por el grupo Schibsted Classified Media, dueños de Segundamano en España y dueños de Yapo.cl en Chile, en 100 millones de euros. Es importante recalcar que Ricardo no pidió financiamiento, no entró a ninguna incubadora, no participó de concursos de Pitch (actuación donde tratas de convencer que tu proyecto es invertible) y no fue a presentar su proyecto a Silicon Valley. Sólo trabajo duro, paciencia y mucha resiliencia.

Relacionando este caso con Chile, en estos últimos días se ha puesto en duda los funcionamientos de algunas incubadoras de negocios, principalmente IncubaUC, la cual ha sido criticada por los manejos de dinero de Corfo y por la falta de comunicación con sus emprendedores incubados, quienes hacen notar la poca ayuda real que finalmente recibieron. Pero ¿es completa la culpa de esta incubadora?

No, algunos de los emprendedores que levantaron la voz también tienen su participación en este desastre. ¿De verdad creían que participando en un Reality (El Domo de Canal13) iban a triunfar inmediatamente como emprendedores? ¿Realmente creían que ganando el “Geek Fantasy Camp” estaban ya preparados para la ejecución de un proyecto de alto impacto? y finalmente, ¿Creían que iban a lograr algo en ese precoz paseo de curso a Silicon Valley presentando a desconocidos sólo una idea de negocio?

Y es que en Chile nos encanta el éxito inmediato, trabajar en oficinas estilosas parecidas a las que vemos en reportajes de Startups exitosas de San Francisco, ojalá saltarnos la etapa del trabajo duro. Nos gusta aparecer en medios, validarnos por ellos y no por nuestros verdaderos clientes. Finalmente, la apariencia siempre nos ha importado más. Necesitamos más Ricardos, más gente preocupada primero de sus clientes, con foco en la calidad de su servicio o producto, gente con paciencia que no renuncie a la primera, que sepa cómo gastar inteligentemente su dinero y con mucha humildad. No existen los atajos para el éxito.

Comentarios del artículo: Emprendimiento: ¿Es completa la culpa de las incubadoras de negocios? - Publicado: a las 8:05 am

La Nación

Av. Nueva Providencia 1860, Oficina 183, Providencia
Teléfono: 56 2 - 2632 5014

Director Responsable: Patricia Schüller Gamboa
Representante Legal: Luis Novoa Miranda

© Comunicaciones LANET S.A. 2014
Se prohíbe toda reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio.