" "
Blog de
  • Patricio Valdés

Patricio Valdés

Abogado y académico Facultad de Derecho, Universidad Central.

Etiquetas: , , , , » Publicado: 28/04/2016

El milagro chileno

El secreto del milagro chileno lo silenciamos, ya que sabemos que se ha construido en base a una ilusión creada a partir del crédito y endeudamiento familiar. Pero es una burbuja que tarde o temprano explotará.

Para quienes hemos tenido la oportunidad de viajar, nos resulta un orgullo y satisfacción que en diversas latitudes se alcen voces para alabar nuestra economía, la seriedad de nuestras autoridades, la infraestructura heredada del Presidente Ricardo Lagos y el crecimiento económico sostenido durante las últimas décadas.

A medida que recibimos ese reconocimiento también existe otra voz, la interna, que nos trae de regreso a nuestra realidad, esa que las cifras macroeconómicas esconden, maquillan o simplemente ignoran. Esas cifras que hablan de las interminables jornadas laborales, de los eternos desplazamientos que, a lo menos en la capital, nuestros trabajadores deben cubrir para llegar a sus puestos de trabajo, sacrificios que para la mayoría de los chilenos son retribuidos con no más de $300.000 mensuales.

Todos sabemos que con esa remuneración la vida es compleja. Nuestro país se ha convertido en una sociedad cara. La vivienda, transporte, educación, vestuario, salud, entre otros, resulta difícil de cubrir con esos exiguos $300.000.

La realidad de las regiones y sectores rurales es aún peor, localidades sin escuelas, sin centros de atención médica, sin transporte ni fuentes laborales, con jóvenes que emigran a las ciudades en buscar de oportunidades laborales, cada día más escasas.

El Estado, con su función subsidiaria dentro del contexto económico, ha debido mantener una red de servicios que cubra las necesidades básicas. Gran parte del gasto público se enfoca en el segmento social, el que ha sido financiado con ingresos provenientes del sector minero, y en específico por el cobre.

El secreto del milagro chileno lo silenciamos, ya que sabemos que se ha construido en base a una ilusión, ilusión creada a partir del crédito y endeudamiento familiar. Esta burbuja tarde o temprano explotará, y generalmente eso sucede en situaciones de recesión económica, ya que en esos escenarios es donde el sistema colapsa.

Chile es un país pequeño, con un mercado interno fragmentado, geográficamente complejo y diverso, por lo que gran parte de nuestras esperanzas de progreso se basan en el sector exportador. Lamentablemente el sustento de nuestras exportaciones es en base a materias primas, a diferencia de países como Suecia que basó el éxito de su progreso en la exportación de bienes y servicios.

El real milagro chileno sucederá cuando logremos posicionar nuestras universidades dentro de las mejores del mundo, cuando logremos avances significativos en calidad educativa, que a su vez permitan la innovación y emprendimiento, cuando la inversión pública y privada se enfoque en investigación y desarrollo y rompamos la vergonzosa cifra de 0,4 del PIB.

De acuerdo a nuestra Constitución son los particulares los llamados a realizar el verdadero milagro chileno. Por eso causa extrañeza que se alcen voces en Icare en que se exija al Gobierno el apoyo a los empresarios, y se comprenda el llamado del ministro Rodrigo Valdés a tener “menos lamento y más empuje”.

Comentarios del artículo: El milagro chileno - Publicado: a las 4:59 am

Etiquetas: , , , , , » Publicado: 07/04/2016

Panamá Papers: ¿Qué es un paraíso fiscal?

Su trascendencia es tal, que a fines del siglo XX se estimaba que la mitad del comercio mundial pasaba por paraísos fiscales. Hoy, se calcula que un tercio del PIB mundial se esconde en dichos territorios.

Un paraíso fiscal es un territorio de baja o inexistente tributación que, mediante normas jurídicas en materia tributaria, transparencia, bancaria, entre otras, aseguran la discreción en cuanto a información de sus transacciones, con la ausencia absoluta de registros, formalidades y controles.

Su trascendencia es tal, que a fines del siglo XX se estimaba que la mitad del comercio mundial pasaba por paraísos fiscales. Hoy, se calcula que un tercio del PIB mundial se esconde en dichos territorios.

En relación a los ‘Panama Papers’ debemos considerar que tanto para la OCDE como para España dicho país no representa un paraíso fiscal, ya que ha adoptado una serie de acuerdos de transparencia con otros países. Estos dicen relación con entrega de información a autoridades extranjeras ante solicitud concreta, individualizada y justificada, por investigaciones relativas a la comisión de delitos, lo que permite el rastreo de cuentas bancarias nacionales en esos territorios.

Con los beneficios señalados resulta una práctica frecuente que las empresas acudan a estos paraísos a fin de reducir su carga impositiva, y con ello disminuir sus gastos, resultando más competitivas que aquellas empresas que no incurren en estas prácticas.

Para lograr su objetivo crean estructuras societarias basadas en un holding (organización de sociedades en que una de ellas es propietaria de las demás, manteniendo su control), por medio del cual se ‘reinvierten las utilidades’ en una sociedad constituida en un paraíso fiscal, lo que permite diferir o retrasar el pago del impuesto hasta que dichas utilidades sean reingresadas al país de origen. Con esta forma de operar se permite retrasar el pago de impuestos, y si alguna vez se llegan a pagar será debido a la necesidad de financiar su propia empresa, sin acudir al crédito.

En el caso de los particulares, el objetivo es diverso, y se circunscribe a esconder dinero que no ha tributado y se pretende que no tribute nunca, ya sea para eludir el pago del impuesto o bien por tratarse de dinero mal habido. El beneficio se logra debido a la seguridad que entregan las normas relativas a secreto bancario y el ocultamiento de información.

La forma en que el particular actúa es por medio de la constitución de sociedades Offshore, que se caracterizan por la facilidad y rapidez para crearlas, como por el bajo nivel de requisitos o antecedentes que se solicitan, lo que permite absoluta confidencialidad en cuanto a la información que de ellas se entrega.

Sea una u otra manera de desviar ingresos o utilidades a los paraísos fiscales resulta extremadamente nocivo para las economías, afectando a los países de origen del capital ya que la riqueza que ha permitido generar finalmente no paga impuesto en su país, y el alto costo que representa la mantención del gasto público se traslada a otras bases fiscales, como el impuesto a la renta del trabajo, la propiedad y el consumo (IVA), aumentando la brecha entre los distintos estratos sociales e impidiendo una función básica y fundamental del Estado consistente en la redistribución de la riqueza.

Comentarios del artículo: Panamá Papers: ¿Qué es un paraíso fiscal? - Publicado: a las 12:00 am

Etiquetas: , , , , » Publicado: 25/03/2016

¿El fin de la globalización? Oportunidades para Chile

La disminución en la cotización del cobre nos abre las puertas a la búsqueda de nuevos usos, lo que sin duda requerirá inversión estratégica, estatal y privada, a fin de desarrollar áreas de I+D que permitan un crecimiento sostenible en el tiempo.

Diversos economistas serios han señalado en días recientes la posibilidad que hoy nos encontremos viviendo un proceso de retroceso de la globalización, como efecto de los recortes en la exportación de bienes y servicios que han informado varias naciones.

La discusión merece algunas precisiones: la primera observación es que el proceso de globalización abarca mucho más que datos estadísticos o estimaciones económicas del crecimiento mundial, regional o local, sino que también importa una interconexión cultural, comunicacional, social y política. De manera que podemos afirmar que estamos simplemente ante un ajuste del comercio internacional.

En lo que dice relación al transporte de mercaderías, debemos tener en mente el crecimiento de la economía mundial, que durante el año 2015 alcanzó el 3%, en relación al período anterior. Es decir, pese a que el 2015 no fue especialmente bueno, la economía global mantuvo su crecimiento. Diversos informes emanados de autoridades y organismos económicos de las más diversas latitudes exponen una reducción del comercio mundial, pero dicha disminución no ha sido provocada por medidas proteccionistas, sino por el contrario, se ha seguido avanzando en la apertura de los mercados y en la eliminación de barreras comerciales.

Tampoco se puede afirmar que las disminuciones de costos operacionales del comercio internacional impliquen una contracción, por el contrario, el petróleo ha alcanzado mínimos que normalmente se deberían manifestar como un impulso al transporte de bienes. Además, la disminución de los precios de los commodities para las economías industrializadas representa un significativo ahorro en sus importaciones y pese a la disminución de exportaciones, les permite tener una balanza comercial con números azules.

El intercambio comercial ha sido reajustado, ya que la disminución de precios de las materias primas nos permite vislumbrar un menor incentivo a las exportaciones. Por un lado, el menor valor de los commodities desincentiva la explotación de estos y, por otro, el país industrializado logra cubrir sus costos y mantener una ganancia con menos exportaciones, ya que sus costos han disminuido.

Al encontrarnos ante un bajo precio de transacción del cobre surgen voces que llaman a disminuir la producción, otros proponen la formación de un bloque de países con características similares a la OPEP, con fuerza suficiente para controlar su precio.

Tomando en cuenta las enseñanzas que nos da la historia, consideramos que no debemos disminuir la producción del cobre, ya que existe la amenaza de que surjan nuevos materiales que supriman el metal rojo, como ya aconteció con el salitre. Aún más, postulamos que la situación del comercio internacional representa una gran oportunidad para Chile, en que gran parte de la economía se relaciona directamente con la extracción y exportación de commodities.

La disminución en la cotización del cobre nos abre las puertas a la búsqueda de nuevos usos, lo que sin duda requerirá inversión estratégica, estatal y privada, a fin de desarrollar áreas de I+D que permitan un crecimiento sostenible en el tiempo. He ahí que debemos celebrar la anunciada creación del Ministerio de Ciencia y Tecnología.

En suma, la historia del pensamiento económico (Marx inclusive) sitúa el comienzo de la “globalización” en los viajes de Marco Polo hacia Oriente y un análisis profundo de lo que acontece con sus diferentes variables y potencialidades parece demostrar que es una época que aún no ha terminado, por más que se anuncie cada cierto tiempo.

Comentarios del artículo: ¿El fin de la globalización? Oportunidades para Chile - Publicado: a las 12:24 am

Etiquetas: , , , , » Publicado: 23/03/2016

Intervención pública para reactivar la economía

Al dar una mirada económica global, las noticias abundan de malos indicadores. Frente a este poco auspicioso escenario es que resulta fundamental la intervención pública para reactivar la economía, pero sin perder de vista la amenaza inflacionaria.

A estas alturas a nadie puede resultar ajena la situación económica global, que se encuentra transitando por aquella delgada línea roja entre la recuperación y la caída definitiva. Es así como en el último tiempo hemos sido testigos del debilitamiento de la situación de las economías emergentes, que en su mayoría dependen de la exportación de commodities y respecto de los cuales se espera que se mantengan sus bajos precios durante un largo período.

Para enfrentar el debilitamiento de las economías extractivistas sudamericanas se hace imprescindible una reducción del gasto público (como el anunciado en nuestro país por el Ministerio de Hacienda), lo que afectará directa o indirectamente en el crecimiento, pero resulta necesario para controlar el nivel de endeudamiento de los gobiernos, más aun considerando que dicho endeudamiento es en dólares, moneda que se ha visto endurecida en los últimos tiempos y que a su vez provoca un encarecimiento de la deuda pública. Además, esta crisis del neodesarrollismo, puede traer aparejadas importantes dificultades inflacionarias que obligarían al aumento de las tasas de interés, que pueden repercutir negativamente en la demanda de bienes y servicios.

Las noticias provenientes de otras potencias económicas abundan también con malos indicadores, como en China donde el exceso de inversión, el incremento de la deuda pública y la disminución de las reservas internacionales, entre otros factores estructurales, amenazan sus posibilidades de crecimiento, o las incertidumbre que provocan en los actores e instituciones de la alicaída Unión Europea ante la eventual salida de Gran Bretaña de dicho bloque o la situación de Japón, que ya suma dos décadas de estancamiento económico, inclusive con recesión en el último trimestre del 2015, principalmente debido a la disminución de la demanda externa de sus productos y una disminución en el consumo interno. Especial mención requiere el panorama económico de los Estados Unidos, ya que se observa en sus últimos datos una marcada desaceleración por una disminución del consumo interno y externo a nivel global, y una creciente tendencia al ahorro que puede retardar el anuncio por parte de la Reserva Federal de un incremento de las tasas de interés, a fin de favorecer la demanda.

Frente a este poco auspicioso escenario es que resulta fundamental la intervención pública para reactivar la economía, pero sin perder de vista la amenaza inflacionaria (se espera una nueva alza de tipos de interés para el segundo semestre de 2016, aplazada por la falta de dinamismo económico), por lo que postulamos que esta intervención debe ser enfocada en la demanda interna, más aún considerando que respecto de la demanda externa resulta difícil vislumbrar una recuperación, al menos en el corto plazo.

Para mejorar los procesos productivos y lograr una economía más competitiva, es necesario enfocar la inversión en tecnología e innovación, sin descuidar las obras públicas, y para provocar el aumento de la demanda interna se requiere un aumento del gasto público, lo que repercute a su vez en déficit fiscal, que a los precios actuales del dólar no parece adecuado, pero resulta necesario para sostener el débil crecimiento.

Comentarios del artículo: Intervención pública para reactivar la economía - Publicado: a las 1:33 am

La Nación

Av. Nueva Providencia 1860, Oficina 183, Providencia
Teléfono: 56 2 - 2632 5014

Director Responsable: Patricia Schüller Gamboa
Representante Legal: Luis Novoa Miranda

© Comunicaciones LANET S.A. 2014
Se prohíbe toda reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio.