" "
Blog de
  • Paola Cabezas

Paola Cabezas

Socia principal de BC Abogados. @paolaandreacz

Etiquetas: , , , , , , » Publicado: 20/04/2016

Aylwin, Gracias Presidente

Hoy no es momento de criticar, que eso lo haga la historia. Dejemos este frenesí crítico en que estamos envueltos para respetar y agradecer. Me gusta como ya la historia lo empieza a llamar, el “hombre de la transición”.

Yo no lo conocí, mi mirada es lejana. El año ‘90 tenía 8 años, y para mí no era sorprendente tener un nuevo Presidente. A esa edad, la política no tenía un cupo en mi sencilla vida.

La primera vez que le puse atención, hubo cosas que me llamaron la atención. Me sorprendí, vi un hombre, un Presidente, pedir perdón, casi al borde de las lágrimas.

En ese momento me pregunté sin obtener respuestas, por qué un hombre pedía perdón por hechos ocurridos en otro Gobierno, y por qué un solo hombre asumía la representación del Estado.

A los años, entendí lo que representa el Presidente de la República en Chile, esta figura paternal, llena de facultades, hoy una figura que muchos dicen debe ser limitada, desconociendo tal vez algo de nuestra historia.

Hoy comprendo que sí, un Presidente puede y debe asumir en sí, cual Rey Sol, la representación del Estado, y pedir perdón por hechos anteriores, porque el Presidente representa al Estado sin límite de tiempo, y entiendo también que pidiera perdón aun cuando algunos no lo quisieran.

Entendí también que ese hombre tenía como fin superior la unión de Chile, cuando decía entre abucheos, “Civiles y militares, Chile es uno solo” que no quería un país dividido. Así, entiendo también su cuestionada frase “Justicia en la medida de lo posible”, un concepto tremendamente fuerte y honesto que invitaba a reflexionar que la justicia a veces no llega en los tiempos que deseamos, y que la estabilidad democrática tan añorada debía cuidarse.

Un funeral de Estado es algo que marca la vida de un ciudadano preocupado por el bienestar de su país, y este funeral representa el respeto que Chile le debe prestar a un hombre que dedicó su vida, sin enriquecerse, a la prosperidad de Chile.

Hoy no es momento de criticar, que eso lo haga la historia. Dejemos este frenesí crítico en que estamos envueltos para respetar y agradecer. Me gusta como ya la historia lo empieza a llamar, el “hombre de la transición”.

La transición es la acción de pasar de un estado a otro, y ¡qué transición más importante en la historia de un país es pasar de una dictadura a la democracia! Y qué importante y simbólico es que esta transición se encarne en el Presidente Aylwin, un hombre que apoya un Golpe de Estado, confiado en que sería lo mejor del país, que se equivoca, y es el mismo, quien 17 años después, toma la dirección del país, en democracia. No puedo pensar en mejor forma que la vida te permita reparar una mala decisión, y eso no creo le pase a cualquier persona.

Mi pequeña despedida para el Presidente Aylwin, es simplemente darle las gracias. Gracias Presidente.

Comentarios del artículo: Aylwin, Gracias Presidente - Publicado: a las 1:26 pm

Etiquetas: , , , , , » Publicado: 06/11/2015

¿Los partidos mandan?: ¡Vergonzoso!

Aún no vemos frutos de las propuestas de la comisión Engel y, por el contrario, en el Congreso se responde con estos blindajes internos descarados como la norma que avala las órdenes de partidos.

El artículo de la nueva ley de partidos políticos que aprueba dar órdenes a sus militantes, y termina con las objeciones de conciencia es simplemente vergonzoso. Es un artículo propio de Estados totalitarios, donde la democracia dejó de funcionar. Es un artículo que aun sin ser ley, mata un poquito a nuestra democracia.

Es vergonzoso de muchas formas. Vergonzoso, porque atenta contra la libertad de cada parlamentario de actuar en conciencia y pensando en el interés general de la gente que representa. Vergonzoso, porque atenta contra la libertad de expresión y de emitir opiniones, opiniones que se materializan en nuestra democracia a través del voto de nuestro representantes. Vergonzoso, porque muestra el miedo que tienen los partidos a perder el control del rumbo del país, que por tanto tiempo han controlado, y va en la línea de frenar la elección de intendentes solo porque crearía muchos partidos regionalistas. Tal cual, no quieren más partidos. En nombre de la democracia (como si la representaran) destruyen instancias de libertad y participación.

Los partidos deben tener líneas argumentativas definidas, criterios valóricos similares, pero eso no puede impedir que cuando alguien discrepe de la mayoría, sea atacado a través de sanciones internas. ¡Qué manera de pretender confundirnos diciendo que aceptar órdenes de partidos significa tener deberes partidistas!

¿Es tan difícil entender que los diputados y senadores se deben a quienes votaron por ellos y no a su partido? El orden institucional no está en juego porque cada representante tenga un libre actuar, estamos hablando de adultos, con convicciones claras, por lo que sus decisiones “díscolas” serán las menos.

Qué fructífera ha sido la discusión del aborto cuando vemos que en la DC una de sus figuras como es Laura Albornoz, señala estar a favor de él. Qué fructíferos han sido díscolos en sus coaliciones, como lo son el ex ministro Andrés Velasco, o el diputado Pedro Pablo Browne, al crear nuevos referentes políticos porque en sus coaliciones ya no había espacio para pensar distinto. No debemos permitir que normas como éstas, maten el debate, la discusión.

Aún no vemos frutos las propuestas de la comisión Engel en relación a más democracia interna, transparencia y reinscripción de militantes. Y, por el contrario, en el Congreso se responde con estos blindajes internos descarados.

¡Lo más raro es que todos parecieran estar en contra, pero la norma sigue en trámite!

Comentarios del artículo: ¿Los partidos mandan?: ¡Vergonzoso! - Publicado: a las 7:00 am

Etiquetas: , , » Publicado: 22/10/2015

¿Que nos perdimos de la elección del fiscal nacional?

Ya enfrentando la tercera elección de fiscal nacional, ¿no será el momento de pensar en la manera de su elección? ¿Quitarle esa atribución al Congreso? Al menos a mí, me sonaría muy bien, que la quina siga siendo creada por la Corte Suprema, asegurando un nivel, pero que de los cinco nombres, sea una elección popular, la que decida quién es el indicado.

La discusión sobre el fiscal nacional, ha estado dedicada en las últimas semanas, exclusivamente a verificar quién asegura garantías… ¿Garantías de qué? Esta discusión es una pérdida de tiempo, ya que la principal misión del Ministerio Público, es la de perseguir delitos, dejar de hacerlo, seria incumplir con su propia ley orgánica.

¿Qué hará el fiscal nacional en los próximos años? No lo sé, lo más probable es que usted tampoco lo sepa. Esta falta de información se da porque la discusión de esos temas se ha dado entre cuatro paredes, específicamente ante el pleno de la Corte Suprema, y ante la comisión del Senado, antes de la votación.

Si usted es de los más desconfiados, dirá que existen “distintas” formas y resultados de cumplir con las labores de persecución, pero déjeme detenerlo un minuto, haciendo las siguientes observaciones; primero, si el fiscal llega a acuerdos, propone salidas, o cualquier escenario que a usted no le guste, o le produzca olor a impunidad, considere que el fiscal no se manda solo, sino que lo hace porque la ley se lo permite; y segundo, aun cuando un fiscal pretendiera violentar la ley, buscando impunidad a través de por ejemplo un dudoso sobreseimiento, siempre habrá una juez o una corte superior, impidiendo y deteniendo ese actuar desapegado de la ley.

Pero vamos al grano, ¿Qué es lo esencial en esta elección? Lo que nos interesa a todos, la persecución efectiva de delitos, ¡La seguridad ciudadana! Yo quiero saber, ¿Qué hará el fiscal nacional en los próximos años? No lo sé, lo más probable es que usted tampoco lo sepa. Esta falta de información se da porque la discusión de esos temas se ha dado entre cuatro paredes, específicamente ante el pleno de la Corte Suprema, y ante la comisión del Senado, antes de la votación.

Si usted no tuvo tiempo para asistir a la Corte Suprema, o a la comisión, tampoco lo sabrá. Hice el ejercicio de buscar en prensa sus objetivos y no encontré nada.
No es posible esta discusión se haga de espalda a la ciudadanía, somos los principales interesados en esto, y debemos considerar que el fiscal nacional tiene facultades importantes, puede fijar criterios de actuación, dictar instrucciones generales, crear unidades especializadas de delitos determinados, dictar reglamentos, y por supuesto asumir investigaciones que por su relevancia, su persona garantice independencia y autonomía.

Es mucho lo que puede ofrecer y proponer el elegido, para ir al ejemplo, estando ad portas (ocurrirá más temprano que tarde) de la legalización de la marihuana, ¿intensificará la persecución de los consumidores? ¿Le interesa el delito de cuello blanco? ¿Quiere formar fiscales? ¿Capacitar en investigación? ¿Tiene un diagnóstico de las leyes que faltan para perseguir efectivamente el delito? ¿Tiene medidas nuevas para el problema en la Araucanía?

Basada en lo anterior, y ya enfrentando la tercera elección de fiscal nacional, ¿no será el momento de pensar en la manera de su elección? ¿Quitarle esa atribución al Congreso? Al menos a mí, me sonaría muy bien, que la quina siga siendo creada por la Corte Suprema, asegurando un nivel, pero que de los cinco nombres, sea una elección popular, la que decida quién es el indicado.

Imagínese, se acaba la discusión de las garantías, acaba el problema de políticos que se abstienen por estar siendo investigados, y se acaban los políticos que siguen reclamando mejores investigaciones sin asignar recursos. La mía es sólo una idea, pero dejo la discusión sobre la mesa.

Comentarios del artículo: ¿Que nos perdimos de la elección del fiscal nacional? - Publicado: a las 12:23 pm

Etiquetas: , , , , , » Publicado: 24/09/2015

Seamos claros: Chile no perderá territorio

En Chile debemos estar tranquilos como país: hoy no se perdió nada en La Haya. La CIJ se declaró competente sólo para determinar si existe la obligación de negociar.

Claramente este jueves 24 de septiembre es un día que pasará a la historia de Chile, y de sus relaciones internacionales. La Corte Internacional de Justicia (CIJ), a través de la lectura de partes del fallo por el juez Ronny Abraham, en especial el párrafo 16º de la sentencia sobre la demanda boliviana concluyó que el objeto del diferendo es determinar:

* Si existe obligación chilena de negociar salida al Océano Pacifico y

* Si existiera dicha obligación, si Chile la ha incumplido.

En ese sentido, la CIJ señala que esta obligación no está zanjada por instrumentos previos al Pacto de Bogotá de 1948, y por tanto la Corte es competente para conocer de la demanda. Bajo ese argumento, rechazó la excepción preliminar chilena por 14 votos contra 2.

Señala la Corte que aquí el Tratado de 1904 no está en discusión, y que Bolivia no lo impugna ni podría pretender impugnarlo. Así lo señala en el párrafo 33 de la sentencia (aun así, la CIJ deberá entender que subrepticiamente Bolivia pretende modificar un tratado, aprobado por países y sus respectivas ciudadanías a través de sus órganos políticos representativos).

Debemos ser claros. La CIJ es competente sólo para determinar si existe la obligación de negociar; y de existir si Chile ha incumplido dicha obligación.

Así debemos estar tranquilos como país, por dos razones: El objeto del juicio, no es ceder territorio, y por tanto, aun declarándose que la obligación existe y que se ha incumplido, la posibilidad de que Chile entregue territorio de manera forzada a Bolivia, son cercanas a cero, porque el tribunal NO podría obligarnos a ceder territorio, como dice el fallo.

Aún más importante, la CIJ señalo que la expresión “Acceso Soberano al mar” no puede ser interpretada como contenido de la obligación de negociar, y por lo tanto el resultado de dicha negociación no será determinado por la Corte.

Así, lo que sea que el Gobierno de Evo Morales celebre, será como comúnmente se dice “humo”.

Hoy no se perdió nada, la CIJ no se ha pronunciado sobre el fondo. Y Chile aún no ha señalado sus argumentos más fuertes. El pacto in contrahendo, en el que Bolivia se basará para alegar que Chile se obligó con ellos, no se ha logrado acreditar por medios reales y fuertes, y creo que La Paz no logrará su objetivo.

Se ha hablado mucho de los que los actos unilaterales no constituyen derecho. Especial atención merece el caso de las Islas Marshall, pero éste es un caso diametralmente distinto, ya que la Isla tiene antecedentes escritos, por tanto se trata de un tema contractual, distinto al chileno, porque Bolivia no ha logrado mostrar antecedentes fuertes en este sentido.

Ahora viene que la CIJ determine los plazos de la presentación de la contramemoria, los alegatos, y decisión final, juicio que no durará menos de dos años, incluso 3 ó 4. Chile, a través de su equipo jurídico, debe comenzar a trabajar en este tema, pero nuestra diplomacia también debe emprender una avanzada comunicacional en el mundo.

Por contrapartida, Evo acaba de modificar la Constitución, para re elegirse otra vez más. Por tanto, su política exterior hacia Chile no finaliza aquí. El próximo paso es conocido, se hizo reserva de él en el primer escrito presentado a la CIJ en relación a que se recurrirá a la Corte Permanente de Arbitraje de La Haya, a denunciar el incumplimiento de las obligaciones suscritas por Chile en el Tratado de Paz de 1904.

Pero insisto: Chile no perderá territorio. La Corte, estoy segura, por ningún motivo, violará los principios del derecho internacional como estabilidad de las fronteras, y la inmutabilidad de los tratados.

Comentarios del artículo: Seamos claros: Chile no perderá territorio - Publicado: a las 11:23 am

Etiquetas: , , , , , , , » Publicado: 07/09/2015

Siria, una foto y la impotencia

Dejemos de ser tan expertos, y preocupémonos del ser humano. Hablemos de Siria, conozcamos el drama de otros ciudadanos del mundo y creemos conciencia.

Los expertos debaten sobre si la foto del niño sirio Aylan Kurdi, muerto a los pies de una playa turca, debía mostrarse o no. Honestamente, la definición de qué hacer con la imagen, se la dejo a los especialistas. Aunque tengo una opinión clara: la imagen debe ser vista, porque es la única forma de despertar a este mundo indolente frente a una tragedia humanitaria de magnitud que no veíamos desde la Segunda Guerra Mundial.

Después de esa teorización, pasamos a otra discusión de expertos: ¿son refugiados o son migrantes? Su situación legal como refugiados es clara, y se diferencia estrictamente de los migrantes, debido al porqué salieron de su lugar de origen: el migrante quiere, y el refugiado debe, por su vida, dejar su país. Y en el caso de Siria, porque su Gobierno los está matando de hambre como estrategia de guerra. Se habla de manera grandilocuente de sus calidades y estatutos jurídicos en virtud a importantes tratados internacionales. Pero lo cierto es que no nos hacemos responsables.

¿Qué hace el mundo frente a ISIS, aparte de sorprenderse? ¿O contra el gobierno sirio? Poco, y lo que necesitamos es acción. ¿Pero qué hacemos como ciudadanos de este pequeño país llamado Chile? Comencemos por tres cosas. Primero, discutamos, conversemos este tema, dialoguemos, y no nos quedemos en la triste foto. Segundo, cuando veamos un extranjero, migrante o refugiado, extendamos una mano. Además en Chile, puedes depositar en la cuenta de Unicef, incluso puedes hacerte socio de ella, para ayudar a los niños del conflicto sirio. La tercera, es exigir a nuestra Presidenta que deje de buscar reunirse con Putin, un gran coadyuvante en el conflicto sirio, y que coopere en recibir refugiados como se le solicitó.

¿Pero qué hacemos como ciudadanos de este pequeño país llamado Chile? No nos quedemos en la triste foto. Cuando veamos un extranjero, migrante o refugiado, extendamos una mano. Y exijamos a nuestra Presidenta que coopere en recibir refugiados como se le solicitó.

Pero detengámonos un segundo, porque éstas son acciones inmediatas. A largo plazo, nuestras acciones deben mirar lo que el refugiado quiere: volver a su patria. Se requiere con urgencia que se entienda la ayuda que el mundo debe prestar, entender que esa gente no quiere irse de su país. Un niño/adolescente sirio Kinan Mawalmeh, decía hace algunos días en Aljazera “por favor ayuden a los sirios”, “ustedes detengan la guerra, y nosotros no vendremos a Europa”.

Esfuerzos hay. Según datos de 2013, en Siria hay casi 5000 funcionarios ONU arriesgando sus vidas en ese país, pero el esfuerzo del planeta entero puede y debe ser mayor.

Si bien una medida inmediata, tratados y obligaciones vigentes o no, sería que países reciban a estos refugiados y les den un hogar (Uruguay y Brasil sacaron la cara por Sudamérica ofreciendo y dando refugio a través de Naciones Unidas en 2014), el mundo debe redoblar sus esfuerzos y terminar con las guerras, porque dar asilo es separar familias, sacarlos de sus lugares comunes, partir su vida en dos. Los sirios quieren su país, como lo fue hace 10 años, un tiempo no tan lejano.

Si el mundo salvó a la banca completa de Estados Unidos en crisis subprime, a la banca española en menos de 5 años y a Grecia debido a sus excesos, ¿cómo no va a poder solucionar el problema sirio?

Dejemos de ser tan expertos, y preocupémonos del ser humano. Hablemos de Siria, conozcamos el drama de otros ciudadanos del mundo y creemos conciencia.

Comentarios del artículo: Siria, una foto y la impotencia - Publicado: a las 9:00 am

Etiquetas: , , , , , , , , » Publicado: 22/07/2015

¿Qué hacemos con la delincuencia?

Abrí el debate en una red social para ver qué propone la gente frente a nuestro actual problema de delincuencia. Acá, el análisis de cada uno de los puntos que surgieron en la conversación. Y de paso, les entrego mi conclusión: no necesitamos fórmulas mágicas, ni violentar derechos. Sólo coordinación y recursos.

Chile claramente enfrenta un problema grave de delincuencia. Antes, vivíamos atemorizados si veíamos cierta estación de TV que gasta la mitad de su noticiario con asaltos. Pero la verdad es que hoy la delincuencia está presente en casi todos los canales.

El delito es más violento, y sobre todo más notorio: los asaltos en restaurantes llenos de gente o a deportistas conocidos, por supuesto aumentan la sensación de inseguridad, y eso debe resolverse.

Hice uso de una red social para ver qué propondría la gente frente a nuestro actual problema de delincuencia. De las respuestas, pude ver el sentimiento común de la gente, y creo que lo puedo resumir en que la gente cree que hay mano blanda, que hay pocas cárceles, que necesitamos más fiscales, que hay que reponer la detención por sospecha y que todo se soluciona a largo plazo con más educación. Me quiero referir a todas ellas, para dar claridad a estos puntos.

¿Mano blanda? NO. En Chile no hay mano blanda, ni mano dura. La “mano” que aplican los jueces es la que les permite la ley. Las conductas asignan rangos de pena, en virtud de los cuales si el delito es de baja entidad, y no hay circunstancias que lo agraven, no hay otra salida que control de detención y que el infractor se vaya a su casa.

En Chile no hay mano blanda, ni mano dura. La “mano” que aplican los jueces es la que les permite la ley. Las conductas asignan rangos de pena, en virtud de los cuales si el delito es de baja entidad, y no hay circunstancias que lo agraven, no hay otra salida que control de detención y que el infractor se vaya a su casa.

La puerta giratoria es un mito: el 93% de las prisiones preventivas solicitadas entre 2006 y 2013 por los fiscales a jueces de garantía, fueron acogidas. Por eso, si pensamos que en Chile hay bajas penas, la solución debe pasar por un nuevo Código Penal. Este fue anunciado por la Presidenta el 21 de mayo, y el ante proyecto redactado por expertos penalistas ya se le entregó.

Lo más importante de este Código debe ser su armonía: para delitos de este siglo, penas en relación a ellos, que protejan los bienes jurídicos que se violentan hoy en día, y que por ejemplo signifique un altísimo costo el entrar a un domicilio a robar.

Cuando hablamos de jóvenes infractores, tiendo a pensar que hay “mano blanda”, que la ley es blanda, pero antes de pensar en eso, debemos reconocer que el menor en Chile debe ser protegido y no enviado directamente a un sistema cerrado o semi cerrado. Es deber del Estado proteger a los menores, y cuando hayamos hecho eso y no haya resultado, hablemos de subir las penas en ese ámbito.

¿Pocas cárceles? Sí, hay pocas cárceles, pero considerando la población penitenciaria, no pensando en que queremos más gente en ellas. Ya todos sabemos qué produce el mandar a un infractor por primera vez a la cárcel.

Por tanto, si necesitamos más cárceles, es para darles dignidad a quienes están en ellas (la cárcel debe privarte de la libertad, no de la dignidad) y no porque queramos encerrar más gente. En EEUU, 1 de cada 100 adultos está en prisión, ¿queremos llegar a eso? Lo que necesitamos también, y me lo recalcaron, es la reinserción, ahí estamos al debe.

Más fiscales. Creo que aquí está la clave. El sistema fue diseñado para que cada fiscal investigara aproximadamente 1000 causas, y hoy ven casi 2000. Con esa sobrecarga de trabajo, es difícil llevar a cabo una investigación exitosa. Piensen cuando una causa de connotación social hace que un fiscal concentre todos sus esfuerzos en ella, y las otras quedan desatendidas. Es normal, nos pasaría a todos en casi cualquier trabajo. Necesitamos más fiscales, que puedan investigar mejor, y con más tiempo, esto es vital.

No quiero dejar pasar que la honestidad del sistema procesal penal no es bien recibida hoy en día. Cuando un fiscal le envía una carta diciendo que su caso se archivará porque no hay antecedentes, está siendo honesto. El sistema antiguo podía tener su causa abierta por años, sin resultados, pero “investigando”. Si hubo un asalto, no había cámaras, no hay testigos, y usted no puede identificar al autor, no queda otra que archivar. Aceptemos esa honestidad del sistema, los fiscales son humanos que investigan y no tienen cómo hacerlo sin reales antecedentes. Ojo con los números: se habla de que el 93% de las denuncias quedan sin solución, pero si la denuncia es un “lanzazo” (robo por sorpresa) en una calle oscura sin cámaras y sin testigos, ¿cómo pretendemos que eso tenga un resultado?

Si se establece un control preventivo de identidad, cuidado, debe ser preciso, o sólo será una detención por sospecha con otro nombre. Seamos honestos: criticamos siempre a la policía porque no es criteriosa, ¿y queremos darles la posibilidad de detener sin razón? Cuidado con eso.

¿Detención por sospecha? Creo que es un error. Le explico por qué. Es típico de un Estado policial detener gente sin causa, sólo por su facha, su ropa, o más simple, por si no se afeitó o no se peinó bien ese día. Por lo demás, los que piden reponerla, lo hacen muy seguros de sí mismos diciendo “yo no tengo temor porque no hago nada indebido”. Pues bien, no necesita hacer nada indebido, sino que sólo necesita que un policía sospeche de usted por la razón que sea, incluso porque sí. El Estado debe actuar con un estándar más alto, y para detener a alguien, debe tener causa. Si se establece un control preventivo de identidad, cuidado, debe ser preciso, o sólo será una detención por sospecha con otro nombre. Seamos honestos: criticamos siempre a la policía porque no es criteriosa, ¿y queremos darles la posibilidad de detener sin razón? Cuidado con eso.

La educación. Sí, aquí está la solución a largo plazo. Educación y empleo de calidad para todos. El problema es que las últimas reformas, lo menos que hacen es incentivar estas dos. De hecho, en la Reforma Laboral, ya nos dijeron claramente que no es para crear empleo, y que la gratuidad será sólo para universidades del Consejo de Rectores donde estudian quienes tienen mejores notas por venir de mejores colegios. Sin educación y empleo, la delincuencia no parará.

Así, está claro: más fiscales, un nuevo Código Penal, con penas armónicas, y más altas en bienes jurídicos que hoy no se están respetando, educación y empleo.

¿Conclusión? No necesitamos fórmulas mágicas, ni violentar derechos. Sólo coordinación y recursos.

Comentarios del artículo: ¿Qué hacemos con la delincuencia? - Publicado: a las 8:00 am

Etiquetas: , , , , » Publicado: 25/05/2015

Los anuncios inadvertidos de Bachelet

Hay un grave error cuando se afirma que Bachelet no hizo ningún anuncio en materia de justicia. El nuevo Código Penal y la Reforma Procesal Civil que mencionó en su Mensaje Presidencial son dos reformas que serán valoradas por la ciudadanía.

Dentro de todos los anuncios en la cuenta de la Presidenta Michelle Bachelet, hay 2 buenas noticias que han pasado desapercibidas, sin considerarse su real importancia práctica en nuestra sociedad, y en la vida del Derecho y de la justicia. Me refiero a los anuncios de un nuevo Código Penal y de la Reforma Procesal Civil.

Hay un grave error cuando se afirma que Bachelet nada dijo respecto de la delincuencia, ya que la noticia misma de un nuevo Código Penal es un anuncio para el combate de ésta de raíz.

Hoy somos regidos por un Código que data del año 1874, y mucha de su realidad sigue basada en aquella época, desatendiendo las necesidades político-criminales del siglo XXI.

La necesidad de una reforma en nuestra legislación penal se hacía sentir de mucho tiempo atrás para poner en armonía el estado presente de nuestra sociedad…”, decía en ese entonces el mensaje del Presidente Errázuriz. Y sus palabras son esclarecedoras de nuestra necesidad actual de contar con un nuevo código.  Al día de hoy, contiene varias modificaciones, pero se trata de cambios inorgánicos, no en cuerpo y alma, lo que ha llevado a dos grandes problemas:

  1. el primero, las penas no están alineadas lógicamente, y el robo de una gallina puede ser más penado que una colusión.
  2. el segundo problema es un derivado de éste: la ciudadanía al no entender las penas, desde un punto de vista lógico, no confía en los jueces creyendo que aplican lo que quieren.

El efecto de un código que se concentre en los delitos del siglo XXI, y con penas en razón al daño a los bienes jurídicos que deben ser protegidos en nuestra época, traerá consigo, que la ciudadanía entienda que la ley es bastante lógica, cuando está bien hecha, y tengo la esperanza que parte de esa sensación de injusticia desaparecerá.

Aquí también hay una muestra de que los trabajos de 2 gobiernos pueden tener frutos, porque la comisión que estudió la reforma del código comenzó en el Gobierno del ex Presidente Sebastian Piñera, y es la Presidenta Bachelet quien decide darle prioridad legislativa para que sea pronta realidad.

La Reforma Procesal Civil debe llegar a la ciudadanía para que ésta sienta nuevamente que tiene acceso a la justicia, y que sus juicios no demoren 4 ó 5 años en resolverse.

No menor es el segundo anuncio en materia legal. La Reforma Procesal Civil revive después de un largo sueño en el Congreso, o -como me señalaron algunos- de estar esperando estudios orgánicos. Esta reforma, traerá el futuro procesal que tanto se necesita en Huérfanos con Amunátegui, y las demás sedes civiles del país.

Es necesario y urgente que nuestros tribunales civiles dejen de ser tramitadores de causas bancarias, de factoring y de casas comerciales (las causas que lideran en ingreso a juzgados civiles según el INE son hipotecarios, confesiones de deuda, cobro de pagarés y de cheques) y den paso a procesos cortos, orales y rápidos para el usuario civil, en juicios de arriendo, indemnizatorios, y tantos otros.

La inmediatez del sistema civil debe llegar a la ciudadanía para que ésta sienta nuevamente que tiene acceso a la justicia, y que sus juicios no demoren 4 ó 5 años en resolverse.

Creo que los dos anuncios son decidores en materia de justicia, y confío en que la ministra Javiera Blanco liderará su concreción dentro de este Gobierno.

Comentarios del artículo: Los anuncios inadvertidos de Bachelet - Publicado: a las 9:33 am

Etiquetas: , , , , , , » Publicado: 06/05/2015

Alegatos en La Haya: La real intención de Bolivia

En su alegato del miércoles, Bolivia perdió tiempo y se desvió del foco. En vez de exponer con claridad su caso, varias veces respondió a las alegaciones de Chile, cosa que técnicamente debe hacer el viernes. Además, cayó en el fondo, más que en la objeción preliminar.

Hagamos un poco de historia, pero muy breve. En 1948 los países de América nos comprometimos a través del Pacto de Bogotá a solucionar nuestros problemas de manera pacífica. Y en virtud a la seguridad jurídica, se estableció el artículo VI, para que  no se trataran materias que estén regidas por acuerdos o tratados en vigencia en la fecha de la celebración del pacto. Como Bolivia siempre ha buscado una salida soberana al Océano Pacífico, aun cuando tiene libre tránsito, no ratificó el Pacto.

Cuando en Bolivia comenzaron a buscar la forma de forzar a Chile a dar una salida soberana, lo primero que se les ocurrió fue ratificar el Pacto en 2011, pero haciendo reserva del artículo VI. En castellano simple, dijeron “lo ratifico, pero sin el artículo VI”, por supuesto para poder revisar el tratado de 1904. Una niñería legal y diplomática, ya que frente a esto, el Estado chileno señaló que si continuaba dicha reserva el pacto no tendría vigencia entre ambos países, y por supuesto el norte boliviano era la CIJ.

Es en ese minuto cuando Bolivia se da cuenta jurídicamente que ante la CIJ no puede pretender modificar unilateralmente el tratado. De hecho, la abogada argentina Mónica Pinto –integrante del equipo chileno- preguntó en su alegato del lunes: “¿Habría ratificado Chile el pacto si no se hubiese excluido la posibilidad de que Bolivia unilateralmente modificara el tratado buscando una salida soberana?”. El agente Felipe Bulnes insistió en que Chile no consintió en que esta Corte tuviera competencia para revisar este tratado.

Continúa la investigación, y algún experto boliviano señala que tímidamente se piensa que “los actos unilaterales” de un Estado, en este caso el Estado chileno, pueden constituir una fuente de derecho internacional, y por ahí obligar a Chile a negociar una salida soberana al mar. Pero olvidan que en este caso los actos unilaterales de Chile han sido respuestas a solicitudes bolivianas, y que además jamás han llegado a constituir compromisos. En rigor, la única nota diplomática sólida que tienen es la de 1950. Bolivia sabe 2 cosas más: el tribunal puede ser competente para ver si obliga a Chile a negociar, pero la CIJ jamás será competente para obligar a un Estado a ceder soberanía. Así, sabe dónde terminará su demanda, y a lo que apunta es la presión mediática y mundial sobre Chile, “el enclaustrador”.

El ex Presidente Carlos Mesa destacó que “por primera vez Chile está explicando ante una Corte porque se niega a dialogar con Bolivia”. ¿Desde cuándo las ganas de no negociar deben ser explicadas en un tribunal?

Por lo antes expuesto es que Chile ante la CIJ expuso la real intención boliviana, que es atacar el Tratado de 1904. La argumentación chilena apunta a relevar además que es falso que esto se trate de “actos unilaterales”. Esa es sólo la excusa jurídica de Bolivia para lograr que su solicitud fuera acogida a tramitación, porque su real intención es el tratado.

Si la CIJ se da cuenta de esto, la objeción preliminar será aceptada sin reparos, y esta demanda terminará donde debe. El discurso de Bolivia en cuanto a no cuestionar el Tratado de 1904, es como una orquesta que sólo desafina con Evo Morales, que cada vez que habla se refiere a este tratado, como ilegítimo, sin coincidir con el discurso público. El abogado del equipo chileno Sam Wordsworth fue categórico en señalar a la CIJ que la petición boliviana de negociar no era su verdadera intención, sino una salida soberana al mar.

La guinda de la torta la puso el ex Presidente Carlos Mesa, al señalar que “por primera vez Chile explicando ante una Corte porque se niega a dialogar con Bolivia”. ¿Desde cuándo las ganas de no negociar deben ser explicadas en un tribunal?

Bolivia en su alegato del miércoles cayó en lo que Chile buscaba y en un error propio. En vez de exponer con claridad su caso, varias veces respondió a las alegaciones de Chile, cosa que técnicamente debe hacer el viernes, y por tanto se desvió de su línea argumentativa. Su error además fue caer en el fondo, más que en la objeción preliminar, cosa que a los jueces probablemente no les parezca correcto. Así, perdió tiempo, y se desvió del foco.

La gran duda la dejó planteada el juez Cristopher Greenwood, al preguntar ¿en qué fecha se fijó un acuerdo que obligue a negociar a Chile? Es imposible interpretar el fin de su interrogante. Podría ser que el juez esté ya interesado en conocer el fondo (Remiro Brotons dijo que competencia y fondo están unidos indisolublemente) y así opte por rechazar la objeción preliminar conociendo el fondo para fallarla en definitiva. O, lo que sería bueno para Chile, que esté pensando en que como no hay documento claro, esto termine aquí, en la objeción preliminar. Aparte de estos dos errores, el problema de Bolivia es determinar cómo negociación y una salida soberana al mar son distintas y separadas del tratado.

Para Chile, hay que ser claros, la objeción debe ser aceptada, ya que el rol de Perú, en esto, si se discute el fondo, no será neutro. Perú puede comparecer como un tercero interesado y su actuación es impredecible.

Por último, lo reitero, incluso con la objeción acogida, esto no se acaba acá. El escrito presentado por Bolivia ante la CIJ el 2014, reserva a Bolivia el derecho de accionar conforme al artículo 12 del tratado de 1904. Es decir, recurrir a la Corte Permanente de Arbitraje de La Haya.

Comentarios del artículo: Alegatos en La Haya: La real intención de Bolivia - Publicado: a las 11:40 am

Etiquetas: , , , , , » Publicado: 29/04/2015

Qué hay detrás del Chile-Bolivia en La Haya

Las recurrentes crisis del clima político en el país vecino se ven “calmadas” con demandas populistas de soberanía hacia el Estado de Chile. La conclusión es simple: aun con un fallo adverso para Bolivia en La Haya, el tema no se acaba.

Bolivia solicitó en 2013 a la Corte Internacional de Justicia, situada en La Haya, que obligue a nuestro país a negociar una salida soberana al mar, y en 2014 presentó su memoria. Frente a esta demanda, Chile, muy bien asesorado entre otros por el estudio jurídico con sede en Francia FreshFields Bruckhaus Deringer, y liderado por el agente Felipe Bulnes, decidió oponer una excepción de incompetencia. Esta excepción suspendió el juicio de fondo, y abrió un juicio dentro de otro juicio, un incidente.

Esta excepción de incompetencia se basa en que la CIJ no tiene jurisdicción sobre el tema a discutir, porque Bolivia pretende impugnar o revisar es el Tratado de 1904, que es anterior al Pacto de Bogotá de 1948 (conocido también como tratado de soluciones pacíficas). No es posible que el reclamo de Bolivia sea discutido en el Palacio de la Paz, porque el pacto prohíbe expresamente revisar situaciones anteriores. La diferencia con el litigio con Perú es que los acuerdos eran posteriores el acto, y por eso no se objetó la competencia.

Los alegatos de ambos estados por las excepciones serán la primera semana de mayo: días lunes y jueves para Chile, martes y viernes para Bolivia. La resolución de dicha excepción podría ser conocida a finales de año. De aceptar la CIJ la excepción de incompetencia, terminaría el litigio; de rechazarla, se pasaría a conocer el fondo del asunto; y una tercera y posible opción, es que la Corte no resuelva la excepción y decida fallarla en definitiva junto con el fondo del asunto. Así nos queda claro que aún queda mucho de este litigio con Bolivia.

Junto a la situación judicial, hay que considerar ciertos elementos esenciales para el análisis completo de nuestra relación con Bolivia:

i.- La demanda boliviana está basada principalmente en que supuestamente el Estado chileno ha estado dispuesto a negociar una salida soberana al mar para ellos, y en ese sentido esas negociaciones constituyen un derecho (llevándonos al absurdo de que sea eventualmente mejor no dialogar con ellos diplomáticamente).

De aceptar la CIJ la excepción de incompetencia, terminaría el litigio; de rechazarla, se pasaría a conocer el fondo del asunto; y una tercera y posible opción, es que la Corte no resuelva la excepción y decida fallarla en definitiva junto con el fondo del asunto. Así nos queda claro que aún queda mucho de este litigio con Bolivia.

ii. Bolivia ha señalado en varias oportunidades, que la salida soberana al mar es un tema de política exterior, de agenda transversal a cualquier gobierno, y no cesarán en su demanda.

iii. Las recurrentes crisis del clima político en el país vecino se ven “calmadas” con demandas populistas de soberanía hacia el Estado de Chile.

iv. Como en todo, hay un elemento monetario siempre presente, por cierto escondido en la simple reclamación de soberanía, basado en que a Bolivia le afecta la privatización de puertos, alzas de aranceles y costos asociados a las huelgas que ocasionalmente ocurren en los puertos chilenos a los que tienen derecho a usar. Sí, Bolivia tiene derecho a usar perpetuamente nuestros puertos, cuenta con libre tránsito y un sinfín de garantías que ningún otro país mediterráneo en el mundo tiene, y todo gracias al tratado de 1904.

La conclusión es simple: aun con un fallo adverso para Bolivia en La Haya, el tema no se acaba. Bolivia no descansará en sus aspiraciones. Es esencial que Chile, sabiendo esto, defina una política de Estado: o bien, no se habla más del tema con Bolivia, poniendo como muralla el “no hay temas pendientes” con una política mundial de información al respecto; o avanzamos en pos de un mundo globalizado, buscando una solución a la mediterraneidad boliviana.

Sin duda, aun con todos nuestros problemas como Estado, hemos avanzado demasiado en comparación a nuestro vecino, y sabemos que jamás seremos un país realmente exitoso, si nuestros vecinos se siguen quedando atrás. Tal vez, y lo creo, hablar de salida soberana al mar para Bolivia, hoy no es posible, pero en el futuro, ¿lo será? Sólo planteo la duda.

Comentarios del artículo: Qué hay detrás del Chile-Bolivia en La Haya - Publicado: a las 9:12 am

Etiquetas: , , , , » Publicado: 05/09/2014

Cortapisas a derechos ciudadanos

Obligar a más de 35 mil ciudadanos comunes y corrientes firmar en una notaría sólo ante el notario en persona es un requisito imposible de cumplir para las candidaturas independientes. No podemos dejar que ciertas maneras de controlar el ejercicio de la ciudadanía pasen desapercibidas frente a nuestras narices.

Al parecer, ciertos sectores tienen la intención de ir trazando el camino para rigidizar la interpretación de la ley sobre Votaciones Populares y Escrutinios.

Con antelación al debate se levantó el “Caso Firmas” reprochando la eventual ausencia  de los notarios requeridos para autorizar firmas de patrocinio a candidaturas independientes. Específicamente, las acusaciones fueron lanzadas en contra del notario Roberto Mosquera y contra Gloria Acharán.

A raíz de esta denuncia, la mayoría de los integrantes del pleno de la Corte de Apelaciones de Santiago estuvo por sancionar a los notarios y el asunto se encuentra actualmente en revisión por la Corte Suprema.

Sin más asidero que rígidos y mal fundamentados instructivos del Servicio Electoral, se reprocha a los notarios a nada menos que a actuar de manera distinta a como lo hacen frente a cualquier otro instrumento privado, cuya firma deban autorizar.

Y eso que la declaración jurada unilateral, como técnicamente se denomina la declaración que hace cada elector, es seguramente el menos formal de los documentos privados.

Cambiar las reglas del juego significaría vulnerar el mandato del artículo 18 de la Constitución que le ordena a la ley electoral garantizar la plena igualdad entre ciudadanos afiliados a un partido político y aquellos que no lo están.

Y precisamente es lo que no sucede cuando se obliga a cualquier ciudadano que quiera patrocinar una candidatura independiente, además de no estar inscrito en algún partido y de estar en condiciones de votar, a acudir a una notaría donde sólo el notario en persona debe atenderlo. Y hay que tener en cuenta que esto deberá suceder más de 35 mil veces por cada candidato presidencial independiente.

Este un requisito imposible de cumplir, y se sabe que los candidatos independientes tratan de obviarlo recogiendo las firmas que necesitan en lugares públicos.

Los notarios suelen no salir a la calle y si lo hacen, con la excepción de la señora Acharán (según ha trascendido en la misma prensa) cobran sus honorarios y derechos por hacerlo.

Entre las múltiples indicaciones a la ley que pretende modificar el sistema binominal, se sabe que existen referencias orientadas a mejorar y aclarar con mayor nitidez el tipo de actuación que puede requerirse al notario en estos casos.

Como sucede pocas veces, el Poder Legislativo y el Poder Judicial están resolviendo simultáneamente un criterio relevante para el futuro democrático chileno.

Ojalá ambos poderes lo hagan superando las últimas barreras en las que se detienen consideraciones distintas a la expresión ciudadana, pura y simple.

Comentarios del artículo: Cortapisas a derechos ciudadanos - Publicado: a las 10:38 am

Etiquetas: , , , , , » Publicado: 23/07/2014

Reforma Tributaria y un tirón de orejas para la Cámara

El protocolo de acuerdo en la comisión de Hacienda del Senado fue calificado de histórico y le da al proyecto cierta legitimidad de la que habría carecido en su origen.

A sólo semanas de haber asumido el actual Gobierno, la Presidenta Michelle Bachelet despachó el 1 de abril al Congreso Nacional su proyecto de Reforma Tributaria, dando así cumplimiento a una de sus grandes promesas de campaña.

Chile está madurando y poco a poco se ha logrado traspasar a la ciudadanía la necesidad de recaudar mayor cantidad de impuestos a fin de mejorar las prestaciones que el Estado brinda a su población. En ese contexto, no hubo mayor resistencia a la idea de plantear una Reforma Tributaria que tuviera esta finalidad.

Lamentablemente y a pocos días de ingresar la iniciativa al Parlamento, comenzaron a encenderse una serie de luces rojas alertando una gran cantidad de falencias en el proyecto, que en lugar de ir en beneficio de la población la perjudicaba fuertemente, sobre todo a la clase media y a las pymes.

La preocupación se profundizó cuando el proyecto pasó su primer trámite constitucional en la Cámara de Diputados sin revisarse con la seriedad y rigurosidad que tamaña reforma requiere.

Alguien definió corta y certeramente a la democracia como el Gobierno de la mayoría con respeto  la minoría. Así, en concordancia con esta definición, con altura de miras y luego de un fuerte trabajo de todos los sectores políticos, se logró arribar a un protocolo de acuerdo donde se logró dejar las ideologías de lado.

La oposición, por su parte, que como sabemos no cuenta con los votos necesarios para frenar los proyectos de la Nueva Mayoría, acusó que el oficialismo pasó la “aplanadora”, puesto que no se consideró ninguna de las indicaciones planteadas.

Afortunadamente las redes sociales, blogs, medios de comunicación y movimientos contrarios a la reforma expusieron públicamente las debilidades del proyecto y sembraron la preocupación. Esto derivó en que la Comisión de Hacienda del Senado asumiera la necesidad de oír a todos los sectores políticos, diversas entidades, expertos y asociaciones de relevancia en este país, quienes más allá de sus colores políticos, de forma responsable y seria mirando el bienestar de Chile, plantearon tanto sus objeciones como sus propuestas, puesto que -como ya dije- nunca estuvo en discusión la necesidad de una reforma.

Alguien definió corta y certeramente a la democracia como el Gobierno de la mayoría con respeto  la minoría. Así, en concordancia con esta definición, con altura de miras y luego de un fuerte trabajo de todos los sectores políticos, se logró arribar a un protocolo de acuerdo calificado de histórico dada la situación política actual, puesto que logrando dejar las ideologías de lado se tuvo la seriedad para impulsar una reforma, dándole así la legitimidad de la que habría carecido en su origen.

Comentario aparte, y que no puedo dejar de manifestar, es la poca seriedad y falta de visión de país que tuvo la Cámara de Diputados al despachar casi sin reparo alguno una reforma que verá la luz en forma muy distinta a como ella la aprobó. Tirón de orejas para ellos.

Comentarios del artículo: Reforma Tributaria y un tirón de orejas para la Cámara - Publicado: a las 8:07 am

Etiquetas: , , , , » Publicado: 11/07/2014

El Sernac y sus nuevas competencias

Debemos ser cautelosos con los cambios propuestos al Servicio Nacional del Consumidor, porque se habla de endurecer las multas, pero éstas nunca serán lo suficientemente altas como para asustar al gran retail. Además, es nefasto que las causas se trasladen a los juzgados civiles, porque son más lentos, burocráticos y menos cercanos que los Juzgados de Policía Local (JPL).

Actualmente el Sernac  es un espectador de las violaciones a los derechos de los consumidores, ya que no cuenta con herramientas para sancionar. En caso de ciertas infracciones, acciona judicialmente pasando a ser parte, pero siempre y cuando pueda convencer a un juez de la infracción.

Con el actual proyecto de ley presentado por el Gobierno esto debería cambiar. Se dotaría al organismo de facultades que le permitan cursar multas a los infractores, por lo que claramente son buenas noticias, pero debemos ser cautelosos.

Los fiscalizadores también deberán ser muy bien capacitados, porque queremos fiscalizadores que sean ecuánimes, prudentes y no fiscalizadores que usen las nuevas facultades de Sernac como sheriffs del oeste americano.

Una multa nunca va a ser lo suficientemente alta como para reprender a alguna de las tres  multitiendas más grandes del país, excepto casos excepcionales. De hecho, las multas están consideradas en los presupuestos de estas entidades.

Al existir multas, y al ser éstas altas, deberemos capacitar en forma completa al pequeño y mediano comercio y a los fiscalizadores. Al pequeño y mediano comercio hay que educarlo profundamente por la ignorancia jurídica que existe en Chile respecto de derechos y sobre todo de obligaciones, ya que muchas veces estos comerciantes ni siquiera saben cuándo vulneran derechos del consumidor. ¿Los multamos a todos, o les enseñamos la ley? Con una buena difusión en cuanto a sus obligaciones,  el comercio estará en sintonía con el respeto a los derechos del consumidor.

Por otra parte, los fiscalizadores también deberán ser muy bien capacitados, porque queremos fiscalizadores que sean ecuánimes, prudentes y no fiscalizadores que usen las nuevas facultades de Sernac como sheriffs del oeste americano. Esas multas altas de las que se habla en los medios de comunicación no son efectivamente altas, son altísimas y pueden generar insolvencia en un negocio pequeño, o son bajísimas para el retail. A la ley en Chile le cuesta llegar al punto de equilibrio sobre todo en materia de multas.

El actual proyecto plantea inyectar más recursos a los fondos concursables de organizaciones de consumidores, a objeto de difundir los derechos de los consumidores, pero no soy partidaria de esa idea. El Sernac tiene como misión la difusión de estos derechos y no creo que deba ser una función delegable, ya que el organismo debe promover la difusión de derechos directamente y debe contratar gente que amplíe la difusión, sacándola de la típica difusión por la web y a través de revistas. Acá se debe llegar a colegios, difundir fallos, poner personal a disposición de los consumidores para consultas (como lo ha hecho la Corporación de Asistencia Judicial), entre otros. Necesitamos creatividad en la difusión, no entregarle la responsabilidad a otros.

También se pretende, por ejemplo, ampliar la prescripción, pero nada se logrará si el consumidor no lo sabe, y menos sabe qué es la prescripción.

El actual proyecto plantea inyectar más recursos a los fondos concursables de organizaciones de consumidores, a objeto de difundir los derechos de los consumidores, pero no soy partidaria de esa idea. El Sernac tiene como misión la difusión de estos derechos y no creo que deba ser una función delegable

Respecto a la recepción de las causas, es nefasto el hecho de que éstas sean tramitadas en los juzgados civiles en vez de en los Juzgados de Policía Local (JPL). Con este cambio, se terminará con la cercanía. Si me incumplen en determinada comuna, voy al JPL de esa comuna, al juez que conoce los problemas de esa comuna.

Además, sabemos que los juzgados civiles son lentos, burocráticos y se supone están colapsados de causas, carecen de toda capacidad de ser empáticos con el usuario. En los JPL he visto que los funcionarios están acostumbrados a tratar con la gente común, con el que no sabe de derecho y saben orientarlos, tratarlos (con más o menos ganas, pero lo hacen), pero el funcionario del juzgado civil carece de ese trato porque está acostumbrado a tramitar con abogados, y así, la persona común será “devorada” en los civiles cuando vaya a hacer algún trámite.

Esta sería una mala decisión porque en términos de tiempo, un juicio en un JPL dura al menos la mitad que en uno civil. Así, las causas se alargarán en demasía. Las notificaciones en JPL son hechas en forma bastante rápidas por los funcionarios y en el sistema civil, los bancos, universidades y otros tienen “tomados” a los receptores, por lo que los plazos de notificación se alargan. Una resolución en un JPL en promedio demora 2 a 3 días, mientras que en el sistema civil puede tomar hasta 7.

Escuché decir por ahí que los JPL no son especialistas, y quién lo es, si son ellos los que han tramitado estas causas por años. En vez de cambiar la competencia podría surgir la idea de mejorar los JPL, que son vistos como el niño feo del sistema judicial, pero que en realidad se encargan de muchas causas importantes.

 

Comentarios del artículo: El Sernac y sus nuevas competencias - Publicado: a las 9:00 am

Etiquetas: , , , , » Publicado: 23/05/2014

Demanda marítima boliviana: ¿Es competente la CIJ?

La incompetencia es la línea argumentativa que Chile debe seguir en primera instancia en La Haya. Los tratados de 1904 ya resolvieron lo que Bolivia pretende discutir y si hipotéticamente existieran los “derechos expectaticios” que esgrime La Paz, no pasarían de ser obligaciones naturales.

A medida que avanzaban los meses y más se estudiaba la demanda peruana ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya, más temores se tenían. A medida que sabíamos de sus lazos con Ecuador y otros factores, se entendió, y poco a poco se hizo público, que algo se iba a perder. Y así fue.

Si los juicios algo nos enseñan es que no hay razón para no explorar distintas alternativas jurídicas, por lo que la propuesta de alegar la incompetencia del tribunal de La Haya es una idea y no existe fundamento racional para descartarla. Expertos y ex Presidentes lo han señalado también.

Fundamento jurídico también existe al menos para alegarlo, independiente de que es lo que resuelva la CIJ en definitiva. Los tratados de 1904 ya resolvieron lo que Bolivia pretende discutir y “pasar a llevar” el Pacto de Bogotá causaría una incertidumbre jurídica insospechada. Esta excepción, como es conocida en derecho, se puede presentar hasta el 15 de julio de 2014.

Si los juicios algo nos enseñan es que no hay razón para no explorar distintas alternativas jurídicas, por lo que la propuesta de alegar la incompetencia del tribunal de La Haya es una idea y no existe fundamento racional para descartarla.

Lo que pretende Bolivia es que la CIJ obligue a Chile a negociar una salida soberana al mar basando sus postulados, como se dijo en un primer momento, en derechos “expectaticios”. Es decir, esperan una negociación sobre una salida al mar basadas en expectativas creadas por Chile.

Dudo que esta clasificación jurídica de obligación exista, y si hipotéticamente estos derechos existieran, no pasarían de ser obligaciones naturales (si me permiten la analogía) como son conocidas en derecho civil, es decir, obligaciones que no tienen cómo ser forzadas.

Importante, eso sí, es saber que ya existen fallos de la CIJ que obligan a las partes a negociar, y por eso creo que la incompetencia es la línea argumentativa que Chile debe seguir en primera instancia.

Comentarios del artículo: Demanda marítima boliviana: ¿Es competente la CIJ? - Publicado: a las 8:30 am

Etiquetas: , , , , , » Publicado: 28/04/2014

Despidos injustificados, uno de los juicios laborales más comunes

El juicio sobre despido injustificado o indebido es uno de los tres más comunes del derecho laboral. Como trabajador, conozca cómo empoderarse para exigir sus derechos. Y como empleador, sepa cómo evitar errores que lo exponen a pagar altas multas.

Tanto doctrina como jurisprudencia están meridianamente de acuerdo en que el término  de la relación laboral es un hecho excepcional, normado estrictamente, protegiendo así la estabilidad del empleo. Este hecho excepcional tiene causales y están específicamente señaladas en el Código del Trabajo, en sus artículos 159, 160 y 161.

Estas causales, como necesidades de la empresa, término de obra, falta de probidad del trabajador (honradez, honestidad, integridad y rectitud de comportamiento), abandono del trabajo, etc., tienen mayor o menor dificultad de prueba. Por ejemplo, la llegada de un plazo es un hecho innegable si está por escrito; al contrario, la necesidad de una empresa, es casi siempre un hecho que se discutirá y se deberá probar.

Un consejo para el empleador: no dejar a cualquier persona dentro de su empresa a cargo de los despidos. Debe tratarse de un profesional idóneo y calificado que siga rigurosamente la normativa legal vigente, pues los errores en esta materia les pueden costar bastante caros.

Cada vez que el empleador aplique una causal, ésta debe estar debidamente explicada en la carta de despido, detallando la causal de derecho, como la de hecho. Esto servirá para que el trabajador entienda claramente la razón de su despido, y así pueda convencerse o no de esta realidad, llegando a un juicio de despido injustificado. El trabajador está en todo su derecho de dudar de que la empresa tenga las necesidades que aduce tener, dudar que la obra haya terminado, o no estar de acuerdo con que sus conductas no hayan sido probas.

Si el empleador no prueba la veracidad de la causal, el tribunal podría condenarlo a pagar las sumas de dinero que le adeude por concepto de indemnización por años de servicio, incluso aumentadas entre un 30% a un 100% según la causal.

Esto sería lo primero que busca un trabajador en este tipo de juicio. Lo segundo es conseguir que un tribunal aclare que la causal aplicada no es válida, y que por tanto, según el caso, no está probada su falta de probidad o que no incumplió las obligaciones de su contrato.

En tal sentido, el Código del Trabajo hace referencia a formalidades que deben ser cumplidas a cabalidad para el despido, como la obligación de justificar bien la carta de despido y el envío de ésta al trabajador, como también la notificación a la Inspección del Trabajo dentro de plazos que alguien dentro de la empresa debe conocer a cabalidad para evitar errores.

Cualquier incumplimiento de estas obligaciones origina, además de los recargos ya señalados, multas ante la Inspección del Trabajo. Por eso, como empleador, debe conocer la ley para proteger a sus trabajadores y para evitar condenas por acciones que muchas veces se cometen por ignorancia.

Para terminar, un consejo para el empleador: no dejar a cualquier persona dentro de su empresa a cargo de los despidos. Debe tratarse de un profesional idóneo y calificado que siga rigurosamente la normativa legal vigente, pues los errores en esta materia les pueden costar bastante caros.

Trabajador, ya sabe lo que podría pedir en un juicio. Exíjalo.

Comentarios del artículo: Despidos injustificados, uno de los juicios laborales más comunes - Publicado: a las 8:11 am

Etiquetas: , , , , » Publicado: 17/04/2014

¿Qué es la nulidad del despido?

La “Ley Bustos” se aplica al empleador que se gastó el dinero de las cotizaciones previsionales de un trabajador, porque no tuvo, o incluso por un error. Pero el infractor que incurre en estas prácticas puede incluso ser requerido por la justicia penal y ser formalizado por apropiación indebida.

La nulidad del despido es una sanción pecuniaria que puede llegar a ser bastante gravosa para un empleador  que retuvo dineros de las cotizaciones previsionales de un trabajador, y no los pagó en las instituciones respectivas.

Nuestro Código Laboral la contempla en el inciso quinto de su artículo 162 al disponer: “Para proceder al despido de un trabajador por alguna de las causales a que se refieren los

incisos precedentes o el artículo anterior, el empleador le deberá informar por escrito el estado de pago de las cotizaciones previsionales devengadas hasta el último día del mes anterior al del despido, adjuntando los comprobantes que lo justifiquen. Si el empleador no hubiere efectuado el integro de dichas cotizaciones previsionales al momento del despido, éste no producirá el efecto de poner término al contrato de trabajo”.

En lenguaje corriente, se conoce como la “Ley Bustos”, debido a uno de los diputados patrocinadores de la norma. Esta sanción se puede producir porque el empleador se gastó el dinero, porque no tuvo, o incluso por un error. Al encargado se le “olvidó” declarar las cotizaciones de un trabajador. Por tanto, es importantísimo revisar mes a mes. Además, es una sanción independiente a las multas e intereses que cobran las respectivas instituciones por no declarar, declarar fuera de plazo o pagar fuera de plazo las cotizaciones.

Cada vez que hay un despido, el empleador está obligado a tener las cotizaciones previsionales del trabajador al día. A lo menos deben estar pagadas hasta el último día del mes anterior al del despido. Por ejemplo, si te despiden el 5 de octubre, deben estar pagadas hasta el día 30 de septiembre, los días trabajados en octubre deberán ser enterados también, pero esto puede ser posterior al despido. Cuando el trabajador comprueba el no pago de sus cotizaciones como la ley exige, dentro del plazo establecido por la ley, que nunca es más allá de 6 meses, puede, en un tribunal, demandar la nulidad del despido.

Consecuencias  

1.- El despido sólo se convalidará cuando empleador pague las cotizaciones del trabajador en forma completa y notifique por carta certificada al trabajador de dicho pago, con sus respectivos comprobantes. Así lo dispone el inciso sexto del artículo ya citado: Con todo, el empleador podrá convalidar el despido mediante el pago de las imposiciones morosas del trabajador, lo que comunicará a éste mediante carta certificada acompañada de la documentación emitida por las instituciones previsionales correspondientes, en que conste la recepción de dicho pago”.

2.- Todo el período de tiempo que se demoró en pagar, se considerará trabajado, por lo que el empleador además deberá pagar los sueldos de ese período.

Así, no obstante haber validado el despido pagando las cotizaciones adeudadas el empleador es sancionado con la nulidad, lo dispone el séptimo inciso del mismo artículo: “Sin perjuicio de lo anterior, el empleador deberá pagar al trabajador las remuneraciones y demás prestaciones consignadas en el contrato de trabajo durante el período comprendido entre la fecha del despido y la fecha de envío o entrega de la referida comunicación al trabajador”.

Esta sanción se impone porque los dineros no enterados en las instituciones previsionales respectivas no pertenecen al empleador, sino que son dineros del trabajador que el empleador retuvo, en su carácter de intermediario, para pagarlo en dichas instituciones (Mutual, Fonasa, Isapre, AFC, AFP). Además, el dejar lagunas en las imposiciones de un trabajador, es un gran perjuicio, por eso son tan protegidas. La protección es tal que un empleador que incurre en estas prácticas, puede incluso ser requerido por la justicia penal y ser formalizado por apropiación indebida.

Esta información busca que los trabajadores hagan exigibles sus derechos, y los empleadores revisen sus procedimientos y eviten errores en sus despidos.

Comentarios del artículo: ¿Qué es la nulidad del despido? - Publicado: a las 8:19 am

La Nación

Av. Nueva Providencia 1860, Oficina 183, Providencia
Teléfono: 56 2 - 2632 5014

Director Responsable: Patricia Schüller Gamboa
Representante Legal: Luis Novoa Miranda

© Comunicaciones LANET S.A. 2014
Se prohíbe toda reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio.