" "
Blog de
  • Padre Nicolás Vial

Padre Nicolás Vial

Presidente de la Fundación Paternitas

Etiquetas: , , , , , » Publicado: 02/07/2014

¿La pobreza como negocio?

Es necesario transparentar y conocer los índices de reinserción de todas las instituciones que obtienen dineros del Estado para sus proyectos sociales.

El Estado de Chile invierte dineros, generosamente, en las distintas instituciones que trabajan en sectores de gran vulnerabilidad y pobreza, en la esperanza de ir construyendo un país, en donde las brechas entre ricos y pobres sean cada vez menores y  seamos  una nación más inclusiva.

En este sentido las fundaciones respectivas presentan proyectos con metas y objetivos claros y definidos, para obtener un financiamiento que permita a estas organizaciones desarrollar programas exitosos, en las áreas sociales, familiares y personales.

Consecuente con lo anterior, la Subsecretaría del Trabajo, perteneciente al Ministerio del Trabajo,  nos entregó resultados de un análisis que da cuenta que Fundación Paternitas obtiene un 71% de logros, respecto a la tasa de inserción laboral de sus beneficiarios. Cifra desde luego  positiva y muy por encima de los estándares de otros organismos que desempeñan labores similares a la nuestra.

En promedio un delincuente avezado realiza entre dos y tres asaltos al día. Si consideramos que la Fundación  Paternitas,  el año recién pasado, tuvo 257 intervenciones multiplique usted cuántos delitos se  evitaron.

En este aspecto creo que se precisa conocer los índices de reinserción de todas las instituciones que obtienen dineros del Estado, en otras palabras transparentar los porcentajes de las metas propuestas de quienes presentan programas y proyectos para manejar estas platas, que por de pronto nos pertenecen a todos los chilenos.

Cae de su peso y corresponde a  justicia que la inversión de estos ingresos debe ser  entregada a quienes realmente cumplen las metas  planteadas en sus objetivos iniciales. No hacerlo así es malversación de  los recursos fiscales, máxime cuando muchas de estas organizaciones pueden ver en la mantención de la pobreza un negocio.

Cabe recordar que en promedio un delincuente avezado realiza entre dos y tres asaltos al día. Si consideramos que la Fundación  Paternitas,  el año recién pasado, tuvo 257 intervenciones multiplique usted cuántos delitos se  evitaron.

Comentarios del artículo: ¿La pobreza como negocio? - Publicado: a las 8:22 am

Etiquetas: , , » Publicado: 21/01/2013

Silencio que indigna…

Santa Pamela era una pequeña minera, en donde a sus dueños los movió, desde un tiempo a esta parte, el deseo por lo social, la recuperación de quienes habían delinquido, capacitar al ignorante y ofrecer una remuneración digna y justa a los que nadie valora ni tiende la mano.

Con tristeza he leído la noticia que el pirquen Santa Pamela, en Antofagasta, debe cerrar su faenas, por falta de recursos económicos. Pero éste no es un yacimiento cualquiera, el plus que lo identifica es que transformaba en mineros a personas que habían delinquido, con diversas capacitaciones.

Los costos de operación, los sueldos de los trabajadores, por cierto mejores que muchos otros en la zona, más todos los gastos que obligan a tener en actividad una empresa, hicieron colapsar a la familia Rodríguez Ramos, dueños de dicho pirquén. Hoy, esas familias quedan sin su fuente laboral y lo que es más grave aún, se cierra para siempre la luz de esperanza que animaba y fortalecía a quienes buscaban de corazón, una nueva oportunidad para sus vidas.

En promedio un delincuente perpetra –y hablando de manera conservadora- entre 1 y 3 delitos por día. Cuando la Fundación o la pequeña minera mencionada, recibe, capacita e inserta laboralmente a estos ciudadanos se produce el frenazo delictual, que fortalece la seguridad social, ahorra al Estado cuantioso dinero y los más importante pone de pie a una persona y su grupo familiar, acogiéndolos para siempre.

Este pequeño pique no hacía el ruido de las grandes mineras, los malls gigantes, o de aquellas empresas que anuncian con cierto orgullo y vanidad los millones de dólares necesarios para la inversión inicial y mantenerla en actividad. No; Santa Pamela era una pequeña minera, en donde a sus dueños los movió, desde un tiempo a esta parte, el deseo por lo social, la recuperación de quienes habían delinquido, capacitar al ignorante y ofrecer una remuneración digna y justa a los que nadie valora ni tiende la mano.

Ciertamente que una estructura laboral basada en la convivencia fraterna, la comunión entre las personas, el diálogo compartido y respetuoso, la armonía y otros valores que distinguen a los empresarios ejemplares, hace que muchas veces los negocios proyectados no logren los resultados esperados. Quizás un empujón por parte de alguna institución bancaria, del propio Estado o algún empresario de espaldas más anchas, habría revertido la situación de dicha empresa.

Es altamente probable que recursos frescos y algo de tiempo, hubieran permitido nuevos análisis y gestiones, encontrando otras vías que indiquen la dirección y así evitar el cierre de esa sencilla empresa tan necesaria y urgente para el segmento antes indicado.

Me siento muy cercano al dolor que no cabe duda experimentan en este momento esa familia minera. La Fundación Paternitas ha desplegado, en un sentido desde luego diferente al pirquén Santa Pamela, una labor de recuperación personal, familiar y social de quienes han delinquido. Sin embargo; y a pesar de las múltiples voces que felicitan nuestra tarea, por la excelencia y resultados debidamente probados, hemos tenido que cerrar programas por falta de recursos, debiendo quedar a la deriva un número importante de personas y sus familias.

En promedio un delincuente perpetra –y hablando de manera conservadora- entre 1 y 3 delitos por día. Cuando la Fundación o la pequeña minera mencionada, recibe, capacita e inserta laboralmente a estos ciudadanos se produce el frenazo delictual, que fortalece la seguridad social, ahorra al Estado cuantioso dinero y los más importante pone de pie a una persona y su grupo familiar, acogiéndolos para siempre. El año pasado nuestra institución trabajó con algo más de 1.000 usuarios, gracias a ellos usted que lee esta columna tal vez no haya sido asaltado. Lo más insólito de todo esto, es el silencio que indigna, una especie de indiferencia ante la frustración y sufrimiento del otro, lo que revela un egoísmo y una profunda enfermedad que mata el alma, el amor y la esperanza.

 

Comentarios del artículo: Silencio que indigna… - Publicado: a las 3:10 pm

Etiquetas: , » Publicado: 26/12/2012

En vez del mall…

Nunca debemos olvidar que una persona rehabilitada está siempre en riesgo de volver a sus adicciones, si circunstancias externas se presentan adversas, como fue su caso, y en particular si no hay un extremado cuidado, tanto personal, como de quienes lo acompañan.

Un joven de iniciales S.A. llegó solicitando ayuda a uno de nuestros programas, ya que estaba sufriendo una situación de depresión y consumo abusivo de drogas.

Estuvo con nosotros por casi un año y una vez cumplido su proceso se reintegró a los suyos. La madre agradeció, en varias oportunidades, el haber recuperado a su hijo en situación tan favorable y completamente distinta, respecto a los críticos momentos que había vivido en el pasado.

El patrón de consumo lo inicia a los 14 años, con marihuana y alcohol, a los 16, pasta base y a los 19 cocaína.También ingirió anfetaminas entre los 20 y 24 años, el consumo lo practicaba normalmente en grupo y en fiestas, comienza como exploración a nuevas sensaciones, pero con el tiempo la dependencia a estas sustancias lo sobrepasan.

La noche tan avanzada de su alma lo llevó a tomar la más trágica de las decisiones, en cosa de segundos se ahorcó, terminando así con su vida.

El alta terapéutica fue exitosa, tomó acuerdos de responsabilidad y compromiso frente a su nuevo proyecto existencial.

Nunca debemos olvidar que una persona rehabilitada está siempre en riesgo de volver a sus adicciones, si circunstancias externas se presentan adversas, como fue su caso, y en particular si no hay un extremado cuidado, tanto personal, como de quienes lo acompañan.

Tal es el caso de S.A., que al verse acorralado por coyunturas inesperadas, la descompensación emocional, afectiva y psicológica lo condujeron, esta vez, a experiencias de oscuridad y abismos sin retorno. Al parecer, la familia lamentablemente no tuvo la capacidad para contener y motivar los sueños y anhelos que lo hacían vibrar y sonreir, aún en momentos de mucho dolor y desconcierto.

Ante esta circunstancia la madre solicitó nuevamente el apoyo nuestro, que rápidamente se lo brindamos, acogiéndolo en nuestra Comunidad Terapéutica. Sin embargo, la noche tan avanzada de su alma lo llevó a tomar la más trágica de las decisiones, en cosa de segundos se ahorcó, terminando así con su vida.

Como colofón de esta triste historia, debemos reconocer que a pesar de todos los esfuerzos desplegados a la familia, durante el proceso de recuperación de su hijo, de manera que ellos tuvieran las herramientas requeridas para ayudarlo, finalmente no se pudo.

Inferimos, entonces que este joven encontró en esa comunidad la luz, comprensión, amor y amistad y ante su desespero y sufrimiento retornó para quedarse para siempre entre, quizás , los únicos y verdaderamente amigos que tuvo en toda su vida.

Ahora que estamos en tiempo navideño invitamos a los papás, mamás, hermanos, hijos y familias, a detener un momento el correteo por los malls, comercio y lugares de compras, para conversar, escuchar y mirar a los ojos a los que amamos y decirles “cuenta conmigo”… esto es Navidad.

 

Comentarios del artículo: En vez del mall… - Publicado: a las 3:35 pm

Etiquetas: , , » Publicado: 10/12/2012

En el recuerdo… y nunca más

Nuevas, mejores, efectivas y prontas decisiones deben ser asumidas a la brevedad, pues el tranco lento que ha caracterizado las voluntades a favor de este segmento, podría hacernos testigo, otra vez, de mayores infortunios con .consecuencia impensadas

Estamos cumpliendo dos años de la trágica muerte y del dolor infinito de los familiares de las 81 víctimas que murieron calcinadas y asfixiadas por el incendio de la cárcel de San Miguel. Todos esperamos que se hayan tomado las medidas sabias y pertinentes para que no tengamos que vivir otra situación de consecuencias tan horrorosas.

El 8 de diciembre, día de la Inmaculada Concepción, quedó en el recuerdo de todos los chilenos y quizás de países vecinos esta noticia, que aún conmueve e impacta. Esperamos, sin embargo, que no sigan ocurriendo estos hechos, ni por dejación, ni por negligencia, máxime cuando ostentamos una sucesión de situaciones semejantes y que pareciera en ocasiones ya se han olvidado.

En la actualidad se habla de procesar a los funcionarios de Gendarmería, sea por su responsabilidad directa o indirecta. En justicia nos parece que así tiene que ser, cada quien tiene que asumir de acuerdo a sus obligaciones. Con todo, creemos que el mayor peso recae en la máxima autoridad gubernamental, que permite y muchas veces silencia cuestiones que atentan directamente contra los derechos de los privados de libertad.

Preocupación aparte, especial, directa y fundamental debiéramos tener para con los centros juveniles de privación de libertad, ya que en ellos vemos germinando de manera lenta, pero a paso firme, una explosión social sin igual.

Téngase en cuenta, por ejemplo, el hacinamiento, la infraestructura, en algunos recintos carcelarios, colapsada, la falta de atención adecuada, insuficiente capacitación, la violencia cotidiana, la ausencia de atención médica y falta de medicamentos y la nula atención neuropsiquiátrica, entre otras carencias.

Todo lo anterior es una bomba de tiempo que muchas veces no es responsabilidad directa del funcionario de trato cotidiano, que debe cumplir horarios extenuantes y agobiantes.

En todo caso, alabamos las propuestas gubernamentales que tienden a favorecer las medidas alternativas a la privación de libertad –aunque todavía conservadoras- pensamos van por buen camino.

Nuevas, mejores, efectivas y prontas decisiones deben ser asumidas a la brevedad, pues el tranco lento que ha caracterizado las voluntades a favor de este segmento, podría hacernos testigo, otra vez, de mayores infortunios con consecuencia impensadas.

Preocupación aparte, especial, directa y fundamental debiéramos tener para con los centros juveniles de privación de libertad, ya que en ellos vemos germinando de manera lenta, pero a paso firme, una explosión social sin igual.

 

Comentarios del artículo: En el recuerdo… y nunca más - Publicado: a las 12:35 pm

Etiquetas: , , , » Publicado: 19/11/2012

La confianza es creadora

Muchos beneficiarios de la Fundación Paternitas que han sido capacitados por nosotros y ubicados en distintos puestos de trabajo, destacan y agradecen la confianza y el trato digno que se les ha brindado. Es más, muchos llegan a decir, que ha sido la primera vez que han sido tratados como seres humanos, con cariño y respeto.

¿Por qué hoy nuestro país está viviendo un clima de desconfianzas?, ¿cuáles son los factores sociales que gatillan este fenómeno?

Tal vez la pobreza, la desigualdad social, la injusticia, el abuso de poder, la discriminación, el desencanto de los tiempos que vivimos llevan hoy día a los chilenos a una falta de esperanza y a una rutina en las personas, que conduce a un descontento generalizado.

La modernización en un país es muy importante, pero tiene que ir de la mano con la preocupación social del Estado, pues éste tiene que trabajar formas de gobernar inclusivas, que aumenten la participación de todos los sectores en la comunidad, que dignifique a los excluidos, para que todos nos sintamos representados por las autoridades.

La seguridad ciudadana, por ejemplo, no puede tener como única opción el privar de libertad a las personas cuando han cometido delitos. Hay que tomar conciencia que sin oportunidades laborales reales y dignas no hay rehabilitación, ni inserción laboral, social ni familiar. Así no se rompe el círculo de la delincuencia, que en muchos casos viene por generaciones.

Por otra parte, para recuperar la confianza en las Instituciones es esencial que éstas sean transparentes y que estén al servicio de las personas. Los cambios no sólo deben venir del Gobierno de turno, sino también desde la propia comunidad, para lograr una mejor sociedad y hacer un trabajo en conjunto, en unidad.

La seguridad ciudadana, por ejemplo, no puede tener como única opción el privar de libertad a las personas cuando han cometido delitos. Hay que tomar conciencia que sin oportunidades laborales reales y dignas no hay rehabilitación, ni inserción laboral, social ni familiar. Así no se rompe el círculo de la delincuencia, que en muchos casos viene por generaciones. Sin confianza en la posibilidad del cambio no hay vida nueva, no hay futuro, no hay esperanza.

Las medidas represivas no conducen a disminuir este flagelo, sólo lo aumentan, ya que se crea un resentimiento, odio y ganas de venganza, máxime cuando estas personas han tenido una vida caracterizada por abusos y abandono. Por otra parte, las cárceles chilenas -como es sabido- no producen la corrección de las actitudes, más bien son escuelas de deshumanización y de malos tratos.

Muchos beneficiarios de la Fundación Paternitas que han sido capacitados por nosotros y ubicados en distintos puestos de trabajo, destacan y agradecen la confianza y el trato digno que se les ha brindado. Es más, muchos llegan a decir, que ha sido la primera vez que han sido tratados como seres humanos, con cariño y respeto.

Más que nunca resuenan las palabras del Papa Juan Pablo II, en su visita a Chile, cuando nos recordó que: “Los pobres no pueden esperar”; la importancia de la subsidiariedad o de lo inmoral que significa la prosperidad de las naciones a costa de la marginación y despreocupación de los más necesitados.

 

Comentarios del artículo: La confianza es creadora - Publicado: a las 12:21 pm

Etiquetas: , , » Publicado: 01/10/2012

Condón y consumo de marihuana

Consideremos a nuestros jóvenes y no continuemos faltándoles el respeto con propuestas disonantes y muy ajenas a sus auténticos y anhelados propósitos.

Se informa en distintos medios con cierta alarma, el aumento en el consumo de marihuana, entre los jóvenes del mundo escolar y universitario. ¿Podría ser de  otra forma, cuando algunos políticos, incentivan su consumo, señalando “graciosamente”, que ellos también la utilizan?

El señor Arzobispo de Santiago, en  el Tedeum del 18 de Septiembre, indica lo delicado de este asunto, ya que dice “que no es buen ejemplo para los jóvenes, declaraciones de parlamentarios sobre el consumo de marihuana”.

Nosotros no enjuiciamos la vida privada de ninguna persona, pero sí es necesario orientar  y plantear lo que es bueno  y sano y favorece la vida comunitaria.

En síntesis, echamos de menos, que se propongan habitualmente  salidas alternativas, en lugar de educar a los jóvenes, en las miradas propias que descansan sobre los valores y principios fundamentales que determinan el progreso y el desarrollo de la humanidad.

Sin embargo, creemos que el problema va por otro derrotero, pues tiene que ver, a nuestro entender, con la falta de educación para la adversidad y en particular para fomentar y ejercitar la voluntad.

En este sentido de lo que se trata es que la juventud y en general toda persona tenga recursos necesarios, espirituales y valóricos, para enfrentar con fortaleza las distintas cuestiones  que  le ha de tocar en su día a día.

En la cultura light, que predomina en la actualidad se ha favorecido el “facilismo”, entendiéndose por esto desechar rápidamente lo que nos complica o nos perturba.

Así las cosas, lo que corresponde al compromiso, a lo que perdura,  a lo que es para siempre, propio del amor y de lo humano, se cambia por el uso de un condón, como lo propio de la reflexión, del análisis y proyecto  de la  existencia, se ahoga con el consumo de la  marihuana.

En síntesis, echamos de menos, que se propongan habitualmente  salidas alternativas, en lugar de educar a los jóvenes, en las miradas propias que descansan sobre los valores y principios fundamentales que determinan el progreso y el desarrollo de la humanidad.

Ante una situación particular en que correspondería  un análisis inteligente y reflexivo de lo que nos pasa o del sufrimiento que invade, en lugar de la alternancia entre tolerancia, el diálogo, la prudencia, la oración y el ejercicio de la voluntad, que debiera ser la tónica rectora del comportamiento, se prefieren acciones que contradicen la esencialidad del ser persona, con las lamentables consecuencias que todos estamos conociendo.

La juventud, con todo, comprende cabalmente y muy en profundidad esto que estamos hablando, y cuando se introduce en sus niveles más íntimos concluyen que la verdadera felicidad y armonía no está en la negación de sí, sino en el desafío apasionante de responder    -sin falsos estereotipos-  a las voces que emergen  de la conciencia y del corazón.

Consideremos a nuestros jóvenes y no continuemos  faltándoles el respeto con propuestas disonantes y muy  ajenas a sus auténticos  y anhelados propósitos.

Comentarios del artículo: Condón y consumo de marihuana - Publicado: a las 12:52 pm

Etiquetas: , » Publicado: 06/09/2012

Iniciativa innovadora

Multiplicar esta iniciativa innovadora y exitosa, ha sido una de nuestras tareas más recurrentes, en todos los niveles sociales, como también en los ámbitos gubernamentales, políticos y legislativos. Hemos sido siempre respetuosamente escuchados y acogidos, pero curiosamente el sistema penitenciario todavía no se innova.

El año 2012 la Fundación Paternitas, en conjunto con el Ministerio del Trabajo,  se planteó como desafío arrancar del mundo de la delincuencia, e insertar laboralmente, a 150 personas de los penales de Colina, Puente Alto y ex Penitenciaría de Santiago, que están próximos a cumplir condena y por lo tanto incorporarse a la comunidad.

En este contexto el lunes pasado certificamos a 32 beneficiarios que cumplidos los protocolos y programas se encuentran aptos para ser derivados a una empresa que los ha de acoger y contratar como uno de sus trabajadores.

La novedad de este año, es que cada uno de ellos recibió, durante  los tres meses de formación y capacitación  un bono de $320.000.

El día de la certificación, efectuada en un auditórium ad-hoc para la ceremonia, llegaron muy bien presentados, acompañados por sus  madres, esposas e hijos. Cabe destacar que casi todos mostraban actitud de profunda emoción y nerviosismo, ya que al decir de ellos mismos, era la primera vez, que recibían un reconocimiento oficial, producto de un esfuerzo personal y logros  no sin de sacrificios.

Es importante señalar que la certificación o titulación no tiene que ver sólo con las destrezas laborales adquiridas; sino que además se toma en cuenta la calidad humana, la virtud de la tolerancia, la puntualidad, el diálogo respetuoso y el trabajo en equipo, variables todas indispensables para desempeñarse como buen ciudadano y trabajador. Las empresas que los contratan han destacado estas cualidades como un plus que define el empleador como notables y verdaderamente favorables para un ambiente laboral. Por otra parte, es fundamental señalar que el costo mensual por usuario es sólo  1/3 en relación al costo que tiene un interno en una cárcel concesionada.

En la modalidad, pedagogía y atención que les brinda Fundación Paternitas, a ellos y sus familias, podemos decir que se alcanza en un 90% los objetivos planteados, en materia de inserción social y laboral, demostrando así que metodologías de otro tipo y en particular, la privación de libertad, para muchos delitos, es anacrónica, de alto costo y obsoleta. Insistimos que un importante catálogo de delitos,  podrían ser tratados fuera del ámbito de la privación de libertad,  evitando las nefastas, lamentables y devastadoras consecuencias que imprime la cárcel.

Multiplicar esta iniciativa innovadora y exitosa, ha sido una de nuestras tareas más recurrentes, en todos los niveles sociales, como también en los ámbitos gubernamentales, políticos y legislativos. Hemos sido siempre respetuosamente escuchados y acogidos, pero curiosamente el sistema penitenciario todavía no se innova.

Comentarios del artículo: Iniciativa innovadora - Publicado: a las 4:49 pm

Etiquetas: , , » Publicado: 07/08/2012

Marihuana y legislación inclusiva

Quizás sería del todo conveniente quienes pretenden legalizar esta droga, visiten los Centros Juveniles de privación de libertad y escuchen atentamente y con humildad lo que esa porción de ciudadanos puede aportar al respecto. Todos sabemos, por estudios realizados, que el consumo de drogas- cualquiera sea esta- inhibe significativamente la voluntad.

Un desconocimiento de la realidad creemos que tienen algunos de los parlamentarios que se pronuncian a favor de legislar sobre el consumo de  la  marihuana.

Las leyes cuando se promulgan deben tener una extensión que favorezcan, a nuestro entender, en particular al segmento más vulnerable de la sociedad. Por  el contrario; será una mala ley  la que  deja fuera en su ordenamiento jurídico a una parte del todo, produciendo efectos negativos para los que no quedan bajo su amparo. Con todo, estamos de acuerdo que pudiera legislarse con fines terapéuticos,  venderse este producto con receta retenida en establecimientos pertinentes.

En relación a lo señalado nos preocupa que un número no menor de jóvenes, imputados como en privación de libertad y conforme a nuestros análisis médicos manifiestan  trastornos de personalidad, psicopatías y compulsiones descontroladas. En el caso de estas personas la ingesta de marihuana -hoy con grandes restricciones- es cuantiosa, llegando, en ocasiones, a consumir diariamente, entre 10 o más veces al día.

En relación a lo señalado nos preocupa que un número no menor de jóvenes, imputados como en privación de libertad y conforme a nuestros análisis médicos manifiestan  trastornos de personalidad, psicopatías y compulsiones descontroladas. En el caso de estas personas la ingesta de marihuana -hoy con grandes restricciones- es cuantiosa, llegando, en ocasiones, a consumir diariamente, entre 10 o más veces al día. Por otra parte, muchas veces este consumo se hace mezclado con alcohol, produciendo efectos con consecuencias catastróficas.

Dado que  algunas de estas personas manifiestan  graves alteraciones neuropsiquiátricas, la droga las potencia, produciendo reacciones compulsivas devastadoras. Valga como ejemplo la experiencia de una mamá que debió ocultarse, por largas horas, en la baño de su casa, ya que el propio hijo, por confusión de roles, producto de exceso de consumo la perseguía para abusar de ella.

Hace un tiempo participando en un Congreso Internacional, mi pensamiento  en relación a  legislar pro- droga, iba en la dirección de lo que hoy sostienen algunos parlamentarios. Posteriormente al escuchar y conocer dramáticos y conmovedores testimonios, concebí la inconveniencia de una legislación que apruebe el consumo de marihuana.

Quizás sería del todo conveniente quienes pretenden legalizar esta droga, visiten los Centros Juveniles de privación de libertad y escuchen atentamente y con humildad lo que esa porción de ciudadanos puede aportar al respecto. Todos sabemos, por estudios realizados, que el consumo de drogas- cualquiera sea esta- inhibe significativamente la voluntad. En este sentido son los propios jóvenes quienes manifiestan los actos de locura y embriaguez, efectuados justamente estando bajo los efectos de este alucinógeno.

Lo más impresionante de todo esto que llevamos diciendo, es que los propios jóvenes, la mayoría con precaria escolaridad, cultura muy básica y  muchos de ellos sin saber leer, ni escribir, son capaces de distinguir  hechos brutales e irracionales realizados especialmente cuando están bajo los efectos   de la droga.

Comentarios del artículo: Marihuana y legislación inclusiva - Publicado: a las 5:49 pm

Etiquetas: , » Publicado: 17/07/2012

Salvado por un Rosario

¡Oh sorpresa maravillosa! , milagro patente, cuando lo fuimos a ver al otro día, el doctor, director del Centro, señaló: “Este niño fue salvado por el rosario”.

Con el propósito de hacer más llevadera la rutinaria y ociosa vida de los jóvenes en privación de libertad, hemos creado dos talleres productivos. Uno de confección de rosarios y otro de pintado de  imágenes de Virgen de Montserrat. Esta actividad viene a ser, para un buen número de la población penal juvenil, una ruta de esperanza y  una manera de capacitarse,  ya que  lo  aprendido les servirá como herramienta de trabajo, cuando salgan en libertad y así allegar recursos económicos a sus hogares.

A objeto de mantenerse en el tiempo y poder remunerar lo realizado por estos jóvenes, hemos invitado a participar en la compra de dichos rosarios e imágenes de vírgenes a empresarios, de manera de contar con un importante pedido mensual y así incorporar cada vez más a mayor número de trabajadores.

Nos queda claro -y por eso tantas personas  rezan y llevan su rosario en el cuello- que la Virgen María no es una figura decorativa, cómo muchos piensan, sino clave en el Plan de Salvación de Dios, puesta como un “para rayos”, ante las calamidades y adversidades del mundo.

Es impresionante ver el interés que existe, al interior de estos Centros, por este tipo de actividad, máxime cuando la participación en estas labores les significa un incentivo económico.

Gracias a Dios los empresarios han respondido con mucha generosidad a este llamado, muchos son los que se comprometen, mes a mes, para adquirir estos productos confeccionados por quienes se encuentran privados de libertad.

Conforme a lo anterior, fue necesario extender dicha tarea hacia el exterior, con los jóvenes que cuentan con medidas sustitutas a la privación de libertad y que nos envían para que los capacitemos y finalmente los insertemos laboralmente.

En este aspecto vale la pena relatar lo que pasó con uno de nuestros beneficiarios. Javier llegó a nosotros, enviado por una de las instituciones con que trabajamos, tiene 15 años,  muy tímido y con gran preocupación por su familia, de hecho, su mamá y  tres de los cuatro hermanos se vincularon a nuestra Fundación; motivados expresamente por él.

Nos solicitó incorporarse al taller de confección de rosarios por que quería apoyar a su madre, desde el punto de vista económico. Le enseñamos el procedimiento y su trabajo fue óptimo y de excelencia.

Consecuente con esta preocupación de dar solución a los problemas familiares, recibió una fuerte descarga eléctrica, mientras se encontraba reparando el suministro en su casa. Debido a esto, hubo que trasladarlo de urgencia a un Centro Hospitalario, allí lo ingresaron en “estado grave” a la UTI, su diagnóstico fue quemaduras múltiples internas y externas.

¡Oh sorpresa maravillosa! , milagro patente, cuando lo fuimos a ver al otro día, el doctor, director del Centro, señaló: “Este niño fue salvado por el rosario”.

¿Cómo así? Simple, respondió el médico: “Gracias a que Javier llevaba el rosario puesto en el cuello, éste hizo puente y desvió la corriente, y en lugar de ser expulsada a través de los ojos, quemándole el cerebro,  con la consecuente muerte, ésta salió por otro extremo del cuerpo”.

Nos queda claro -y por eso tantas personas  rezan y llevan su rosario en el cuello- que la Virgen María no es una figura decorativa, cómo muchos piensan, sino clave en el Plan de Salvación de Dios, puesta como un “para rayos”, ante las calamidades y adversidades del mundo.

Comentarios del artículo: Salvado por un Rosario - Publicado: a las 1:09 pm

Etiquetas: , , » Publicado: 03/07/2012

Otra vez en el tapete…

Hemos insistido -y valga la redundancia- ante ministerios, Congreso Nacional, seminarios, políticos, personalidades públicas y privadas, etc. que tratar a estos jóvenes, al interior de algunos de estos centros como animales y ser llamados por apodos, que los estigmatizan y les traen a la memoria su entorno delictual, sus carencias, la miseria humana y la falta de identidad, viene a ser un atentado contra sus derechos ciudadanos.

Otra vez en el tapete la situación que afecta gravemente el proceso de rehabilitación de los jóvenes afectos a la ley 20.084 (Ley de Responsabilidad Juvenil), dependientes de los Centros penales de San Bernardo y Puente Alto.

Recientemente se conmemoró el 5° aniversario de la puesta en marcha de dicha ley. En lugar de haber sido un magno evento y ocasión propicia para potenciar dicha ley, se celebró -casi entre gallos y media noche- en un pasillo del Centro de Justicia, del edificio C.

Bastan pocas palabras para indicar el  “interés” que se demuestra al respecto. Probablemente sea la razón de fondo que deja claramente establecido el por qué de la sobrepoblación. Basta una mínima enumeración: baños inmundos y húmedos, ausencia de agua caliente, pandillas líderes negativas, falta de iluminación, hacinamiento, descuido de las celdas, etc. Algunas de estas falencias fueron detectadas porla Comisión Interinstitucionalde Supervisión de los Centros Privativos de Libertad de Adolescentes de la Región Metropolitana.

A nuestro juicio, todo esto será más de lo mismo y con algunas justificaciones, una mejores y otras peores, estas personas que viven en privación de libertad seguirán sin ver los amaneceres de la esperanza, sometidos a las humillaciones, malos tratos, espacios reducidos y nauseabundos y desde sus celdas húmedas y oscuras sólo podrán ver los lúgubres días que pasan monótonos por sus vidas.

Muy valioso sería que esta misma comisión extendiera sus visitas, observación y análisis hacia el resto de lo centros privativos de libertad en el país. Estamos ciertos que no menor sería la sorpresa al descubrir que estos vicios, despreocupación e indiferencia se repiten y quizás con mayor profundidad.

¿Cómo puede ser posible que no existan violentas bandas y agresión continua con riesgo de muerte, en ambientes cómo los descritos?

Hemos insistido -y valga la redundancia- ante ministerios, Congreso Nacional, seminarios, políticos, personalidades públicas y privadas, etc. que tratar a estos jóvenes, al interior de algunos de estos centros como animales y ser llamados por apodos, que los estigmatizan y les traen a la memoria su entorno delictual, sus carencias, la miseria humana y la falta de identidad, viene a ser un atentado contra sus derechos ciudadanos.

¿Será que ahora que una Comisión Investigadora vertió a la luz pública una información lapidaria, las autoridades pertinentes asuman de una vez por todas un protocolo que ofrezca debidamente procesos de rehabilitación y recuperación a quienes han delinquido?

A nuestro juicio, todo esto será más de lo mismo y con algunas justificaciones, una mejores y otras peores, estas personas que viven en privación de libertad seguirán sin ver los amaneceres de la esperanza, sometidos a las humillaciones, malos tratos, espacios reducidos y nauseabundos y desde sus celdas húmedas y oscuras sólo podrán ver los lúgubres días que pasan monótonos por sus vidas.

Sin embargo, a pesar de lo que hemos dicho, creemos en la fuerza originaria de las familias y las invitamos a ponerse de pie, a exigir sus derechos, a que  tengan confianza. Porque la unión y la lucha por sus hijos fructificará.

Comentarios del artículo: Otra vez en el tapete… - Publicado: a las 3:53 pm

Etiquetas: , , » Publicado: 19/06/2012

Mentalidad Chasquilla…

Una política acertada e inteligente -que combata adecuadamente a la criminalidad, ajena completamente a la mentalidad chasquilla y tapa goteras- evalúa con seriedad y profundidad el problema de la delincuencia y busca los métodos exactos que permitan vencer este flagelo

Innumerables veces y en distintas ocasiones, con oportunidad o sin ella, hemos señalado y en diferentes instancias, ante ministerios,  Cámara de Diputados, Senado, congresistas, alcaldías y autoridades públicas en general, que urge establecer una política adecuada y eficiente para combatir a la delincuencia.

Una de las medidas fundamentales, entre otras muchas, -como calles pavimentadas limpias de basura, sitios arbolados, áreas verdes, casas habitacionales dignas, escuelas cercanas etc.-  es  diseñar   y ejecutar  programas de intervención que tengan una durabilidad, a lo menos por  2 años.

Estos programas que han de ser inclusivos,   incorporando a la familia y al entorno específico del sujeto (hombre o mujer) vinculado a la delincuencia, puesto que no  hay que olvidar que este fenómeno es transgeneracional, atravesando  la historia de las familias, muchas veces, por   décadas.

Conforme a lo anterior; todavía no podemos comprender, el por qué programas nuestros, y el de otras instituciones bien calificadas, se extienden solamente por un breve período, el que no excede más allá, y en el mejor de los casos, por 12 meses.

El proceso de recuperación y el desaprendizaje de la cultura  delictual, requiere de una dedicación profesional altamente calificada, como a si mismo, una disposición y voluntad precisa- por parte del usuario-  para vencer sus múltiples adicciones. Proveerse de dinero en abundancia, de manera fácil y rápida, es un demonio difícil de extirpar. En este sentido y conociendo muy de cerca  a este segmento podemos asegurar que el éxito para la recuperación personal, social y familiar, descansa en tiempos de acompañamiento prolongados,  única manera de comprobar qué logros  se están alcanzando.

Conforme a lo anterior; todavía no podemos comprender, el por qué programas nuestros, y el de otras instituciones bien calificadas, se extienden solamente por un breve período, el que no excede más allá, y en el mejor de los casos, por 12 meses.

Hemos recibido, vía licitación, asignaciones económicas por parte del Estado, para atender a jóvenes y adultos, que buscan una oportunidad para rehabilitarse e incorporarse a la sociedad.  Para llevar a cabo dicha intervención debemos crear una infraestructura profesional y física adecuada, con todo lo que significa preparar al personal con las  cualidades y capacidades que la situación amerita. Se plantea a la autoridad competente, para que se justifique lo anteriormente señalado,  la urgencia de la continuidad  de dicho programa, de manera de realizar con éxito; el inicio, el desarrollo y el final del mismo, de acuerdo a los análisis técnicos y de competencia que corresponden.

Lamentablemente no hemos logrado convencer, que estos procesos para tener éxito y consigan las metas planteadas,  deben  ser sostenidos en el tiempo. Lo contrario significa que todo el esfuerzo, sacrificio e inversión realizada  fue inútil y sin sentido. Lo más grave de todo   -que viene a ser algo así como una burla para el usuario- es la frustración y la amargura que le significan la esperanza y anhelos incumplidos.

Una política acertada e inteligente -que combata adecuadamente a la criminalidad,  ajena completamente a la mentalidad chasquilla y tapa goteras-   evalúa con seriedad y profundidad el problema de la delincuencia y busca los métodos exactos que permitan vencer este flagelo.

Comentarios del artículo: Mentalidad Chasquilla… - Publicado: a las 6:49 pm

Etiquetas: , » Publicado: 12/06/2012

Rumores de amor

Los esfuerzos desplegados a favor de nuestros usuarios quedan muchas veces estériles debido la ausencia de los cimientos del amor, ya que no hubo afectividad ni la mano cálida ni la mirada tierna y bondadosa, menos aún la palabra oportuna y amable.

Nuestros programas de acogida y acompañamiento brindado a quienes llegan ala Fundación Paternitas, sea en forma espontánea o enviados por las redes que trabajan con juventud en conflicto con la justicia, nos introduce, más veces de las que uno quisiera, en ese espiral de reflexión que nos conduce hasta los laberínticos recodos de una vida marcada por historias de infelicidad y rechazo desde el mismo instante de la gestación.

A muchos de los jóvenes atendidos los hemos definido como una especie de “abortos vivientes”, puesto que no son queridos por sus padres, ni los aceptaron ni acogieron cuando fueron concebidos. Ese dolor se cuela profundo por todos los poros de su existencia, como hielo mortal, y los hace ser refractarios a muchas iniciativas y  propuestas que pueden ser significativas para sus vidas.

Nuestra tarea es revertir estos escenarios y como tal nos abocamos con la mayor de las diligencias y profesionalismo para extender nuestras manos y en un gesto de amor y confianza invitarlos a un canto nuevo, a un puerto de aguas calmas, limpias y refrescantes. Esta es nuestra misión  y  el desafío más singular que nos define.

Los esfuerzos desplegados a favor de nuestros usuarios quedan muchas veces estériles debido la ausencia de los cimientos del amor, ya que no hubo afectividad ni la mano cálida ni la mirada tierna y bondadosa, menos aún la palabra oportuna y amable.

Sin ese arraigo ni construcción de esperanza el corazón no logra la solidez requerida. Al contrario, las arenas movedizas de la inseguridad, víctimas de las actitudes violentas y agresivas, del frío físico y del alma, del hambre de abrazo y calor de madre, fundaron los miedos, la sospecha y la venganza.

Ante un panorama tan incierto y desprotegido, de abandono y malos tratos, de sombras y negaciones, podemos comprender sin grandes análisis el desenlace y la opción de vida de quienes atendemos. Con todo, nuestra tarea es revertir estos escenarios y como tal nos abocamos con la mayor de las diligencias y profesionalismo para extender nuestras manos y en un gesto de amor y confianza invitarlos a un canto nuevo, a un puerto de aguas calmas, limpias y refrescantes. Esta es nuestra misión  y  el desafío más singular que nos define.

Se trata de  crear dignidad, humanidad y estabilidad emocional y espiritual. Se ejecuta de mil maneras, pero sé por sobre todo con innumerables signos que dejen de manifiesto que su vida nos interesa, que es extremadamente valiosa, única, con cualidades y virtudes nobles, bellas e irrepetibles. En síntesis, ofrecemos el lenguaje del gesto y de la señalética en donde la persona se encuentre y se valore. Sin embargo, muchas veces la melancolía o aquella tristeza incubada los hace alejarse para volver a deambular entre las soledades y fantasmas de su pasado.

A distancia, quizás en los más noche de su alma, aquellos “rumores de amor” que le susurran,  creados por la Fundación sean los único capaces de hacerlos volver a casa.

Comentarios del artículo: Rumores de amor - Publicado: a las 12:18 pm

Etiquetas: , , , » Publicado: 14/05/2012

Ruta de la muerte…

Está comprobado que el origen de la delincuencia tiene vastos capítulos, pero uno de ellos -sin justificar en absoluto los actos vandálicos- dice relación con el sentido del abandono, de no sentirse valorado y en cierto aspecto subjetivamente menospreciado.

Para todos fue muy violenta la trágica noticia de la muerte de la periodista, señora Andrea Urrejola Montenegro, víctima de una piedra de gran tamaño lanzada en la pasarela “Las Mercedes”, en la ruta del Maipo comuna de Requinoa.

Nuevamente la semana recién pasada nos impactó la información de los 18 vehículos que fueron  apedreados en  la autopista concesionada de acceso sur, altura de Puente Alto.

La Fundación Paternitas cree conocer parte de la solución para que estas acciones, tan irracionales y dolorosas, no sigan ocurriendo o, al menos, se aminoren en un porcentaje importante. Nuestra tarea, por años, es trabajar con el mundo de las fronteras; es decir, el alcohólico, el drogadicto, el delincuente,  el marginal, con  las familias destruidas, etc.

En este sentido sería muy importante que la Concesionaria, a pesar de todos los esfuerzos que ha realizado y por varios años, se introduzca más todavía en la realidad diaria de quienes viven alrededor de la ruta y quienes viven alrededor de la  autopista se introduzcan a su vez en la de quienes laboran y dirigen estas empresas, ambos actores con sentido de responsabilidad y cooperación mutua.

Está comprobado que el origen de la delincuencia tiene vastos capítulos, pero uno de ellos -sin justificar en absoluto los actos vandálicos- dice relación con el sentido del abandono, de no sentirse valorado y en cierto aspecto subjetivamente menospreciado.

Pensamos que para los empresarios de estas Concesionarias es una gran oportunidad el hacerse presente en dichos lugares, aportando con una parte de los excedentes de sus ganancias -que no son pocos- en capacitación, humanidad y dignidad. De lo contrario, no asumir una responsabilidad social urgente, los dramáticos episodios conocidos irán en creciente escalada…

No podemos negar que  producto de la modernidad, crecimiento y progreso de las ciudades y pueblos, las Concesionarias y grandes empresas irrumpen, muchas veces, agresivamente en los hábitat dominados por las comunidades, lo que conlleva en múltiples ocasiones, a generar actitudes que van en directa oposición al proyecto elaborado, traduciéndose en gestos de violencia, rabia y venganza. Enrejar las pasarelas, tampoco creemos que es la solución, ya que la problemática es más bien de tipo educacional, cultural y de convivencia entre partes.

Nadie tiene derecho a estigmatizar a los pobres, pero tampoco nadie tiene derecho a empobrecerlos más, producto de carencias fundamentales, que excluyen y atentan contra la sana convivencia entre las personas. Basta con ver lo que ocurre en muchas de nuestras poblaciones periféricas del gran Santiago: falta de pavimentos en sus calles, inadecuada gestión en el retiro de basura, colegios de mala calidad, líneas de transporte escasas, viviendas con pésimos estándares de construcción y muy pequeñas, falta de lugares para la  recreación y áreas verdes.

Consecuente con lo anterior pensamos que para los empresarios de estas Concesionarias es una gran oportunidad el hacerse presente en dichos lugares, aportando con una parte de los excedentes de sus ganancias -que no son pocos- en capacitación, humanidad y dignidad. De lo contrario, no asumir una responsabilidad social urgente, los dramáticos episodios conocidos irán en creciente escalada, debiendo incurrir en gastos millonarios por concepto de indemnizaciones a las familias de las víctimas.

Comentarios del artículo: Ruta de la muerte… - Publicado: a las 5:10 pm

Etiquetas: , , , » Publicado: 16/04/2012

Escuela de Humanidad

Es probable que los altos índices de victimización ciudadana que se evidencian experimenten un real retroceso cuando se cree, de una vez por todas, lo que podríamos llamar la “escuela de humanidad”, en donde cada sujeto, hombre o mujer, joven o adulto, que haya cometido un delito pueda sentirse persona tratada con respeto, acompañada en su proceso de cambio, proyectada al futuro, amada y valorada.

Como todos los añosla Fundación Paternitascelebró el triduo pascual, es decir;  Viernes, Sábado y Domingo Santo, en centros juveniles de privación libertad. Sin embargo, como nunca antes se notó un gran deseo por parte de la juventud y también de algunos profesores de trato directo de ser atendidos espiritualmente y en particular por el sacramento de la confesión.

Quedamos gratamente sorprendidos por la disposición de adentrarse en el núcleo más íntimo y sagrado de cada uno, para ir en busca del pecado, manifestarlo y pedirle a Dios perdón  por ellos.

Fueron momentos de intensa profundidad, de gran honestidad y de auténtico arrepentimiento. Se pudo palpar en toda su plenitud el paso del Espíritu Santo por sus vidas, el toque de su gracia, la fuerza del perdón.

No cabe duda que un trabajo personalizado, con profesionales del arte de escuchar, comprender, aconsejar y animar se logra mucho más que con las estructuras actuales que caracterizan a la mayoría de los centros juveniles, con personal impositivo, violento, agresivo y castigador. Con todo se destaca la excelencia y la dedicación sacrificada que algunos de esos profesionales manifiestan.

De la mayor relevancia nos parece atender a estos jóvenes en privación de libertad, en aquellas dimensiones que les permitan proyectarse y mirar el futuro con libertad y esperanza, pero en particular con la confianza que hay un camino novedoso, atractivo y generoso que pueden alcanzar.

Llama la atención la cualidad de transparencia y la buena voluntad que estos jóvenes tienen para descender hasta el núcleo más íntimo de sí mismos y plantear sin justificaciones hechos y circunstancias que reconocen con nitidez, muchas veces aterradora y desconcertante. Para un confesor sacramental es la vía más expedita para buscar la sanación del alma y el compromiso cierto de que lo mencionado es sinónimo de reconocimiento del mal causado y “determinada determinación” que los actos señalados no se volverán a  repetir.

Se puede decir, sin equívocos que un periplo como el que se menciona conlleva a una de las vías, y quizás la única, más eficiente para confrontar el mal, aceptando que violaron todos los límites, reglas y normas que obligan a un ser humano, a un ciudadano, o  cristiano.

No cabe duda que un trabajo personalizado, con profesionales del arte de escuchar, comprender, aconsejar y animar se logra mucho más que con las estructuras actuales que caracterizan a la mayoría de los centros juveniles, con personal impositivo, violento, agresivo y castigador. Con todo se destaca la excelencia y la dedicación sacrificada que algunos de esos profesionales manifiestan.

El diálogo respetuoso, capaz de silencio en los momentos necesarios, la palabra oportuna y eficaz cuando así lo amerita, la mirada diáfana y amigable, el tono de voz sereno y sincero, siempre pueden más que aquello que podemos imaginar.

Es probable que los altos índices de victimización ciudadana que se evidencian experimenten un real retroceso cuando se cree, de una vez por todas, lo que podríamos llamar la “escuela de humanidad”, en donde cada sujeto, hombre o mujer, joven o adulto, que haya cometido un delito pueda sentirse persona tratada con respeto, acompañada en su proceso de cambio, proyectada al futuro, amada y valorada.

Comentarios del artículo: Escuela de Humanidad - Publicado: a las 2:58 pm

Etiquetas: , , » Publicado: 10/04/2012

Fabricando asesinos

¿Hasta cuándo debemos seguir esperando para que Chile alcance la madurez en Cristo y pueda resucitar?

La cristiandad celebró el Triduo Pascual. Son los tres días, viernes, sábado y domingo, en que la liturgia católica recuerda la Pasión, la Muerte y la Resurrección de Jesucristo. Los días posteriores se vive lo denominado el tiempo Pascual, en donde una especie de manifiesto público nos revela el triunfo definitivo de la vida sobre la muerte.

Los últimos días, como país, hemos vivido dolores muy intensos. Uno de ellos es la muerte de Daniel Zamudio, que no dejó indiferente a nadie, más aún, nos introdujo en la pasión del mundo, del Chile que no queremos y no comprendemos el por qué todavía grupos desadaptados, violentos, intolerantes y con actitudes de deshumanización, sin precedentes deciden quien tiene derecho a la vida.

Nos preguntamos: ¿qué les sucedió, para que en un momento de sus vidas tomaran la decisión de convertirse en asesinos?

En relación a los “skinhead de acción directa” u otras Chile no necesita informes de inteligencia para saber que estos grupos no han aparecido ahora, sino son producto de decenios: niños y jóvenes sin arraigo, sin afecto, sin historia y sin sueños. Ante tal experiencia de agobiante destierro, no es extraño generar, en complicidad siniestras fábricas de asesinos.

Para la Fundación Paternitas y debido a los años de atención que lleva con la juventud marginal y en grave riesgo social, hemos señalado innumerables veces que acciones como la conocida por todos expresan el odio, el sufrimiento y el rechazo vivido por quienes actúan de esta manera. Decir esto no significa, en absoluto, justificar ni en una milésima los horrores y la crueldad manifestada por los autores de estos actos.

En el fondo lo que pretendemos es llamar la atención para que el Estado de Chile, las distintas instituciones especializadas y la sociedad toda, tome conciencia y rectifique las políticas, conductas y acciones erráticas que conducen a la creación de bandas con formas y costumbres anti humanas.

En relación a los “skinhead de acción directa” u otras Chile no necesita informes de inteligencia para saber que estos grupos no han aparecido ahora, sino son producto de decenios: niños y jóvenes sin arraigo, sin afecto, sin historia y sin sueños. Ante tal experiencia de agobiante destierro, no es extraño generar, en complicidad siniestras fábricas de asesinos.

Traigo a colación a las MARAS, en la República del Panamá, grupos nacidos por desesperanza e imposibilidad de alcanzar el “sueño americano”, la crueldad y la brutalidad ejercida sin límites en contra de supuestos agresores, es decir el ciudadano común y corriente fueron y son la tónica de su actuar.

Ante la falta del sueño cumplido, el vacío de la existencia, la negación de un espacio digno en la sociedad, la sensación de no ser nada ni nadie, de no poder volar y mirar el espacio cósmico que lo rodea, con alegría y gratitud, algunos desembocan en la calle de del homicidio, de la droga, de las violaciones, de la venganza, de la violencia y la delincuencia.

¿Hasta cuándo debemos seguir esperando para que Chile alcance la madurez en Cristo y pueda resucitar?

Comentarios del artículo: Fabricando asesinos - Publicado: a las 2:48 pm

Etiquetas: , , » Publicado: 03/04/2012

Fórmula probada

Normalmente, humanidad, amor, trato digno y esperanza, requiere poco dinero, por no decir nada, y logra más que todo el oro de este mundo.

Buenas noticias son para los jóvenes infractores de la ley, las 11 medidas impulsadas por el Ministerio de Justicia en conjunto con el senador don Alberto Espina. Efectivamente, pueden ser “revolucionarias, importantes y trascendentes”, si se abordan y ejecutan como una política de Estado.

En muchas ocasiones las ideas necesarias, urgentes y oportunas se pierden en el tiempo, en particular cuando nuevas autoridades asumen responsabilidades, más bien de orden político y no con un afán social y humanitario.

La 11 medidas anunciadas por el gobierno se resumen en tres ejes fundamentales, a saber: dignidad, seguridad y reinserción. Con el espíritu y deseo de colaborar y de profundizar en el cómo de la dignidad y valorando los aspectos, más bien físicos y estructurales que se mencionan, habría que insistir en el aspecto humano, espiritual y moral de los jóvenes. Elementos esenciales, para quien se encuentra en situación de conflicto, permitiendo valorar su vida, respetar al compañero, a los profesores y los bienes inmuebles.

El ser mencionado por su nombre de pila y no por los apodos que denigran, humillan y descalifican, son un buen comienzo para alcanzar el objetivo planteado por las medidas ya señaladas. De importancia fundamental es el desterrar el maltrato efectuado por algunos profesores y tíos de trato directo, las groserías, las amenazas, la violencia y los gritos que dañan profundamente la convivencia…

El ser mencionado por su nombre de pila y no por los apodos que denigran, humillan y descalifican, son un buen comienzo para alcanzar el objetivo planteado por las medidas ya señaladas. De importancia fundamental es el desterrar el maltrato efectuado por algunos profesores y tíos de trato directo, las groserías, las amenazas, la violencia y los gritos que dañan profundamente la convivencia, el ambiente dialogal y la armonía al interior de los centros. Sentirse como un objeto o una pieza de ajedrez movida al arbitrio por quien, muchas veces, carece del criterio, de la sabiduría y del profesionalismo para ejercer una labor profesional de maestro, educador y guía, hacen de estos jóvenes una especie de lobo de Gubbio, enemigo de sí mismo, de la sociedad y de los demás.

Normalmente, humanidad, amor, trato digno y esperanza, requiere poco dinero, por no decir nada, y logra más que todo el oro de este mundo.

En relación al segundo eje  señalado, es decir, a la seguridad, además de lo mencionado por el Gobierno, habrá que insistir en la liberación de los demonios o amarguras latentes, dispuestas a tiranizar en cualquier instante. La concepción y gestación de esa vida, muchas veces, en dramática violencia, y posteriormente al nacer, el hambre, las frustaciones, la falta de escolaridad y educación, hacen  de este grupo etáreo, un peligro social inminente. La seguridad y convivencia pacífica, alcanzará sus máximos estándares cuando logremos romper las cadenas y arrancar del alma el miedo opresor, la oscuridad y el recuerdo maldito de ese pasado que violenta y busca venganza.

En cuanto al  eje de la reinserción apoyada por instituciones y empresas,la Fundación Paternitas, tienen una larga y reconocida experiencia, por casi 20 años, trabajando con programas revolucionarios, importantes y trascendentes. Los empresarios nos llaman a menudo a pedirnos fuerza laboral, que le hacemos llegar, luego de un período de capacitación vocacional y apresto laboral en áreas técnicas específicas. Además en este  proceso de algunos meses de trabajo, se profundizan los aspectos antropológicos, morales,  espirituales, familiares, sociales, de convivencia, de responsabilidad, etc.

El único y verdadero manual de convivencia es nacer de nuevo y esto se logra cuando me siento amado, valorado y liberado, único, auténtico y verdadero camino para la reinserción.

Comentarios del artículo: Fórmula probada - Publicado: a las 12:02 pm

Etiquetas: , » Publicado: 27/03/2012

Maldito estigma…

Este es un tema muy delicado, no puede haber negligencia, ya que no se trabaja con animales, sino con seres humanos, con historias, sueños, familias y esperanzas. Una indemnización contundente y de por vida, todavía no sería suficiente para sanar la fractura que profesionales indolentes provocaron.

Canal 13 llamó la atención con un tema de mucha actualidad, con la emisión del reportaje  titulado “Inocentes tras las rejas”.

Durante el año pasado 588 fueron las  personas que salieron de algún recinto carcelario, luego de comprobarse su inocencia. Esto significa que tuvieron que convivir meses, incluso en algunos casos años, en situación dramática y probablemente siendo tratadas como delincuentes comunes o pervertidos sexuales, con todo el riesgo que significa para su integridad física o la propia vida.

Todos sabemos lo complejo y difícil que es para una persona, luego de pasar por la cárcel, sea imputada o condenada, incorporarse a la sociedad, al hogar, a la relación con los hijos y a tener un trabajo digno.

En este sentido no basta que el organismo respectivo le informe al sujeto afecto que no tiene ninguna responsabilidad en la imputación, porque los meses o años privado de su libertad le deja una marca indeleble, de por vida, no sólo a la persona, sino también a su  entorno familiar.

Lo anterior, debido a que la estructura penitenciaria, tal como está concebida hoy, se organiza y confluye a la discapacitación so6cial y relacional de quienes están en privación de libertad.

Por años la Fundación Paternitasha tomado conocimiento de este problema y ha  comprobado, con su trabajo de excelencia, que la recuperación del daño causado requiere, por decir lo menos, mucho tiempo de atención, de acompañamiento y educación, permitiendo disminuir en parte las heridas espirituales, emocionales , psicológicas y neuropsiquiátricas que causaron dicho encierro.

En este sentido no basta que el organismo respectivo le informe al sujeto afecto que no tiene ninguna responsabilidad en la imputación, porque los meses o años privado de su libertad le deja una marca indeleble, de por vida, no sólo a la persona, sino también a su  entorno familiar.

Tenemos que exigirle a la autoridad respectiva más acuciosidad y profesionalismo en estos procesos, para que este tipo de errores no se repitan, más aún cuando nuestro país ostenta poseer tecnología de punta en varios ámbitos.

Este es un tema muy delicado, no puede haber negligencia, ya que  no se trabaja con animales, sino con seres humanos, con historias, sueños, familias y esperanzas. Una indemnización contundente y de por vida, todavía no sería suficiente para sanar la fractura que profesionales indolentes provocaron.

Comentarios del artículo: Maldito estigma… - Publicado: a las 4:32 pm

Etiquetas: , » Publicado: 12/03/2012

Elegidos y amados

Estamos convencidos que durante los períodos de capacitación y formación, la mente y el corazón ocupados y en aprendizaje, no puede haber cabida para la agresión, para los motines y para las locuras propias del ocio y del hacinamiento.

Aunque en vacaciones, fuera de nuestros ámbitos laborales, hemos quedado consternados por una nueva tragedia carcelaria ocurrida en Honduras. Más de 350 personas, víctimas de la indiferencia gubernamental y social, perdieron la vida consumidas por el fuego.

América Latina, en los recintos penitenciarios, podría tener récord de Guinness en cuanto a la vergüenza por el hacinamiento, malos tratos, ocio, abusos de poder, falta de higiene y atención médica.

Sólo unos días antes de la trágica noticia, participamos en una certificación masiva de jóvenes en privación de libertad, que con gran éxito recibieron capacitación en áreas como: pintura, computación e instalación de piso flotante. Durante varios días, entre diciembre y febrero, se prepararon, con gran rigor, disciplina y buena participación, para lograr su objetivo.

No significa sólo un certificado de capacitación alcanzado: es en primer lugar favorecer la esperanza de un mundo nuevo, de oportunidades, a un grupo importante de jóvenes que han sufrido ignorancia, rechazo múltiple, abandono y maltratos diversos.

Diversas instituciones hicieron posible que la Fundación Paternitas ingresara al “Centro de Internación Provisoria y Régimen Cerrado”, de San Bernardo, para formar y capacitar en las áreas ya indicadas. No significa sólo un certificado de capacitación alcanzado: es en primer lugar favorecer la esperanza de un mundo nuevo, de oportunidades, a un grupo importante de jóvenes que han sufrido ignorancia, rechazo múltiple, abandono y maltratos diversos.

Seleccionarlos para este programa es una noticia que los estremece, los sorprende y los hace sentirse elegidos, amados y valorados. Estamos convencidos que durante los períodos de capacitación y formación, la mente y el corazón ocupados y en aprendizaje, no puede haber cabida para la agresión, para los motines y para las locuras propias del ocio y del hacinamiento. Porque educar, según Benedicto XVI, es introducirlos en la realidad hacia una plenitud, que hace crecer a la persona.

La Fundación Paternitas continuará durante este año con nuevos bríos, en la dinámica de humanización, sabiendo que es el gran antídoto, que evitará nuevos escenarios tan violentos como lo ocurrido en Comayagua, Honduras.

Comentarios del artículo: Elegidos y amados - Publicado: a las 3:58 pm

Etiquetas: , » Publicado: 30/01/2012

El silencio de un suicidio

Respecto al suicidio, en estas circunstancias, todo lo anterior nos queda como una gran interrogante, desconociendo si esa persona era o no responsable de aquellos delitos.

Nos parece gravísimo el suicidio de Carlos Felipe Deformes Lerdo de Tejada, más conocido como el “Violador de Ñuñoa”. Sin entrar en detalles, creemos que la responsabilidad incuestionada para que estos hechos no sucedan recae, sin duda, en Gendarmería de Chile.

Los Tribunales de Justicia cuando determinan privación de libertad a un ciudadano(a), lo hacen con el objeto de tener a esta persona a buen recaudo, para requerirlo oportunamente, y de esta manera investigar y determinar si es o no la persona que se le imputan los delitos. Mientras no se tenga certeza que es culpable de una situación específica, tanto los Tribunales como la Sociedad entera, están en estado de incertidumbre, cuestión que obliga a la autoridad competente a dilucidar dicho interrogante.

Independientemente  que el  imputado pudiera reconocer sus delitos, ya que  no sabemos las circunstancias psicológicas que lo llevaron a tal decisión, se hace urgente y fundamental el trabajo acucioso, profesional y oportuno de los Tribunales, para determinar responsabilidades.

Independientemente  que el  imputado pudiera reconocer sus delitos, ya que  no sabemos las circunstancias psicológicas que lo llevaron a tal decisión, se hace urgente y fundamental el trabajo acucioso, profesional y oportuno de los Tribunales, para determinar responsabilidades.

La única manera que la ciudadanía pueda estar tranquila, segura y con la certeza absoluta, respecto a un delito determinado, para que este  no vuelva a ocurrir, es que quien lo cometió, sea verdaderamente el imputado y eso sólo lo determina, con la colaboración del autor, el organismo respectivo.

Respecto al suicidio, en estas circunstancias, todo lo anterior nos queda como una gran interrogante, desconociendo si esa persona era o no responsable de aquellos delitos. Más grave todavía, cuando ellos quedan en la penumbra, como en el caso  que comentamos, pues nadie sabe, al final del camino, si Deformes fue el autor de todo lo que se le imputaba, quedando en la absoluta impunidad, si es que hubo cómplices o directamente, otros autores de este abanico criminal.

Comentarios del artículo: El silencio de un suicidio - Publicado: a las 1:05 pm

Etiquetas: , » Publicado: 11/01/2012

Reenfocar

Es improbable, por no decir imposible, disminuir las tasas de la delincuencia de una manera real, permanente y constante en el tiempo cuando no se enfoca el problema a partir de las causas que llevan a familias completas a optar por un modo de vida al margen de la ley.

En los últimos días han aparecido en la prensa escrita diversas opiniones en relación a interesantes proyectos que se quieren implementar con el objeto de atacar de modo frontal la temática dela delincuencia. Seplantea, por ejemplo, entre otras cosas, talleres laborales remunerados al interior de las cárceles, de modo que el reo al salir en libertad haya adquirido habilidades “sociales y laborales” que le permitan, se dice, encontrar un trabajo.

Por otro lado, se habla de la terapia multisistemática traída de los Estados Unidos, que busca “cortar de raíz la carrera delictual de los menores”. En relación a esta última propuesta, vale la pena señalar quela Fundación Paternitas lleva años ejecutándola, con resultados altamente positivos en cuanto a recuperación juvenil e inserción escolar, familiar y social.

Me parecen muy interesantes dichas propuestas, sin embargo, creo que hay que enfocar el tema de la delincuencia si es verdad que queremos alcanzar éxito en una materia tan compleja y de difícil manejo.

Hemos dicho en todas sus formas que la delincuencia, en muchas ocasiones, es transgeneracional, involucrando por esa cualidad a generaciones completas. En este sentido no basta con la simple capacitación o habilidades laborales para arrancar a un sujeto de las redes delictuales en que prácticamente nació, involucrándose, desde que abrió sus ojos, en dicho ámbito cultural.

Cuando se plantean programas y propósitos en la lucha contra la delincuencia parece ser que lo que se enfatiza primariamente es el pragmatismo, cuestión que en lo que nos compete hace perder el objetivo y por lo tanto la dirección hacia donde debemos encaminarnos.

Es improbable, por no decir imposible, disminuir las tasas de la delincuencia de una manera real, permanente y constante en el tiempo cuando no se enfoca el problema a partir de las causas que llevan a familias completas a optar por un modo de vida al margen de la ley.

Hemos dicho en todas sus formas que la delincuencia, en muchas ocasiones, es transgeneracional, involucrando por esa cualidad a generaciones completas. En este sentido no basta con la simple capacitación o habilidades laborales para arrancar a un sujeto de las redes delictuales en que prácticamente nació, involucrándose, desde que abrió sus ojos, en dicho ámbito cultural.

Aquello, analizado desde un aspecto sociológico, habla y explica la problemática por sí misma. Si a eso le añadimos el consumo abusivo de drogas, alcohol y otros elementos adictivos experimentados, también desde el seno materno o en período de lactancia o posterior a ella, podemos concluir que son muchas las acciones que es necesario llevar a cabo con un sujeto, hombre o mujer, involucrado en el mundo de la delincuencia.

Los análisis neuropsiquiátricos efectuados a las personas que nos toca atender a diario son elocuentes en materias de graves conflictos espirituales, sociales y morales que se esconden en lo más hondo de cada ser. Sin la liberación del odio y de las venganzas, sin la curación de las heridas del alma o las propuestas efectivas y concretas de humanidad, todo lo demás, si  no se toma en cuenta lo anterior, puede ser simplemente esnobismo deslumbrador.

Comentarios del artículo: Reenfocar - Publicado: a las 5:13 pm

Etiquetas: , , » Publicado: 03/01/2012

Visita de Monseñor Ezzati a Karadima

La misión del pastor, a imitación de Jesucristo, es la de reflexionar con el penitente, para que éste no evada los delitos cometidos, sino que los considere despreciables y se proponga, de por vida, devolver a la sociedad el máximo de bien por el mal causado.

 

No puedo comprender que la opinión pública, e incluso alguna de las víctimas de Karadima, se hayan molestado por la visita que le hizo el señor Arzobispo con motivo de Navidad.

Quisiera recordar, en primer lugar, para poder ordenar la reflexión, que las condenas, sean estas dadas por los tribunales y en el caso de la que nos compete por el Vaticano, el objeto final es la recuperación del individuo, tanto personal, social, moral y/o espiritual.

Cuando Monseñor Ezzati visita a Karadima, o a cualquier condenado, lo hace en virtud que el pecado cometido debe ser reconocido y  asumido, por el infractor; única manera de reparar el mal causado.

Si la condena logra su objetivo, cual es el arrepentimiento y reconocimiento del mal causado, en el caso de Karadima la reivindicación sería, la oración y el sacrifico de por vida.

Padre Nicolás Vial, presidente Fundación Paternitas

Comentarios del artículo: Visita de Monseñor Ezzati a Karadima - Publicado: a las 4:10 pm

La Nación

Av. Nueva Providencia 1860, Oficina 183, Providencia
Teléfono: 56 2 - 2632 5014

Director Responsable: Patricia Schüller Gamboa
Representante Legal: Luis Novoa Miranda

© Comunicaciones LANET S.A. 2014
Se prohíbe toda reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio.