" "
Blog de
  • Osvaldo Segovia Zúñiga

Osvaldo Segovia Zúñiga

Docente Facultad de Economía. Universidad Central.

Etiquetas: , , , , , » Publicado: 10/02/2016

Inteligencia artificial: ¿Hacia dónde vamos?

Las universidades deberían ser las formadoras de los profesionales que aplicando su inteligencia biológica, trabajando en equipo con otros seres humanos, deberían ser capaces de transformar este mundo en algo mejor. Pero, ¿qué están haciendo actualmente las instituciones de educación superior?

En el Congreso del Futuro realizado en nuestro país, uno de los paneles más controversiales, fue el dedicado a la “Inteligencia Artificial”. En este contexto, la interrogante respecto de si la inteligencia artificial terminará superando a la inteligencia biológica fue la que terminó generando aún mayores dudas. No hubo acuerdo definitivo al respecto.

Por un lado, el doctor Hiroshi Ishiguro, ingeniero y director del Laboratorio de Robótica Inteligente, de la Universidad de Osaka e inspirador, tanto en imagen como semejanza, del androide GEMINOID, indicó que “a futuro queremos una sociedad robótica donde los androides y los humanos puedan convivir”, señalando el desafío de lograr que los robots muestren estados emocionales, faceta privativa hasta el momento del ser humano.

Por otro lado, el doctor en Informática y experto en robótica avanzada de la Universidad de Stanford, Oussama Kathib, se refirió al aspecto clave que sería el que los robots aprendan a trabajar en equipo con otros robots.

Finalmente el doctor en Historia, especializado en proceso macrohistóricos y autor del BestSeller “Sapiens: Una breve historia de la humanidad”, Yuval Harari, se refirió a la separación de dos elementos que hasta ahora permanecían unidos: La inteligencia y la conciencia.

Es así como en términos muy simples, la conciencia sería la capacidad de sufrir, característica propia de los humanos y los animales, pero que no tendrían hasta el momento ni los computadores ni los robots, que en la práctica sí serían muy inteligentes.

Es quizás este último concepto el que más llama la atención, por cuanto el sufrimiento es inevitable, pero es factible comprender su sentido y esta comprensión puede eventualmente transformar ese dolor en un camino de crecimiento y plenitud.

Si el dolor entendido como el sacrificio que debe realizar el ser humano para lograr sus objetivos, lo lleva finalmente a valorar su vida y su relación armónica con el medio (la naturaleza y el resto de los seres humanos), entonces el fin último de la educación en general y la superior en particular, debería ser entregar a sus estudiantes, esa capacidad de “sufrir” y, por ende, de entender el compromiso que tienen con el mundo.

Si por un momento aceptamos lo anterior, entonces las universidades desempeñan un papel fundamental, por cuanto deberían ser las formadoras de estos seres humanos que aplicando su inteligencia biológica, trabajando en equipo con otros seres humanos, deberían ser capaces de transformar este mundo en algo mejor.

La pregunta lógica que surge entonces es ¿qué están haciendo actualmente las instituciones de educación superior?, ¿especializándose en formar robots profesionales y entregando inteligente educación artificial? Para pensarlo al menos…

Comentarios del artículo: Inteligencia artificial: ¿Hacia dónde vamos? - Publicado: a las 12:00 am

Etiquetas: , , , , » Publicado: 02/09/2015

¿Responsabilidad social empresarial o humana?

La organización empresarial no es por sí sola la responsable de la colusión de las farmacias o de los productores de pollos ni menos del financiamiento irregular a la política. Pero como psicológicamente necesitamos vaciar la culpabilidad en algo o alguien, la empresa resulta ser el chivo expiatorio perfecto.

La revisión de las noticias no necesariamente nos deja un agradable sabor de boca. Cada vez es más recurrente comprobar cómo algunas organizaciones, burlando todos los controles, son capaces de recurrir a los más burdos o sofisticados artilugios para torcer el brazo de la ley y salirse con la suya.

Así las cosas, en buen chileno, hecha la ley, hecha la trampa; pero en este contexto, es válido y pertinente preguntarse qué pasa con la “responsabilidad social empresarial”.

Este consabido y no pocas veces socorrido concepto tiene sus orígenes en los años 50 y, en la práctica, encuentra sus raíces en la filantropía. Pero cuando se hace público el comportamiento de algunas empresas que actúan indiferentes ante el bienestar de la sociedad, resulta bien difícil pensar en siquiera pedirles un comportamiento distinto, porque está asumido que solo buscan acercarse al enriquecimiento, lejos de la filantropía.

¿Tiene real sentido exigirle a un ente, a una figura legal, a un modelo de gestión de recursos, un comportamiento que se traduzca en una actitud de responsabilidad y respeto a la sociedad?

La respuesta es sí, a todas luces, pero los matices, aunque no lo parezca, pasan por los propios consumidores. Esta suerte de ser inanimado que es la organización empresarial, no es por sí sola la responsable de la colusión de las farmacias o de los productores de pollos ni menos del financiamiento irregular a la política.

Pero como psicológicamente necesitamos vaciar la culpabilidad en algo o alguien, la empresa resulta ser el chivo expiatorio perfecto. Es como cuando se alude al “sistema”, como si fuera un ente autónomo, superpoderoso y omnipotente que se gobierna sin mediar acción humana.

Nos hemos rendido ante la sobrenaturaleza que hemos creado, esta sobrenaturaleza representada entre otras cosas por el facilismo, el exitismo y el consumismo, nos obliga lamentablemente a olvidarnos del otro ser humano, del que está al frente y al lado.

Corremos diaria e infatigablemente para alcanzar nuestra cuota de consumo y cuan mascotas amaestradas, terminamos el día felices de haber obtenido nuestra porción de sobrenaturaleza, a merced de haber sacrificado nuestra porción de humanidad.

Comentarios del artículo: ¿Responsabilidad social empresarial o humana? - Publicado: a las 7:00 am

La Nación

Av. Nueva Providencia 1860, Oficina 183, Providencia
Teléfono: 56 2 - 2632 5014

Director Responsable: Patricia Schüller Gamboa
Representante Legal: Luis Novoa Miranda

© Comunicaciones LANET S.A. 2014
Se prohíbe toda reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio.