" "
Blog de
  • Oscar Céspedes Atenas

Oscar Céspedes Atenas

@cespedesrock

Etiquetas: , , , » Publicado: 20/04/2015

Fake Prophet: Cuando las balas se convierten en melodías

La historia de Fake Prophet, una banda del sector poniente de Santiago, puede servir de motivación para otras que lo tienen todo, pero que no logran nada.

La primera vez que vi a Fake Prophet fue en la final del sexto Festival de Bandas Emergentes Escudo por allá finalizando 2012. Aquella noche en la legendaria Batuta, mucha gente se reunió para entregar el marco emotivo a una final en donde solamente llegaron tres bandas, entre más de 700 que participaron desde todos los rincones de Chile.

La verdad es que esperaba ver buenos grupos, pero nada del otro mundo. Sin embargo, cuando vi la presentación de los hasta ese entonces desconocidos Fake Prophet, quedé gratamente impresionado. La calidad para interpretar sus composiciones, la naturalidad para pararse en un escenario importante y la hermosura de sus melodías generaron un vaticinio prometedor entre todos los que estuvimos presentes esa noche en el tradicional recinto de Ñuñoa. Lógicamente se quedaron con la victoria.

Tiempo después me tocó conducir un Festival en Valparaíso, en donde Fake Prophet fue la banda soporte de grandes agrupaciones como Sinergia y Chancho en Piedra. Luego de su presentación, pasé brevemente a saludarlos y el ánimo entre sus integrantes no era el mejor, pues debieron enfrentar algunos problemas de sonido (nada grave, sino que los típicos inconvenientes que tiene la banda telonera). “Estos cabros son bien perfeccionistas”, pensé ese día. Por lo tanto mi curiosidad para conocer su historia creció fuertemente.

La banda es oriunda de Pudahuel, y de no haber nacido en esa complicada comuna lo más probable es que nunca hubieran pensado en crear música, como ellos mismos han reconocido. Claro, porque ahí supieron lo que era viajar largos tramos en micro, donde el temor de ser asaltados los obligaba a mantenerse en permanente estado de alerta. Perder sus instrumentos era algo que se debía evitar a toda costa, porque para ellos la cosa no era ir a una tienda y decir “dame una Gibson y un Marshall”, posibilidad que si tienen otros, pero que trunca la capacidad creativa.

Y así, entre las balas que una vez casi le vuelan la cabeza a su manager, el anhelo por componer música y darla a conocer se fue acrecentando. El tener hambre de triunfo es algo que a estos muchachos los ha llevado a ganarse un lugar en la escena musical chilena y por supuesto nadie se los regaló. El camino recién comienza, pero se ve bien luego de entregar tres discos en muy poco tiempo. Hoy ya preparan el cuarto que llevará por nombre “La cura del ego” y en donde se arriesgan con un formato que soporta de buena manera a nueve integrantes.

Probablemente quienes lean estas líneas se irán directo a buscar la música de Fake Prophet. Yo lo recomiendo de todas maneras. Pero considero mucho más importante rescatar la historia de gente que hace bien las cosas, personas que aun creen en el arte para salir de circunstancias adversas. Ese mismo sueño alguna vez lo tuvieron grandes celebridades de la música, por ejemplo unos que una vez escribieron que el camino hasta la cima es muy largo. Fake Prophet lo está recorriendo…y ya avanzaron varios kilómetros.

Fake Prophet okmLa banda con sus 9 integrantes. Foto: Magdiel Molina

Comentarios del artículo: Fake Prophet: Cuando las balas se convierten en melodías - Publicado: a las 10:26 am

Etiquetas: , , , , , » Publicado: 14/04/2015

Música chilena de buena ley

La Ley de Fomento de la Música Chilena está empezando a tomar su forma definitiva y trae aspectos bien interesantes.

En Buenos Aires, las vitrinas de los locales destacan “las remeras” de grupos como Divididos, La Renga y Callejeros, por sobre las bandas extranjeras, y en muchos locales, “el mambo” (como se refieren ellos a las tocatas buenas) es musicalizado principalmente por agrupaciones argentinas.

Es más, desde cierta hora exclusivamente se toca música del vecino país y alguien me comentó que el Estado daba una especie de subsidio a los “boliches” que prefieren la música nacional por sobre la extranjera.

Para un chileno, en donde las bandas nacionales no son valoradas como deberían, menciono estas particularidades de la música argentina, porque en respetar a sus artistas nos llevan años luz.

Por eso es bueno destacar dos medidas para aplaudir: una, la aprobación de la ley de 20% de contenido de música nacional en las radios; y además, la Ley de Fomento de la Música Chilena que establece que los espectáculos internacionales deberán contar con una banda telonera de nuestro país.

“Están obligando a escuchar música nacional”, dirán algunos. Yo me pregunto ¿en qué momento y por qué razones se dejó de escucharla? Porque según tengo entendido, en décadas pasadas los ídolos musicales eran nuestros compatriotas e incluso hubo un par de movimientos bien interesantes como fueron “La nueva canción chilena” y “La nueva ola”.

Resulta imposible que nos gusten los artistas nacionales cuando no tenemos la posibilidad de escucharlos. Es cierto que hoy en día la radio no es la única alternativa para informarnos sobre lo que acontece en el mundo del espectáculo, porque existen diversas plataformas para conocer hasta el grupo mas underground, pero también es cierto que la radio sigue marcando tendencias. Al final el ejercicio es simple: si se dan a conocer 100 músicos chilenos, la audiencia irá escogiendo sus favoritos.

Hay esperanza entonces en la Ley de Fomento de la Música Chilena. Obviamente primero hay que comprobar que resulte, pero ya es hora de darle un gran reconocimiento a nuestros artistas. Es increíble que tengan que salir al extranjero para que se reconozca su talento, cuando deberían tener la chance de ganarse la vida con su arte. En buen momento llega esta ley y ahora es cuando la ciudadanía tiene en su poder la hermosa posibilidad que permite escoger lo que se quiere escuchar. En algún momento de nuestra historia se sacó la música nacional de la programación radial y del abanico de posibilidades de espectáculos. Al parecer, esos oscuros días llegaron a su fin.

Comentarios del artículo: Música chilena de buena ley - Publicado: a las 8:57 am

Etiquetas: , , » Publicado: 30/03/2015

Teatro Cariola: Un histórico lugar ha vuelto a la vida

Pocos conocían la existencia de este recinto de calle San Diego, pero ahora serán muchos los que podrán disfrutarlo.

Santiago en particular tiene pocos lugares óptimos para ver grandes presentaciones de música. Escasos son los locales que cuentan con sonido de calidad y logran ofrecer un buen trato a las bandas. Es uno de los grandes problemas que impiden el fortalecimiento de nuestra escena musical.

Algunos me dirán que no estamos en Nueva York, en donde los clubes florecen por montones, pero al ser esta ciudad una urbe relativamente grande, considero insólito que solo tengamos un puñado de buenos locales luego del Movistar Arena y el Caupolicán. Había un vacío grande para las audiencias medianas.

Y dentro de este pesimista panorama de pronto apareció un “nuevo” recinto que viene a paliar la carencia de espacios dignos del público. Un lugar que arremete desde el pasado, como si hubiese estado perdido en el tiempo esperando que alguien lo volviese a descubrir, para darle un uso circunscrito a la cultura.

Inmerso en la tradicional calle San Diego, ha vuelto a abrir sus puertas el Teatro Cariola. Un lugar que estuvo casi abandonado por bastante tiempo y que muchos no conocieron en su época de mayor esplendor, por allá en las lejanas décadas del ‘50 y ‘60.

Algunos me dirán que no estamos en Nueva York, en donde los clubes florecen por montones, pero al ser esta ciudad una urbe relativamente grande, considero insólito que solo tengamos un puñado de buenos locales luego del Movistar Arena y el Caupolicán. Había un vacío grande para las audiencias medianas.

Inaugurado en 1954, el Cariola cuenta con dos salas. Una llamada Carlos Cariola y la otra Alejandro Flores. En total logra una capacidad de dos mil personas aproximadamente. Tiene palcos, platea y cuenta con un gran foso para una orquesta. Es decir, es un recinto apto para realizar ópera.

En lo personal recién lo conocí el pasado viernes 27 de marzo durante una perfecta presentación de Ana Tijoux. Al entrar al lugar, aún se respira ese aire que te conecta con el pasado, a pesar que la restauración se encuentra muy avanzada. El piso es de un antiguo y hermoso parquet, pero que se ve en buenas condiciones.

Desde los palcos la vista permite dimensionar el tremendo aporte a la cultura que implica la reapertura del Cariola. Hay comodidad para espectadores y para artistas lo cual ya es garantía de un buen espectáculo. El sonido funciona perfecto y además existe esa hermosa complicidad entre lo histórico y contemporáneo. La imaginación permite indagar en las múltiples posibilidades que deben ofrecer los pasillos del recinto. ¿Qué historias guardarán los camarines? ¿Qué sorpresas habrá en esos rincones imperceptibles ante la mirada emocionada de los espectadores?

Se recuperó un excelente y mágico lugar declarado monumento nacional, bajo la categoría Monumento Histórico, mediante el Decreto N° 528, del 17 de diciembre de 2012. Ahora ha sido entregado a la ciudadanía gracias al excelente y admirable trabajo que está realizando la productora Transistor. Por el momento ha abierto sus puertas para espectáculos musicales, pero a futuro se podrán mostrar diversas expresiones culturales. Por lo tanto hay muy buenas noticias: el Teatro Cariola ha vuelto a la vida y ahora está en manos del público cuidarlo para no volver a perderlo en el tiempo.

Comentarios del artículo: Teatro Cariola: Un histórico lugar ha vuelto a la vida - Publicado: a las 10:25 am

Etiquetas: , , , , » Publicado: 16/03/2015

Lollapalooza y su culto a lo perfecto

La quinta versión del festival una vez más demostró que es un espectáculo de primer nivel. El público no superó en número al de versiones anteriores, pero aun así será una multitud difícil de igualar en lo que resta de 2015.

Este año fui a Lollapalooza como un fanático cualquiera. Mi labor periodística dio paso a la mirada de un espectador que pretende disfrutar un espectáculo de primer nivel y Lollapalooza sí que lo es. Desde el momento mismo en que se pone un pie en el Parque O’Higgins te das cuenta que comienzas a vivir el mayor y más importante festival de música en Chile, realidad que es apreciada por la alta concurrencia que se ve año tras año.

Y es el concepto de festival uno de los primeros aspectos que se debe destacar. El público nacional evidentemente ha crecido en su diversidad de estilos. Es cierto que todos tenemos un corazoncito y es imposible que todas las bandas del universo sean de nuestro agrado, pero en Lollapalooza hay un ambiente de respeto que no se ve siempre en Chile. Para qué vamos a recordar conciertos en donde el grupo telonero recibió toda la furia de quienes iban solamente a ver la banda de fondo. No vale la pena, pero sí es un agrado ver cómo en el Parque O’Higgins todas las propuestas son escuchadas con el ánimo de aprender algo.

A veces pienso que es prácticamente otro país, porque para qué nos vamos a leer la suerte entre gitanos si todos sabemos que en muchos otros festivales, lamentablemente aspectos como la basura dejan bastante que desear. En Lollapalooza la basura casi no existe, al contrario, todo queda impecablemente limpio para recibir el día siguiente.

La quinta edición de Lollapalooza no merece que se hable de consolidación, porque eso ya lo logró hace mucho al ser un espectáculo realmente perfecto. Insisto, más allá de preferencias musicales, el ambiente, sonido, puestos de comida y comodidad en general lo convierte en un evento que nivela hacia arriba.

Pero vamos al aspecto netamente musical. Según lo que vi, The Smashing Pumpkins y Jack White fueron lo mejor del día sábado. Los de Billy Corgan recurrieron a una batería de clásicos para ganarse al público, que por ahí no respondió con tanta euforia ante la perfecta presentación que había sobre el escenario. Jack White por su parte, cerró la jornada sabatina con un show lleno de virtuosismo y una banda plagada de talento. Se paseó por diversos estilos musicales y su energética forma de “acariciar” las cuerdas, logran dejar sin aliento a cualquiera. Creo que es lo más parecido a un héroe de la guitarra contemporáneo.

El día domingo fue sinónimo de Robert Plant. Mucha fanaticada iba solamente a verlo a él y su estampa de leyenda. Kasabian e Interpol hicieron lo suyo, pero creo que fueron eclipsados por la magnífica y aun prolija voz del ex cantante de Led Zeppelin. Su actual banda, “The Sensational Space Shifters” representa la búsqueda de sonidos que persiguió el vocalista desde que compartía escenario con Jimmy Page, John Bonham y John Paul Jones. Ahora tiene mucha mayor libertad claro está, al ser la única megaestrella.

La quinta edición de Lollapalooza no merece que se hable de consolidación, porque eso ya lo logró hace mucho al ser un espectáculo realmente perfecto. Insisto, más allá de preferencias musicales, el ambiente, sonido, puestos de comida y comodidad en general lo convierte en un evento que nivela hacia arriba. Quizás lo único malo es que en marzo aun hace un calor sofocante, pero eso es algo que no se puede controlar… a menos que Perry Farrell ya esté pensando en cómo resolverlo.

Comentarios del artículo: Lollapalooza y su culto a lo perfecto - Publicado: a las 9:38 am

Etiquetas: , , , , , » Publicado: 09/03/2015

El rock chileno es igual de bueno que el extranjero

Son varias las bandas nacionales que trabajan arduamente para entregar música de nivel mundial, aunque no obtienen el reconocimiento que se han ganado.

En Chile los medios de comunicación ponen sus ojos en la música internacional lo cual por supuesto nos agrada. Pero también sería muy positivo que ese mismo énfasis fuera para destacar las agrupaciones nacionales. En general, la música de nuestro país no tiene nada que envidiar a la extranjera en cuanto a talento. Claramente la maquinaria que tienen agrupaciones de otros países es gigante, pero ese apoyo parte desde sus mismos compatriotas. En suelo nacional tenemos la materia prima necesaria y ejemplos hay muchos.

Hace un tiempo conocí a una banda llamada Crisálida. Desde ese primer show y en todos los venideros siempre he quedado con la misma sensación de estar presenciando un espectáculo de nivel mundial. Entonces ¿por qué no tienen un reconocimiento mayor como se merecen?

Continúo con el ejemplo de Crisálida. Una agrupación que lleva alrededor de 15 años en la escena musical y manteniendo una propuesta bien particular dentro del rock progresivo.

Seguramente eso ya lo han escuchado antes, pero cuando repaso los trabajos de todas las bandas chilenas que he escuchado, son pocas las que rescatan elementos propios de nuestra tierra a la hora de componer y no me refiero solamente a las letras.

Crisálida es una banda que recientemente abrió el show de los ingleses de Anathema en el Teatro Caupolicán y ahí presentó lo que será su nuevo disco llamado “Terra Ancestral”. El LP cuenta historias acerca de nuestro poderoso sur, sus majestuosos bosques y sobre el sufrimiento ignorado de nuestras etnias en la Patagonia. Estará disponible en vinilo, CD y Digital en abril de 2015 para Chile y el resto del mundo. Como si fuese poco, el álbum fue producido por el destacado profesional de la música, Daniel Cardoso, quien además es baterista de Anathema.

Esta escena la construimos entre todos. La materia prima está y solamente hay que ajustar las piezas para crecer musicalmente. Qué lindo sería ver el Estadio Nacional repleto para disfrutar de bandas chilenas. Ha pasado, pero me refiero a verlo bien seguido.

Daniel viajó exclusivamente a Chile para producir el disco de Crisálida y en 11 días de intenso trabajo no dejó pasar ningún detalle durante la grabación realizada en el estudio Tierra. La mezcla y masterización fueron realizadas en Ultrasound Studios (Portugal). Más allá de su profesionalismo extremo, Cardoso también se convirtió en un “piscolover”, anécdota que sirve para graficar el nivel de compromiso y unión que hubo entre músicos y productor. Ninguna diferencia con el nivel que se trabaja en Europa.

Quiero destacar el intenso trabajo que realizan muchas bandas nacionales tomando como ejemplo a Crisálida. Estamos tan obnubilados con lo extranjero y erróneamente pensamos que nuestros músicos trabajan de forma semi-profesional, cuando no es así. En Chile son varias agrupaciones que con toda seguridad serían tratadas como mega estrellas si vivieran en otros países. Y no me refiero a países muy lejanos, porque hace poco estuve en Buenos Aires y ahí en sus tiendas de poleras rockeras las que están en vitrina son Las de La Renga y Divididos. Las de Metallica y demás bandas foráneas están casi ocultas más atrás.

Hacia allá debemos apuntar. Esta escena la construimos entre todos. La materia prima está y solamente hay que ajustar las piezas para crecer musicalmente. Qué lindo sería ver el Estadio Nacional repleto para disfrutar de bandas chilenas. Ha pasado, pero me refiero a verlo bien seguido. Confío en que se puede lograr y para cumplir ese anhelo todos debemos poner nuestra cuota. Los músicos ya lo hacen, ahora es momento para que pongan su parte empresarios, fans y por cierto…los periodistas de espectáculos.

Comentarios del artículo: El rock chileno es igual de bueno que el extranjero - Publicado: a las 8:12 am

Etiquetas: , , , , » Publicado: 27/02/2015

El Festival de Viña debe ser para los músicos

Otro año más en donde los medios de comunicación destacan reinas y vestidos, pero se olvidan de la música.

Sería muy linda una alfombra roja del Festival de Viña en donde desfilen solamente los artistas ¿cierto? Pero no, acá en Chile es más importante la esposa del futbolista, la modelo de turno y en general cualquier persona que goza de sus cinco minutos de “fama”. Es mi primera reflexión sobre el evento musical más importante del país.

El otro día recordaba cuando muchos años atrás, miles de fans estaban desde temprano afuera del hotel O’Higgins para lograr cazar algún autógrafo de sus ídolos. Tengo grabada la imagen de la fiebre que produjo la primera visita de Soda Stereo por allá en 1987. Una locura colectiva que se podía ver solamente en Viña del Mar. Hoy las cosas han cambiado mucho.

Me gusta el Festival de Viña. Pero no me gusta ver cómo han ido cobrando mayor importancia para los medios de comunicación situaciones ajenas a la música. No me parece que tenga mayor relevancia la coronación de una señorita como reina, en lugar del espectacular solo de bajo que hizo Pedro Aznar.

Me gusta el Festival de Viña. Es la fiesta más importante del verano y tiene tantos años de historia que la mayoría de los chilenos le tenemos un gran cariño. Muchas familias se reúnen a verlo por televisión y con seguridad es el tema de conversación para la mitad del país al día siguiente.

Lo que no me gusta es ver cómo han ido cobrando mayor importancia para los medios de comunicación situaciones ajenas a la música. Porque ¿éste es un festival de música o no? Entonces no me parece bien que tenga mayor relevancia la coronación de una señorita como reina, en lugar del espectacular solo de bajo que acaba de realizar Pedro Aznar la noche del miércoles 25.

No tengo nada en contra de la farándula. Es más, creo que debe existir, pero también es muy necesario que los medios pongan temáticas más diversas en lugar de centrarse solamente en copuchas, vestidos y en definitiva gente que no tiene nada que hacer en un festival de música.

Ahora bien, por supuesto que el Festival de Viña es el más importante gracias a la televisión, porque de no ser así, estoy seguro que no tendría la misma repercusión que hoy tiene. Entonces es el mismo medio televisivo quien debería preocuparse más de Nano Stern, Pedro Aznar o Cat Stevens, los verdaderos protagonistas.

¿Es el canal de televisión que transmite el responsable de esto? No. Porque cuando hay una gala en donde desfilan de todo menos músicos, es cuando deberíamos sencillamente cambiar de canal. Sin embargo, el rating para ese tipo de transmisión es altísimo. Sencillamente nos gusta ver ese contenido en la televisión y lo lamentable es que con lo alicaída que está nuestra industria musical, el Festival de Viña sigue siendo un tremendo escenario y vitrina, pero cada día menos para los músicos y artistas.

Comentarios del artículo: El Festival de Viña debe ser para los músicos - Publicado: a las 10:16 am

Etiquetas: , , , » Publicado: 20/02/2015

¡Fuerza Bruce Dickinson carajo!

Un cáncer de lengua afecta al vocalista de Iron Maiden y aunque fue detectado a tiempo y el pronóstico es positivo, sus fanáticos estarán hasta mayo sumidos en la incertidumbre. La relación del cantante con Chile es muy fuerte.

La primera vez que pude estar cerca de Iron Maiden fue durante su conferencia de prensa de 2008 en uno de los salones del hotel Sheraton San Cristóbal. Un gran amigo que trabaja ahora en la radio Sonar, me cedió su puesto como periodista para que yo pudiese estar frente a frente con la banda de mi vida. La gira llamada “Somewhere back in Time” aterrizaba en Chile y la expectación era tremenda.

Debo confesar que las labores periodísticas flaquean un poco cuando la emoción supera a la racionalidad. Pero vamos, todos tenemos nuestro corazoncito ¿cierto? Y cuando florece ese fanatismo que proviene directamente desde el corazón, es bien difícil concentrarse en una labor profesional. Bueno, yo lo tuve que hacer aquel caluroso día de marzo.

En uno de los salones del hotel se preparaban cámaras, micrófonos y todos los reporteros tomábamos asiento. Lógicamente yo me puse en primera fila para no perderme ningún detalle de ese mágico instante. La espera se hacía larga, hasta que de pronto ahí antes mis ojos comenzaron a aparecer Nicko, Dave, Janick, Adrian, Steve y por supuesto Bruce Dickinson. Momento soñado para cualquier fan del rock.

Por fortuna muchos de los que estábamos en ese salón, además de periodistas éramos seguidores de la banda, porque de otra forma las bochornosas preguntas que hacían algunos nos habrían dejado tan en ridículo como cuando en 1992 la banda fue calificada de “satánica” por grupos religiosos y no pudo venir. Con paciencia esperé mi turno y cuando el micrófono llegó a mis manos no dudé hacia quien iría dirigida mi pregunta.

Quizás fueron las cervezas que me había tomado antes para capear el calor, o tal vez fue la emoción, pero no hice ninguna de las preguntas que había pensado la noche anterior, elegí otra que se me ocurrió en el momento. La experiencia de Bruce Dickinson piloteando el Ed Force One sobre la cordillera de Los Andes era algo demasiado llamativo para mí como para obviarlo. Durante su respuesta me demostró un conocimiento mucho mayor al que podría tener cualquier chileno sobre Los Andes. Incluso me habló sobre los cóndores con gran naturalidad. Los conocía perfectamente pese a no haber visto uno.

Dickinson es músico, esgrimista, locutor radial, empresario, piloto de avión, escritor y como si fuese poco…estrella del rock and roll. Y cuando nos dice que somos el mejor público del mundo, le creemos.

Es cierto que a veces el fanatismo nubla la razón, siempre he sostenido eso, pero en aquella conferencia de prensa entendí que todos los atributos conocidos sobre el cantante de Iron Maiden son totalmente ciertos. El manejo ante los periodistas, su sabiduría, la paciencia para responder, todo eso se suma a su calidad como músico, esgrimista, locutor radial, empresario, piloto de avión, escritor y como si fuese poco…estrella del rock and roll.

Es por eso que todas las veces que ha visitado nuestro país, cuando nos dice que somos el mejor público del mundo, le creemos. Otros músicos dirán algo similar en Chile, pero sabemos que solamente son palabras de buena crianza dichas en todos los países. A Bruce en cambio le creemos, porque siempre que ha estado en suelo nacional, además de entregarnos su máxima capacidad artística, hasta se ha dado el tiempo para compartir sus pasiones con chilenos (estuvo toda una tarde en la Federación Chilena de Esgrima, por ejemplo).

La noticia sobre su cáncer me ha estremecido profundamente y estoy seguro que también a millones de personas. Sin embargo, entendiendo la genialidad de este hombre, sabemos que se va a recuperar pronto. Tenemos la esperanza en que luego lo veremos saltando y corriendo en los escenarios, deleitándonos con su prodigiosa voz. Y aunque sé que no leerá esta columna, creo que es necesario dejar escrito un sentimiento de gratitud hacia el más grande cantante de heavy metal en la historia. ¡Vamos Bruce, desde Chile te mandamos un montón de vibras positivas!

Comentarios del artículo: ¡Fuerza Bruce Dickinson carajo! - Publicado: a las 10:20 am

Etiquetas: , , , , » Publicado: 13/02/2015

La Armada chilena en Lollapalooza

Por fortuna muchos serán los músicos nacionales que dirán presente en el festival musical más importante que se realiza en nuestro país. El viejo y querido rock and roll estará muy bien representado gracias a una banda venida desde el sur.

El festival Lollapalooza vivirá su quinta edición en Chile y se ha convertido por lejos en el evento musical mejor organizado que se ha visto en nuestro país. A pesar que tiene muchos detractores, (al menos en redes sociales así pareciera) debido a una eventual segmentación elitista en sus seguidores, es una tremenda chance para que las bandas y solistas puedan mostrar su música ante una multitud de espectadores y ante los ojos de los críticos especializados de todo el mundo.

Esta experiencia se ha transformado en una ventana muy importante para los artistas nacionales y también en un buen trabajo. A diferencia de otros festivales, en Lollapalooza se ofrece un satisfactorio trato económico para los músicos chilenos. Lógicamente no ganan lo mismo que Robert Plant, pero sí es un trato que deja más que conformes a los miembros de las agrupaciones, según ellos mismos me han comentado.

La música chilena ya se ha hecho presente con gran éxito en ediciones anteriores de este importante escenario y para algunas bandas, como Astro por ejemplo, ha significado el inicio de una importante carrera internacional. Creo que no existe otro festival en Chile que entregue la tremenda oportunidad implícita al ser parte del espectáculo creado por Perry Farrell.

A diferencia de otros festivales, en Lollapalooza se ofrece un satisfactorio trato económico para los músicos chilenos. Lógicamente no ganan lo mismo que Robert Plant, pero sí es un trato que deja más que conformes a los miembros de las agrupaciones, según ellos mismos me han comentado.

Y en la edición 2015 el número de exponentes nacionales es alto en cantidad y en categoría. Congreso, Jorge González, Astro, Zaturno, López, Quique Neira, Camila Moreno, Yajaira Pedropiedra, Fernando Milagros y Hielo Negro, entre otros, serán los privilegiados que podrán mostrar su arte este 14 y 15 de marzo en el Parque O’Higgins. Me quiero dar el lujo de dedicarle un par de párrafos a Hielo Negro como ejemplo del rock nacional.

El trío conformado por Marcelo Palma (voz y guitarra), Christian Mac Donald (batería) y Matías Alarcón (bajo) ya está próximo a cumplir 18 años de carrera. Desde sus inicios cultivaron un rock auténtico que ellos bautizaron como “rock patagónico” y que ha sido su bandera de lucha desde el primer día. Aunque algunos los han querido encasillar dentro del stoner rock, su música es única. Posee esa fuerza de Black Sabbath, pero a la vez la poesía de un lugar tan místico como Punta Arenas.

Hielo Negro es una agrupación que ha recorrido un gran camino, tal cual se llama su último disco de 2014. Es de esas bandas que al escucharlas comprendes de inmediato su mensaje. Por supuesto que dentro de su honestidad no hay tiempo para fijarse si tocan en un bar o en un escenario para 50 mil personas. Lo de ellos es expresar su rock and roll lo más fuerte que se pueda y punto.

El trío rockero es la demostración de que perseverar es el único camino en el mundo de la música. Cualidad que se hace mucho más importante al componer canciones en un país donde el arte no es apreciado cuando proviene desde nuestra misma tierra. Hielo Negro estará en Lollapalooza 2015 no para satisfacer el paladar de nadie, sino que marcará su presencia con el mismo objetivo que ha tenido siempre: elevar su rock patagónico lo más alto que se pueda.

Comentarios del artículo: La Armada chilena en Lollapalooza - Publicado: a las 10:38 am

Etiquetas: , , , , , » Publicado: 06/02/2015

AC/DC prepara su conquista final con lo que mejor que tiene

La que podría ser su última gira mundial ha estado llena de problemas, pero Angus Young y sus muchachos aún tienen mucho rock and roll para sus fanáticos.

AC/DC es una banda de estadios. Por supuesto que todos sus seguidores ya saben esto y le ofrecen una lealtad a toda prueba. Y precisamente una verdadera prueba es lo que está viviendo el grupo, porque como ya es sabido, enfrentan problemas de salud y líos judiciales que han traído como consecuencia perder dos de sus miembros en la última etapa de una exitosa carrera.

Pero la legendaria agrupación por algo es tan grande. No existe otra banda como ellos y en su rol de héroes del rock, han salido al paso de los problemas con algunas buenas noticias. Una de ellas es la excelente crítica que ha recibido su último disco “Rock or Bust”. Alabado en todos los países, trajo como consecuencia que la primera parte de su tour mundial se encuentre con los tickets prácticamente agotados.

Y la otra gran noticia viene a levantar el ánimo tras una mala. Chris Slade se hará cargo de la batería, luego que Phil Rudd todavía no logra superar sus problemas judiciales. De esta manera, el calvo baterista volverá a AC/DC después de 21 años (fue parte de la banda entre 1989 y 1994).

Se ha generado una gran expectativa con esta nueva gira mundial. Razones hay de sobra, pero la que cobra mayor fuerza es la posibilidad de que esta sea la última pasada del grupo por gran parte del mundo. Cabe recordar que en el tour anterior del disco “Black Ice”, no tocaron en Chile, hecho que haría crecer la ansiedad porque se confirme pronto un concierto de los australianos en el Estadio Nacional. Debería ser en octubre de este año.

¿Es la mejor formación que podrían tener en este difícil momento? Creo que sí. La partida definitiva de Malcolm Young, debido a su delicado estado de salud, es una cruda realidad que aún cuesta asumir. No obstante, su reemplazante es alguien de la familia. Stevie Young se hará cargo de la guitarra rítmica y no es para nada extraño, debido a que ya había reemplazado a su tío Malcolm en la gira de 1988 “Blow up your Video”. Por lo tanto, no resulta tan traumático a pesar de la inmensa trayectoria de Malcolm.

AC/DC se ha debido sobreponer a complejas circunstancias. Solamente hay que mencionar la muerte de Bon Scott en el momento preciso en que la banda ya se empezaba a apoderar del mundo musical. Ahora en 2015 han debido enfrentar la pérdida de dos piezas muy importantes. Sin embargo, ahí están dando la pelea.

No me cabe duda que este próximo domingo 8 de febrero, en la ceremonia de los premios Grammy, se van a robar todas las miradas y una vez más dejaran con la boca abierta hasta al más incrédulo. ¿Y por qué estoy tan seguro? Porque esta es una de esas bandas que han debido recorrer un largo camino para triunfar y lo han logrado…o como ellos mismos dicen, “es un largo camino hasta la cima, si tú quieres rock and roll”.

Comentarios del artículo: AC/DC prepara su conquista final con lo que mejor que tiene - Publicado: a las 11:25 am

Etiquetas: , , » Publicado: 30/01/2015

No alejemos a los fans de los conciertos

2014 podría marcar un antes y un después en el manejo del negocio relacionado con los espectáculos musicales en nuestro país.

Hace años que Chile se convirtió en una excelente plaza para los espectáculos musicales de índole internacional. Es cosa de mirar el calendario de conciertos para darse cuenta que prácticamente tenemos un par de buenos shows a la semana. Los precios por asistir a los recitales deben estar entre los más altos de Sudamérica, pero a pesar de ello, los recintos albergan multitudes. Eso al menos hasta 2014, año en donde empezó a producirse un cambio.

Una disminución evidente en la cantidad de espectadores, coinciden con el alto precio de las localidades. El ejemplo más reciente fue el espectáculo de Foo Fighters en la Pista Atlética. Sin duda un show de primer nivel, que perfectamente podría haber sido visto por una cantidad superior a las 20 mil personas que finalmente llegaron a la Pista Atlética. Sin embargo, el alto costo de los tickets, mermó según mi visión, el número de espectadores. No me atrevo a decir cuántas personas más hubiesen llegado con precios menos costosos, pero si estoy seguro que muchos querían ir y no lo hicieron por razones económicas.

A un fanático claro que le gustaría ver sus bandas favoritas bien seguido y sin tener que moverse de Chile. Pero si consideramos que la mitad de la población chilena gana alrededor de 400 mil pesos, resultan sumamente exagerado los habituales precios que se están cobrando por los grandes espectáculos musicales.

Nuestro país está lejos de casi todo el resto del mundo. No hay una población gigante en Chile como en Brasil o Argentina que permita tener un mayor número de eventuales interesados en el mercado de los conciertos. Entonces ¿qué han visto las productoras para hacer tantos shows en Chile? ¿Qué vio Perry Farrell al escogernos para traer su Lollapalooza?

Durante muchos años Chile estuvo al margen de todas las pasadas sudamericanas de grandes bandas. Así fue como en 1981 no pudimos ver a Queen. Razones políticas por todos conocidas, impedían realizar grandes espectáculos en nuestros escenarios. Luego, con la llegada de la democracia, comenzaron a producirse los anhelados recitales masivos partiendo con el muy recordado show de Rod Stewart en el estadio Nacional por allá en 1989.

Luego de ese primer concierto vinieron grupos que jamás habíamos soñado con ver. Es más, muchas bandas ya han adoptado a Chile prácticamente como su segundo hogar y nos visitan muy seguido. Tanto llegó a ser esta “tierra prometida de shows” que a pesar de las largas distancias, se mueve todo el aparataje de escenografía y así hemos podido disfrutar presentaciones idénticas, a veces mejores, que las realizadas en Europa. Lo de Roger Waters con The Wall en el estadio Nacional es un buen ejemplo.

Hasta ahí todo bien. A un fanático claro que le gustaría ver sus bandas favoritas bien seguido y sin tener que moverse de Chile. Pero si consideramos que la mitad de la población chilena gana alrededor de 400 mil pesos, resultan sumamente exagerado los habituales precios que se están cobrando por los grandes espectáculos musicales. La única forma de ir es endeudarse. Quizás fue uno de los aspectos bien o mal vislumbrados por los organizadores  de este tipo de eventos.

Entonces el ejercicio es simple. Un trabajador chileno, melómano hasta los huesos, que anhela ir a ver a sus bandas favoritas en vivo, de pronto se encuentra con dos y quizás más conciertos que desea ir a ver. Los precios son altísimos (con los sueldos promedio de Chile deberíamos considerar caro un ticket sobre 60 mil pesos) y ya tiene saturada la tarjeta de crédito entre sus gastos hogareños y los shows del mes anterior que ya lo llevaron a endeudarse. Así es muy complicado poder disfrutar algo tan lindo como ver música en vivo. El negocio podría y debería tener una reestructuración para no alejar a los fanáticos…al final ellos son lo más importante en la industria musical.

 

Comentarios del artículo: No alejemos a los fans de los conciertos - Publicado: a las 11:46 am

Etiquetas: , , , , » Publicado: 23/01/2015

¿Otorgará el 20% en la radio el despegue para la música chilena?

Las radios deberán transmitir un 20 por ciento de música nacional en sus contenidos, pero la fórmula para que la industria crezca tiene varias aristas, incluyendo a la televisión, los fanáticos y por cierto…los periodistas.

Ya es un hecho. Está aprobada la ley que exigirá a las radios de Chile incluir en su programación un 20 por ciento de música chilena. Triunfo celebrado por todos los artistas, pero ¿realmente éste es el puntapié inicial a un despegue definitivo de la industria musical en nuestro país?

La radio sigue siendo un medio muy masivo por estos lados, no hay duda. Cada día miles de personas escuchan los contenidos hasta ahora sin mucha presencia de bandas nacionales, pero sí con mucho énfasis en las de otros países. Es más, hay programas enteros dedicados a luminarias extranjeras y hasta maratones de 24 horas escuchando alguna banda que posteriormente tocó en suelo chileno.

Dentro de este eventual nuevo escenario caben muchas posibilidades. Una de ellas es que esos mismos espacios dedicados a agrupaciones internacionales, den paso a programas con contenido de música chilena. Realidad que no se ve tan segura, debido a que desde las mismas radios han argumentado que esta ley atenta contra la libertad de elegir lo que transmiten. Aseguran que ellos dan lo que el público quiere escuchar. ¿Cómo sabrán eso? ¿Alguna encuesta o estudio de algún tipo?

Pero la ley ya está y sin chistar todas las radios tienen que incluir un 20 por ciento de contenido chileno. Es ahí donde surgen algunas inquietudes. Supongamos que dedican programas enteros al rock o al pop nacional. Se podrían dar a conocer discos de agrupaciones emergentes, lo cual es muy bueno porque pueden encontrar nuevos seguidores entre la audiencia radial. Sin embargo, esta ley solamente servirá de difusión y lo que venga después de eso dependerá única y exclusivamente de los fanáticos.

Para afirmar lo anterior me baso en un ejercicio fácil, pero elemental si se quiere entender el estancamiento en la industria de la música chilena. Basta darse una vuelta por los locales que ofrecen espectáculos musicales para darse cuenta de dos cosas: hay pocos y los espectadores son escasos. De esa forma, da lo mismo que toquen cien veces la canción de un grupo nuevo en la radio, si en definitiva es el público el encargado de echar a andar la maquinaria que hace muchos años funciona en base a los espectáculos en vivo.

No es posible que los seguidores estén dispuestos a pagar 100 mil pesos por ver una banda internacional (que a veces no los vale), pero reclaman al pagar 5 mil pesos por un grupo chileno. Y no me vengan con que el nivel es malo, porque no es así.

Y la crítica hacia los seguidores de la música debe ser bien profunda, porque no es posible que estén dispuestos a pagar 100 mil pesos por ver una banda internacional (que a veces no los vale), pero reclaman al pagar 5 mil pesos por un grupo chileno. Y no me vengan con que el nivel es malo, porque no es así. Puedo mencionar a Crisálida, La Big Rabia y Nuclear, como ejemplos de primerísimo nivel, que incluso tienen mayor reconocimiento en países extranjeros. Ni hablar de gente más consagrada como Weichafe, Los Mox o BBS Paranoicos.

Debo mencionar también a los dueños de los locales como parte del problema. Ya dije que no son muchos los clubes nocturnos para tocar, pero los que hay deberían esforzarse al máximo por satisfacer las mínimas condiciones de amplificación y comodidad. No es suficiente entregar un par de cervezas, claro que no, hay que ir por un trato económico justo para que los músicos exhiban su arte en óptimas condiciones.

El destino de la industria musical chilena está en un punto crucial. Lo del 20 por ciento en las radios es positivo, pero no la solución definitiva al problema de fondo. Hay muchos ejemplos de agrupaciones a nivel mundial que jamás tuvieron gran apoyo de los medios, pero que se hicieron grandes gracias a sus seguidores. Personas que en Chile dicen amar la música y claman por una escena más grande, pero que a la hora de ir a los shows simplemente no lo hacen. Por ahí va el cambio, todos deben aportar. Las radios, la televisión, los fanáticos y por cierto…los periodistas.

Comentarios del artículo: ¿Otorgará el 20% en la radio el despegue para la música chilena? - Publicado: a las 9:00 am

Etiquetas: , , , , » Publicado: 09/01/2015

Rumores que ilusionan

En el mundillo de la música y los espectáculos siempre se pueden anticipar visitas de bandas que en algunos casos ilusionan a miles.

Podrán venir 100 bandas que la están rompiendo en Europa, pero en Chile los que mandan siguen siendo los grandes clásicos del rock. Y al parecer las productoras detectaron esto, porque han comenzado a confirmarse algunos shows de legendarias agrupaciones como Kiss, Motörhead y Judas Priest. Como si fuese poco, hay una larga lista de rumores que tiene a todos los rockeros chilenos elevando plegarias a DIO.

Partamos por los que ya estarían cerrados y de no mediar problemas de último minuto se convertirán en una realidad este 2015. “The Rolling Stones” tendrían que estar tocando en Chile en marzo, pero diversas dificultades han ido aplazando su arribo. Fue en 1995 cuando pudimos disfrutar de su única presentación en suelo nacional, por lo que necesitamos una nueva visita de Mick Jagger y los suyos pronto. Sería en noviembre de este año.

También hay que considerar que Chile se verá beneficiado en septiembre cuando en Brasil se celebren los 30 años de la primera edición de Rock in Rio. Dada la cercanía con nuestro país, nombres como “Iron Maiden”, “Queens of the Stones Age” y “System of a Down” pisarían nuestros escenarios nuevamente. Hermoso.

AC/DC es otra de las emblemáticas agrupaciones que vendría a Chile este año. Lamentablemente los problemas de salud que ha tenido Malcolm Young sumados a los líos legales de Phil Rudd han enredado la gira de los australianos, que no obstante, ya ha sumado importantes presentaciones a su agenda. Una de ellas, como cabeza de cartel en el festival estadounidense Coachella. A pesar que no hay rumor de una fecha para Chile, creo que debería ser en la segunda mitad de este año.

¿Y el grunge? Claro que sí. Y lo haría con el grupo más masivo del género en Chile. “Pearl Jam” tocaría en Brasil dando cuatro shows. Los conciertos serían parte de la promoción del disco “Lightning bolt”, siendo Sao Paulo y Rio de Janeiro algunas de las ciudades que recibirían con los brazos abiertos a los de Seattle. Obviamente que la cercanía con nuestro país, hace inevitable que nos ilusionemos con un nuevo concierto del quinteto en Santiago.

Los rumores a veces son solamente eso, claramente. Pero en el negocio de la música hay ecuaciones que dan como resultado una anticipación a las confirmaciones sobre los shows que llegarán a Chile. Lo que sí está clarísimo y confirmado, es que las productoras al parecer ya se dieron cuenta que los chilenos prefieren las bandas clásicas, así ha sido y así seguirá siendo por muchos años.

Comentarios del artículo: Rumores que ilusionan - Publicado: a las 9:33 am

Etiquetas: , , , , , , , , » Publicado: 30/12/2014

Los shows para destacar en 2014

Si bien es cierto que cada melómano decide sobre sus preferencias, durante 2014 hubo algunos conciertos difíciles de obviar. Estos son algunos.

Por lógica, fines de diciembre es la fecha pertinente para hacer balances con lo más destacado del año. Y es que durante 2014 los chilenos pudimos disfrutar de algunos festivales consolidados, y otros que están en franco crecimiento. También recibimos visitas de emblemáticas y legendarias agrupaciones. Difícil destacarlas a todas, pero acá una opción de ranking sobre algunos shows memorables.

El 29 y 30 de marzo se realizó la cuarta versión de Lollapalooza Chile. Un festival que tiene muchos detractores por redes sociales, pero que a la hora de la real convocatoria resulta ser el evento musical más masivo de nuestro país. En la última edición, se produjo un récord de público (cerca de 150 mil personas en ambos días) y al analizar las bandas, las actuaciones de Arcade Fire, Nine inch Nails, Pixies y Soundgarden dejaron a todos los asistentes con la boca abierta. Perfectamente podría considerarse el mejor Lollapalooza Chile hasta ahora.

Días antes en ese movido marzo, una de las leyendas del metal visitaba Chile por cuarta vez. En el estadio Monumental y ante 50 mil enfervorizados fanáticos, Metallica trajo a nuestro país su espectáculo llamado “Metallica by request”. La gracia de este concierto, además de las toneladas de adrenalina, fue que el set list pudo ser escogido entre los asistentes, por lo cual se pudo disfrutar una intensa oleada de grandes canciones. Un sonido perfecto, clásicos de todos los tiempos y seguidores que fueron parte del show, son elementos que pocas agrupaciones logran. Dentro de lo mejor del año sin duda.

Aún está fresco el show de Queens of the Stone Age. Fue el 5 de octubre que se produjo la segunda visita de la banda liderada por Josh Homme y el Movistar Arena pudo presenciar un concierto perfecto de principio a fin. Like Clockwork, el álbum que venían a presentar, debe ser hoy por uno de los discos que va a influenciar a generaciones venideras de rockeros. Razón que para muchos convierte a Queens of the Stone Age hoy, en la banda de rock más importante del mundo.

Dentro del recuento con lo mejor del año, no puedo dejar de mencionar los festivales Rockout, Frontera y Primavera Fauna. Si bien los tres van dirigidos a públicos distintos, este año anduvieron muy bien en cuanto a la organización que requieren las grandes convocatorias. Si le sumamos bandas como Divididos, Devo y Mogwai, no queda más que agradecer por la realización de dichos eventos.

Obvio que quienes lean esta columna podrán diferir de mi apreciación. La música es valorada de distinta manera y hubo más festivales y conciertos que sobresalieron. Pero si hay que elegir los espectáculos que merecen estar en el podio de los vencedores, dentro de lo que me tocó ver, destaco a los mencionados en esta columna.

Comentarios del artículo: Los shows para destacar en 2014 - Publicado: a las 11:40 am

Etiquetas: , , , , , , , » Publicado: 19/12/2014

Dos lujos para el Festival de Viña

Yusuf Cat Stevens y Bobby Kimball estarán en la siguiente versión del festival más importante de Chile. Los anuncios de sus visitas traen el recuerdo de otros rockeros que hicieron historia en el mismo escenario.

Febrero de 1991 abría las puertas al tradicional Festival de Viña del Mar que en esa versión contaba con las presentaciones de Chayanne y Myriam Hernández como números destacados. A pesar del desconocimiento que había sobre una particular banda, de alguna forma su actuación pasaría a ser material de culto y el inicio de un romance que perdura hasta el día de hoy. Esa banda no fue otra que Faith no More, quienes liderados por Mike Patton, esos días 5 y 6 de febrero, marcaron un hito difícil de superar.

Y es que el Festival de Viña es para todos los gustos.  Por lo tanto existe una imperiosa necesidad de satisfacer todos diversos paladares musicales y aunque la música latina y el reggaeton han predominado en cantidad de actuaciones, el rock sigue siendo por lejos, la música que ha entregado espectáculos de mayor calidad y que son recordados durante décadas.

Basta recordar otro ejemplo importante para darse cuenta que el rock ha aportado con números insuperables en calidad y profesionalismo. “The Police” pisó el escenario viñamarino en la versión de 1982, cuando ya eran considerados como una de las bandas más importantes de Inglaterra. Hoy sería muy difícil soñar con un show de esa envergadura, aunque lo disfrutaríamos mucho.

Estos históricos antecedentes  representan una bandera de lucha que año tras año exige bandas de nivel internacional. El público chileno también está informado y además cuenta con variados ejemplos de festivales (Lollapalooza, Rockout, Frontera, etc) que entregan una vara para medir la calidad de un espectáculo. En definitiva, el escenario de la Quinta Vergara debería ser pisado solamente por “sandías caladas”.

El ex cantante de Toto también ya se ha presentado en suelo nacional y ha demostrado porque fue la principal voz en una de las bandas más destacadas del rock progresivo. Un lujo tremendo tenerlo en la competencia, pero un desperdicio que cante una sola canción.

Por fortuna, en la edición venidera ya se anunciaron dos nombres que suben el nivel considerablemente. Uno de ellos es Yusuf Cat Stevens. ¿Qué se puede decir de él además que es un maestro? Será una linda instancia para que los chilenos invitemos a nuestros padres una buena cerveza y disfrutemos juntos el inmortal clásico “Father and son”. Hace poco estuvo en Movistar Arena y ahí se comprobó que su categoría sigue intacta.

Por otro lado también se anuncia la visita de Bobby Kimball, quien curiosamente se presentará en la competencia internacional representando a Estados Unidos. El ex cantante de Toto también ya se ha presentado en suelo nacional y ha demostrado porque fue la principal voz en una de las bandas más destacadas del rock progresivo. Un lujo tremendo tenerlo en la competencia, pero un desperdicio que cante una sola canción. De todas formas, sube el nivel de la competición.

La importancia del Festival de Viña del Mar es su repercusión mediática. Al ser televisado en directo, adquiere una relevancia significativa y por ende es tema obligado de conversación. Si se trae artistas que han trascendido en el tiempo y que entregan mucho más que letras en donde se denigra a la mujer, además de entretener también se estará motivando para que nuestros niños se interesen por una guitarra o una batería. En ese caso, los artistas rockeros tienen mucho que aportar y por fortuna en la “Ciudad Jardín”, al parecer por fin se convencieron.

Comentarios del artículo: Dos lujos para el Festival de Viña - Publicado: a las 10:02 am

Etiquetas: , , , , , , , » Publicado: 12/12/2014

El Estadio Nacional no es para todos

El fanático chileno está capacitado para decidir respecto a qué show ir y tiene sus preferencias. No compra tan fácil los mensajes enviados por el aparataje publicitario.

Cuando se supo que Foo Fighters tocaría en el Estadio Nacional, muchos tuvimos grandes dudas respecto al poder de convocatoria en nuestro país por parte de Dave Grohl y sus muchachos. Esas dudas se confirmaron ahora que el recital fue cambiado a la Pista Atlética del recinto ñuñoíno, un lugar mucho más pequeño.

Y las dudas se comenzaron a generar por diversas razones. Entre ellas está la poca cercanía de la banda con el rockero chileno, si lo comparamos con la idolatría que hay hacia Metallica, Iron Maiden, Faith no More o Megadeth, por mencionar algunos. Foo Fighters podrá llenar estadios en Estados Unidos o Europa y estar siempre presente en eventos referentes a la música, pero en Chile no hay mucha devoción hacia sus canciones, a pesar del inmenso respaldo que tiene en radios.

En la versión 2012 de Lollapalooza Chile fueron uno de los platos fuertes. Su actuación estuvo poco sólida en la parte emotiva y en la interpretación mostraron algunas falencias. No fue un desastre, pero tampoco pasó a la historia como uno de los grandes shows de ese año bajo ningún punto de vista. El concierto fue visto por una fría multitud, entre los cuales podrían haber estado nuevos fanáticos del grupo, a los cuales queda claro que no convenció.

Ahora regresan a suelo nacional con un disco nuevo. “Sonic Highways” se llama el trabajo y tiene canciones bien oreja, pero no es ese discazo de Foo Fighters que estaba llamado a ser el sucesor de “Wasting Light” de 2011. Ese fue un álbum con mucha personalidad a diferencia de su más reciente entrega.

La calidad musical de Foo Fighters no está en cuestionamiento. Por algo es considerada una de las bandas más importantes del rock actual. Lo que sí se cuestiona es la alta apuesta de llevar el concierto a un recinto tan enorme, cuando es evidente que las multitudes están reservadas para otras agrupaciones.

Otra de las razones para el cambio de recinto podría ser el costo de las localidades. Si bien es cierto que un fanático está dispuesto a pagar altas sumas de dinero por ver a sus ídolos, me parece que una cancha general a 50 mil pesos es un precio abusivo. Alguna promoción por ahí gracias a un banco logra bajar el costo, pero el precio base es alto.

Sumados estos factores la respuesta es un tajante no a la posibilidad que una banda como Foo Fighters llene el Estadio Nacional. Algunos sostienen que con precios más bajos se podría haber logrado el objetivo, pero eso es subestimar al fanático, su capacidad de crítica musical (a veces las productoras se aprovechan de este factor) y su derecho de elección sobre qué espectáculo pagará por ver.

Foo Fighters tiene el elemento poderoso de contar con el liderazgo de un ex Nirvana. No vamos a descubrir ahora la influencia en la música popular de la banda noventera. Está claro que ese aspecto aún pesa mucho. No obstante, en nuestro país pareciera que el modelo se está empezando a agotar. Porque ya no basta sólo con “haber tocado en” sino que es muy necesario hacer buenos discos y generar cercanía con los fans. Esos dos aspectos pueden permitir por ejemplo, llenar de fanáticos un Estadio Nacional como si lo hicieron otras agrupaciones rockeras.

La calidad musical de Foo Fighters no está en cuestionamiento. Por algo es considerada una de las bandas más importantes del rock actual. Eso queda para cada oyente de sus canciones. Lo que sí se cuestiona es la alta apuesta de llevar el concierto a un recinto tan enorme, cuando es evidente que las multitudes están reservadas para otras agrupaciones. En Chile al menos pareciera ser un selecto listado.

Comentarios del artículo: El Estadio Nacional no es para todos - Publicado: a las 9:45 am

Etiquetas: , , , » Publicado: 05/12/2014

Experiencia imborrable: Un minuto en la vida de Kiss

Ya se confirmó el 14 de abril como fecha para una nueva visita de Gene Simmons y sus muchachos. La anterior visita fue en 2012, oportunidad en que pude estar con ellos. Tener la chance de conocer a unas leyendas no se da todos los días.

El calor era intenso ese sábado 10 de noviembre de 2012 en el club de campo Las Vizcachas. La mirada nerviosa en los miles de asistentes que llegaban al recinto, apenas lograba ser disimulada por el maquillaje que lucían tan característico en la historia del rock. No hay colores más representativos en una caracterización facial, que los usados por los músicos de Kiss. Y sus fanáticos, lo saben perfectamente.

En mi puesto de periodista también había algo de nerviosismo. Claro, la banda liderada por Gene Simmons es un ícono para todo el que ame el rock and roll, por lo que era difícil establecer un límite entre el profesional y el fanático. Ese mágico día, además me tenía preparada una gran sorpresa.

La productora a cargo del evento, Transistor, me invitó al meet&greet con Kiss. No lo podía creer. Si antes tenía unos incontrolables nervios, las sensaciones venideras superaron cualquier calificativo. Tener la chance de conocer a unas leyendas no se da todos los días. Personalmente había estado antes con otras estrellas de la música, pero ¡Kiss! Eso es otra cosa. Un vistazo a la historia misma del rock and roll.

La banda liderada por Gene Simmons es un ícono para todo el que ame el rock and roll, por lo que era difícil establecer un límite entre el profesional y el fanático. Ese mágico día, además me tenía preparada una gran sorpresa.

Ya estaba anocheciendo cuando se formó el grupo de unas 50 personas en donde iban fans chilenos y de otros países. También había un privilegiado grupo de periodistas, entre los que felizmente estaba yo. Slayer se aprestaba a subir al escenario cuando partimos la caminata rumbo al Club House de Las Vizcachas.

A medida que avanzábamos en la oscuridad de aquella loma, iban apareciendo guardias que hacían aun más misteriosa nuestra visita. Todo en un ambiente de ansiedad máxima. Una vez que llegamos al lugar nos dimos cuenta que nada era al azar y la “ciudadela” montada para los artistas de Maquinaria, tenía a una sola banda como gran protagonista. Algunos juegos de pinball y más de alguna de esas mujeres que solamente puedes ver en las películas, nos daban la bienvenida al imperio Kiss. Aunque es difícil de creer, nadie se fijó demasiado en las soñadas conejitas playboy.

Una vez en el lugar, vimos una gran carpa blanca. Entonces llegaron los típicos gringos que complican todo. Deben haber sido parte del staff del grupo, pero de forma muy tediosa nos advirtieron que no podríamos sacar fotos propias, ni hablar con los músicos, ni menos tocarlos. Justo en ese instante escuchamos a Paul Stanley calentando su voz, así que las amenazas no disminuyeron nuestra ilusión para nada.

La espera se hacía eterna hasta que se produjo el mágico momento. Los “carita pintada” salían de la carpa para reunirse con los fans y nosotros organizados en grupos de cinco personas, tendríamos nuestra chance de tomarnos una única fotografía junto a la banda.

Llegó el turno del grupo en que yo estaba. Nos habían dado unos afiches que ya venían firmados por todos salvo Paul. Caminando rumbo al encuentro de esos gigantes con la cara pintada (las plataformas que usan como zapatos son más grandes de lo que uno piensa) y a pesar de las advertencias que nos dieron, Eric Singer se salió de la fila y me dice sonriente “hello how are you?” a lo que respondí con voz temblorosa, “happy”. Por fortuna el fotógrafo que retrató el momento era mi amigo, el gran Nacho Gálvez, quien hizo esfuerzos por ganar valiosos segundos  que aproveché para darle la mano a Paul.

Nuestro imborrable recuerdo ya forma parte privilegiada en un gran cuadro de mi casa. Una experiencia única que grafica en parte la gran importancia que ha tenido esta banda en la historia de la música popular. Ojalá que el próximo 14 de abril otros puedan vivirla cuando los intérpretes de “Detroit rock city” repleten el Movistar Arena y nos deleiten con ese espectáculo que al menos hay que ver un par de veces en la vida.

10628099_10152868433638540_6558144271970583356_n

Comentarios del artículo: Experiencia imborrable: Un minuto en la vida de Kiss - Publicado: a las 11:03 am

Etiquetas: , , , , » Publicado: 28/11/2014

Los dinosaurios del rock siguen mandando en Chile

A la ya confirmada visita de Kiss se empezarán a sumar anuncios que dejarán felices a los seguidores del género más masivo en nuestro país.

Esta semana Santiago la inició con varias de sus paredes plagadas de afiches de Kiss. De inmediato comenzaron a circular una serie de rumores y expectativas que pocas veces se dan por un motivo musical. Nerviosismo en algunos, ansiedad en otros, llamadas telefónicas que me consultaban sobre novedades respecto a estos afiches y en general un panorama bien inquieto. Sin embargo, la respuesta a las especulaciones fue entregada por una conocida radio FM que confirmó a los “los carita pintada” como una de las visitas ilustres que tendremos en 2015.

A la venida a Chile de la banda liderada por Gene Simmons se sumarán otros shows que tienen como denominador común los riffs, largos años de historia y lo más importante: una devoción a toda prueba. Estas características en el público chileno ya han sido detectadas por las productoras y cada cierto tiempo se encargan de satisfacer el paladar del rockero nacional. ¿Por qué en nuestro país se sigue prefiriendo masivamente a bandas nacidas hace varias décadas?

Los chilenos son seguidores de las bandas que surgieron entre 1970 y 1990, me atrevería a decir que de forma mayoritaria. Es por eso que 2015 se presume como uno de los años más importantes del último tiempo para los miles de fanáticos del género.

Cuando AC/DC, Iron Maiden o los mismos Kiss pasaban por sus mejores discos, en nuestro país era un sueño que los jóvenes seguidores tuvieran la chance de ver a esos músicos en los escenarios locales. Con el tiempo la situación cambió y ahora esos otrora jóvenes forman parte de la fuerza laboral, entonces pueden darse el lujo de ver en vivo a sus bandas favoritas cuantas veces quieran. Además les han inculcado la pasión por las guitarras a sus hijos, razón por la cual se multiplican los fanáticos.

Otro aspecto importante a considerar es que el amor expresado en Chile hacia las bandas rockeras mas veteranas, es solamente comparable al amor que se siente por el fútbol. Es por eso que músicos como Andreas Kisser nunca olvidan sus pasadas por nuestro país. En el caso del emblemático guitarrista de Sepultura, su recuerdo de esa primera vez en el Caupolicán de 1994 es nítido.

Los chilenos son seguidores de las bandas que surgieron entre 1970 y 1990, me atrevería a decir que de forma mayoritaria. Es por eso que 2015 se presume como uno de los años más importantes del último tiempo para los miles de fanáticos del género.

Para septiembre también se empezarán a anunciar visitas importantes. ¿La razón? Este año se cumplen 30 años de la primera versión de Rock in Rio y para festejarlo se espera contar con un número importante de bandas que estuvieron presentes en 1985. La cercanía con Brasil les permitiría a varias de esas agrupaciones cruzar la cordillera de Los Andes y tocar en Santiago.

Es sabido que el rockero nacional puede hacer esfuerzos a pesar de que los tickets  no siempre tienen un precio accesible. A los nombres de los ya confirmados Kiss, se podrían sumar otros como Iron Maiden, Deff Leppard, Ozzy Osbourne, AC/DC y Manowar. Desde hoy mismo muchos ya empezaron a cruzar los dedos esperando las respectivas confirmaciones.

Comentarios del artículo: Los dinosaurios del rock siguen mandando en Chile - Publicado: a las 9:35 am

Etiquetas: , , , , » Publicado: 12/11/2014

AC/DC y Pink Floyd: Los dioses vuelven a reclamar su trono

Cuando la música parece no tener grandes referentes a nivel mundial, dos de los viejos estandartes del rock vuelven con nuevas canciones.

Siempre van a existir buenas bandas en el mundo. De eso no cabe duda. Sin embargo, al parecer vamos tan rápido por la vida que no nos detenemos para apreciar el talento de quienes se suben a un escenario y nos deleitan con bellas melodías o potentes riffs. La anterior afirmación podría ser una de las razones del por qué ya no existen héroes del rock, por lo menos al nivel que sí los hubo hace algunas décadas.

Pero dentro de esa vorágine actual, aun gozan de buena salud los grupos que se han sabido mantener por más de 30 años. Esas no son bandas de música, son héroes.  Entonces no es ninguna casualidad su impresionante vigencia. Hablamos de personas idolatradas al nivel que sus seguidores llevan sus caras tatuadas en los brazos, o que cuentan con fanáticos de una extremada compulsividad a la hora de hablar sobre coleccionismo.

Y dentro de aquellos dinosaurios del rock, por supuesto que los nombres de Pink Floyd y AC/DC son inmediatos sinónimos de semidioses, que de vez en cuando se dignan a entregarnos sus obras maestras. Las dos emblemáticas máquinas de hacer buena música, y por cierto dinero, están de vuelta y con material nuevo.

A pesar que ya no cuentan con sus alineaciones estelares, ambas bandas tienen una legión de seguidores en todo el planeta y me atrevería a decir que son de las pocas agrupaciones capaces de llenar estadios solamente con su nombre. En jerga futbolera, lo que es conocido como “ganar con la camiseta”.

Y es por eso que “The Endless River”, en el caso Pink Floyd y “Rock or Bust”, en el caso de AC/DC, son discos esperados con ansias, con el estómago apretado, con el ahorro de ese niño que juntó moneda tras moneda para comprar el disco de su banda favorita. Son lanzamientos que se esperan de distinta manera, sin dudas.

“Rock or bust” además cuenta con la novedad que será un trabajo marcado por la ausencia de Malcolm Young. Todos sabemos sobre sus problemas de salud, algo que entristece. Hay que ver cómo responde al legado el sobrino Steve Young, quien en 1988 ya reemplazó a su tío durante el “Blow Up Your Video World Tour”. Conoce el puesto de memoria, por lo que este nuevo y definitivo reemplazo no debería ser tan traumático, aunque se va a extrañar a Malcolm.

“The Endless River” (Pink Floyd) y “Rock or Bust” (AC/DC), son discos esperados con ansias, con el estómago apretado, con el ahorro de ese niño que juntó moneda tras moneda para comprar el disco de su banda favorita.

Seguramente van a aparecer quienes una vez más digan “pero este disco suena igual a los anteriores”, evidenciando un desconocimiento total sobre la banda, porque ¿no es eso acaso lo que a todos los amantes de una Gibson SG nos ha dejado perplejos todos estos años?

En el lado de los liderados por David Gilmour, el nuevo disco ya se puede escuchar hace rato y según palabras del propio guitarrista, el trabajo recupera los sonidos del grupo en los años ‘90. Bebe y se nutre de la música que surgió de las sesiones de “Division Bell’ en 1993. Además, servirá como un homenaje póstumo al fallecido tecladista Rick Wright y tiene la carga emocional de ser el último trabajo de los británicos.

Esperamos entonces deleitarnos con un disco que es instrumental, pero que dio a conocer un tema con letra de nombre “Louder Than Words”. Al oír la canción, de inmediato se pueden apreciar los elementos entregados por acordes casi étnicos y que transportan a ese lugar en donde Gilmour te quiere llevar con su guitarra. Mágico.

Dos bandas legendarias, dinosaurios del rock, maestros, bandas más influyentes de la historia. Cualquier calificativo es insuficiente y a la vez un innecesario lugar común para ambas agrupaciones. No se puede establecer un escenario para ellos luego de una historia tan rica y carente de falencias. A la hora de hacer cualquier análisis musical, amparado en estudios y largas horas de eternas escuchas, lo único claro sigue siendo lo más básico: La música de AC/DC y Pink Floyd sigue encantando a millones de personas en todo el planeta.

Comentarios del artículo: AC/DC y Pink Floyd: Los dioses vuelven a reclamar su trono - Publicado: a las 9:34 am

Etiquetas: , , , , » Publicado: 27/10/2014

Los Prisioneros: Los auténticos héroes del rock chileno

La televisión se ha encargado de refrescar la memoria de quienes vimos a la banda más importante de nuestro país. Además ha servido para que los más jóvenes se sientan orgullosos de la música nacional.

El sueño de alcanzar la cima del rock and roll es un camino muy largo, tal cual lo graficaron los australianos de AC/DC en su famosa canción It’s a long way to the top (if  you wanna rock and roll). Tan grande es ese sueño, que solamente es comparable con la gloria del fútbol. Un anhelo con el que se nace y se consigue con mucha perseverancia, actitud y talento. Quizás relacionamos esas cualidades de forma exclusiva para bandas extranjeras, pero en Chile Los Prisioneros lo lograron con creces y su historia está siendo refrescada gracias a la serie de Chilevisión.

Está claro que “Sudamerican Rockers” es ficción, pero no deja de ser interesante imaginarse que probablemente la real historia sucedió como muestra la serie. Claro, todos sabemos que Jorge González es un genio componiendo música, pero es lindo ver una de las posibles razones de cómo fue madurando esa genialidad, dentro del normal proceso de su crecimiento. Además, y no menos importante, es tener la chance de poder analizar cómo tres amigos fueron compartiendo experiencias musicales y de vida.

¿Por qué Los Prisioneros llegaron a ser tan grandes? La respuesta posible pasa porque, tal como se aprecia en la serie de Chilevisión, desde su adolescencia nunca pusieron barreras ni excusas para su meta de convertirse en la más grande banda de Chile. Sin instrumentos, sin dinero y sumidos en la discriminación tan propia de nuestro país, el trío de amigos conquistó la hazaña gracias a una casi obstinación cultural.

La banda oriunda de San Miguel tuvo la mala fortuna de sufrir desencuentros entre sus miembros y vivir la mejor época en una etapa muy oscura para las artes en Chile. No obstante, sus creaciones se han mantenido vivas, en parte gracias a los diversos movimientos sociales del país, en donde la música de González siempre ha servido como bandera de lucha. Inevitable resulta musicalizar las marchas estudiantiles con “El baile de los que sobran”, por mencionar un ejemplo.

Pero ¿por qué llegaron a ser tan grandes? La posible respuesta pasa porque, tal como se aprecia en la pantalla chica, desde su adolescencia nunca pusieron barreras ni excusas para su meta de convertirse en la más grande banda de Chile. Sin instrumentos, sin dinero y sumidos en la discriminación tan propia de nuestro país, el trío de amigos conquistó la hazaña gracias a una casi obstinación cultural.

Hace poco, Gene Simmons, aquel mítico héroe de Kiss, declaró que el rock había muerto. Sus palabras causaron una inmediata polémica a nivel mundial. Tal vez se refería a que la era de las grandes bandas murió, porque en este mundo globalizado los sueños ya parecen ser otros, en lugar de subirse a un escenario y tocar ante 50 mil personas.

Y mientras miles esperamos la ya casi milagrosa reunión de González, Tapia y Narea, los jóvenes que no conocían la historia de Los Prisioneros, pueden hacerse una imagen de cómo empezó todo para la banda, gracias a la genial iniciativa de Chilevisión. Con un poco de suerte por ahí se motivan y agarran una escoba imaginando que es una guitarra. Y si la suerte es más grande aún, capaz que logren ese sueño cada día más esquivo: llegar a la cima del rock and roll.

Comentarios del artículo: Los Prisioneros: Los auténticos héroes del rock chileno - Publicado: a las 11:00 am

La Nación

Av. Nueva Providencia 1860, Oficina 183, Providencia
Teléfono: 56 2 - 2632 5014

Director Responsable: Patricia Schüller Gamboa
Representante Legal: Luis Novoa Miranda

© Comunicaciones LANET S.A. 2014
Se prohíbe toda reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio.