" "
Blog de
  • Mauricio Vial

Mauricio Vial

Vicedecano Facultad de Administración y Negocios, director de Carrera Ingeniería Comercial, Universidad Autónoma de Chile.

Etiquetas: , » Publicado: 06/10/2015

Porcentajes y percepciones en Comunicación

Los internautas se dan “por satisfechos” una vez encontrada la información ligeramente relevante, se detienen y consumen perdiendo la oportunidad de captar mejor la calidad de la información. El desafío de atender a todas las audiencias resuelve la elaboración de una comunicación de las estadísticas de manera más entretenida o fácil de consumir.

Hace unos días vimos en titulares “Autoridades afirman que sólo un 5% de los buses se ven afectados por la huelga de Alsacia”… a los minutos decía “Actualización: Paro de trabajadores de Alsacia afectaría a unos 150 mil usuarios”.

A menudo, las notas de prensa son utilizadas por las organizaciones para comunicar las principales conclusiones de sus programas y acciones a una audiencia objetivo, recalcando las tendencias y facilitando información contextual.

La red global se está trasformando en un espacio de entretenimiento. Se ha avanzado hacia una “cultura snack” con el consumo de información; las personas y organizaciones requieren de extractos que sean rápidamente asimilables.

Para ello, eligen con precisión -o así deberían hacerlo- su audiencia, pues el público es quien manda. En general, deberíamos ofrecerle lo que éste quiere y por tanto, se le debería escuchar para escoger correctamente la expresión y los recursos gráficos y visuales que capten su atención.

Sin embargo, con internet hoy es más complejo acertar a esa audiencia de forma eficiente.

Los medios de comunicación están en constante evolución; aquéllos que han logrado el éxito comercial lo saben y para eso supervisan constantemente -incluso a tiempo real- cuáles de sus enunciados “captan” mayor atención.

En consecuencia, dirigen sus recursos para implantar contenidos más eficientes que propendan a una mayor interacción con cada una de las audiencias.
Al planificar la comunicación estadística, conviene tener en consideración cuatro líneas particulares del consumo online, que representan ventajas y desventajas:

1) La red global se está trasformando en un espacio de entretenimiento. Se ha avanzado hacia una “cultura snack” con el consumo de información; las personas y organizaciones requieren de extractos que sean rápidamente asimilables.

2) Los internautas se dan “por satisfechos” una vez encontrada la información ligeramente relevante, se detienen y consumen perdiendo la oportunidad de captar mejor la calidad de la información.

3) El desafío de atender a todas las audiencias resuelve la elaboración de una comunicación de las estadísticas de manera más entretenida o fácil de consumir.

4) Sin embargo muchas veces, en este afán por informar a quiénes y cómo queremos, nos olvidamos de las percepciones y reales vivencias de la audiencia, transformando a los medios de comunicación cómplices de estrategias de Marketing que, lejos de difundir contenidos, lo que intentan es tan solo variar las percepciones de la ciudadanía.

Bajo la “idea fuerza”, generalmente los gobiernos corporativos pretenden cambiar esas percepciones con porcentajes y números redondos que esconden al individuo afectado, que es el actor relevante de los cambios sociales.

Si informamos de un 5% de adhesión a un paro suena bastante poco representativo, pero cuando convertimos ese valor a 150.000 personas, hacemos justicia en que el nivel de afectación de “malas gestiones”, golpean a poblaciones del tamaño de varias de nuestras ciudades.

 

Comentarios del artículo: Porcentajes y percepciones en Comunicación - Publicado: a las 7:41 am

Etiquetas: , , , , » Publicado: 18/11/2014

La capacidad estratégica de las naciones

Hoy estamos en una intersección en la cual debemos patrocinar un modo donde se realicen transformaciones que nos den la chance, como país, para saltar al “proyecto nación”.

La caída del muro de Berlín es un hecho de suma importancia para la economía global y que por cierto nos afectó. Se complementa además con lo sucedido en la década de los ochenta con el desplome del Imperio Soviético y del régimen comunista en el mundo. Tras estos hitos, prácticamente ya no existen fronteras y menos barreras; un mundo donde los países deben apostar por la excelencia con sus bienes y servicios.

La economía global interconectada e interactiva es una realidad inapelable. Debemos tener presente que la confusión detiene a los empresarios y personas, al instante de tomar decisiones de negocio, gasto o inversión, por el prejuicio de saber en qué momento efectuar las operaciones, cómo y con quién.

Hay escenarios cuya economía es casi autosuficiente. Con esta firmeza se logra contar con millonarias inversiones extranjeras, facilitando buenos resultados, la incubación de nuevos negocios y el emprendimiento con alta dosis de innovación. Cuando el país concibe cómo se están batiendo los mercados y sus tendencias resultará más fácil hallar su posición en ese mercado y tomar decisiones, cómo acoger tecnología que multiplique el valor a sus operaciones, que permitan unificar esfuerzos en pos de lograr su éxito.

La evidencia nos permite alegar que una cantidad mínima de naciones logran entender su escenario actual, dónde se encuentran, cuáles son sus limitantes y cómo reforzar sus fortalezas, aprovechando las oportunidades y enfrentar con sabiduría sus amenazas. En definitiva, cómo evidenciar sus capacidades estratégicas para enfrentar ese mundo de la economía global.

Lamentablemente también son incapaces de indicar en qué parte del campo empresarial de las naciones, éstas deben ser reformadas, para poder prorrumpir entre sus competidores, a través de sus productos, procesos y por sobre todo las personas que intermedian en éstos.

Hoy estamos en una intersección en la cual debemos patrocinar un modo donde se realicen transformaciones que nos den la chance, como país, para saltar al “proyecto nación” y, donde nuestros gobiernos gratifiquen a los buenos directivos y sancione a los seudos empresarios, que de una u otra forma únicamente afecten los intereses de la gran mayoría.

El tiempo acalora y, de no preparar los cambios, no pasaremos de un estado a otro, simplemente nos malgastaremos en el espacio, pues los países, sus personas y empresarios, que conciben el concepto nación se energizarán y pasarán de una estrella sin luz a una con luz propia. Allí habrá espacio para vivir merecidamente y, seguiremos observando y comparándonos a los países con el concepto nación, empotrado muy bien en sus gobernantes y agentes de cambio, enfocados en entregar a sus habitantes las capacidades estratégicas para que gocen del alto beneficio de vivir con dignidad como seres humanos.

Comentarios del artículo: La capacidad estratégica de las naciones - Publicado: a las 9:25 am

La Nación

Av. Nueva Providencia 1860, Oficina 183, Providencia
Teléfono: 56 2 - 2632 5014

Director Responsable: Patricia Schüller Gamboa
Representante Legal: Luis Novoa Miranda

© Comunicaciones LANET S.A. 2014
Se prohíbe toda reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio.