" "
Blog de
  • Mauricio Silva Malig

Mauricio Silva Malig

Seremi de Economía Región de Valparaíso

Etiquetas: , , , , » Publicado: 05/06/2012

Prioridad es bajar las emisiones de carbono

Hoy celebramos el Día Mundial del Medio Ambiente (DMMA), una iniciativa del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente. DMMA dio inicio en 1972 y es el mayor evento anual celebrado más ampliamente a nivel mundial que tiene como objetivo una acción medioambiental positiva.

El tema de 2012 para el DMMA es: “Una economía verde: ¿te incluye a ti?”, y al respecto cabe mencionar que una economía verde se concibe como un entorno económico que alcanza bajas emisiones de carbono y la eficiencia de los recursos, y que al mismo tiempo sea socialmente incluyente, y esto presume, para nuestro país, el mantener una visión que busque los equilibrios para generar un desarrollo sustentable, pero responsable con el mantenimiento de la estabilidad económica de una Nación, por lo cual, la respuesta a esta pregunta que hoy nos plantea Naciones Unidas, es que sí, Chile se incluye y compromete en este debate, en esta visión y en este trabajo.

Los chilenos hemos avanzado en el diseño e implementación de la política ambiental. Un paso sustantivo fue dotar al país de una legislación y una institucionalidad ambiental moderna, conjugar el crecimiento económico con la protección del medio ambiente, concepto que se define como “el proceso de mejoramiento sostenido y equitativo de la calidad de vida de las personas, fundado en medidas apropiadas de conservación y protección del medio ambiente, de manera de no comprometer las expectativas de las generaciones futuras”.

En tal sentido, la protección ambiental no puede plantearse como un dilema frente al desarrollo, sino como uno de sus elementos. Y esta es la visión del Gobierno del Presidente Sebastián Piñera, por tanto, para el país son desafíos ambientales permanentes el perfeccionar la legislación, prevenir y recuperar daños por contaminación de aire, agua o suelo, fomentar la protección del patrimonio y uso sustentable de los recursos naturales, introducir prácticas ambientales en el sector productivo, incentivar la participación ciudadana y desarrollar nuevos instrumentos de gestión ambiental.

Chile genera actualmente el 0,2 por ciento de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero y si bien es una incidencia marginal, éstas han aumentado significativamente en los últimos 20 años. Asimismo, las proyecciones indican que podrían seguir aumentando, producto del crecimiento de la demanda de energía que se espera para los próximos años.

Para alcanzar el desarrollo de manera sustentable es fundamental avanzar hacia una economía menos intensiva en carbono. Ello requiere adecuar las políticas en la materia, generando mayores incentivos a la eficiencia energética y a las energías renovables no convencionales, incorporando nuevas fuentes de generación hidroeléctrica a la matriz, nuevas tecnologías de abatimiento y cambio en los combustibles, mejorando los sistemas de transporte, desarrollando el sector forestal e impulsando un programa de construcción sustentable.

Este tema es particularmente importante para Chile y para el Gobierno del Presidente Sebastián Piñera, especialmente como parte de la OECD y como un país que crece y da pasos concretos para estar en el mejor nivel del universo de las certificaciones en la materia, comprendiendo que es un eslabón sustancial e integral de la cadena de factores que involucran la competitividad.

Comprendemos que la prosperidad de nuestra sociedad y la fortaleza de nuestra economía dependen de un futuro con bajas emisiones de carbono y de la protección del medio ambiente, de la utilización responsable de los recursos manteniendo siempre el cuidado de que las políticas públicas implementadas no mermen la estabilidad económica global del país, para así poder generar un desarrollo sobre cimientos institucionales sólidos.

Chile está haciendo su parte en términos de avanzar hacia una economía verde, incluyendo no sólo un abanico temático de paquetes de medidas para un futuro en el cual realmente graviten las Energías Limpias, sino que como Gobierno, hemos tenido la visión de generar e impulsar cambios estructurales que permitan implementarlas.

Para alcanzar el desarrollo de manera sustentable es fundamental avanzar hacia una economía menos intensiva en carbono. Ello requiere adecuar las políticas en la materia, generando mayores incentivos a la eficiencia energética y a las energías renovables no convencionales,

Sin embargo, las mejoras ambientales de los últimos años no se deben sólo al marco regulatorio creado por Estado para el tema ambiental. Clave ha sido trabajar de manera transversal con los distintos sectores, generando las condiciones e incentivos para que los privados inviertan recursos en esta materia.

En nuestro caso, desde el Gobierno Regional de Valparaíso, la preocupación por este tema ha sido constante y rotunda. Por nuestra parte, y en el Año del Emprendimiento decretado para el 2012 por el Presidente Sebastián Piñera, nuestra misión como Ministerio de Economía y en su bajada regional a través de la Seremi, es que a través de los instrumentos de fomento tanto de CORFO como de  SERCOTEC, estamos promoviendo e incentivando todos aquellos emprendimientos que apuntan a desarrollar negocios asociados a estos tópicos y en particular que consideren las Energías Limpias y los proyectos afines y, especialmente, aquellos proyectos que de una u otra forma están vinculados a la investigación y asociados a universidades, condición relevante pero no excluyente.

Desde lo público a lo privado, desde la academia y la investigación. Es un plan a largo plazo que busca brindar mayor certidumbre para impulsar la innovación y ayudar a evitar los mayores costos que derivan de acciones tardías encaminadas a hacer frente al cambio climático. El plan de amplio alcance aspira a reducir de manera significativa la contaminación, introducir un precio al carbono e invertir miles de millones de dólares en energías renovables. La visión también incluye brindar apoyo significativo a las energías renovables e impulsar oportunidades en materia de eficiencia energética.

En el contexto del Día Mundial del Medio Ambiente 2012, debemos reafirmar la importancia de lo que significa participar de la economía verde, la cual se entiende como un enfoque medioambiental considerado como una de las mejores soluciones disponibles para el crecimiento económico sostenible que reconoce el componente social, no sólo para los gobiernos, sino también para la comunidad global transversalmente hablando, de capitán a paje.

Todos compartimos el mismo planeta, el único que poseemos o en el que podemos, por ahora, pisar y respirar, y todos tendremos que enfrentar las consecuencias de las decisiones en materia del medio ambiente que tomemos en el presente. Pero por sobre todo, las futuras generaciones son las que tendrán que vivir nuestras decisiones.

Avanzar hacia la correcta gestión de los ecosistemas, forma además, parte sustancial de una buena estrategia para reducir la pobreza, y, en tal sentido, nuestro Gobierno no concibe fomentar el desarrollo sin dejar de enfocarse en esta premisa. Siempre quisiéramos ir más rápido, pero un trabajo responsable, como nos lo hemos planteado y que estamos implementando, debe ser integral, sistémico, y transversal socioculturalmente hablando, comprendiéndolo como se debe comprender la biodiversidad, en la cual en un sistema ecológico nada va bien si no va bien todo junto.

Comentarios del artículo: Prioridad es bajar las emisiones de carbono - Publicado: a las 5:48 pm

La Nación

Av. Nueva Providencia 1860, Oficina 183, Providencia
Teléfono: 56 2 - 2632 5014

Director Responsable: Patricia Schüller Gamboa
Representante Legal: Luis Novoa Miranda

© Comunicaciones LANET S.A. 2014
Se prohíbe toda reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio.