" "
Blog de
  • Mauricio Burgos Navarrete

Mauricio Burgos Navarrete

Director de la carrera de Auditoría e Ingeniería en Control de Gestión, Facultad de Administración y Negocios Universidad Autónoma de Chile.

» Publicado: 13/10/2015

Dineros y Odesur 2014

Ojalá que los cuestionamientos desencadenados sólo respondan a un malentendido, para los cuales existan las explicaciones apropiadas a la Contraloría, pues al ambiente enrarecido que ya existe de parte de la ciudadanía en torno a algunas actuaciones de instituciones públicas y/o privadas, se suma éste, perjudicando la imagen y respeto hacia nuestro país, su gente y sus autoridades.

Nuevamente la actividad pública se tiñe de oscuro. En días previos, y en relación a los X Juegos Suramericanos y Parasuramericanos, ODESUR 2014, la Contraloría General de la República entregó informe 368/2015 al Instituto Nacional del Deporte (IND), cuestionando alrededor de un 75%  de los 6.402 millones de pesos aprobados por esta institución y que fueron transferidos en función de los convenios suscritos hacia la Corporación Juegos Suramericanos por su ejecución, debido a que no han sido justificados adecuadamente.

Entre las normas generales de control interno se destaca la segregación de funciones, lo cual implica el control entre partes por contraposición de intereses. Y sin entrar en extenso sobre el tema, los controles pueden ser ejecutados antes, durante y/o después de una actividad.

La Ley 19.712, conocida como Ley del Deporte, en el Párrafo 2° “De la Supervigilancia y la Fiscalización” establece entre otros que el IND ejercerá “fiscalización sobre el uso y destino de los recursos que transfiera o aporte“, ello independientemente del papel de la Contraloría.

En la definición de la estructura y funcionamiento de la entidad, se asume que esta pudiese contemplar en cada una de sus partes, principios de control interno, como los que por ejemplo COSO establece: a) demostrar compromiso con la integridad y los valores éticos, b) ejercer responsabilidad de supervisión, c) hacer cumplir con la responsabilidad, d) seleccionar y desarrollar actividades de control, e) implementar a través de políticas y procedimientos, y g) conducir evaluaciones continuas y/o independientes. Por otra parte, entre las normas generales de control interno se destaca la segregación de funciones, lo cual implica el control entre partes por contraposición de intereses. Y sin entrar en extenso sobre el tema, los controles pueden ser ejecutados antes, durante y/o después de una actividad.

De lo comentado, nos debería sorprender el que tenga que intervenir la Contraloría para revelar la anomalía, lo cual da cuenta de un control ex-post, acarreando la gravedad de que “se discute  sobre la leche derramada”, en este caso sobre dineros públicos, y adicionalmente poniendo en tela de juicio el funcionamiento de la unidad, no sólo respecto de sus procedimientos, sino también del actuar de personas.

Ojalá que los cuestionamientos desencadenados sólo respondan a un malentendido, para los cuales  existan las explicaciones apropiadas a la Contraloría, pues al ambiente enrarecido que ya existe de parte de la ciudadanía en torno a algunas actuaciones de instituciones públicas y/o privadas, se suma éste, perjudicando la imagen y respeto hacia nuestro país, su gente y sus autoridades.

Comentarios del artículo: Dineros y Odesur 2014 - Publicado: a las 11:27 am

La Nación

Av. Nueva Providencia 1860, Oficina 183, Providencia
Teléfono: 56 2 - 2632 5014

Director Responsable: Patricia Schüller Gamboa
Representante Legal: Luis Novoa Miranda

© Comunicaciones LANET S.A. 2014
Se prohíbe toda reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio.