" "
Blog de
  • Matías Goyenechea

Matías Goyenechea

Vocero de "Salud un Derecho"

Etiquetas: , , , , , , , , , » Publicado: 12/07/2012

Gobierno entrega a privados 650 mil clientes en salud

La medida permitirá el traspaso de fondos del sector público al privado de unos 1.036 millones de dólares al año a través de las modalidades de libre elección de Fonasa, las compras de prestaciones y servicios que realizan los hospitales y servicios de salud, y el nuevo bono AUGE. Los fondos entregados equivalen a todo lo invertido en tres años por el Estado en la salud pública.

El anuncio del Presidente Sebastian Piñera hace un par de días abre la posibilidad a los pensionados de Fonasa para comprar bonos y atenderse bajo la modalidad de libre elección, nos preocupa profundamente.

Las declaraciones del 8 de junio del Presidente Piñera dijo que “todos los pensionados de pensión básica solidaria y los que tengan pensión por accidente o invalidez van a tener acceso a la libre elección, van a poder comprar sus bonos y van a poder atenderse con el doctor o la institución médica que ellos elijan. De esta forma estamos dando un gran paso adelante. Que la libertad y en este caso la libertad de elegir en la modalidad de libre elección a través de los bonos sea no solamente para los que tengan más recursos, sino que también, en la práctica, para todos los pensionados de nuestro país que están en categoría A en el sistema de Fonasa”.

El anuncio se hizo bajo una modificación reglamentaria efectuada por el Ejecutivo, que no pasa por el Parlamento, con la cual abre la posibilidad de que cerca de 650 mil personas inscritas en el sistema público puedan acceder a comprar bonos en Fonasa.

Los fondos destinados a las clínicas representan un 37,8% del gasto en personal. Esto nos muestra que es posible aumentar en 1/3 anualmente los profesionales de la salud con estos recursos, terminando de plano toda brecha existente en el sistema, haciendo innecesario tener que derivar al sector privado a los pacientes por falta de médicos u otros profesionales.

La medida anunciada por el Presidente, a simple vista es evaluada positivamente por los medios y por todos los sectores políticos (incluida la Concertación), ya que los beneficiarios de menores recursos adscritos al Seguro Público de Salud (Fonasa) podrán elegir libremente el médico y realizarse exámenes en el mundo privado. Es decir, compraran un bono respectivo, y el profesional o la empresa de salud respectiva recibirá diferencia del costo de la prestación por parte de Fonasa.

Los traspasos de fondos públicos a las clínicas privadas no son nuevos, estos mecanismos fueron incorporados por los gobiernos de la Concertación, que a su vez continuaron el legado de la dictadura militar en la salud, es decir, seguir profundizando la lógica que ve a la salud como un negocio. El volumen de los fondos traspasados es enorme, equivale a 0,4% del PIB, es decir unos 1.036 millones de dólares anualmente y lo hace a través de tres mecanismos: la modalidad libre elección de Fonasa, las compras de prestaciones y servicios que realizan los hospitales y servicios de salud, y el nuevo bono AUGE (innovación del gobierno de Piñera).

Una pregunta que debemos realizarnos es ¿Cuál es el costo-oportunidad de estos recursos? Si lo miramos desde el punto de vista de la inversión pública en salud (construcción de nuevos establecimientos, etc.) Los fondos entregados en un año equivalen a todo lo invertido en tres años por el Estado en la salud pública (considerando el gasto devengado en inversión desde 2009 al 2011). Otra forma de ver el costo oportunidad de estos recursos es el análisis en relación al total del gasto en personal (2.768 millones de dólares anuales), o sea que los fondos destinados a las clínicas representan un 37,8% del gasto en personal. Esto nos muestra que es posible aumentar en 1/3 anualmente los profesionales de la salud con estos recursos, terminando de plano toda brecha existente en el sistema, haciendo innecesario tener que derivar al sector privado a los pacientes por falta de médicos u otros profesionales.

Para muchos es la formula ideal para no pasar malos ratos en el sistema público de salud, buscar saltarse las listas de espera por falta de especialistas o esperar meses para realizarse un examen. Más aún en una etapa de su vida de los pensionados en la cual el Estado debería garantizar el derecho a una salud de calidad.

Desconocemos los efectos de la medida, no sabemos acaso los/as jubiladas emigraran definitivamente al sector privado de salud hasta cuando las prestaciones suban en costo, o cuando se acabe su capacidad de endeudarse.

¿Cómo se financiará esta medida? Según lo dicho por las autoridades esto se logrará financiar gracias al término de la gratuidad en salud de los “falsos indigentes” medida que implicaría que Fonasa aumente su recaudación en 600 millones de dólares. Estos fondos serían suficientes para poder financiar los 60 millones de dólares que se sumarían a los ya más de 1.036 millones de dólares que ya entregamos a las clínicas privadas.

Esta medida no contribuye en nada a fortalecer el sistema de salud público, ni sirve para paliar el déficit de especialistas, ni menos para distribuir adecuadamente los profesionales de la salud en todo el territorio, pero tenemos claro que nuevamente acá la industria privada de la salud se esta “preparando y sobando las manos” para recibir a estos eventuales 650.000 nuevos clientes.

(*) Claudio González, dirigente Nacional de Fenpruss y Matías Goyenechea, vocero de Salud un Derecho

Comentarios del artículo: Gobierno entrega a privados 650 mil clientes en salud - Publicado: a las 4:32 pm

La Nación

Av. Nueva Providencia 1860, Oficina 183, Providencia
Teléfono: 56 2 - 2632 5014

Director Responsable: Patricia Schüller Gamboa
Representante Legal: Luis Novoa Miranda

© Comunicaciones LANET S.A. 2014
Se prohíbe toda reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio.