" "
Blog de
  • Mario Gebauer Bringas

Mario Gebauer Bringas

Alcalde I. Municipalidad de Melipilla

Etiquetas: , , , , , , » Publicado: 25/03/2016

¡El agua no es un bien de consumo!

La Constitución y en consecuencia el Estado no protege ni garantiza el derecho humano de tener libre acceso a este vital elemento. Es necesario crear un Código de Aguas democrático que devuelva a los chilenos este recurso.

El agua es un elemento vital y por ello resulta paradójico que 500 mil chilenos, en 2016, en país OCDE, no cuenten con agua potable.

Chile es el único país que tiene sus aguas privatizadas. No hay otro en el mundo que haya considerado que uno de los elementos centrales de la vida pueda ser manejado por particulares.

Fallas impresentables en la regulación y legislación de los recursos hídricos permiten al mercado controlar un derecho, que lejos de serlo, está consagrado en la Constitución como un bien social, pero también económico.

En efecto, la Constitución y en consecuencia el Estado no protege ni garantiza el derecho humano de tener libre acceso a este vital elemento. Existe una priorización hacia los intereses privados que urge cambiar. Es necesario  crear un Código de Aguas democrático que devuelva a los chilenos este recurso con el fin de que la agricultura y la ciudadanía -en el caso del agua potable- tengan un acceso digno y equitativo

A  30 años del proceso privatizador, Chile tiene una de las tarifas por servicio de agua potable más caras de Latinoamérica y el mundo. Existe una institucionalidad y legislación que dan amplias facultades a las empresas sanitarias privadas. La escasez hídrica es preocupante: mientras el uso del recurso por parte de empresas forestales, mineras, hidroeléctricas y agroindustriales continúa generando situaciones de impacto ambiental y social en todo el país, no hay quien se haga cargo.

Un caso paradigmático de la priorización de la industria por sobre el ciudadano es el de la comuna de San Pedro de Melipilla. Existe agua para la producción agroindustrial pero muchas comunidades no cuentan con agua potable y de riego para la pequeña agricultura y ganadería.

La negación de este recurso por acción u omisión es un atentado contra las personas, generando una desigualdad social inaceptable. Se requiere de iniciativa política, hasta ahora débil, para proteger un derecho necesario, no un bien de consumo. Es imprescindible fortalecer al Estado ante un mercado que ahora camina por la vereda de la falta de fiscalización.

Entender el agua como un bien económico, es no entender. Plantearlo así es generar las condiciones para el acaparamiento, la especulación, y para dejar a los débiles fuera. Debemos priorizar modificaciones e iniciativas que permitan devolver este bien a todos los chilenos, porque les pertenece, y porque tal como lo establece el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de Naciones Unidas, la asignación de agua es prioritaria para el consumo humano.

Comentarios del artículo: ¡El agua no es un bien de consumo! - Publicado: a las 5:12 am

Etiquetas: , , , , , , , » Publicado: 01/03/2016

Melipilla mirando hacia un mejor futuro

Nuestra ciudad está avanzando y bien. No nos detendremos, por eso es tan relevante el anhelo del Metrotren, cuyo proyecto lo hemos presentado como prioritario a la Empresa de Ferrocarriles del Estado y al ministerio de Transportes.

Dos cosas contribuyen a avanzar: ir deprisa e ir por el buen camino. En ambos sentidos, es que avanza Melipilla. En cada lugar de nuestra comuna se levanta una iniciativa de progreso a nivel histórico.

Con el desarrollo como objetivo, se está llevando a cabo un plan de inversiones públicas simultáneas nunca antes visto. Sólo en los próximos años tendremos inversiones que sobrepasan los 80 mil millones de pesos.

Para progresar a veces no basta actuar, sino hay que saber en qué sentido actuar. La salud es y siempre será la piedra angular del crecimiento, para ello el Ministerio de Salud ya compró el terreno para el nuevo Hospital de Melipilla, cuya construcción demandará más de 47 mil millones de pesos. Además, más de 30 mil vecinos serán beneficiados con el nuevo consultorio que se construirá este año en la zona poniente de la ciudad.

Asimismo, se hace énfasis en la seguridad de la comuna. Ya están en servicio los cuarteles de Carabineros e Investigaciones con una inversión de más de tres mil millones de pesos, sumados a dos cuarteles de Bomberos que significaron otros mil millones.

Nuestras metas son ambiciosas y por ello estamos en proceso de construcción del alcantarillado en el sector de pabellón con una inversión de casi seis mil millones y concluyendo ocho proyectos de ingeniería de sistemas de alcantarillado para distintas zonas rurales de Melipilla.

A su vez, en coordinación con el Ministerio de Obras Públicas se avanza en la ciclo vía Melipilla – Bollenar. La cual se conectará a la ciclo vía de la comuna de María Pinto – Casablanca, instalándose así como la red más extensa de Chile.

En plena marcha se encuentra la construcción del Edificio Consistorial, con una inversión de cuatro mil quinientos millones de pesos, el cual va a concentrar los servicios municipales, prestando una mayor utilidad pública a los vecinos de Melipilla, los que podrán acceder a todos los servicios en un mismo lugar, dando accesibilidad a todas las zonas de Melipilla, tanto urbanas como rurales.

Ya hemos sido testigos de los trabajos de construcción del Teatro Serrano, el que se encuentra ad portas de su inauguración, dotando así a nuestra ciudad del más moderno Centro Cultural de la región con una inversión de dos mil cuatrocientos millones de pesos.

Melipilla está avanzando y bien. No nos detendremos, por eso es tan relevante el anhelo del Metrotren. Junto al Movimiento Ciudadano por el Metrotren, hemos presentado este proyecto como prioritario a la Empresa de Ferrocarriles del Estado y al ministerio de Transportes.

Parte del progreso está en reducir las desigualdades y que exista equidad territorial en la inversión pública, para el bienestar de las familias de Melipilla.

Comentarios del artículo: Melipilla mirando hacia un mejor futuro - Publicado: a las 1:30 am

Etiquetas: , , , , , » Publicado: 03/02/2016

Recuperar la confianza de los ciudadanos

Existe una “vieja guardia transversal” que privilegia sus espacios de poder. Sin embargo, llegó el momento de dejar atrás las ambiciones y recomponer una fuerza política de vocación mayoritaria y progresista que permita recuperar la confianza de los chilenos decepcionados con la actividad política.

Es innegable que la situación actual de la política ante los ojos de los ciudadanos es de deslegitimación. Estamos ante un nuevo marco social y es que la sociedad no es la misma de hace 10 años atrás, hay intereses y necesidades distintas a las que los partidos políticos deben atender.

Es importante tomar iniciativas acorde a las nuevas necesidades de la ciudadanía para salir del estancamiento que vive la política. Para lograr este objetivo existe la necesidad de un nuevo partido que no sea sólo la suma del PS, PR y el PPD. Tiene que converger el mundo social, las herencias socialdemócratas, socialcristianas, socialistas, social liberal y ambientalista.

El objetivo es renovarse ideológicamente y encontrar una síntesis que incorpore nuevas interpretaciones a los desafíos del país y a los temas y procesos actuales. Para ello se debe enfrentar un proceso de renovación de la cultura política de la izquierda y centro izquierda.

Este proceso se ha demorado producto de pequeñas cuotas de poder de algunos líderes. Existe una “vieja guardia transversal” que privilegia sus espacios de poder. Esta vieja guardia presente en el Gobierno y en los partidos no quiere ver los cambios de Chile ni los nuevos desafíos que requieren altura de miras y desprendimiento, solo priorizan sus espacios de poder. Pero llegó el momento de dejar atrás las ambiciones y comenzar a pensar en los cambios que seguirán surgiendo en los próximos años, cambios que no se pueden enfrentar con los partidos que tenemos hoy en día.

Además la gestión y avance del programa reformista de Gobierno hace necesario el reagrupamiento político que supere las divisiones y cuotas de poder de los dirigentes-controladores de los partidos. Es necesario tener un programa de reformas profundas que sean coherentes con el contexto actual, algo que hoy está totalmente desdibujado. Esto sería solo un gesto dentro de muchas cosas que deben ocurrir para que la ciudadanía vuelva a confiar en la política.

Esta situación se expresa en las diversas encuestas que miden e interpretan la opinión de la sociedad, que evidencia la crisis y desautorización ciudadana a la gestión de Gobierno e inclusive a las ideas de las reformas, lo que refleja que estamos frente a una gran derrota. Esto se suma a la deslegitimación de los partidos tradicionales, siempre enfrentados a situaciones confusas, mezquinas y descrédito por hechos de corrupción.

Es tiempo de cambiar, la política debe escuchar, comprender y lo más importante, dar respuestas y trabajar en los nuevos desafíos que requiere la sociedad chilena. Hoy no existe iniciativa, es necesario reimpulsar reformas que quedarán pendientes. Además se debe recomponer una fuerza política de vocación mayoritaria y progresista que permita recuperar la confianza de ciudadanos chilenos decepcionados con la actividad política.

Comentarios del artículo: Recuperar la confianza de los ciudadanos - Publicado: a las 3:00 am

» Publicado: 22/01/2016

La industria de la colusión

Una vez más hemos sido testigos del descubrimiento de una colusión, al parecer los ciudadanos chilenos estamos perdiendo la capacidad de asombro frente al destape de tan recurrentes acuerdos de mercado. Primero fue la industria avícola, luego las farmacias, y pensamos que era el colmo cuando se descubrió que ni en la industria papelera se […]

Una vez más hemos sido testigos del descubrimiento de una colusión, al parecer los ciudadanos chilenos estamos perdiendo la capacidad de asombro frente al destape de tan recurrentes acuerdos de mercado. Primero fue la industria avícola, luego las farmacias, y pensamos que era el colmo cuando se descubrió que ni en la industria papelera se podía confiar. Esta vez fue el turno de los supermercados, de las grandes cadenas por supuesto.

En los últimos cinco años hemos sobre pagado 30 millones de pesos, dinero que es necesario para atender las distintas necesidades de la comuna, por lo que decidimos interponer una querella en noviembre.

Algo está sucediendo en el mercado, al parecer las atribuciones que tienen los entes reguladores son deficientes. Estos hechos, sin duda se deben a una debilidad estructural en términos de legislación, que deja una sensación de impunidad de los grandes conglomerados económicos frente a situaciones de fraude que vulneran los derechos ciudadanos.

Está claro que existe una violación permanente a los derechos de la ciudadanía en el marco de no saber si estamos comprando productos de calidad y a un precio coherente. En el caso de la colusión de CMPC y Pisa S.A además de regular los precios en el mercado, también acordaron bajar la calidad de sus productos.

Como municipio, el abastecimiento de papel tissue depende en un 90% de estas empresas coludidas, lo que significa que en los últimos cinco años hemos sobre pagado 30 millones de pesos, dinero que es necesario para atender las distintas necesidades de la comuna, por lo que decidimos interponer una querella en noviembre.

Han pasado dos meses y aún no hay un tribunal que se declare competente para llevar la causa, lo que deja en evidencia la deficiencia de la justicia y una crisis en la democracia donde no se respetan los derechos mínimos de los ciudadanos ni existe un respaldo institucional para que el mercado funcione de manera adecuada en términos de libre competencia.

Es imperativo una modificación mayor al proyecto de ley contra la colusión, es necesario tener penas adecuadas tanto para los ejecutivos como para los dueños de las empresas coludidas.

Estamos frente a un escenario de total desconfianza, son fraudes que afectan directamente el presupuesto mensual de las familias chilenas con productos de primera necesidad. Farmacias, alimentos y empresas papeleras, tal vez no nos sorprenda saber que en otros mercados está sucediendo lo mismo, al parecer la colusión se ha vuelto parte de la industria y la justicia no se ha hecho presente.

Comentarios del artículo: La industria de la colusión - Publicado: a las 7:12 am

La Nación

Av. Nueva Providencia 1860, Oficina 183, Providencia
Teléfono: 56 2 - 2632 5014

Director Responsable: Patricia Schüller Gamboa
Representante Legal: Luis Novoa Miranda

© Comunicaciones LANET S.A. 2014
Se prohíbe toda reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio.