" "
Blog de
  • Marcelo Samur F.

Marcelo Samur F.

Gerente General Estudio Jurídico Segal.

Etiquetas: , , , , , , , , , » Publicado: 28/08/2015

Una alerta más sobre las definiciones pendientes de la Reforma Laboral

En nombre de las cientos de pymes que representamos nos oponemos a una Reforma Laboral que se inspira en un fuerte énfasis en la sindicalización. Claramente este proyecto no contribuirá a combatir la desigualdad de ingresos ni la injusticia social.

Los resultados de la última encuesta Cadem son el claro reflejo de lo que piensan mayoritariamente los chilenos respecto a una Reforma Laboral como la que el Gobierno tozudamente intenta seguir imponiendo, a pesar del rechazo que genera.

Es claro que de imponerse tal cual pretenden desde la Nueva Mayoría el país se verá enfrentado a un aumento del desempleo y, mayor inestabilidad económica que nos afectará a todos, no sólo a un sector.

De acuerdo al sondeo, un mayoritario 53% considera que la iniciativa hará que aumente el desempleo en Chile, 15 puntos más que en enero de este mismo año; un 52% se inclina por la idea de que sólo la CUT y los sindicatos se verán beneficiados por la reforma (+ 7 pts), mientras que sólo un 28% (- 8 pts) afirma que este proyecto beneficiaría a todos los trabajadores.  Alineado con lo anterior, un 79% apoya la idea de que todos los trabajadores de una empresa, independientemente de si pertenecen o no a un sindicato, deberían recibir los beneficios acordados en una negociación colectiva. El resultado es una alerta más de tantas que se han ido sucediendo frente a este proyecto.

Por otro lado,  es clave  que de una vez por todas  se comprenda que las empresas de menor tamaño necesitan definiciones sobre el quorum final. Se habló de querer subirlo, tal como lo propuso Segal hace unas semanas, pero no tenemos certeza de que así sea.

Adicionalmente es importante que se definan sobre el reemplazo interno y los requisitos que deberán cumplir esos trabajadores; el descuelgue de los huelguistas para poder percibir su remuneración; la extensión de los beneficios logrados por el sindicato;  los pactos de adaptabilidad y los servicios mínimos no sólo como un grupo de trabajadores que cuidaran los bienes de la empresa, sino como un grupo de trabajadores que permitirán mantener el corazón de la empresa latiendo.

En nombre de las cientos de pymes que representamos nos oponemos a una Reforma Laboral que se inspira en  un fuerte énfasis en sindicalización, algo que a nuestro juicio es un gravísimo error que generará un tremendo impacto negativo en la estructura de costo de la empresa, con consecuencias no sólo para el empresario sino para el empleo. Claramente el proyecto no contribuirá a combatir la desigualdad de ingresos ni la injusticia social. Aún peor, no impulsará la productividad ni favorecerá la contratación de trabajadores. En consecuencia, impactará negativamente en el crecimiento del país, ya perjudicado por otros factores.

La mejor forma, no la única, de aumentar la estabilidad laboral es con un mercado laboral tendiente al pleno empleo. Es ahí donde el poder de negociación de los trabajadores – de manera directa y sin pasar por un sindicato- puede tener una posición incluso superior a la del empleador. Si no hay pleno empleo, no creo que se puedan garantizar más y mejores trabajos a través de negociaciones ramales u otras ideas similares.

Comentarios del artículo: Una alerta más sobre las definiciones pendientes de la Reforma Laboral - Publicado: a las 8:00 am

Etiquetas: , , , , , , » Publicado: 13/08/2015

Reforma Tributaria requiere cambios “con renuncia” y no cosmética superficial

A pesar de la rigidez de las autoridades, que insiste sólo en un proyecto para simplificar la reforma, creo que aún estamos a tiempo para generar un diálogo que tal vez pueda convencer al Ejecutivo de acoger finalmente una propuesta para incentivar la inversión al interior y fuera de la misma empresa.

El ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, puso fin a la incertidumbre sobre los cambios a la Reforma Tributaria con una propuesta cosmética que no modificará lo sustancial y más inquietante de una iniciativa en la que podemos reconocer una de las razones internas de la desaceleración de nuestra economía.

Luego del conclave, la Presidenta fue tajante en decir que su programa se hará en un escenario de “realismo sin renuncia”, algo completamente contradictorio con el denominado segundo tiempo del Gobierno de la Nueva Mayoría, ya que se suponía que dada la realidad existente, se realizarían cambios en los contenidos y no sólo se daría importancia a la velocidad de la implementación. Por tanto, es claro que no hay espacio para cambios reales y sólo es posible realizar cambios de forma, situación que- de acuerdo a las encuestas de opinión- no responde a lo que el país quiere.

A pesar de la rigidez de las autoridades, creo que aún estamos a tiempo para generar un diálogo que tal vez pueda convencer al Ejecutivo de los riesgos que representa la iniciativa.

Insistiré por ello en algunas interrogantes: ¿Por qué se plantea como cambio que el régimen atribuido sea para las Pymes y no para las grandes empresas? ¿FUT versus los registros nuevos? En mi opinión, el FUT es más simple que los nuevos registros. ¿Por qué plantear un régimen semiintegrado? o ¿por qué perder créditos?

Limitar el sistema de renta atribuida sólo a las pymes constituidas como personas naturales, como acaba de plantear el Gobierno, podría ser razonable siempre y cuando la naturaleza de esa Pyme lo permita, pues la definición de este tipo de empresas es muy  amplia, ya que incluye  un grupo heterogéneo no solo en volumen de ventas, sino también en número de trabajadores, flujos de ingreso, bienes de capital, etc.

Con esto se podría afirmar que el régimen general conveniente, podría ser el de renta integrada antes que la reforma con los cambios propuestos y la renta atribuida una elección (¿por cuánto tiempo?).

La ley establece que en renta atribuida estarán naturalmente las empresas individuales de responsabilidad limitada, comunidades y sociedades de personas, formadas exclusivamente por personas naturales domiciliadas o residentes en Chile.

Sería más fácil cerrar las ventanas donde la Ley permita usar créditos o franquicias tributarias, de esta forma se reducirían las posibilidades de evasión y elusión tributaria, aumentando así la recaudación. Un ejemplo podría ser, normar las utilidades no invertidas en bienes de capital o creación de sucursales, de esta forma en un plazo de algunos años se reducirá el crédito, con esto se incentiva la inversión y se reduce el “empozamiento” de las utilidades en el banco o activos monetarios, tales como DP, FM, Acciones, Bonos, etc.

De no existir una intención de materializarlos en activos, sería preferible cumplir con la obligación tributaria, de esta forma la inversión realizada en estos tipos de activos, lo podrán hacer las personas naturales con los incentivos que la ley hoy contempla.

Suponiendo que tendremos un segundo tiempo, nos quedamos con la sugerencia de mantener el régimen actual con 100% de crédito y una tasa del 27%, agregando a esto una mejora en el registro FUT, restringiendo el crédito, no porque sí, como en el sistema semiintegrado, por el uso de los fondos acumulados y al tiempo que tienen esos fondos sin ser reinvertidos. Lo que importa es incentivar la inversión al interior y fuera de la misma empresa, corrigiendo y desincentivando los malos usos.

Con el régimen semiintegrado, el Fisco crea un castigo por no poder distribuir o retirar las utilidades. ¿Por qué ocurre esto? Se manipula la cancha para que los empresarios elijan el sistema de renta atribuida y así bajar la carga efectiva. Es muy posible que una micro y algunas pequeñas empresas que tienen ventas en efectivo o con rotaciones de la cuenta por cobrar muy acotadas, puedan hacer calzar el impuesto con el flujo, pero qué pasa con las empresas que tienen dichas rotaciones de las cuentas por cobrar más lentas y queden descalzadas para el cumplimiento de la obligación, y donde tienen que pagar sí o sí en ese año tributario el impuesto final sobre ingresos no retirados, obviamente alguien se tendrá que endeudar para cumplir con el tributo.

El sistema de renta atribuida funciona muy bien en algunas micro o pequeñas empresas donde el socio retira el 100% de las utilidades y que son muy líquidas, pero en el resto de las empresas, algunas pequeñas, medianas y grandes esto no es aplicable y se castigan con la pérdida del 35% del crédito del impuesto de primera categoría, o sea del 27%.

No obstante, si sólo funciona muy bien en ese segmento y para ellos existe el art. 14 Ter donde se simplifican los registros y los impuestos, más otros beneficios, éste es el lugar natural de la renta atribuida.

De acuerdo a esto, insistimos en que es conveniente mantener el régimen de integración total, actualmente vigente con el FUT, lo que es sólo un registro, dejando de esta forma la tasa en el 27%, no afectando los ingresos que requiere la reforma y tapar las disposiciones legales que incentivan o no prohíben acciones que mermen la recaudación fiscal.

En esa línea, por ejemplo, se eliminaron los retiros en exceso, que era un recurso muy usado para dejar sin cumplimiento las obligaciones tributarias hasta que la empresa tuviese utilidades parciales o totales. Es importante sugerir que se analicen las reorganizaciones empresariales que permitan movimientos no tasables por el Servicio, las exenciones, los ingresos no rentas, etc.  Si se hubiese hecho esto, otra sería la reacción del empresariado y tan vez de la economía nacional. Quizás aún es tiempo, si ahora lo hacen, creo no equivocarme, la confianza mejoraría.

Suponiendo que tendremos un segundo tiempo, nos quedamos con la sugerencia de mantener el régimen actual con 100% de crédito y una tasa del 27%, agregando a esto una mejora en el registro FUT, restringiendo el crédito, no porque sí, como en el sistema semiintegrado, por el uso de los fondos acumulados y al tiempo que tienen esos fondos sin ser reinvertidos. Lo que importa es incentivar la inversión al interior y fuera de la misma empresa, corrigiendo y desincentivando los malos usos.

Comentarios del artículo: Reforma Tributaria requiere cambios “con renuncia” y no cosmética superficial - Publicado: a las 7:00 am

Etiquetas: , , , , » Publicado: 23/07/2015

Reforma Laboral: No es tiempo de amenazas

La advertencia de la presidenta de la CUT de un paro nacional si el Senado cambia la Reforma Laboral es grave en el contexto de un país que en los últimos meses ha visto disminuir dramáticamente sus niveles de estabilidad, confianza y dinamismo. Es tiempo de consensuar, de buscar entendimientos y no de acciones que sólo empeoran el clima nacional.

La presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores, Bárbara Figueroa, amenazó con un paro nacional si la Reforma Laboral no es aprobada en el Senado en los términos en que se encuentra actualmente, especialmente si se retrocede en elementos como no hacer efectivo el derecho a huelga.

Esta advertencia, que hasta podría interpretarse como una extorsión política a los representantes de la Cámara Alta, es no sólo preocupante sino grave en el contexto de un país que en los últimos meses ha visto disminuir dramáticamente sus niveles de estabilidad, confianza y dinamismo.

¿Qué más tiene que pasar para que quienes tienen roles de liderazgo entiendan que lo que hoy Chile requiere es fortalecer un clima de entendimientos, de acuerdos y restablecimiento de confianzas? ¿Hasta cuándo quienes han sido elegidos para representar a un sector seguirán sacando dividendos de posicionamiento mediático a costa de posturas que generan conflicto y polarización?

Miradas sesgadas y posiciones no deben tener cabida en un Chile que anhela crecer, volver a creer en sus autoridades y construir un destino común, en el que no se caricaturice a empresarios y trabajadores, enfrentándolos artificialmente, sino que se tejen entendimientos que permitan a uno y otro avanzar, sin transar en sus derechos, buscando mayores beneficios y abriendo más espacios para jóvenes y mujeres en el ámbito laboral.

Si el proyecto de Reforma Laboral experimenta mejoras o cambios en el Senado, sin duda debe ser tema de análisis y debate en los sectores involucrados, pero en ningún caso motivo para amenazar a un país con la paralización nacional, hecho que sentaría un precedente cada vez que un proyecto no sea del gusto de un sector determinado. Existe un orden, un Gobierno -del que por cierto el partido de la Sra. Figueroa es parte- que fue elegido para dirigir los destinos del país y además, instancias democráticas en las que se puede debatir, argumentar y luchar por los legítimos intereses.

Quienes representamos a las pymes estamos levantando fuertemente la voz para oponernos a la Reforma Laboral tal cual ha sido presentada. Y lo hemos hecho a través de múltiples acciones, pero nunca a través de amenazas polarizantes y que dañan al país en su conjunto.

Nos oponemos porque tal cual ha sido presentada tiene un fuerte énfasis en la sindicalización, algo que a nuestro juicio es un gravísimo error que generará un tremendo impacto negativo en la estructura de costo de la empresa, con consecuencias no sólo para el empresario sino para el empleo.

Claramente el proyecto no contribuirá a combatir la desigualdad de ingresos ni la injusticia social. Aún peor, no impulsará la productividad ni favorecerá la contratación de trabajadores. En consecuencia, impactará negativamente en el crecimiento del país, ya perjudicado por otros factores

La mejor forma, no la única, de aumentar la estabilidad laboral es con un mercado laboral tendiente al pleno empleo. Es ahí donde el poder de negociación de los trabajadores -de manera directa y sin pasar por un sindicato- puede tener una posición incluso superior a la del empleador. Si no hay pleno empleo, no creo que se puedan garantizar más y mejores trabajos a través de negociaciones ramales u otras ideas similares.

Vistos los argumentos de uno u otro lado, no caben acciones de presión que sólo causan desestabilización y empeorar el clima nacional afectado hoy por distintos hechos de todos conocidos. Es tiempo de consensuar, de buscar entendimientos y comprender que son tiempos de construir en un país en el que las confianzas, la credibilidad y la estabilidad han sido golpeadas.

Comentarios del artículo: Reforma Laboral: No es tiempo de amenazas - Publicado: a las 8:00 am

Etiquetas: , , , » Publicado: 19/05/2015

Ministra Rincón, una luz de esperanza para las Pymes

La nueva ministra es valorada por sus posiciones más equilibradas y su permanente búsqueda de consensos. Y ahora, en la tramitación de la reforma Laboral, esperamos que escuche a quienes hasta hoy no han sido realmente considerados.

La nueva ministra del Trabajo, Ximena Rincón, pidió a los parlamentarios de la Nueva Mayoría un plazo de “reflexión” para estudiar la Reforma Laboral, aunque inmediatamente –y para aplacar cualquier crítica sobre un freno a la iniciativa-  aclaró que se mantienen los plazos y que estará lista el 31 de agosto.

La nueva ministra es valorada  por sus posiciones más equilibradas y su permanente búsqueda de consensos, pero no debemos omitir que es prácticamente imposible que incorpore otros temas importantes para las empresas de todos los tamaños, como por ejemplo la flexibilización laboral y  el incentivo al trabajo juvenil y femenino, entre otros.

Esperamos que escuche a quienes hasta hoy no han sido realmente considerados,  porque a diferencia de lo que ocurrió con la Reforma Tributaria, en el proyecto de Reforma Laboral no se puede crear un capítulo aparte para las Pymes. O se les deja definitivamente o se aumenta el quorum para darles un trato preferencial. De lo contrario, las Pymes están condenadas a no sobrevivir.

Como no habrá temas nuevos a incorporar, la ministra tendrá la oportunidad de introducir en la reforma una mejora sustantiva en los mismos temas propuestos. Con gran esperanza confiamos en que puede blindar a las pequeñas y medianas empresas, como también deje fuera aquellas materias que atentan contra el crecimiento económico del país.

Confiamos en  que tampoco incorpore la idea de la negociación ramal, materia que nunca ha estado en el proyecto pero si en boca de algunos parlamentarios de la nueva mayoría y de dirigentes sindicales. Suponemos que frente a una idea como esta, la ministra Rincón visualizará el tremendo daño que representa para la economía y el nefasto escenario para las Pymes.

Hoy nuestra mayor esperanza radica en que Ximena Rincón tiene visión de estadista y no de una tecnócrata. La ministra tiene el carácter, los conocimientos y la experiencia política suficiente para no dejarse seducir por influencias que amenazan con atentar contra un sector tan relevante como el de las Pymes, sin que ni siquiera quienes están detrás de estas ideas hayan tasado el impacto que esto puede tener para todo el país.

Comentarios del artículo: Ministra Rincón, una luz de esperanza para las Pymes - Publicado: a las 9:31 am

Etiquetas: , , , , , , , » Publicado: 15/04/2015

La Reforma Laboral es un anacronismo peligroso

La iniciativa del Gobierno ingresó sin grandes modificaciones, manteniendo inalterados sus pilares y sin reconocer la realidad de las micro, pequeñas y medianas empresas. Al parecer, al igual como ocurrió con la Reforma Tributaria, los espacios para mejorar recién podrían generarse en la Cámara Alta.

Esta semana el Ejecutivo envió las indicaciones al proyecto de Reforma Laboral, en medio de un clima de dudas y advertencias respecto al impacto que tendrá la norma especialmente en las pequeñas y medianas empresas. A pesar de las numerosas reuniones de la ministra del Trabajo, Javiera Blanco, finalmente la iniciativa ingresó sin grandes modificaciones, manteniendo inalterados sus pilares.

Al parecer, al igual como ocurrió con la Reforma Tributaria, los espacios de diálogo para mejorar lo presentado recién podrían generarse  en la Cámara Alta. Es lamentable tanta pérdida de tiempo y de oportunidades para avanzar en un tema tan relevante para el país, que pone en juego la estabilidad laboral, nuevas inversiones, el surgimiento de emprendimientos, junto con el crecimiento y sobrevivencia de miles de pequeñas y medianas empresas.

Claramente el proyecto no contribuirá a combatir la desigualdad de ingresos ni la injusticia social. Y peor, tal cual está concebido, no impulsará la productividad ni favorecerá la contratación de trabajadores. En consecuencia,  impactará negativamente en el crecimiento del país, ya perjudicado por otros factores que no es del caso abordar en esta columna.

Frente a una norma que no reconoce la realidad de las micro, pequeñas y medianas empresas, el Legislativo debe considerar seriamente en excluirlas del proyecto porque de lo contrario se pone en grave riesgo a un sector que representa al 98,5% de las empresas del país. Y todo en virtud de que se insiste en aplicarles las mismas condiciones que a las grandes empresas, que representan el 1,5%. Una obstinación peligrosa.

Claramente el proyecto no contribuirá a combatir la desigualdad de ingresos ni la injusticia social. Y peor, tal cual está concebido, no impulsará la productividad ni favorecerá la contratación de trabajadores. En consecuencia,  impactará negativamente en el crecimiento del país, ya perjudicado por otros factores que no es del caso abordar en esta columna.

El mundo desarrollado está tratando de cambiar el exceso de sindicalización y de rigideces del mercado, pensando en otras necesidades, como por ejemplo, la flexibilidad horaria y contractual; el trabajo domiciliario o fuera de las oficinas; la disminución de costos de salida para el trabajador y empleador, capacitación, etc.

La reforma es un anacronismo peligroso. Nos hace pensar que está regulando en un entorno vencido de los años 70 y 80 con una fuerte carga ideológica. Lo que era o fue bueno (suponiendo que así lo fue) no tiene por qué serlo ahora y mañana. Hay algunos personeros que incluso hablan de negociación ramal: hablar de eso en estos años y para una economía con una estructura corporativa con predominación Mipyme es una locura. Por otro lado el Gobierno propone, entre otras cosas, que los beneficios de las negociaciones (como la definición de turnos en caso de huelga o piso de la negociación) no sean extensivas a los trabajadores no afiliados, entregando al sindicato un poder superior al de los inversionistas. Cuesta entender todo esto en nuestro país.

La mejor forma, no la única, de aumentar la estabilidad laboral es con un mercado laboral tendiente al pleno empleo. Es ahí donde el poder de negociación de los trabajadores -de manera directa y sin pasar por un sindicato- puede tener una posición incluso superior a la del empleador. Si no hay pleno empleo, no creo que se puedan garantizar más y mejores trabajos a través de negociaciones ramales u otras ideas similares.

Esperamos que los senadores escuchen los planteamientos de las principales organizaciones que representan a las Pymes en el país y excluyan de la iniciativa a este importante motor de crecimiento.  Y aún más, comiencen a trabajar una agenda urgente Pro-Pyme con una mesa de trabajo que involucra a todos los gremios de este sector.

En este contexto, es importante recordar que durante el primer mandato de la Presidenta Michelle Bachelet se promulgó la Ley 20.416, que estableció normas especiales para las Empresas de Menor Tamaño, reconociendo la naturaleza propia de este tipo de empresas, algo que hoy  la reforma laboral no considera.

Comentarios del artículo: La Reforma Laboral es un anacronismo peligroso - Publicado: a las 9:14 am

Etiquetas: , , , , , » Publicado: 13/03/2015

Indemnización por años de servicio: Una nueva propuesta

La indemnización por despidos perjudica seriamente a las pymes, y por eso una buena opción es esta propuesta para modificar el sistema de manera de proteger al trabajador (asegurando que reciba sus fondos) y al empleador (a quien se le aliviana la carga).

Una intensa polémica  generó la propuesta que la Sofofa entregó a la Comisión del Trabajo de la Cámara de Diputados respecto a eliminar la indemnización por años de servicio. Compartimos la preocupación de los trabajadores, pero también entendemos la situación de los empleadores, especialmente  de las mipymes a las cuales representamos. Por ello, en diciembre  nos reunimos con los senadores de la bancada Pro-Pyme, a quienes entregamos una propuesta que modifica el sistema de indemnización sin eliminarlo, sino modificándolo para proteger al trabajador (asegurando que reciba sus fondos) y al empleador (a quien se le aliviana la carga).

La propuesta acogida por los parlamentarios y compartida con la Conapyme, marcó el inicio de la elaboración de una agenda corta para apoyar a las mipymes que -esperamos- será resuelta y entregada al país a la brevedad.

Desde hace muchos años, desde diversos sectores se ha reconocido que la indemnización por despidos perjudica seriamente a las pymes. La OCDE señaló en 2013 que en Chile el monto elevado de las indemnizaciones por despido de trabajadores fijos contribuye a la dualidad del mercado de trabajo, reduce el empleo juvenil y obstaculiza la productividad. Por eso, plantea bajarlas para facilitar el ajuste de la fuerza de trabajo fija y fomentar la formalización de las relaciones de trabajo.

No se pretende cambiar la fuente de aporte sino la forma de pago. En vez de esperar a materializar el despido para cancelar la indemnización, por las causales que permite el CT, proponemos derivar un porcentaje del sueldo -a cuenta del empleador a un fondo que administre los montos de indemnización. Con esto se logra garantizar que la indemnización sea pagada al menos en el monto que se ha ido pagando mes a mes.

Por otro lado, el mercado del  trabajo en Chile, para los próximos años demandará menos personal del que se requiere en la actualidad y, por lo tanto se necesitarán incentivos para asegurar contrataciones indefinidas y formalizar el trabajo.

Nuestra propuesta, entre otras materias, plantea la creación de un Fondo que administre los dineros que se irán aunando para asegurar el pago de indemnizaciones. Considera un sistema que garantice a los trabajadores-principalmente a aquellos que pertenecen a las micro y pequeñas empresas-  su derecho a indemnizaciones legales cuando sean desvinculados o renuncien, con la seguridad de que serán pagadas.

No se pretende cambiar la fuente de aporte sino la forma de pago. En vez de esperar a materializar el despido para cancelar la indemnización, por las causales que permite el CT, proponemos derivar un porcentaje del sueldo -a cuenta del empleador a un fondo que administre los montos de indemnización. Con esto se logra garantizar que la indemnización sea pagada al menos en el monto que se ha ido pagando mes a mes.

Al tener este sistema de abonos mensuales, junto con la inyección de un importante flujo financiero al sistema que debe de cuantificarse, se irán sumando intereses a favor del trabajador, quien tendrá un ingreso devengado en este fondo de administración que podrá retirar cuando se cumplan los requisitos para solicitar parcial o totalmente, según determine. Si retira parcial, los fondos restantes seguirán percibiendo intereses al mejor valor garantizado que si negociara individualmente en alguna institución financiera.

Para el empleador este pago mensual constituye un gasto que irá usando en todos los años tributarios como gastos necesarios para producir la renta, rebajando la base imponible del período. Pero su principal beneficio es la tranquilidad de disponer buena parte de la indemnización del trabajador, disminuyendo el riesgo legal de no pago o el riesgo financiero de no tener los fondos suficiente en caja, banco o flujo proyectado para pagar aquello.

Hoy si no tienen el dinero para pagar, las mipymes tratan de llegar a un acuerdo en pagos mensuales apostando a flujos futuros o deuda. Si es más conservador o no ve fácil conseguir o lograr pagar, simplemente evita el despido y mantiene una relación desgastada.

En concreto, el aporte por indemnización mensual que se propone es de un 2,78% por mes de los haberes imponibles del trabajador. Si el fondo logra invertir bien las platas podrá lograr tasas superiores a las que individualmente los trabajadores logren por su propia cuenta.

Algunos de los beneficios que representa esta propuesta son, entre otros: al disminuir el costo del despido impactaría positivamente en la contratación formal; el interés que genere esa renta debería quedar exento de impuesto a la renta hasta un tope; si no retira nunca el fondo, podrá retirarlo al jubilar; y con este sistema se logra el objetivo de garantizar al trabajador que al menos una parte de la indemnización será pagada ante un término de giro.

Además se agrega dinamismo a la economía y se generan incentivos a la contratación, se transparenta como costo de la empresa la indemnización y disminuye la presión de llegar a un acuerdo del trabajador al dejar menos dinero involucrado pendiente de resolver en un juicio laboral.

Es tiempo de que empleadores, trabajadores y el Estado trabajen coordinadamente, deponiendo intereses particulares y sesgados, porque de no abordar este problema con la seriedad que se requiere pronto nos enfrentaremos a un sector productivo en crisis y a una disminución en la contratación que sólo perjudicará al país en su conjunto.

Comentarios del artículo: Indemnización por años de servicio: Una nueva propuesta - Publicado: a las 9:27 am

Etiquetas: , , , , » Publicado: 10/11/2014

Debate sobre reforma laboral debe abrirse a representantes de las pymes

La reforma laboral que hoy impulsa el Gobierno acentúa la difícil situación económica de las pymes y no considera sus necesidades. Los emprendedores tienen el derecho de ser escuchados al igual que los políticos y las grandes empresas.

A pesar de los discursos e intenciones, en los últimos 20 años Chile no ha contado con una política de incentivos efectiva para el desarrollo de las pequeñas y medianos empresas, Pymes, que en ese escenario hoy se enfrentan a una propuesta de reforma laboral que –si es despachada con los titulares que se ha adelantado- podría significar un duro golpe a ese sector y un profundo daño a miles de emprendedores.

Por ello, es fundamental que el actual debate sobre esta reforma no se desarrolle sólo entre representantes de esferas políticas representativas de uno y otro sector. Es clave que el Gobierno sume a esta mesa de diálogo a quienes serán los principales afectados: pequeños y medianos empresarios que esperan ser escuchados y considerados en la construcción de una norma que tiene decisivo impacto en uno de los sectores productivos que aportan fuertemente en la generación de empleo, junto con la producción de bienes y servicios.

Nuestro país requiere de una reforma laboral flexible y moderna,  contrariamente a lo que apunta el actual diseño que pretende rigidizar el mercado laboral con las consiguientes consecuencias para el progreso de las pequeñas y medianas empresas y del país en su totalidad.

Tienen el derecho de ser escuchados al igual que los políticos y las grandes empresas, aunque no tengan la misma fuerza ni los recursos económicos.  La reforma laboral que hoy impulsa el Gobierno acentúa la difícil situación económica de las Pymes y no considera sus necesidades, pavimentando el camino para su desaparición.

¿Qué tienen que hacer las Pymes para hacer llegar sus inquietudes? ¿Adoptar medidas de presión? Todo indica que el Gobierno no ha dimensionado la relevancia de las Pymes y eso queda en evidencia en este proyecto.

Nuestro país requiere de una reforma laboral flexible y moderna,  contrariamente a lo que apunta el actual diseño que pretende rigidizar el mercado laboral con las consiguientes consecuencias para el progreso de las pequeñas y medianas empresas y del país en su totalidad.

La semana pasada el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, señaló  a un medio local que “Francia e Italia han hecho reformas que tienen por objeto hacer más flexible el mercado laboral, y que sea más barato contratar y también despedir en caso de que sea necesario… Si uno tiene muchas rigideces y se vuelve muy caro despedir a alguien, los empresarios no contratan…”. Curiosamente, en Chile vamos en sentido contrario.

Comentarios del artículo: Debate sobre reforma laboral debe abrirse a representantes de las pymes - Publicado: a las 9:00 am

Etiquetas: , , , , , » Publicado: 28/10/2014

Chile: ¿El país más rígido de la OCDE en materia laboral?

La reforma que prepara el Gobierno se convierte en otro factor de riesgo más para el crecimiento del país. Por eso será necesario llegar a un mayor diálogo y consenso entre empresarios y Gobierno para mejorar este proyecto que tiene fallas claves en su ADN.

Todas las señales que se emiten desde distintos sectores apuntan hacia una misma dirección: Hoy no es un buen momento en Chile para hacer una reforma laboral como la enunciada desde el Gobierno.

Es una reforma que no está enfocada en aumentar la productividad ni a favorecer la contratación de trabajadores y, por ende  trae adosado el riesgo de otro factor más de negativo impacto en el crecimiento del país.

Es una propuesta que más bien rigidiza las relaciones laborales, aumenta la inestabilidad y contribuye a perfilar a nivel externo la imagen de un país poco atractivo para atraer inversiones intensivas en mano de obra.

Según las proyecciones del último LatinFocus Consensus Forecast, el deterioro de la inversión se mantendría en el tercer trimestre de este año, con una caída superior al 5% anual, la peor desde la crisis asiática.

En este escenario, el análisis apunta claramente a que una avalancha de reformas estructurales que ambiciosamente se proyecta en apenas un año, conduce al país a un clima de mayor desconfianza e incertidumbre. Las inversiones se retraen, aumenta la cesantía y de pronto una bola de nieve se transforma en un alud.

Prohibir la continuidad operacional de las empresas durante una huelga, obligar a los trabajadores a que sean parte de un sindicato, o impedir a que se organicen como lo estiman conveniente para negociar con sus empleadores, es sin duda alguna una tendencia que da rigidez al mercado laboral y que solo contribuirá a disminuir la creación de empleo.

Prohibir la continuidad operacional de las empresas durante una huelga, obligar a los trabajadores a que sean parte de un sindicato, o impedir a que se organicen como lo estiman conveniente para negociar con sus empleadores, es sin duda alguna una tendencia que da rigidez al mercado laboral y que solo contribuirá a disminuir la creación de empleo.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) elabora cada año varios índices que miden el grado de rigidez laboral entre sus países miembros. Y como a los chilenos nos gusta compararnos con este selecto grupo, Chile se destacará con esta reforma por ser uno de los más rígidos, a la altura de Alemania, pero con una estructura de país subdesarrollado.

Bajo este mismo escenario, por primera vez la agencia clasificadora de riesgo Fitch Ratings se pronunció sobre la nota soberana de Chile en el marco de la nueva administración. Si bien nuestro país mantuvo la nota de riesgo en “A+”, proyecta un crecimiento de 1,8% para este año y un promedio de solo 2,7% para el bienio 2015-2016, advirtiendo, además, que los riesgos son a la baja frente a un menor dinamismo que responde a “una combinación de factores externos e internos que han afectado la confianza empresarial y las perspectivas para la inversión.

A pesar de que están las “alarmas encendidas” la autoridad parece estar empeñada en seguir adelante con la reforma laboral, pero será necesario llegar a un mayor diálogo y consenso entre empresarios y Gobierno para mejorar este proyecto que tiene fallas claves en su ADN.

Comentarios del artículo: Chile: ¿El país más rígido de la OCDE en materia laboral? - Publicado: a las 9:28 am

La Nación

Av. Nueva Providencia 1860, Oficina 183, Providencia
Teléfono: 56 2 - 2632 5014

Director Responsable: Patricia Schüller Gamboa
Representante Legal: Luis Novoa Miranda

© Comunicaciones LANET S.A. 2014
Se prohíbe toda reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio.