" "
Blog de
  • Manuel Luis Rodríguez U.

Manuel Luis Rodríguez U.

Cientista Político y Sociólogo. Región de Magallanes y Antártica Chilena.

Etiquetas: , , , » Publicado: 29/09/2015

Chile y Bolivia: más de 110 años de integración

La integración de los pueblos chileno y boliviano no está escrita en los tratados fronterizos pero forma parte de la realidad y de la costumbre de varias generaciones de ciudadanos de ambos países que conviven, intercambian, comercian y se relacionan entre sí.

Terminada la dramática guerra del Pacífico (1879-1884), los pueblos de Bolivia y Chile se dieron a la tarea de reconstruir y de forjar las vidas de las familias, comunidades y territorios que fueron espacio de conflicto y de muerte. Los extensos territorios del Norte vivieron desde ese momento, y especialmente desde la firma del Tratado de 1904, un largo e ininterrumpido proceso de integración y de complementación, que los sucesivos gobiernos a lo largo del siglo XX y XXI han procurado acompañar o entorpecer según sean las intenciones del momento.

El Tratado de 1904 fijó definitivamente la frontera entre ambos Estados y las naciones chilena y boliviana han actuado en consecuencia a esa intangibilidad del Tratado: las fronteras son inamovibles y por lo tanto lo que corresponde es impulsar que estos dos pueblos se encuentren y continúen viviendo en comunidad, conviviendo en su diversidad y realizando sus vidas a pesar y a través de los límites que los Estados establecieron. En el siglo XXI las fronteras no son límites a la integración, sino que son espacios seguros de confluencia y encuentro de los intereses nacionales.

La mediterraneidad de Bolivia no es la causa de su subdesarrollo como país: la mejor prueba de que la mediterraneidad no es causa de subdesarrollo o de atraso se encuentra en Austria, en Hungría o en Suiza. El atraso o subdesarrollo de Bolivia se encuentra en el comportamiento depredador de las oligarquías mineras y terratenientes bolivianas.

La integración de los pueblos chileno y boliviano no está escrita en los tratados fronterizos pero forma parte de la realidad y de la costumbre de varias generaciones de ciudadanos de ambos países que conviven, intercambian, comercian y se relacionan entre sí. El norte de Chile, el oeste boliviano y el sur peruano forman una misma cuenca cultural nortina y altiplánica, vinculada a las profundas tradiciones de los pueblos originarios precolombinos y que chilenos, peruanos y bolivianos sólo han continuado.

El Derecho puede encontrarse con la realidad

El Derecho establece la intangibilidad de los Tratados, precisamente porque para modificar un acuerdo limítrofe sancionado con un Tratado tienen que concurrir las voluntades de ambos “contratantes” y no basta con el voluntarismo de uno de ellos. No hay fuerza que pueda modificar la razón del Derecho y de la realidad geográfica y humana: chilenos y bolivianos están destinados a vivir como vecinos.

Cabe subrayar que la mediterraneidad de Bolivia no es la causa de su subdesarrollo como país: la mejor prueba de que la mediterraneidad no es causa de subdesarrollo o de atraso se encuentra en Austria, en Hungría o en Suiza. El atraso o subdesarrollo de Bolivia se encuentra en el comportamiento depredador de las oligarquías mineras y terratenientes bolivianas. No es menor el dato objetivo que Bolivia es el Estado que dispone de la mayor cantidad de facilidades portuarias en América Latina: en puertos de Chile, Perú, Uruguay, Argentina, Paraguay y Brasil. Bolivia tiene acuerdos binacionales con Argentina, Paraguay, Uruguay y Brasil, que les facilitan concesiones portuarias y zonas francas para un acceso al mar por el océano Atlántico que le permitiría exportar e importar, pero aún no logra consolidar el uso de esas licencias.

El gobierno de Bolivia intenta obligar a Chile, intenta forzar al Estado de Chile a dialogar y a establecer un diálogo diplomático para despojar a Chile de una porción de su territorio modificando el Tratado de 1904, a fin de conseguir una salida soberana al mar. Todo diálogo diplomático es el resultado de un consenso inicial entre dos actores que voluntariamente se disponen a conversar. A nadie se le fuerza a dialogar, sobre todo cuando fue Bolivia el país que cortó las relaciones diplomáticas con Chile en el año 1962.

En la actual realidad geográfica y geopolítica de Chile y de Bolivia, darle una salida soberana al mar a Bolivia significa cercenar el territorio nacional de Chile, salvo que Perú se allane a permitir que la nación altiplánica disponga de un corredor al océano Pacífico al norte de Arica, en lo que fueron antiguamente territorios peruanos.

Es demasiado paradójico que la dificultad mayor de la mediterraneidad boliviana se llama Perú, que se niega a permitir ese acceso a los hermanos bolivianos.
Cualquiera haya sido el fallo preliminar de la Corte Internacional de Justicia de La Haya, Chile seguirá apegado al Derecho Internacional y a la razón que le otorgan los Tratados acordados y ratificados vigentes, aunque el gobierno de Bolivia continúe desplegando todas las campañas mediáticas que quiera.

Comentarios del artículo: Chile y Bolivia: más de 110 años de integración - Publicado: a las 7:02 am

La Nación

Av. Nueva Providencia 1860, Oficina 183, Providencia
Teléfono: 56 2 - 2632 5014

Director Responsable: Patricia Schüller Gamboa
Representante Legal: Luis Novoa Miranda

© Comunicaciones LANET S.A. 2014
Se prohíbe toda reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio.