" "
Blog de
  • Luis Godoy

Luis Godoy

Editor de Triunfo.cl

Etiquetas: , , , , » Publicado: 29/04/2016

Concepción paga… ¿Y los verdaderos responsables?

La ANFP parece haberse ensañado con Concepción. Pero no hay que olvidar que los actuales dueños del club lila y los pasados (entre ellos el ex dirigente de la ANFP Nibaldo Jaque y el empresario Pablo Tallarico) están libres de todo castigo y dejaron a toda una ciudad llorando una injusticia.

Hoy en Chile, lamentablemente, se está haciendo una costumbre: Los delincuentes de cuello y corbata gozan de una impunidad que desgarra el alma de los millones de chilenos comunes, esos que se levantan en la oscuridad para ir a trabajar y llegan en iguales condiciones tras una larga jornada laboral.

Pasó con las repactaciones de La Polar, el “perdonazo” a los controladores de Johnson por parte del Servicio de Impuestos Internos, la colusión del “cartel de los pollos” y del papel higiénico, con la venta del litio a la medida de una empresa privada como SQM controlada por el ex yerno del dictador Augusto Pinochet, Julio Ponce Lerou (¡sorpresa! el mismo del financiamiento a los políticos) y con un sinnúmero de casos más.

El deporte, cómo no, tampoco ha quedado ajeno. La muestra más dramática es la desafiliación que sufrió el martes Deportes Concepción. Y los actuales dueños y los pasados (entre ellos el ex dirigente de la ANFP Nibaldo Jaque y el empresario Pablo Tallarico, el mismo que estuvo en el escándalo del pasaporte falso de Pablo Contreras por si no lo recuerdan) hasta ahora están libres de todo castigo.

Una columna de opinión criticándolos (como ésta), el odio de la hinchada de Concepción y una que otra muestra de desprecio de las autoridades del fútbol chileno ha sido el único castigo recibido por parte de estos inescrupulosos, los que dejaron a toda una ciudad llorando una injusticia, al pueblo lila enrabiado y dolorido por el futuro de su club, uno que desde la irrupción de las sociedades anónimas dejó de estar en las manos de los hinchas.

Esos “dirigentes” lucraron y usufructuaron, y hoy se pasean sin siquiera tener cargo de conciencia. ¿Qué pasó con esa consigna lanzada en los albores de la Ley de Sociedades Anónimas Deportivas que los dirigentes pagarían con su patrimonio este tipo de situaciones? Parece que nada y eso que Arturo Salah, hoy presidente de la ANFP, fue uno de los impulsores de esta propuesta que “revolucionaría” a los clubes nacionales.

Hoy la ANFP parece haberse ensañado con Concepción, haciendo pagar a una institución que va más allá de la pelotita, de la cual vivían familias no sólo de jugadores, sino de personal administrativo, cancheros, utileros y un largo etcétera.

Ojalá que las acciones que hoy emprenden los hinchas y el Club Social surtan efecto. No sólo porque Concepción como plaza, ciudad y como institución se lo merecen, sino para que Chile no sume un nuevo caso de injusticia, porque eso es lo que más genera la desafiliación de los lilas. Y ojo, que hincha de Concepción no soy.

Es cierto que desde la casa del fútbol arguyen que de los equipos con problemas, los penquistas fueron los únicos que no se acercaron a intentar arreglar su situación (como si pudieran, ya que su gerente general y único interlocutor, el argentino Luis Polnoroff, ni siquiera reside en Chile). Pero se olvidan que gran parte de la deuda del club se debió al préstamo que Jaque, estando en la ANFP, les concedió sin comprobar la capacidad de pago de la institución.

Pero es más criticable aún que no hagan pagar a los verdaderos responsables (o al menos que lo intenten), a los dirigentes que hoy están desaparecidos, a quienes no les importa ver cómo se derrumba una institución de más de 50 años pues hoy, como se ha hecho tradición en Chile, gozan de impunidad.

Es más, e hilando fino, uno se pregunta si el castigo no habrá sido una especie de represalia de la ANFP ante el llamado a paro del Sifup por las deudas que la concesionaria penquista mantenía con el plantel. ¿Concepción habría sido desafiliado si el sindicato no llamaba a esta movilización y pusiera en riesgo el epílogo del campeonato?

¿No habría sido más sano intentar ayudar a la institución, obligarlos a la venta de sus terrenos (tasado entre 1.500 y 2.000 millones de pesos) y a tener un plantel acorde a su nivel de ingreso? Parece que no. Parece que castigar con medidas ejemplares era más “efectivo”.

Ojalá que las acciones que hoy emprenden los hinchas y el Club Social surtan efecto. No sólo porque Concepción como plaza, ciudad y como institución se lo merecen, sino para que Chile no sume un nuevo caso de injusticia, porque eso es lo que más genera la desafiliación de los lilas. Y ojo, que hincha de Concepción no soy.

Comentarios del artículo: Concepción paga… ¿Y los verdaderos responsables? - Publicado: a las 7:00 am

Etiquetas: , , , » Publicado: 07/06/2012

Claudio Borghi no entendió nada

La “mano dura” al castigar nos tiene con varios valores menos para enfrentar una Clasificatoria complicada, la “mano dura” debe ser a la hora de rayar la cancha, de hacerles ver a tus jugadores que eres el que manda, el que más sabe y el que decide.

Es cierto, Claudio Borghi es el entrenador de la Selección y no el papá, chaperón o tutor de los jugadores de la Roja. Nadie desconoce, tampoco, que la decisión de Gary Medel y Eduardo Vargas de acudir a Las Urracas en su día libre, y permanecer ahí hasta las 4 de la mañana, fue a lo menos desafortunada.

Pero el “Bichi” no puede lavarse las manos sintiéndose “traicionado” por la actitud de los jugadores. A todas luces, algo pasa en su forma de llevar al grupo.

No es común, y menos normal, que en los poco más de 15 meses que lleva a cargo de la Roja sume problemas de indisciplina. A saber: aunque nunca se confirmó, en Barcelona dos jugadores habrían llegado tarde al hotel lo que les habría costado su salida permanente de las citaciones; el “café del Tavelli” de Jorge Valdivia y Jean Beausejour, acto al que se le bajó el perfil; el “Bautizazo” ya conocidos por todos y ahora el “Urracazo”.

Al jugador chileno, salvo honrosas excepciones, no se le puede dejar libre, hay que encaminarlo para que sea el aporte futbolístico que todos esperan. Condiciones tienen, pero son mentalmente débiles. Una cosa de “raza” dicen algunos. Claudio lo debió saber mucho antes de asumir en la Roja. Lleva 15 años en Chile, ha repetido en innumerables oportunidades que es un técnico hecho en Chile y casi se considera un nacional, pero si no fue así, debió haber aprendido del “Bautizazo”.

El eufemismo que utilizó Borghi en el caso de Medel y Vargas para explicar la salida de los valores del equipo, asegurando que “no se trata de una sanción, porque ambos estaban en su día libre. Y por ello, el caso tampoco pasará al Consejo de Presidentes, porque sólo es por este partido”, no hace más que agravar su falta de liderazgo al interior de la selección.

Hace rato que debió entender que su postura de confiar por sobre imponer, de ser amigo de los jugadores, de dejarlos ser libres y esperar a que le crean, no da resultado.

Al jugador chileno, salvo honrosas excepciones, no se le puede dejar libre, hay que encaminarlo para que sea el aporte futbolístico que todos esperan. Condiciones tienen, pero son mentalmente débiles. Una cosa de “raza” dicen algunos.

Claudio lo debió saber mucho antes de asumir en la Roja. Lleva 15 años en Chile, ha repetido en innumerables oportunidades que es un técnico hecho en Chile y casi se considera un nacional, pero si no fue así, debió haber aprendido del “Bautizazo”.

En ese acto de indisciplina, los jugadores también tenían permiso del cuerpo técnico para acudir a la celebración religiosa y, cómo no, lo “traicionaron” llegando 45 minutos tarde a la concentración y en un “estado inadecuado”, como el mismo Borghi reconoció.

Pero no aprendió nada. Una vez más interrumpió una concentración para dejarlos libres una noche, una vez más no supo manejar al grupo y permitió que ocho seleccionados jugaran un amistoso con gélidas temperaturas exponiéndose a una lesión y, otra vez, le costó perder contingente para un choque duro como el del sábado ante Venezuela.

Vargas no cumplió su compromiso de partir a su casa tras la despedida de Diego Rivarola, y Medel no se cuidó de la lesión y partieron al centro nocturno, pero lo hicieron en su día libre, no bebieron alcohol (presumiblemente) y llegaron al día siguiente a la hora, en un permiso que tú concediste.

Claudio, un entrenador debe ser más inteligente que sus jugadores. No podemos dejar de contar con Jorge Valdivia, Jean Beausejour, Gary Medel y otros por “dejarlos libres”.

La “mano dura” al castigar nos tiene con varios valores menos para enfrentar una Clasificatoria complicada, la “mano dura” debe ser a la hora de rayar la cancha, de hacerles ver a tus jugadores que eres el que manda, el que más sabe y el que decide.

No hablo de ser un dictador. Por el contrario, es ser lo suficientemente inteligente, claro y duro para no tener que ocupar ese poder, de entender que al jugador chileno le cuesta ser profesional, que hace esfuerzos sobrehumanos para mantener la compostura en Europa, pero que en Chile se desbandan.

Acá se sienten importantes, se validan con modelos y dinero… se salen.

Quedó claro que Valdivia no es “la mala influencia” del grupo, es la mentalidad, esa misma que tú debes controlar y ya quedó claro que con libertad no se puede.

Comentarios del artículo: Claudio Borghi no entendió nada - Publicado: a las 12:43 pm

La Nación

Av. Nueva Providencia 1860, Oficina 183, Providencia
Teléfono: 56 2 - 2632 5014

Director Responsable: Patricia Schüller Gamboa
Representante Legal: Luis Novoa Miranda

© Comunicaciones LANET S.A. 2014
Se prohíbe toda reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio.