" "
Blog de
  • Jorge Pizarro

Jorge Pizarro

Presidente del Senado

Etiquetas: , , , , » Publicado: 11/02/2014

Antes que sea tarde

Desde el bloque de la Nueva Mayoría no hemos ejercido la crítica política suficiente. Esta es esencial para la vitalidad democrática, y debe realizarse no sólo con la verdad sino que oportunamente. Antes que sea tarde, porque después ya no sirve.

Estamos a un mes del cambio de gobierno y el incesante “corte de cintas” de obras o anuncios virtuales, girados a cuenta de platas futuras continua de manera incesante.

Nunca nadie se había hecho tanta auto propaganda con recursos fiscales. Ese factor de ausencia de pudor en la alabanza hacia su actividad personal por parte del gobernante y su círculo más cercano, y muy probablemente, la cohesión patriótica del país ante el dictamen de La Haya en la controversia con Perú, han mejorado la popularidad del Presidente que se va, lo que ha permitido que algunos lo proclamen ya sin ambages como el candidato de la derecha el 2017.

Lo demás se olvida. La vergonzosa postración de la salud pública, la agudización de la delincuencia y el debilitamiento de la seguridad pública, la exacerbación del tema indígena y de la demanda mapuche, el conflicto latente de decenas de miles de familias con subsidios de vivienda sin casas que los respalden, el reducido margen del presupuesto del año en curso, el aumento de los abusos de AFP e Isapres y de los servicios telefónicos, de transporte y bancarios durante los meses de verano, la desprotección de la pesca artesanal y el incremento de los atropellos en el sector laboral.

En suma, el conjunto de un fardo de injusticias y desigualdad que se desconoce por mediciones de opinión hechas a la medida del gobernante.

Desde el bloque de la Nueva Mayoría no hemos ejercido la crítica política suficiente ante el artificial exitismo gobiernista.

Pareciera ser que las preocupaciones se subsumen en el exclusivo ámbito de las postulaciones a futuros cargos en el aparato administrativo del gobierno que pronto asume. Hay mucha ansiedad que conduce a errores.

En tal sentido, hay que recoger la experiencia del inicio de la transición, a comienzos de los años 90, en que tuvo tan alto costo no denunciar, como se debió haber hecho, las oscuras privatizaciones que enriquecieron a un puñado de audaces que pasó a ser muy poderoso, tanto como para financiar abundantemente las campañas electorales de la derecha.

Por ello, se debe reconocer que dejar que desde La Moneda se instale un balance hecho a imagen y semejanza de sus intereses futuros, puede devenir en un tiempo breve, en un pesado lastre para las iniciativas de las propias nuevas autoridades. Se está dejando pasar un diagnóstico artificial de la realidad, acomodado a la estrategia del que se va en marzo y quiere volver en cuatro años más.

Por el contrario, la situación del país esta recargada de expectativas y de demandas que son un arrastre del gobierno actual y que quedarán sin solución.

Me explico, que haya quienes piensen que en un periodo de traspaso lo mejor es evitar polémicas, pero esa idea se transformará fácilmente en un boomerang. Las falsas imágenes quedan y no se borran.

En tal sentido, hay que recoger la experiencia del inicio de la transición, a comienzos de los años 90, en que tuvo tan alto costo no denunciar, como se debió haber hecho, las oscuras privatizaciones que enriquecieron a un puñado de audaces que pasó a ser muy poderoso, tanto como para financiar abundantemente las campañas electorales de la derecha.

Lamento el exceso de lucha por los cargos y la ausencia de un enjuiciamiento veraz, objetivo, sin descalificaciones, pero a fondo del país como efectivamente está y no como se dice desde el poder central que se encuentra.

Se debiera evitar que en algunos meses más haya que arrepentirse de no haber dicho las cosas a tiempo y se empiecen a dar las explicaciones que otros astutamente eludieron, difundiendo una idea fuera de la realidad pero de una imagen sin cuestionamiento ante la opinión pública.

La crítica política, esencial para la vitalidad democrática, debe realizarse no sólo con la verdad sino que oportunamente, antes que sea tarde, después ya no sirve.

Comentarios del artículo: Antes que sea tarde - Publicado: a las 9:48 am

Etiquetas: , , , , » Publicado: 22/10/2013

Seriedad en política de seguridad ciudadana

La seguridad de las personas, la tranquilidad social y el orden público son temas que importan de manera muy sincera a la gente, a las familias chilenas en general. La pretensión del Gobierno de hacer de este asunto un show, un triste espectáculo para intentar sacar un provecho electoral ante una candidatura evidentemente perdida, es francamente inaceptable.

El Gobierno está confundiendo delincuencia con perturbación del orden público, en un intento muy poco honesto por intentar hacer una caricatura: ellos sí están por combatir la delincuencia y el resto por alentarla. ¡Qué falacia!

La llamada Ley Hinzpeter es pirotecnia para intentar tapar el fracaso que ha mostrado el Gobierno en la inteligencia requerida para detener a los violentos que se aprovechan de los movimientos ciudadanos para causar destrozos. Y es incomprensible que utilicen este tema como bandera electoral de la ex ministra del Trabajo, como si los chilenos fuésemos incapaces de comprender que el combate a la delincuencia corre por otro camino.

La Nueva Mayoría va a rechazar esta forma de hacer política pública. El Ejecutivo pretende ayudar a su candidata con un mal proyecto y con la pretensión de forzar su aprobación, prácticamente sin opción de discutirlo en plazos razonables. No, esto no es un debate entre quienes combaten la delincuencia versus quienes la alientan. Es más bien un debate entre quienes quieren sacar un dudoso beneficio electoral frente a los que creemos que la política se hace en serio.

Es incomprensible que utilicen este tema como bandera electoral de la ex ministra del Trabajo, como si los chilenos fuésemos incapaces de comprender que el combate a la delincuencia corre por otro camino.

No hay espacio para reponer figuras como la de la detención por sospecha, menos aún que se ponga a Carabineros como escudo para ganancias políticas. La derecha cree que puede pasar por sobre los derechos de las personas, que puede pasar por sobre las instituciones y que puede usar un tema tan sensible como la política pública de seguridad ciudadana o de los derechos civiles, para apoyar una candidatura que ya se ve derrotada.

Ver al Ministerio de Interior correr tras las directrices del comando de la ex titular del Trabajo, no es aceptable para los estándares que exige una República seria. Si el Gobierno cree que esa es la estética con que se debe conducir la administración del Estado, habrá que recordar que en noviembre la ciudadanía tiene la oportunidad de dar vuelta la página y no aceptar más estos intentos por socavar la fe pública.

Comentarios del artículo: Seriedad en política de seguridad ciudadana - Publicado: a las 8:00 am

Etiquetas: , , , , , , » Publicado: 11/10/2013

Cuidar la democracia y las instituciones

En esta columna, el presidente del Senado defiende la “honorabilidad y la transparencia con que ha actuado la Corporación” en el tema de las asignaciones parlamentarias y advierte por el lenguaje que está dominando el “debate” de la campaña presidencial.

Se está volviendo un deporte nacional esto de cuestionar de manera artera a las instituciones de la República, como se ha hecho en estos días a raíz de supuestos aumentos en las asignaciones para los senadores. Se ha actuado con tan poca justicia que en verdad preocupa dilucidar si se trata de un simple error de interpretaciones o de una efectiva campaña de desprestigio contra la política y los políticos.

En este tema, hago una defensa de la honorabilidad y la transparencia con que ha actuado la Corporación entera. No ha habido ninguna solicitud de los parlamentarios ni del Consejo Resolutivo de Asignaciones Parlamentarias en orden a pedir más recursos para asesores, tal como se difundió con gran revuelo.

Poner en tela de juicio una y otra vez a las instituciones políticas para sacar provechos pequeños y mezquinos puede ser atractivo ahora, pero acarreará serias consecuencias en el futuro.

La Dirección de Presupuestos ha explicado que este diferencial es una regularización de un déficit que se arrastra desde el año 2012. Punto final. Sin embargo, el daño ya está hecho y nuevamente se instala en la ciudadanía la idea de que nuestras instituciones no son lo suficientemente probas y transparentes en su actuar.

¿Quién lava el nombre del Senado? ¿Por qué tenemos que dar explicaciones por hechos que no son ciertos y que, aun más, no fueron provocados por la Corporación? El tema de fondo acá es cómo la sociedad y sobre todo aquellos sectores que tienen altas responsabilidades en la modelación de la opinión pública, puede aportar a la credibilidad de nuestro entramado institucional y jurídico.

Poner en tela de juicio una y otra vez a las instituciones políticas para sacar provechos pequeños y mezquinos puede ser atractivo ahora, pero acarreará serias consecuencias en el futuro. Nadie rehúye ni intenta aplacar la crítica. Por el contrario, la alentamos siempre que se haga en un marco de respeto a la ley y al sentido común; pero es realmente inquietante que se transforme en una moda está idea de que todos los organismos del Estado tienen zonas opacas.

Lo más peligroso es que ese lenguaje está también presente en el “debate” de la campaña presidencial. Al menos dos de los postulantes a La Moneda se han especializado en deslizar constantemente que la política es mala, que las instituciones no hacen su trabajo y hasta se han dado el lujo de adelantar amenazas de “mano dura” contra algunos Poderes del Estado. Esto no corresponde.

La democracia se cuida y la deben cuidar todos, especialmente quienes tienen altas responsabilidades ante el país. Si estamos en el servicio público, entonces la primera responsabilidad es no enlodar la imagen, la credibilidad y la respetabilidad de esta actividad. Si no, entonces dejemos la política a verdaderos servidores públicos. Los francotiradores, deben estar en otro lado.

Comentarios del artículo: Cuidar la democracia y las instituciones - Publicado: a las 2:33 pm

Etiquetas: , , , , » Publicado: 23/08/2013

La verdad de una vez por todas

Por el bien de Chile, por el futuro que nos merecemos como Nación, por lo mucho que nos queda por trabajar en conjunto para tener una sociedad más sana, es hora de que las Fuerzas Armadas, los instigadores del Golpe de Estado, y quienes tienen información sobre las graves violaciones a los derechos humanos, digan toda la verdad de una vez por todas.

Un niño de apenas 2 años fue arrancado de los brazos de sus padres recién asesinados a balazos en una quebrada del Valle del Elqui hace 40 años y fue entregado en un convento para que “alguien” se hiciera cargo de él. Sus padres tuvieron este dramático fin por ser opositores a la dictadura que se estaba instalando en Chile; el tema es que este caso no fue aislado, todos sus componentes ya son cosa repetida: ajusticiamientos fuera de toda ley, crueldad, ocultamiento sistemático de la verdad, obstrucción al trabajo de la justicia y justificación de estos actos por parte de un solo sector de la política nacional.

Pero lo que aquí pedimos es que la dimensión humanitaria de este conflicto de hace 40 años, se resuelva ahora ya. La verdad, completa, total, desinteresada e inmediata, será un elemento que ayudará a la reconciliación. No caben dudas.

Por el bien de Chile, por el futuro que nos merecemos como Nación, por lo mucho que nos queda por trabajar en conjunto para tener una sociedad más sana, es hora de que las Fuerzas Armadas, los instigadores del Golpe de Estado, y quienes tienen información sobre las graves violaciones a los derechos humanos, digan toda la verdad de una vez por todas.

Es un deber ético, moral y patriótico decir qué pasó, quiénes fueron los responsables y –lo más importante- dónde están los cuerpos de los que desaparecieron y las identidades reales de los niños que fueron arrancados de sus familias.

En este punto específico, no importa las razones que motivaron el Golpe de Estado, ya ni siquiera importa el grado de polarización política que se vivía, ni quiénes fueron los responsables de la crisis. Lo único que pedimos es que haya un acto de humanidad ante el tema puntual de las violaciones a los derechos humanos. Nada justifica los crímenes de lesa humanidad y eso no puede ser puesto en cuestión por nadie. Y la mantención de los pactos de silencio es muestra de una crueldad inimaginable y es hora de pararlo.

Los espacios para el juzgamiento judicial, político e histórico siguen cada uno su propio cauce y es deber de los distintos actores llevar a cabo este debate. Pero lo que aquí pedimos es que la dimensión humanitaria de este conflicto de hace 40 años, se resuelva ahora ya. La verdad, completa, total, desinteresada e inmediata, será un elemento que ayudará a la reconciliación. No caben dudas.

De hecho, las actitudes de las familias de las víctimas no ha sido otra que la de pedir conocer el destino de los suyos y los responsables de estas atrocidades. Esto no puede ser leído ni como venganza ni nada parecido. Pero no podremos sentarnos a debatir los temas de futuro, si el pasado aún nos persigue.

¿Tenemos que esperar que nos lleguen más sorpresas, más crueldad encubierta, más justificaciones a lo injustificables? Creo que el país no soporta más revelaciones tan horrorosas como estas. Ya está bueno.

 

Comentarios del artículo: La verdad de una vez por todas - Publicado: a las 3:14 pm

Etiquetas: , , , , » Publicado: 14/06/2013

¿Y dónde está el Gobierno?

¿Y dónde estaba el Gobierno? El Gobierno tiene a su gabinete preocupado de explicitar sus preferencias por el candidato A o el candidato L; el Gobierno ha tenido a su ministro de Hacienda ocupado en una campaña del terror económico por las propuestas que está haciendo la oposición

Según diversas informaciones aparecidas en los medios de comunicación en estos últimos días, sólo en el mes de abril entre 85 mil y 100 mil personas trasladaron sus fondos previsionales desde el Fondo A hacia las opciones menos riesgosas como el Fondo E. A esto se suman otras miles que hicieron lo mismo en enero, siguiendo los consejos de asesores financieros que operan en internet.  La Superintendencia de AFP respondió con tres medidas que en esencial apuntan a limitar el traspaso de fondos.

Ante este gran movimiento de mercado, la Superintendencia propuso instalar una pantalla informativa de rentabilidad antes de realizar un cambio, establecer una prorrata en caso de traslados masivos de fondos y la autorización para que las AFP puedan hacer más negocios con el Fondo E.

 Se supone que el sistema de AFPs paga alrededor de un millón de pensiones que tienen un monto promedio no superior a los 200 mil pesos. REPITO: no superior a los 200 mil pesos. ¿Y así quiere esta industria que la gente no lo considere un abuso?

Más allá de lo cuestionable que puedan ser las asesorías u opiniones de sitios que guían a los cotizantes a cambiar sus cotizaciones, lo que verdaderamente inquieta es lo feble del sistema y la poca claridad y contundencia de parte del Gobierno a la hora de defender con fuerza los intereses de los ciudadanos. Más nítida es su defensa y pasividad ante un sistema que es visto por los trabajadores como uno de los bastiones más emblemáticos del abuso. Lo más grave de todo, es que es altamente probable que muchas personas hayan sufrido importantes daños en su matriz de cotización y en su patrimonio futuro, al tomar decisiones delicadas sobre la base del legítimo temor a pasar una vejez en la miseria. Y aquí viene la pregunta clave: ¿Y dónde estaba el Gobierno? El Gobierno tiene a su gabinete preocupado de explicitar sus preferencias por el candidato A o el candidato L; el Gobierno ha tenido a su ministro de Hacienda ocupado en una campaña del terror económico por las propuestas que está haciendo la oposición; el Gobierno ha estado atareado en una intervención electoral, desesperado porque sabe que no lograra ganar las elecciones.

Se supone que el sistema de AFPs paga alrededor de un millón de pensiones que tienen un monto promedio no superior a los 200 mil pesos. REPITO: no superior a los 200 mil pesos. ¿Y así quiere esta industria que la gente no lo considere un abuso? Ya sabemos que la derecha dirá que recibieron el gobierno con este problema y que la Concertación no hizo nada para arreglarlo.

Pero acá no tienen ningún sustento para mantener el argumento recurrente de que todos los problemas son culpa del gobierno anterior. La ex Presidenta Bachelet logró la emblemática reforma previsional al establecer el pilar solidario, reforma que es la que hoy sostiene buena parte de las pensiones que las AFP pagan sin mover muchos dedos. Hoy, este problema real y grave estructural del país, podría ser bastante más hondo si la Concertación no hubiera sacado adelante esta reforma, a pesar de que es notoriamente insuficiente o que es una obligación seguir perfeccionándola para dotar de mayor justicia social al tema de la vejez.

Este país es más justo gracias a lo que propusimos al país, pero claramente tenemos que ir más allá y corregir lo que sea necesario para que el sistema de pensiones no sea un buen negocio para quienes manejan las platas y una pesadilla para los dueños del capital. Los riesgos no pueden quedar sólo de parte del trabajador: esa es la máxima por la que debemos trabajar. Y eso no significa estar contra la industria, sino estar a favor de un desarrollo armonioso, sustentable en el tiempo y equitativo en lo ético, frente al futuro e millones de trabajadores.

Queremos que el Gobierno aparezca, pero no al final del capítulo y para decir cosas lamentables o temerarias. Queremos que esté justo a tiempo para defender los intereses de los ciudadanos; ese es el mandato que la gente le dio.

Comentarios del artículo: ¿Y dónde está el Gobierno? - Publicado: a las 2:35 pm

Etiquetas: , , , , , , » Publicado: 31/05/2013

Respeto a la institucionalidad

Como Presidente de esta Corporación, no entiendo la notificación que el Presidente de la República le hace al Congreso, por la prensa, acerca de cambios a la normativa que rige y ordena al Poder Legislativo. No por la sencilla o veleidosa razón de que nos sintamos inmunes a los cambios o que queramos conservar parcelas infranqueables al debate, sino porque existen formas y mecanismos establecidos en la ley para conversar y abordar estas materias de alto impacto.

El Congreso Nacional es uno de los pilares de nuestra vida democrática. Nació con la República y ha sido, con aciertos y errores, testigo y actor esencial del avance y desarrollo de nuestra sociedad y nuestra identidad como Nación. Su misión es dar el soporte de legitimidad soberana que el país requiere para llegar a acuerdos, velar por la pervivencia de la democracia y servir a los intereses de todos los chilenos, sin distingos.

El Congreso Nacional y los otros dos Poderes del Estado forman la institucionalidad que trabaja mancomunadamente con respeto mutuo y con cortesía republicana, en pos de la estabilidad social, política y económica de la que tanto nos orgullecemos.

Entonces, como Presidente de esta Corporación, no entiendo la notificación que el Presidente de la República le hace al Congreso, por la prensa, acerca de cambios a la normativa que rige y ordena al Poder Legislativo. No por la sencilla o veleidosa razón de que nos sintamos inmunes a los cambios o que queramos conservar parcelas infranqueables al debate, sino porque existen formas y mecanismos establecidos en la ley para conversar y abordar estas materias de alto impacto.

Este es un Poder autónomo que es generado por la soberanía popular, no es una gerencia ni menos un servicio de Gobierno.  Y esto no parece ser una situación aislada cuando vemos que tampoco se ha respetado la palabra empeñada por el Ejecutivo en el proceso de nombramientos en la Corte Suprema. Queremos claridad acerca de cuál es el trato que debemos esperar.

La promulgación de las leyes 20.447 y 20.464, impulsadas por el Gobierno anterior, abordaron las inquietudes que el Mandatario explicó a un medio de prensa y que están referidas a temas de transparencia, modernización y mejoras de la gestión del Congreso. En esas tramitaciones, jugaron papeles relevantes algunos parlamentarios de derecha, por lo que es aún más difícil entender cuál es la intención del Poder Ejecutivo. ¿O estamos nuevamente cayendo en esto de hacer anuncios que ya están hechos o lanzando ideas con el único afán de aparentar liderazgo?

La tradición republicana y la cortesía parecen estar ausentes en este tipo de anuncios, más aún cuando no se han dado espacios previos para escuchar y al menos consultar a la institución sobre temas que tienen que ver con el funcionamiento del Congreso.

Este es un Poder autónomo que es generado por la soberanía popular, no es una gerencia ni menos un servicio de Gobierno.
Y esto no parece ser una situación aislada cuando vemos que tampoco se ha respetado la palabra empeñada por el Ejecutivo en el proceso de nombramientos en la Corte Suprema. Queremos claridad acerca de cuál es el trato que debemos esperar.

Estoy seguro de que tanto la Cámara de Diputados, como este Senado y cada uno de los Parlamentarios en ejercicio, tienen la más profunda voluntad de avanzar y mejorar el funcionamiento de las instituciones, de modo de ofrecer una mejor calidad de la política y de la gestión del Estado a los ciudadanos y ciudadanas de Chile. Pero las notificaciones por la prensa no tienen nada que ver con ese espíritu.

De hecho, muchos parlamentarios estaríamos ansiosos de poder discutir, en los canales donde corresponda, sobre algunas posibles modificaciones a las facultades Presidenciales o requisitos que podrían exigirse a algunos personeros de los distintos organismos de la República, pero creo que eso debe hacerse con respeto a la institucionalidad vigente.

El Congreso Nacional nace de la voluntad popular y es la reunión de las distintas visiones y sensibilidades del país, por lo que es un deber de las instituciones democráticas cuidarlo, enriquecerlo, respetarlo y generar condiciones para una mayor legitimidad de su carácter representativo. Nada de esto puede lograrse sin el concurso de la propia Corporación y el mandato de los poderes del Estado es respetar la Constitución y la Democracia. Nada más, pero nada menos.

Comentarios del artículo: Respeto a la institucionalidad - Publicado: a las 11:31 am

Etiquetas: , , , , , , » Publicado: 03/05/2013

Una agenda de colaboración

La campaña electoral y parlamentaria de fines de este año en ningún caso puede paralizar una agenda nacional de temas que deben ser abordados. Las legítimas diferencias y discrepancias pueden ser muy profundas, pero nunca para llevarnos al inmovilismo o a actitudes hostiles en el ámbito legislativo.

Somos opositores a la forma en que el Gobierno y la derecha ven la resolución de los temas importantes del país, pero nunca hemos favorecido actitudes obstruccionistas. Y eso es una garantía de que pese a lo complejo que ha sido el escenario político de estas últimas semanas, aún creo que podemos avanzar en asuntos realmente sensibles para la gente, para la mayoría de las personas que espera de los sectores políticos un compromiso real con soluciones más que con conflictos.

Los anuncios hechos por el Presidente en el Día del Trabajo parece ser lanzados de buena fe. Algunos tenemos críticas respecto de los alcances reales de estos anuncios y de la coherencia que se muestra cada vez que se usan fechas emblemáticas para ofrecer mejoras, pero lo central es que es indudable que se requieren cambios en puntos que son cruciales para la clase trabajadora: el sistema de pensiones, la distribución del ingreso, la calidad del empleo.

 La calidad de vida de la ciudadanía es lo que tiene que movernos. Mejor trabajo, va de la mano de mejor acceso a la vivienda, a la salud, a la educación y a una adecuada y justa distribución del crecimiento.

No se pueden abordar estas materias si no lo acompañamos con un acuerdo transversal a favor de las empresas micro, pequeñas y medianas. Hay asuntos tributarios, de tramitación de permisos, de pagos y un sinnúmero de otras materias que pudieran hacer más fuerte a este sector, incluso como para ofrecer mejores condiciones laborales a su personal.

La calidad de vida de la ciudadanía es lo que tiene que movernos. Mejor trabajo, va de la mano de mejor acceso a la vivienda, a la salud, a la educación y a una adecuada y justa distribución del crecimiento. El sistema político debe recuperar su credibilidad sobre la base de trabajo y resultados que impacten verdaderamente a la comunidad nacional.

En regiones, los sectores productivos esperan medidas que den impulso y colaboración a la producción, en especial de las empresas de menor tamaño. El pleno empleo no es sólo reflejo de ciertos indicadores, es también reflejo de que ese empleo sea en verdad de calidad. Pero manteniendo un sistema tan asimétrico y con profundas desigualdades, no podemos compartir el excesivo conformismo de las autoridades. Hay mucho por hacer y por eso es que queda tendida una invitación a poner en el congelador las diferencias que pueden ser muy ásperas, pero que tienen un canal de desarrollo bien distinto al que tienen las urgentes necesidades de la gente que trabaja y que trabaja harto para sacar a sus familias adelante.

Comentarios del artículo: Una agenda de colaboración - Publicado: a las 12:41 pm

Etiquetas: , » Publicado: 26/04/2013

Energía de calidad, pero para todos

Cuando se nos asusta con los apagones, queremos saber qué están haciendo los grandes consumidores por reducir costos, por ser eficientes y por ofrecer un desarrollo sustentable para Chile. Acá, todos aportamos. Es energía de calidad, pero para todos y con el concurso de todo un país.

El Senado pronto deberá pronunciarse sobre uno de los proyectos de la agenda energética –el proyecto que regula las Concesiones Eléctricas- en medio de múltiples señales de empresas e industria en general, respecto de una crisis en ciernes. Da la sensación de que se nos está advirtiendo veladamente de posibles apagones y colapso del sistema productivo.

Si esto fuera cierto, entonces más riesgoso aún es legislar en situaciones de presión o crisis. Nadie duda de que el tema energético es condicionante para el crecimiento presente y futuro, nadie duda de que se debe enfrentar un debate nacional acerca del modelo de matriz energética que necesitamos y que queremos para el Chile del mañana, pero nadie puede sembrar el pánico como herramienta para conseguir que tales o cuales proyectos sean aprobados o que optemos por un modelo de desarrollo en vez de otro.

El Senado invita al país a debatir. Lo peor que puede ocurrir es que sigamos transitando a oscuras desde el punto de vista de la conducción de la política energética. Pasemos por alto el hecho de la excesiva rotación de ministros en la cartera, pasemos por alto las declaraciones cruzadas entre empresarios y autoridades por el proyecto “X”; pero no pasemos por alto el hecho de que la agenda legislativa en esta materia se nos presenta levemente inorgánica.

Carretera eléctrica, concesiones e interconexión son todas iniciativas importantes, pero que no parecen estar respondiendo a una mirada más global, más nacional: es casi sólo empresarial.

Tenemos que construir un claro ordenamiento territorial que nos permita definir de manera eficiente la matriz energética que usaremos: dónde combustibles fósiles, dónde renovables, dónde compensar, cómo compensar y cómo generar sustentabilidad del modelo en su conjunto. Tenemos que ser capaces de generar valor agregado e investigación asociada a nuestros recursos naturales para asegurar generación energética futura.

La fiabilidad de nuestro sistema de transmisión no se va a resolver sólo porque se apruebe un proyecto de ley que deje contento a un grupo económico o a un sector de parlamentarios, lo esencial es que propendamos a una mayor diversificación y desconcentración del mercado y la matriz. ¿Qué sacamos con una ley de Net Metering cuyo reglamento pareciera que será más bien restrictivo? Este tipo de discusiones debemos seguir profundizándolas para dar con respuestas que satisfagan necesidades de país, porque este problema es de largo plazo y de interés transversal.

Carretera eléctrica, concesiones e interconexión son todas iniciativas importantes, pero que no parecen estar respondiendo a una mirada más global, más nacional: es casi sólo empresarial.

El gobierno debiera convocar a un debate sobre ordenamiento territorial, el impulso a las energías renovables, incentivos a la diversificación de la matriz y a la desconcentración del mercado, pero por sobre todo, no vemos que haya sobre la mesa una discusión sobre cómo tenernos un consumo energético más responsable y eficiente. Si eso no se realiza nosotros como Senado convocaremos al país a debatir sobre estas materias.

Cuando se nos asusta con los apagones, queremos saber qué están haciendo los grandes consumidores por reducir costos, por ser eficientes y por ofrecer un desarrollo sustentable para Chile. Acá, todos aportamos. Es energía de calidad, pero para todos y con el concurso de todo un país.

Comentarios del artículo: Energía de calidad, pero para todos - Publicado: a las 3:39 pm

La Nación

Av. Nueva Providencia 1860, Oficina 183, Providencia
Teléfono: 56 2 - 2632 5014

Director Responsable: Patricia Schüller Gamboa
Representante Legal: Luis Novoa Miranda

© Comunicaciones LANET S.A. 2014
Se prohíbe toda reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio.