" "
Blog de
  • Ignacio González

Ignacio González

Gerente General de Mandomedio.com

Etiquetas: , , , , » Publicado: 21/08/2012

Habilidades blandas en los jóvenes

Es muy importante que toda la juventud comience tempranamente a desarrollar estas características para que lleguen más preparados al mundo laboral, permitiendo un desarrollo de carrera más eficaz y mejorando la competitividad de nuestro país con respecto al mundo.

Un reciente estudio del BID que entrevistó a ejecutivos de 1.200 empresas en Chile, Argentina y Brasil, reveló que los jóvenes recién graduados de educación secundaria eran quienes poseían menores habilidades blandas, según el 80% de los directivos encuestados.

Esto ocurre, en parte, debido a que en la mayoría de los colegios y liceos, se entregan principalmente conocimientos técnicos, y falta reforzar el aprendizaje de habilidades como trabajo en equipo, tolerancia a la frustración, empatía, comunicación, capacidad de resolución de problemas y poder de negociación. Estas características finalmente son adquiridas durante la experiencia laboral a través de la práctica (prueba y error) o por la capacitación que realizan las empresas en estos aspectos.

Considero que este tipo de habilidades deben ser prioridad en los planes pedagógicos de la educación secundaria y, especialmente, en las universidades, lugares donde los jóvenes se preparan para el mercado laboral.

Además, actualmente la carrera profesional es más rápida, cada vez es más frecuente ver que llegan a cargos de jefatura personas de menos de 30 años, y al analizar las características de este grupo se aprecia que tienen desarrolladas destrezas blandas obtenidas de ejemplos familiares, preocupación de sus colegios o por el potencial que poseen.

Por lo tanto, es muy importante que toda la juventud comience tempranamente a desarrollar estas características para que lleguen más preparados al mundo laboral, permitiendo un desarrollo de carrera más eficaz y mejorando la competitividad de nuestro país con respecto al mundo.

Comentarios del artículo: Habilidades blandas en los jóvenes - Publicado: a las 1:25 pm

Etiquetas: , » Publicado: 25/07/2012

¿Para qué trabajar?

Poder cumplir un objetivo y tener la satisfacción que aportamos en esta vida al resto de las personas, hace que nuestra labor diaria tome un sabor muy distinto. Si trabajamos con justicia y caridad, siendo generosos y preocupados con las personas que nos rodean, podremos encontrar la razón de porqué trabajamos, servir para servir es el lema.

Hace una semanas en una reunión de amigos, saltó la pregunta, ¿Para qué trabajar? e inmediatamente recordé un chiste de un pescador recostado en la playa mirando el mar, y un “exitoso” empresario le pregunta, de quién es el bote de pescador que estaba en la orilla. “Mío”, respondió el pescador, “¿Y porqué no estás pescando?”, le preguntó el ejecutivo, “¿Para qué?”, a lo cual el talentoso ejecutivo le respondió, “así podrías generar más ingresos”. “¿Y para qué?”, volvió a responder el pescador, “para poder comprar más botes”, dijo el ejecutivo; “¿Y para qué?”, para mejorar las utilidades y tener más Ebitda, “¿Y para qué?”, “para formar una empresa”…Y así estuvieron un buen rato hasta que el ejecutivo no aguanta más y con aire de impotencia le dijo, “¡Para poder descansar tranquilo!”. A lo que el pescador respondió, “¡pero, si es eso lo que estoy haciendo!”.

Cuando lo escuché por primera vez me reí por la picardía del pescador, pero ahora con los años me preocupa el ejecutivo, quien es el que está perdido. Probablemente su trabajo no lo realiza porque tiene sus objetivos personales en algo totalmente material y egoísta. Quizás su realización finalmente tampoco lo hace feliz y no sabe lo que realmente quiere.

Creo que lo que les ocurre es que los desafíos temporales no son suficientes para poder alcanzar la deseada paz en el corazón, podemos tranquilizarnos un poco con cosas materiales, apoyarnos también con cosas complementarias, como el deporte, los amigos, los hobbies. Todo esto ayuda, permite un equilibrio y hace una vida más alegre, sin embargo, no es la solución.

En todos estos años entrevistando y trabajando en la búsqueda de ejecutivos he visto lo mismo: un discurso políticamente correcto de porqué las personas se cambian de trabajo, pero en el fondo se nota que no son felices. Creo que lo que les ocurre es que los desafíos temporales no son suficientes para poder alcanzar la deseada paz en el corazón, podemos tranquilizarnos un poco con cosas materiales, apoyarnos también con cosas complementarias, como el deporte, los amigos, los hobbies. Todo esto ayuda, permite un equilibrio y hace una vida más alegre, sin embargo, no es la solución.

Gracias a Dios he tenido la suerte de encontrar una respuesta ante esta interrogante y he conocido gente que me ha mostrado el camino, y es que trabajar no pasa por lo material sino por lo sobrenatural, lo espiritual. Poder cumplir un objetivo y tener la satisfacción que aportamos en esta vida al resto de las personas, hace que nuestra labor diaria tome un sabor muy distinto. Si trabajamos con justicia y caridad, siendo generosos y preocupados con las personas que nos rodean, podremos encontrar la razón de porqué trabajamos, servir para servir es el lema. Por esto, los invito a reflexionar en el verdadero sentido del trabajo y así aprovechar tu vida y dejar huella.

Comentarios del artículo: ¿Para qué trabajar? - Publicado: a las 12:39 pm

Etiquetas: , , » Publicado: 28/03/2012

Insatisfacción laboral: ¿flagelo o desafío personal?

En el último año se han difundido innumerables estudios que analizan laboralmente a los ejecutivos, sobre la rotación laboral, el estrés y enfermedades relacionadas al trabajo, entre otros y en todos se asoma una especie de fantasma: la insatisfacción.

La experiencia de haber entrevistado a casi 2 mil ejecutivos en los últimos 6 años me confirma que muchas de las conclusiones de estos análisis son un descontento interno de la persona. Los ejecutivos se cambian de trabajo al cabo de un par de años, porque buscan estar más contentos y el aumento de renta muchas veces lo disfraza al igual que el desarrollo de carrera.

En los niveles medios, en promedio se cambian por un 15% de renta adicional y en numerosas ocasiones por menos de eso, pero la persona asume que en la nueva empresa avanzarán más y lograrán tranquilizar esa sensación de estancamiento. Buscan, por sobre todo, sentirse mejor y darse una nueva oportunidad de comenzar.

El problema de ese querer más es que ya no está relacionado con lo que le es natural al ser humano, como es tender a ser una persona buena e íntegra; sino que se busca el desarrollo financiero y lo temporal, que finalmente trae consigo más insatisfacciones al darse cuenta que al lograrlo se ha sacrificado tiempo y familia.

Más aún, de todos los entrevistados en estos años, más del 80% de ellos estaba trabajando pero gran parte de ellos quería cambiarse, no estaba contento con su situación actual, con la empresa, con su desarrollo, con las oportunidades, todo bajo la consigna de querer estar materialmente mejor. Especialmente hoy que vivimos en una sociedad que nos lleva a querer más y que valora la opinión de los otros sobre lo que realmente importa, los famosos respetos humanos.

El problema de ese querer más es que ya no está relacionado con lo que le es natural al ser humano, como es tender a ser una persona buena e íntegra; sino que se busca el desarrollo financiero y lo temporal, que finalmente trae consigo más insatisfacciones al darse cuenta que al lograrlo se ha sacrificado tiempo y familia.

Frente a este escenario, la pregunta clave ya no es sí le gusta su trabajo; de hecho, a uno puede no gustarle lo que hace, pero para hacer las tareas correctamente se debería querer la ocupación, por lo tanto, la pregunta para el ejecutivo actual es cómo puedo salir de esta situación de disconformidad, que se convierte en un círculo vicioso.

Lo primero, revisar qué se quiere lograr con el trabajo y entender a éste como un camino de realización profesional temporal, que ciertamente no es el único. Lo segundo, ser honesto con la toma de decisiones laborales, porque en la entrevistas uno puede darse cuenta con facilidad cuando una persona desea realmente el cargo, huye de algo o simplemente se cambia porque no sabe lo que quiere pero espera encontrar la respuesta en otra empresa.

Finalmente, el principio básico sería fijar prioridades balanceadas y examinarse periódicamente como vamos y si volvemos a lo mismo. El trabajo es una herramienta y no el único camino para realizarse personalmente; si lo fuera no habría tanta insatisfacción. El fantasma es más bien personal, pero uno suele adjudicárselo a lo que tiene cerca y durante 8 o 10 horas al día lo más cercano es el trabajo.

Comentarios del artículo: Insatisfacción laboral: ¿flagelo o desafío personal? - Publicado: a las 4:43 pm

Etiquetas: , , » Publicado: 07/03/2012

El valor del liderazgo femenino

Según nuestros estudios, el liderazgo femenino se destaca por la empatía que tienen con sus colaboradores, siempre están preocupadas de la persona que hay detrás del trabajador lo que favorece directamente el clima laboral y a las relaciones en la organización.

El día de la mujer es una fecha para valorar su capacidad y entrega en los distintos roles que ellas tienen a diario como madres, esposas y trabajadoras, por nombrar sólo algunos.

Quiero destacar la fortaleza que tienen las mujeres porque hoy representan el 43% de la fuerza laboral en Chile según datos del INE, además, muchas son líderes de opinión, altas ejecutivas y se han hecho un lugar en esta sociedad a pesar de que aún sigue siendo machista y desigual.

Yo trabajo en un equipo en el cual un 90% son mujeres y me ha tocado ver su entrega, profesionalismo y calidez en el trabajo a diario, sin embargo, aún muchas mujeres tienen que luchar por validarse en su entorno y demostrar sus grandes capacidades.

Siempre se ha valorado la capacidad que tienen las mujeres de realzar varias tareas a la vez, y esto se cumple especialmente en aquellas que son madres y deben estar atentas a la oficina y el cuidados de sus hijos.

Debemos ser conscientes que su aporte en las empresas cada vez es más importante. Según nuestros estudios, el liderazgo femenino se destaca por la empatía que tienen con sus colaboradores, siempre están preocupadas de la persona que hay detrás del trabajador lo que favorece directamente el clima laboral y a las relaciones en la organización. Además, se destacan por saber guiar a sus equipos y poder determinar distintos escenarios frente a un conflicto o situación establecida.

Siempre se ha valorado la capacidad que tienen las mujeres de realzar varias tareas a la vez, y esto se cumple especialmente en aquellas que son madres y deben estar atentas a la oficina y el cuidados de sus hijos. Para los hombres es más fácil desconectarse del rol de padre cuando estamos en el trabajo, en cambio ellas, siempre tienen sus dos o más mundos presentes a lo largo del día.

Para que la mujer siga avanzando en su carrera profesional en forma equilibrada y responsable es fundamental que nosotros los hombres las veamos como socias de nuestros proyectos de vida, que seamos activos en las tareas del hogar, en la educación de los hijos y que ambos seamos responsables del bienestar de la familia.

Comentarios del artículo: El valor del liderazgo femenino - Publicado: a las 6:15 pm

Etiquetas: , » Publicado: 04/01/2012

Estar en paz con el trabajo

El crecimiento profesional no desarrolla por completo a una persona, debido a que la satisfacción subsiste sólo un instante. Los profesionales definen a dónde quieren llegar, pero cuando lo logran, ambicionan más y no están conformes.

¿Son felices los ejecutivos chilenos? En general los hombres de30 a45 años, están dedicados casi exclusivamente al trabajo y a desarrollarse como profesionales, por lo que tienen muy pocas horas diarias para estar con sus familias o para disfrutar del tiempo libre.

Esto les genera una dicotomía, porque la mayoría de las veces, se sienten insatisfechos de no poder hacer todo lo que les gustaría, sin embargo, al final del día siguen priorizando el trabajo.

En nuestra cultura, no es el mismo caso para las mujeres, porque cuando tienen hijos ellas prefieren mayor estabilidad y un trabajo que puedan compatibilizar con su familia.

Los números no mienten, dicen por ahí, y en ellos se refleja esta dicotomía, ya que según un estudio de Mandomedio.com, un 70% de los ejecutivos se cambia de trabajo por mayor desarrollo profesional, lo que muchas veces implica un puesto más demandante o constantes viajes. Y otro estudio revela que el 40% de los ejecutivos dice que lo que más le preocupa es tener poco tiempo para compartir conla familia. Por lo tanto, el discurso no es coherente y no existe un equilibrio entre lo que se hace y se dice querer hacer.

A lo largo de mi experiencia como consultor he visto que los profesionales siempre esperan ganar más, tener más poder y ser más importantes durante todo su desarrollo profesional. Esta situación se repite en el inicio, en el peak y en el fin de la carrera de un ejecutivo.

Lo que generalmente ellos no ven es que el crecimiento profesional no desarrolla por completo a una persona, debido a que la satisfacción subsiste sólo un instante. Los profesionales definen a dónde quieren llegar, pero cuando lo logran, ambicionan más y no están conformes.

Por lo tanto creo que el éxito debería ir de la mano con lograr un equilibrio emocional y profesional, es decir, permitirse espacios y compatibilizar el tiempo con la familia,  realizar algún hobbie o poder desconectarse. La felicidad de un profesional está en lograr este balance.

Para lograrlo me atrevo a hacer algunas recomendaciones. Examinar diariamente qué cosas quiero hacer y qué cosas realmente estoy haciendo. Priorizar el tiempo de acuerdo a lo importante y no lo urgente en todos los ámbitos. Tener claro el plan de carrera y así no inquietarse en exceso de llegar a la meta. Preocuparse de las cosas pequeñas y no de aquellas que no están a nuestro alcance. Compartir el trabajo con otra actividad lo que permite estar más feliz, eliminar el estrés y distraerse.

La invitación es a aprovechar el tiempo al máximo en el trabajo, pasando de preocuparse a ocuparse y así ganar horas para la vida personal y ser un profesional balanceado.

Ignacio González L., gerente general Mandomedio.com, Grupo Payroll

Comentarios del artículo: Estar en paz con el trabajo - Publicado: a las 6:37 pm

La Nación

Av. Nueva Providencia 1860, Oficina 183, Providencia
Teléfono: 56 2 - 2632 5014

Director Responsable: Patricia Schüller Gamboa
Representante Legal: Luis Novoa Miranda

© Comunicaciones LANET S.A. 2014
Se prohíbe toda reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio.