" "
Blog de
  • Héctor Gallardo

Héctor Gallardo

Vicario para la Pastoral, Arzobispado de Santiago.

» Publicado: 10/03/2016

Punto final a los abusos sexuales y de poder

Frente a este problema social, que afecta a nuestro país y que también afecta a nuestra iglesia, queremos aportar y hacer lo necesario para erradicar este mal que ha contaminado nuestra patria y que tanto daño ha causado en la iglesia.

El crear ambientes sanos en nuestras parroquias y diversas instituciones de iglesia, es una tarea que urge desde la caridad a la iglesia chilena. Y en este año de la Misericordia, a la que hemos sido convocados por el papa Francisco, la preocupación por esta realidad que ha afectado a la iglesia se debe responder con una actitud proactiva que no admite descanso, cuando se trata de proteger a los más pequeños.

Como Arzobispado de Santiago estamos haciendo enormes esfuerzos por trabajar en la prevención de estos delitos y colaborar en terminar con las prácticas abusivas al interior de la Iglesia.

Según la Organización de las Naciones Unidas, ONU, en 2014 Chile se posicionó como el tercer país con más denuncias por cada 100 mil niños en el mundo. Por otra parte, en la cuenta pública del Ministerio de Justicia de 2014, se señala que casi 14 mil denuncias por abuso sexual pasan al archivo provisional, es decir, las investigaciones quedan guardadas por falta de antecedentes que permitan el esclarecimiento de los hechos. Finalmente, la ministra de Justicia en 2015, cuando inauguró el observatorio de abuso infantil, dijo que de 25 mil denuncias que llegan al Ministerio Público, el 74% son abusos a menores de edad y de ellos, menos del 10% llega a una sentencia condenatoria.

Fue de conocimiento público, las reacciones que generó la película ganadora de dos premios Oscar, Spotlight, la que cuenta la historia de una investigación periodística que revela abusos sexuales protagonizados por sacerdotes en la Arquidiócesis de Boston, Estados Unidos. Incluso, del propio Vaticano, a través de su medio oficial, se refirieron a esta producción.

L’Osservatore Romano, consigna en una columna de opinión que “es una película capaz de dar voz al desánimo y al dolor profundo de los fieles ante el descubrimiento de estas terribles realidades”.

Sin ir más lejos, el mismo papa Francisco, en septiembre de 2015, dijo a los obispos de Filadelfia que se había reunido con un grupo de víctimas de abusos sexuales perpetrados en ese país señalando que “Dios llora por los abusos sexuales a niños”.

En Santiago, por su parte, en el seno de la Vicaría Pastoral se ha fundado un departamento que se ha hecho responsable de promover en toda la arquidiócesis la formación de obispos, presbíteros, diáconos y laicos, en general, para evitar y terminar con situaciones que le hacen daño a los más pequeños de nuestra comunidad.

En menos de un año, más de 3 mil 383 agentes pastorales sólo en Santiago han sido formados y capacitados a través del Departamento de Prevención de Abusos de la arquidiócesis de Santiago.

Nuestra estrategia apunta a entregarles las herramientas necesarias a la comunidad de laicos para tomar conciencia e informar oportunamente cualquier práctica abusiva.

También, es necesario decir que existe Opade, nuestra Oficina pastoral de recepción de denuncias por abusos sexuales, que orienta a las víctimas respecto del procedimiento penal canónico y la denuncia en el ámbito civil.

Estamos dando pasos serios en el decidido proceso por implementar en toda la Iglesia chilena planes de prevención de todo tipo de abusos y desde una perspectiva más amplia, un avance en la instalación de ambientes sanos y seguros que garanticen el cuidado y desarrollo de todos quienes participamos en la Iglesia.

Comentarios del artículo: Punto final a los abusos sexuales y de poder - Publicado: a las 11:02 am

La Nación

Av. Nueva Providencia 1860, Oficina 183, Providencia
Teléfono: 56 2 - 2632 5014

Director Responsable: Patricia Schüller Gamboa
Representante Legal: Luis Novoa Miranda

© Comunicaciones LANET S.A. 2014
Se prohíbe toda reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio.