" "
Blog de
  • Gina Osorio

Gina Osorio

Docente de la carrera de Derecho. Universidad San Sebastián.

Etiquetas: , , , , » Publicado: 04/10/2013

Donación de órganos: una manera de continuar viviendo

En nuestro país, la realidad de las donaciones de órganos es desoladora. Los últimos dos años los donantes de órganos no crecen, según las cifras de la Corporación del Trasplante. En Chile, 1.370 personas están esperando un donante de órganos que les pueda salvar la vida.

A contar del 1º de octubre entró en vigencia la nueva Ley sobre Donación Universal, esta normativa pretende que aumenten las donaciones de órganos en nuestro país, pero debemos tener claro que los donantes aumentarán en la medida en que logremos, como sociedad, internalizar la “cultura de la donación” y hablar el tema en nuestros hogares para crear conciencia de esta situación.

Debemos entender por muerte cerebral la pérdida total e irreversible de todas las funciones del cerebro. Se pierde la capacidad de respirar y el cuerpo de la persona sólo puede ser mantenido en forma artificial por algunas horas.

Según la nueva ley son donantes todos los mayores de 18 años en forma automática, no se requiere una autorización especial o trámite particular para serlo.

En virtud de la modificación legal, aprobada por el Congreso Nacional en mayo del presente año, no son donantes, sólo si antes del momento en que se decida la extracción del órgano, se presenta una documentación fidedigna, otorgada ante notario público, en la que conste que en vida manifestó su voluntad de no ser donante.

En virtud de este procedimiento, el notario ante quien se manifestó dicha voluntad, deberá remitir esa información al Servicio de Registro Civil e Identificación que deberá incorporar a la persona al Registro Nacional de No Donantes.

La donación se hará efectiva cuando se haya acreditado la muerte encefálica por dos médicos cirujanos, distintos a los que realizarán el trasplante. Debemos entender por muerte cerebral la pérdida total e irreversible de todas las funciones del cerebro. Se pierde la capacidad de respirar y el cuerpo de la persona sólo puede ser mantenido en forma artificial por algunas horas.

Una vez realizado el trasplante los familiares del donante no pueden conocer los nombres de los pacientes que recibieron los órganos, pues la donación debe ser totalmente anónima. La única excepción son los directamente interesados en una donación entre personas vivas.

Además debemos tener presente que igualmente se puede ser donante en vida, pero en este caso, se deben cumplir ciertas condiciones, como por ejemplo el trasplante sólo puede realizarse entre personas relacionadas (parientes consanguíneos, parientes por adopción hasta el cuarto grado y convivientes), el donante debe ser mayor de edad y capaz legalmente, estar al tanto de los riesgos de la intervención y la extracción del órgano no debe causar un perjuicio grave a la salud del donante.

Comentarios del artículo: Donación de órganos: una manera de continuar viviendo - Publicado: a las 10:38 am

La Nación

Av. Nueva Providencia 1860, Oficina 183, Providencia
Teléfono: 56 2 - 2632 5014

Director Responsable: Patricia Schüller Gamboa
Representante Legal: Luis Novoa Miranda

© Comunicaciones LANET S.A. 2014
Se prohíbe toda reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio.