" "
Blog de
  • Gabriel Graus

Gabriel Graus

Asesor jurídico de Estudio Jurídico Graus & Asociados.

Etiquetas: , , , , , , , » Publicado: 23/03/2015

Caso Caval, un problema sobre lo políticamente correcto

Penta y Caval se suman a otros escándalos que causaron gran impacto en la opinión pública y han provocado una crisis real de credibilidad de la que todos actores políticos y sociales esperan que salgan las lecciones.

No cabe duda que los últimos acontecimientos político empresariales que develan la faceta más brutal del lucro, sólo provocan desencanto en la sociedad chilena que aún quiere creer en sus representantes y quiere pensar que los grandes escándalos de corrupción se encuentran más allá de nuestras fronteras.

Penta y Caval se suman a otros escándalos que causaron gran impacto en la opinión pública como el Caso Cascadas, La Polar y la colusión de ciertas cadenas de farmacias, por sólo nombrar los que tal vez resonaron más.

La sociedad chilena ha visto con una mezcla de rabia e incredulidad cómo el dinero y su poder permean los más diversos estratos. En uno, Penta, la defraudación para el apoyo a campañas políticas y en el otro (Caval), cómo el poder político logra obtener información privilegiada para conseguir un préstamo de características inimaginables para cualquier pyme, y gestionado directamente con el mayor controlador del Banco de Chile.

El caso toma características éticas dado que el hijo de la futura Mandataria usa su figura como forma de presión ante los controladores del banco y sin duda ante las autoridades regionales para obtener la información de los cambios del plano regulador del sector de Machalí, de rural a urbano, información que cualquier ciudadano no podría alcanzar jamás.

Resulta impresentable que desde una de las oficinas de la Presidencia se maquine la situación, máxime si algunas de las ideas fuerzas del nuevo Gobierno son la transparencia y poner fin al lucro, además de la igualdad ante la ley y las instituciones.

Además, esto pone de relieve la urgencia de la “Ley del Lobby”, que sigue siendo tema de discusión, y que tiene por objeto regular las agendas de los políticos y transparentar sus actuaciones frente a una sociedad cada vez más incrédula.

Las explicaciones, tardías por cierto, no conforman a nadie. Aún más, confirman las dudas que surgieron al nombrar a Sebastián Dávalos Bachelet en un cargo de tal importancia, pues se desconocían sus aptitudes para el mismo.

Este caso dañó inútilmente a la figura de la Presidenta y al Gobierno. Aún más, tendió un manto de desconfianza en torno a cómo Bachelet enfrentó el problema, ya que no se debe olvidar que recién se refirió al caso al volver de sus vacaciones, y sin ahondar mayormente.

Este y otros casos han provocado una crisis real de credibilidad de la que todos actores políticos y sociales esperan que salgan las lecciones. Queda claro entonces que el señor Dávalos debe ser investigado, ya que a todas luces es imposible que no tenga conductas reprochables, ya sea por delito en las compras de los terrenos o las irregularidades en el acceso al crédito, todo esto con el trasfondo del tráfico de influencias y la información privilegiada que su cargo le pudo dar.

Comentarios del artículo: Caso Caval, un problema sobre lo políticamente correcto - Publicado: a las 10:02 am

La Nación

Av. Nueva Providencia 1860, Oficina 183, Providencia
Teléfono: 56 2 - 2632 5014

Director Responsable: Patricia Schüller Gamboa
Representante Legal: Luis Novoa Miranda

© Comunicaciones LANET S.A. 2014
Se prohíbe toda reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio.