" "
Blog de
  • Francisco Olea

Francisco Olea

Sociólogo

Etiquetas: , , , , , , » Publicado: 16/03/2015

El alma de la política en el nuevo ciclo

Al cumplir un año, el Gobierno enfrenta un conjunto de tensiones derivadas de los casos Penta, SQM y Caval y orientan a la ciudadanía a preguntarse si tiene algún sentido la política.

El diccionario de la lengua española señala que el alma es aquel principio que da forma y organiza el dinamismo vegetativo, sensitivo e intelectual de la vida. Se agrega que el término alma se refiere a una entidad inmaterial que poseen los seres vivos.

Este concepto configura el eje axial de una crónica de actualidad sobre la confianza y sentido de la política. En particular, la apuesta por un futuro colonizado de reformas y cambios sociales, traducidos como promesas democráticas en el llamado nuevo ciclo.

Al cumplir un año, el Gobierno enfrenta un conjunto de tensiones  derivadas de los casos Penta, SQM y Caval, también de sus preocupaciones centrales sobre la profundidad, dedicación, energías y su legado programático e impactos en la calidad de vida de millones de chilenos.

Sin embargo, hoy se requiere también evaluar nuestro propio tiempo y condición humana -a partir de estas ideas- de aquello que da espíritu, aliento y fuerza a la democracia. Algo así como una contemplación más cuidadosa del alma política y los vientos de cambio.

Según esta lectura, la desintegración del patch work político, la erosión de las tradiciones y las instituciones, suelen debatirse con gran ansiedad. Pero un dato es efectivo, la inédita levedad y fluidez del poder y los liderazgos eclipsados, orientan a la ciudadanía  a preguntarse ¿si tiene algún sentido la política? también ¿si el alma de las propuestas de cambio nos hace comprometernos con la democracia?

Veamos algunas claves de este debate:

 UNO: Nudo

El principal nudo de esta problemática es que los casos Penta, SQM y Caval siguen chocando entre sí. Si bien la naturaleza, derivadas legales y normativas son de distinto tenor, el efecto expansivo de las ondas deriva en una percepción ciudadanía extremadamente crítica. Y lo más complejo, se ven como parte de una misma constelación, en donde el riesgo que se corre es caer en un agujero negro. Sin retorno.

Por otra parte, sí podemos albergar dos certezas ante este escenario: por una parte, la poca esperanza de aliviar los temores y desconfianza desde las instituciones (en el corto plazo); y por otro lado, que nos aguarda más incertidumbre en el nuevo ciclo.

DOS: Deber ser

Pero no nos demoremos mucho en señalar que las pautas de conducta que exige la ciudadanía van en la dirección del “deber ser” o a conductas “esperadas” de un conjunto de promesas democráticas.

O en otro lenguaje, lo que experimentan o sienten los sujetos en relación a los que toman decisiones, es el vértigo y mareo que los aleja a una velocidad sideral del quehacer político.  Así, un camino alternativo posible es, más trasparencia y flexibilidad en los asuntos públicos y privados.

TRES: Gravedad

Un factor gravitante es que el poder de liquidez del nuevo ciclo se ha movido de un centro de gravedad-sistema a múltiples centros de gravedad-societal, esto es, un tránsito de la política institucional a las políticas de vida, a la cotidianeidad de millones de ciudadanos de a pie, que miran, leen y sacan sus propias conclusiones.

Por ejemplo, por poco confiable que sean las nuevas iniciativas en curso (consejo asesor presidencial) estás siguen siendo parte del escenario, más global, de sello académico y fuera del alcance de las autoridades políticas.

Un espacio propositivo que puede encender los focos en un camino con mucha niebla y curvas.

CUATRO: Nuevas Batallas

Para cerrar este pequeño círculo -en el campo hipotético- algunos hábitos socializados para enfrentar la vida han perdido cierto uso práctico y que pueden alterar el sentido de las promesas democráticas.

De ser así, este planteamiento puede ser una señal encubierta e incompleta de la batalla ciudadana por una mayor igualdad en un campo más subjetivo, casi cotidiano.

Finalmente, el alma de la política es como el viento, nadie sabe donde soplará mañana.

Comentarios del artículo: El alma de la política en el nuevo ciclo - Publicado: a las 9:23 am

Etiquetas: , , , , , , » Publicado: 19/02/2015

La era post caso Penta: “Todo Vale”

Con el “Pentagate”, la estrategia de una derecha popular, propositiva, que aspiraba a gobernar nuevamente, giró brutalmente hacia la política del escándalo y el “Todo Vale”, donde el ataque personal y familiar es uno de sus componentes.

“Todo Vale” es una modalidad de combate. Su particularidad radica en que los luchadores pueden usar cualquier arte marcial o deporte de contacto, las reglas permiten casi cualquier técnica, hasta el combate en el suelo.

Luego del negativo impacto y altos costos políticos hacia la UDI producido por el llamado caso Penta, la idea del “todo vale” terminó por cercenar la ilusión de una derecha moderna y democrática. El “Pentagate” dio un golpe mortal, se dejó de imponer vía el poder del dinero, un resultado institucional hacia un orden inmutable.

La estrategia de una derecha popular, propositiva, que aspiraba a gobernar nuevamente, giró brutalmente hacia la política del escándalo y el “Todo Vale”. Con el único propósito de conseguir un empate simbólico y mediático que diera un respiro al sector, empezaron a escudriñar en los rincones de la vida pública y privada, en la historia familiar y personal de los adversarios.

A la ofensiva iniciada con el caso Yate, donde el Servicio del Departamento del Tesoro de EE.UU. tuvo que tomar un rol acogiendo la denuncia presentada por la UDI para indagar antecedentes; se añadió la polémica por los negocios de la sociedad Caval que terminó con la renuncia del hijo mayor de la Presidenta. Incluso recientemente, la UDI y RN han pedido aclarar el papel de Rolando Jiménez dirigente del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) en el atentado a Pinochet.

Según esta lectura, erosionar y desprestigiar a las personas suele darse con gran ansiedad y generar como “efecto colateral” la inédita levedad y fluidez de un “prestigio público” fundado en la credibilidad y confianza cada vez más difusa, errante y evasiva. Remecer el campo del poder vía “Todo Vale” ayuda en este camino, puesto que movería el termómetro ciudadano, y así desequilibraría la realidad de las cosas. O al menos las confundiría.

“El ataque personal y familiar” ha sido una dimensión en este proceso. Una práctica que llegó para instalarse. También parte de la coreografía de interés de los medios de comunicación, y por ende, de las noticias, y amplias audiencias.

Se ha señalado que, el “estilo personalista de la política”, genera desarrollos estratégicos y diseños específicos para enfrentarlas. Una referencia nos remonta a Stephen Marks. Este asesor norteamericano dedicó su vida profesional a la “investigar a la oposición”. Durante los años 1993 y 2006 “hurgó en la basura” para atacar las alternativas electorales de su rivales, y también las de su propio partido, el republicano.

Stephen Marks señaló en sus publicaciones que “exponer la naturaleza de los políticos equivale a prestar un servicio público”. El guión de esta línea táctica suele fundamentarse en que siempre da buenos dividendos, ya que siempre encontraremos algo sombrío en la vida de los políticos.

Varios son los caminos de esta “estrategia”, veamos algunos:

Primero: Una notica “sensacionalista” puede ser el insumo básico para saciar el apetito de las cada día más informadas audiencias. Su principal nudo es que, chocan entre sí y sus acciones pueden ser opuestas y contradictorias, esto significa muchas veces que cada una de esas pautas han sido despojadas de su poder llamémoslo “estimulante”. Al sufrir un giro, su esencia cambia, lo que lleva a una suerte de reclasificación, y su principal repercusión es que son sólo un inventario de los golpes al adversario, sin reglas (todo es cancha), dejando de lado proyectos o ideas.

Segundo: Una senda es la filtración a los medios de comunicación y no exponerse directamente. El “off the record” o fuentes con atribución de reserva total, son los informantes que desean permanecer en el anonimato, y es un dato que está en el ambiente de la llamada técnica de “Deep Throat” o “Garganta Profunda”.

Tercero: Un episodio en boga son las noticias o comentarios en internet y la web. Esto permite eludir el filtro de los medios de comunicación y de algunas líneas editoriales.

Problema complejo para acciones que en algún momento requieren un cierto “compromiso” o “acuerdo” para enfrentar y superar las tensiones presentes en la arena de las decisiones y la llamada gobernabilidad, por ejemplo, de tipo legislativo, altamente normativo y de actores diversos en su elaboración. Un juego que podría ser suma cero, para la democracia y su legitimidad.

Finalmente, por mucho tiempo en el “Todo Vale” no se usaban guantillas y las únicas reglas consistían en no meter los dedos en los ojos y no morder. Vaya deporte.

Comentarios del artículo: La era post caso Penta: “Todo Vale” - Publicado: a las 9:06 am

Etiquetas: , , , , » Publicado: 04/02/2015

La pista de hielo y el nuevo ciclo

Indiscutiblemente los procesos de transformación de la sociedad chilena, donde el cambio global abarca múltiples esferas, cierran una etapa legislativa altamente productiva. A 10 meses de asumido el segundo gobierno de la presidenta Michelle Bachelet Jeria, se logró fundamentar que, en una sociedad como la nuestra, no hay otra alternativa que incorporarse a este nuevo […]

Indiscutiblemente los procesos de transformación de la sociedad chilena, donde el cambio global abarca múltiples esferas, cierran una etapa legislativa altamente productiva. A 10 meses de asumido el segundo gobierno de la presidenta Michelle Bachelet Jeria, se logró fundamentar que, en una sociedad como la nuestra, no hay otra alternativa que incorporarse a este nuevo ciclo reformista.

En esta realidad, una de las metáforas recurrentes ha sido la idea del “Chile Líquido”. Es sabido que el agua, es una de las sustancias que al congelarse aumenta de volumen y se expande. Cobra sentido entonces, decir que se está en un escenario político líquido convertido en una gran “pista de hielo”, puesto que se crearon las condiciones para la cristalización de lo fluido en hielo altamente resbaladizo y, por lo demás, frágil.

Los nuevos desafíos a partir de marzo serán las formas y ritmos volátiles entre la arquitectura institucional, dimensiones administrativas, y la percepción ciudadana sobre estas reformas.

La pista de hielo es un espacio en el que el suelo es una gruesa capa de  escarcha que puede formarse de manera natural en superficies de agua donde el frío es muy intenso (lagos y ríos congelados) o bien artificiales. Siguiendo esta metáfora, estamos en presencia de un contexto social mixto, donde se mezclan la condensación de procesos de larga data y la urgencia del equipo político de La Moneda.

El patinar en hielo implica la rapidez del desplazamiento, vital para mantenerse de pie, no caer y trizar el piso. Por lo tanto, se debe considerar que si se detiene la velocidad, en un mundo parecido a una pista de hielo, el piso se resquebraja.

El gobierno entendió mejor que nadie esta noción, por eso -hoy en el nuevo ciclo- la velocidad de las iniciativas, acciones y respuestas es una fuente de cierta seguridad y certeza.

En síntesis, destacaron el cumplimiento de la agenda legislativa con la aprobación de normativas prioritarias antes del 31 de enero, tal como se había comprometido a fines de octubre por parte del gobierno. Entre otras: Reforma Tributaria; Sustitución del Binominal; Reforma Educacional (fin al lucro, copago y selección); Acuerdo de Unión Civil; Creación Ministerio de la Mujer; Jornada de Trabajo Trabajadoras Casa Particular; Término del Multirut; Aporte Familiar Permanente (bono marzo); Capitalización de Codelco; entre otras.

Se incorporan a esta agenda acciones complementarias de alto impacto como: los resultados de la encuesta Casen 2013, Ley de Aborto y Reforma Laboral.

Entonces, si efectivamente el mundo político es “líquido” y ahora está en un momento “sólido”, los nuevos desafíos a partir de marzo serán las formas y ritmos volátiles entre la arquitectura institucional, dimensiones administrativas, y la percepción ciudadana sobre estas reformas.

¿Qué puede suceder entonces? Difícil respuesta, pero veamos:

Primero: en la fase de conflicto político por las reformas y programa gubernamental, una dimensión clave ha sido la ligereza y prontitud de las medidas en curso. Será necesario proyectar sus impactos en la vida cotidiana de las personas y familias chilenas. Por eso, una esfera prioritaria será la agilidad para su materialización.

Lo anterior, debido a que quién capture la creencia de que estos asuntos públicos son correctos en sentido y tiempo, tiene un tramo bastante avanzado en la larga carrera por el respaldo ciudadano, la legitimidad y la toma de decisiones.

Segundo: en estas horas de audaces políticas públicas, gran parte de este stock programático se encuentra “flotando” en los códigos de información y, obviamente, en las imágenes que han producido. Un dato de esta coyuntura son las principales editoriales, columnas de opinión y los análisis de medios de comunicación sobre los alcances de estas materias.

Sin embargo, los vínculos en una sociedad no se generan sólo por la producción de normas y decretos, por lo tanto, una lógica innovadora y moderna debe considerar que la sociedad es una densa red de poder y múltiples experiencias cotidianas que van construyendo en los individuos su propia cultura, tejiendo sus opciones y proyectos de vida.

Tercero: el principal desafío, si bien siempre es una tarea difícil, es tratar de convertir “la política y las reformas” de acaloradas preocupaciones y graves controversias, en una suerte de destino individual consensuado a través del tiempo. Para ello, cada ciudadano sacará sus propias conclusiones, interesadas o inusuales, de una aventura muchas veces transformada en ilusión.

Si lo anterior fuera efectivo, se abre un encrucijada sobre las llamadas pautas de conducta o fases de socialización e institucionalización post etapa normativa-legislativa, que permitan configurar un nosotros, “una comunidad imaginada”,  y que nostálgicamente fuera más que la suma de un “yo” (ejecutivo) o varios “yo-es” (parlamento).

Pero si aceptamos cierta evidencia, a ratos sensación o percepción, de que esta realidad al perder el carácter “sólido” afecta sus tramas y tejidos, y por ende,  se resquebrajan y disuelven, la pregunta es más amplia aún ¿se construirá una nueva comunidad post-reformas?

Finalmente, el año 1993 Roberto Bolaño publicaba “La pista de hielo”, su segunda novela donde escribió: “Al menos hasta hace poco había una normalidad en esto de las rivalidades políticas, después del escándalo se perdieron los modales, claro, y la naturaleza de perro rabioso de cada uno ha salido a flote, pero entonces todavía imperaba en nuestro trato el sentido común. De hecho, eran los últimos días de sentido común. No de hecho, eran las últimas horas”.

Comentarios del artículo: La pista de hielo y el nuevo ciclo - Publicado: a las 8:28 am

Etiquetas: , , , , , , » Publicado: 16/01/2015

Caso Penta, pararrayos y nuevo ciclo

La hecatombe política que ha provocado el caso Penta para la UDI no significa un “incendio”. Es más bien un “viaje” donde la nave zarpó y afronta una “tormenta feroz”.

El llamado “caso Penta” asestó un golpe letal a la UDI. Por ahora, lo que se inició como devoluciones ilegales a contribuyentes, mutó a un caso de serias irregularidades tributarias y financiamiento de campañas electorales ilegales.

Las instancias judiciales se orientan a investigaciones por delitos tributarios, soborno, cohecho y lavado de activos. El proceso navega en un “stormy sea”.

Complementariamente a la hecatombe política para la UDI y sus insospechados desenlaces, también es razonable preguntarse ¿cuáles son los daños colaterales que este caso genera en la sociedad, la democracia y sus instituciones? y si ¿existe un pararrayos político?

El “pararrayos” es un artificio que se coloca sobre los edificios o los buques para preservarlos de los efectos de la electricidad de las nubes, está compuesto de una o más varillas de hierro terminadas en punta unidas por medio de conductores metálicos entre sí y con tierra húmeda o agua.

Veamos:

Uno. Basta mencionar que la relación del poder del dinero -y su gravitación en los destinos de los procesos democráticos- es una variable que siempre ha estado en la retina social, sin fiscalización efectiva, menos con la transparencia necesaria. Sin embargo, estas trampas en los límites externos de la política cumplieron un ciclo. Y vaya de qué manera.

Así, la duda y preocupación es proyectar el tiempo y velocidades que tardarán las instituciones en reparar el daño causado y que sigue sumergiendo a la política y sus discursos a una desconfianza profunda y erosionante.

Un primer campanazo serán obviamente las elecciones municipales de octubre del año 2016, sus resultados y proyecciones. Pero quizás también, las elecciones internas de algunos partidos políticos agendadas para el año 2015.

Dos. Con frecuencia se escucha que las personas se han vuelto más individualistas, por ende, la mirada de una visión comunitaria del mundo y unitaria de la política también resulta poco útil. Casi un mito.

Podríamos afirmar que, la política hoy suele practicar un “parroquialismo moral” bajo la máscara de promover ciertos valores universales y con poca sintonía fina con las amplias e informadas audiencias ciudadanas. Los informes y estudios al respecto abundan.

En la médula, una sociedad modernizada trata siempre de abarcar lo inabarcable y construir mecanismos para conseguir dos propósitos esenciales. Por una parte, sustituir la diversidad por otras esferas, entre ellas: exclusiones, omisiones, el poder del dinero, el estigma, el “todo vale”. Por otra, el reemplazo de la ambivalencia de la vida, a cambio de un discurso a favor de un cierto orden moral, una historia rígida y el respeto a la jerarquía.

El “caso Penta” demostró que ambas vías (poder y moral) estaban y están en realidad íntimamente vinculadas.

Tres. La responsabilidad del “caso Penta” ya se perfila en la marca UDI. Qué duda cabe. Sin embargo, y debido a la impredecibilidad de sus consecuencias y una fuente de permanente inestabilidad, otros efectos secundarios se anidan en la sociedad a diversas escalas.

El “caso Penta” flotará por un largo rato a la deriva en el mar tormentoso del descrédito de la política.  Por eso no sorprende que la llamada clase política busque por ahora un  “pararrayos” -un refugio- ante los hechos conocidos extensamente y su desenlace.

Una de ellas es el radio de acción de quienes detentan poder y riqueza. En la atmósfera medial, la opinión pública y redes sociales se demuestra que, la élite financiera y empresarial -quien ya sufrió un “gran cisma”- deberá también pensar cuidadosa y estratégicamente cómo construir un “nuevo trato” entre su rol, sentido y prestigio y su nexo con los asuntos públicos. Tarea cuesta arriba.

Cuatro. La búsqueda incesante de instituciones y reglas que puedan ser eficaces sin tambalear, estaba inspirada en la fe de un código ético, una suerte de “cortafuegos” vía parlamento e instituciones republicanas. A pesar de ello, ya no es un “incendio” el que se enfrenta, es más bien, un “viaje” donde la nave zarpó y afronta una “tormenta feroz”. Por ende, las posibilidades de naufragio, encallar o un hombre al agua, están más presentes que nunca.

Un claro ejemplo es el debate parlamentario sobre la ley de financiamiento y gasto electoral que prohíbe los aportes de las empresas, en donde se deberá precisar, entre otras medidas, una reformulación profunda del Servel y sanciones efectivas para los parlamentarios que hayan incumplido la normativa.

Sin omitir lo urgente y necesario de estas leyes, los hechos aún tienen un desenlace desconocido, por lo tanto, habrá daños colaterales y consecuencias que por ahora son inadvertidas. Así, los legisladores -seriamente cuestionados por los estudios de opinión pública- deberán analizar los diversos niveles y dimensiones de esta crisis. También, una auto-mirada sobre su rol en esta nave y futuro de esta aventura.

Finalmente, el “caso Penta” flotará por un largo rato a la deriva en el mar tormentoso del descrédito de la política.

No sorprende que la llamada clase política busque por ahora un  “pararrayos” -un refugio- ante los hechos conocidos extensamente y su desenlace.

Comentarios del artículo: Caso Penta, pararrayos y nuevo ciclo - Publicado: a las 9:34 am

Etiquetas: , , » Publicado: 31/12/2014

Crematorio 2014 y Nuevo Ciclo

Se cerró el año 2014. ¿Qué nos queda en la retina política en este un año marcado por las fuertes tensiones y pugnas entre quienes apoyan el cambio y otros que reivindican la continuidad del “modelo”?

La cremación es una práctica ancestral que consiste en deshacer un cuerpo humano muerto -quemándolo- en un sitio denominado crematorio. El origen se remonta al antiguo Egipto, donde era común untar el rostro de los fallecidos con cremas.

Se cerró el 2014. ¿Qué nos queda en la retina política? Quizás la metáfora aludida nos permita decantar una idea central, el corazón de este año.

Aunque el presente nunca es fácil de abandonar, uno podría señalar por una parte, un año marcado por las fuertes tensiones y pugnas entre quienes apoyan el cambio y otros que reivindican la continuidad del “modelo”. Por otro lado, está la discusión sobre los matices en torno a la gradualidad y velocidad de las reformas en curso.

En nuestra bitácora, la sociedad chilena transitó durante mucho tiempo por una economía globalizada, la llamada economía social de mercado y un individualismo exacerbado, casi extremo. Indiscutiblemente, por años esto funcionó. Sin embargo, se ha trizado el pacto de silencio entre la lógica especulativa-financiera y la pasividad de quienes estaban llamados a fiscalizarla. Los ejemplos abundan.

Es evidente y empíricamente demostrable la ruptura producida entre nuestras instituciones y la ciudadanía. Más aún, cuando los individuos cambian su percepción del mundo, la mirada de su propia vida cotidiana a una velocidad mayor y antes que las instituciones. Y lo harán sucesivamente.

Así entonces, nuestro Estado -aún pequeño- debió entender que no era menor ni periférico tener en cuenta  los intereses y demandas de la población y los propios consumidores. Por ende, pagó altos costos.

No es sorprendente que los principales columnistas de la semana (ver en Reportajes de La Tercera a Héctor Soto y sus categorías de “impacientes y sosegados”; y cuerpo D El Mercurio de Carlos Peña “El año del malentendido”) mantuvieran hasta las últimas horas de este año, sus alegorías a “las medidas a medias”. Pero estos cantos de sirena no serán eficaces.

Parece que hubiéramos llegado al final de un complejo y a ratos adormecido estado de desarrollo, a un proceso de des-institucionalización reflejo de una suerte de erosión de las categorías sociales y actores que reivindicaban el llamado éxito del “modelo”.

Las angustias y zozobras de los que han sufrido los impactos del llamado “modelo”, sus asimetrías y abismos sociales siguen siendo los ciudadanos, quienes alternan los discursos interiores y exteriores “a la española”. Esto es, un malestar profundo por una modernización altamente segregadora.

Entonces, lo experimentado es más que una simple avería. Es la mutación y movimiento tectónico entre un sistema económico-político y un sistema social que ha generado brechas y desigualdades profundas. Por ende, se requerirán nuevas relaciones entre actores económicos e innovadoras y audaces intervenciones públicas en el nuevo ciclo.

Finalmente, “Crematorio” también es una novela del escritor valenciano Rafael Chirbes, quién aborda la burbuja inmobiliaria, la especulación, la corrupción y la resaca posterior cuando el castillo de naipes en España se desvanece. Libro recomendable para este verano.

Comentarios del artículo: Crematorio 2014 y Nuevo Ciclo - Publicado: a las 2:10 pm

Etiquetas: , , , , , , » Publicado: 18/12/2014

Chile freudiano y nuevo ciclo

Una derecha arrastrada a una estrategia tipo “kamikaze”, una Nueva Mayoría tensionada por sectores nostálgicos de los viejos buenos tiempos de la Concertación y una elite narcisista revelan que hay algo de “Sociedad Freudiana” en nuestra realidad política chilena.

A días de publicada la encuesta del Centro de Estudios Públicos -el oráculo CEP- la poca sabiduría sigue inundando los compartimentos de las naves políticas. Efectivamente este dato, no es novedad. Entonces, ¿qué otra esfera está cambiando en el nuevo ciclo?

Vivir en condiciones de incertidumbre es un complejo dilema para la política. Sin embargo, la ausencia de una mirada crítica y banda ancha, augura algunas estrategias o sensaciones ambientales, las que indican “otro tipo de cambios en los asuntos públicos”.

En un universo poblado de clanes, donde la política se teje día a día, la difícil tarea de iluminar los desafíos institucionales llamados a equilibrar dimensiones como gobernabilidad y cambio, siguen a la deriva,  generando otras mutaciones. Veamos:

Uno: Kamikazes en el horizonte

La derecha UDI resentida aún por el profundo golpe luego de las elecciones presidenciales,  aparece con baja autoestima, herida profundamente en su dignidad política por el caso Penta y arrastrada a una estrategia tipo “kamikaze”.

Inexplicablemente su táctica es seguir estrellando sus naves a través de diversas incursiones: virales en Web, amenazas de acusaciones constitucionales, interpelaciones al Tribunal Constitucional, declaraciones de su ex  candidata presidencial Evelyn Matthei y el minuto de silencio por el ex dictador Augusto Pinochet, entre otras erráticas iniciativas.

Dos: ¿Orillas más moderadas?

Los ritmos políticos de las reformas y los estudios de opinión hacen imaginar más, en un tiempo pendular que uno lineal para los liderazgos en competencia.

Por una parte, Marco Enríquez-Ominami -hoy en la cima de la CEP- señaló “ofrezco mi capital político a disposición de Bachelet”. Fiel a su estilo, jugó sus cartas sobre la actualidad nacional y del cuestionado presente del Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet. Un giro audaz.

Por otro lado, Sebastián Piñera luego de su encuentro con sectores aliancistas en el lago Ranco, publicó una columna en el diario El Mercurio donde postula que las políticas públicas del actual Gobierno ponen en riesgo los principios de la libertad, la equidad y el progreso.

A una distancia sideral de la próxima contienda presidencial, los otros posibles candidatos se preparan tímidamente.

Tres: Alfa y Omega

La Nueva Mayoría (NM) sigue tensionada por sectores nostálgicos de los viejos buenos tiempos de la Concertación de Partidos Por La Democracia (CPPD).

Declaraciones y columnas siempre punzantes de Correa & Garretón y otros “dioses de la transición” dejan en la retina pública sus tesis concertacionistas. Para otros, muchos más categóricos en sus planteamientos, parece que la buena política sólo tiene un comienzo y un fin con la CPPD, una suerte de “Concertación alfa y omega”, donde antes no existió nada y luego tampoco (ver entrevista a Gutenberg Martínez: “La tradición de la Presidenta líder de la coalición no está operando”, en Reportajes de La Tercera).

Cuatro: Espejismos

Una suerte de intrínseca ambivalencia política se instala en el nuevo ciclo. Lo anterior, late en un pequeño pero creciente  número de razones  que indican que no hay manera de pronosticar con certeza absoluta el rumbo de la economía y menos las percepciones ciudadanas en torno a los asuntos públicos.

Una derecha arrastrada a una estrategia tipo “kamikaze”, una Nueva Mayoría tensionada por sectores nostálgicos de los viejos buenos tiempos de la Concertación y una elite narcisista revelan que hay algo de “Sociedad Freudiana” en nuestra realidad política chilena.

Asimismo, los vínculos y lazos de los liderazgos en carrera requieren una renegociación permanente -casi cotidiana- con las cada día más exigentes audiencias electorales.

En síntesis, sólo un diminuto bosquejo o silueta de la realidad será nuestro compañero de viaje en esta aventura política.

Cinco: Envolturas narcisistas

Nuestra elite política no esconde su  sentido grandioso, su propia importancia, sus éxitos ilimitados, poder, brillantez, a pesar de las percepciones y datos sobre su caída tendencial en ámbitos vitales como credibilidad y confianza.

Al carecer de empatía y siempre reacios a reconocer o identificar las necesidades y sentimientos de otros (ver caso de aprobación el reajuste salarial del 6 por ciento para los funcionarios públicos), sigue cultivando cierta arrogancia analítica, que se deja sentir mediáticamente. Los ejemplos abundan.

Finalmente, una de las obras del siglo pasado -que sigue casi intacta y deslumbra por su lucidez- es “El malestar de la cultura” de Sigmund Freud, ensayo que nos ayuda a tratar de comprender el Chile actual.

Entonces, a pesar de que sea una exageración fugaz, hay algo de “Sociedad Freudiana” en nuestra realidad y el llamado Nuevo Ciclo.

Comentarios del artículo: Chile freudiano y nuevo ciclo - Publicado: a las 8:28 am

Etiquetas: , , , , , » Publicado: 27/11/2014

Verdad y realidad en el Nuevo Ciclo

En la vorágine de las reformas en curso, las fuerzas inerciales mueven sus piezas para frenar o desacelerar los cambios propuestos a través del programa de Gobierno de la Presidenta Bachelet y han planteado la “necesidad” de un ajuste al equipo de Gobierno.

La Real Academia Española señala que “verdad” es la conformidad de lo que se dice con lo que se siente o se piensa, mientras que la “realidad” es la existencia real y efectiva de algo. Interpretado como un desenfreno abierto o subrepticio, estos dos conceptos son esenciales para cartografiar el debate que marca los asuntos públicos en estos días.

Seamos claros. Hoy, en la vorágine del nuevo ciclo y las reformas en curso, diversas y matizadas fuerzas inerciales mueven sus piezas para frenar o desacelerar los cambios propuestos a través del programa de Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet Jeria.

Efectivamente, el péndulo de la política comenzó a moverse en sentido contrario a lo que, en los cuatro primeros gobiernos de la Concertación se había desplazado. Lo anterior, a propósito que la sociedad sigue exigiendo a sus miembros e instituciones desplegar nuevas prácticas y mejoramiento de sus estándares de vida en primerísimo lugar.

Sin embargo, para sofocar, reducir y ahuyentar los vientos de cambio, el despliegue de las fuerzas inerciales, radicadas al interior de la Nueva Mayoría (NM) y otras latitudes, han planteado la “necesidad” de un ajuste al equipo de Gobierno.

El péndulo de la política comenzó a moverse en sentido contrario a lo que, en los cuatro primeros gobiernos de la Concertación se había desplazado, debido a que la sociedad sigue exigiendo a sus miembros e instituciones desplegar nuevas prácticas y mejoramiento de sus estándares de vida en primerísimo lugar.

En lo específico, existe un fuerte vínculo de retroalimentación entre los estudios de opinión y las hipótesis tendenciales que quieren mostrar la pendiente en que entraría el Gobierno en los próximos meses. Curiosamente, quienes usan las encuestas para argumentar, no toman en cuenta que estas mediciones los muestran aún más devaluados. En efecto, los partidos políticos, el empresariado y el parlamento son las instituciones con menor aprobación ciudadana.

Así, las proezas y desafíos que enfrenta el equipo gubernamental en estas horas se verán también a prueba una vez comunicados los resultados de la encuesta del Centro de Estudios Públicos (CEP) -hoy desplegada en levantar datos en terreno- llamada también el oráculo de la tribu política chilena.

El jurado político estará alerta para emitir sentencia luego de la encuesta CEP. Entonces, los acontecimientos, declaraciones e interpelaciones, relacionados, por ejemplo, con el llamado a un cambio de gabinete, no serán un acontecimiento aislado en este movimiento de actores.

Se dice que el tiempo de la política no es necesariamente lineal, ni cíclico, sino más bien “puntillista”, en donde cada punto minúsculo puede detonar en una suerte de Big Bang. De estos puntos deriva entonces, una suerte de “tranquilidad estratégica”, donde las decisiones no se sujetan a la ansiedad ni capricho de algún parlamentario, articulador político o columnista de algún prestigioso medio de comunicación.

Un dato no menor será la biodegradabilidad como atributo para enfrentar las lógicas y esperadas arremetidas de algunos actores de la política (oposición y disidencia). Cualquiera sea la opción que escoja el Gobierno, ésta deberá ser una suerte de “manto sutil” que pueda quitarse de los hombros a voluntad y sin ser notificado de manera previa.

Finalmente, como lo señaló Gianni Vattimo, “los hechos no hablan por sí mismos; la realidad es una operación”… y sigue radicada a ratos en algún living o cocina.

Comentarios del artículo: Verdad y realidad en el Nuevo Ciclo - Publicado: a las 9:27 am

Etiquetas: , , , , , » Publicado: 13/11/2014

La danza del poder y el nuevo ciclo

En este segundo Gobierno de Michelle Bachelet, cada batalla política es expresión de posiciones y jugadas en el tablero del poder, desde la llamada oposición, disidencia o algunas personalidades que actúan con cierto desenfreno producto de los cambios en curso.

El poder es un proceso vital en las sociedades. Además, se configura y perfila en valores e instituciones a diversas escalas y esferas de la vida. Este proceso -de naturaleza relacional- permite generar las condiciones para incidir en la toma de decisiones, también en otros actores y sujetos, permitiendo que los intereses, visones de mundo y la voluntad, favorece o está de lado de quien ejerce el poder.

En términos generales, dos mecanismos de estructuración del poder han sido reseñados en las teorías y ciencias del poder: por una parte la violencia y el discurso, por otra. Sin embargo, en materia de asuntos públicos, este proceso tiende a  estabilizarse a través de la legitimación.

Sin lugar a dudas a fines del siglo XX, y luego de fallidas y trágicas experiencias históricas, el poder se expresó e implementó a través de la democracia constitucional y sus diversos procedimientos.

Si bien esta definición es muy general, no es menos cierto que nos permite poner el foco en las cuestiones centrales del debate en curso en el llamado nuevo ciclo.

Entonces, desde el triunfo del segundo mandato de la Presidenta Michelle Bachellet Jeria, la batalla del poder está y estará presente en las principales disputas y planteamientos relacionados con las actuales reformas diseñadas y puestas en movimiento desde el programa de Gobierno.

Más allá de un análisis abstracto, cada batalla política se transforma en un instante de intensidad, y no es más que un eco del poder en disputa. Léase, desde la llamada oposición, disidencia o declaraciones y planteamientos de algunas personalidades en el escenario nacional e internacional.

Desde esta óptica conviene apreciar que los diversos excesos, el ruidoso planteamiento a favor o en contra de algunas de las reformas o acápites de éstas, o de las propias autoridades o liderazgos son expresión de posiciones y jugadas en el tablero del poder.

Así, las tensiones de los últimos 8 meses han evidenciado cierto desenfreno de diversos actores producto de los cambios en curso y esencialmente de la pérdida de poder, influencias o cercanías, expresando también el contra-poder.

Por otra parte, es necesario tener en la retina del análisis que las sociedades en sí no son comunidades que comparten necesariamente visiones y proyectos, son más bien ciertas esferas contradictorias, que nacen a la luz de conflictos, diálogos y muchas veces negociaciones ásperas entre un amplio repertorio de intereses y sujetos.

En un mundo global y en nuestras vidas, los conflictos y tensiones no desaparecen, ni se cierran, sino más bien se detienen transitoriamente, al calor o enfriamiento de acuerdos temporales y contratos que son materializados a través de algunas instituciones. Los ejemplos abundan.

Hoy en los umbrales del siglo XXI, el poder no está radicado exclusivamente en una esfera institucional concreta (Gobierno, Parlamento, partidos políticos), sino que está en múltiples lugares, repartido en todas las dimensiones de la acción humana (empresarios, medios de comunicación, redes sociales, jóvenes, comunidades, entre otros).

Así entonces, en el nuevo ciclo el poder en disputa es producto de las reformas en curso y se establecerá como un campo más bien relacional, algo así como  la danza del poder. Mientras que, la llamada dominación se mantendrá más bien en un campo institucional.

Finalmente, como recordó Walter Benjamín: “El hombre no es una bestia de carga, es también una bestia de reflexión, de placer, de voluptuosidad, de mediación,  de atonía, de olvido, de despertar”… pero también de poder.

Comentarios del artículo: La danza del poder y el nuevo ciclo - Publicado: a las 8:48 am

» Publicado: 17/09/2014

El retorno de lo trágico en el nuevo ciclo

La intelligentsia tiene algunas dificultades para comprender y hasta aceptar los procesos que encarna el nuevo ciclo. Algunos interpretan estos hechos desde la perspectiva de la “tragedia”, pero hoy en pleno siglo XXI, no es oportuno solo ver estos acontecimientos como fatales.

Lo trágico solía ser impensable. El 2 de septiembre de 2011 un accidente aéreo acabó con la vida de Felipe Camiroaga y la de 20 personas más al caer en mar abierto frente al Archipiélago de Juan Fernández.

Quizás esta fecha -puede ser otra tal vez- remeció las pantallas y a la opinión pública con un hecho inesperado. Un shock nacional.

También ese año emergían por doquier nuevos actores y dirigentes iniciando en Chile la era de los Objetos Sociales No Identificados (OSNI). Camila Vallejo (nacida el año 1988) y Giorgio Jackson (nacido el año 1987) encabezaban las marchas estudiantiles en contra del “lucro”. Mientras el “Piñera Way” enfrentaba las oleadas regionalistas de Aysén, Magallanes, Freirina, y la energía de los ambientalistas en contra de proyectos termoeléctricos de Punta Choros y Caldera, entre otros.

Al cambio climático en política que expresaban estos OSNI, se anidaba también un sentimiento de “hablar” de las cosas que nos causaban miedo, incertidumbre y temor.

El instinto social en una larga década era o fue la indiferencia. Hoy estos hechos cotidianos son en sí irremisibles, nos interpelan. Están aquí, no en la TV ni en el cine, ni a miles de kilómetros de distancia.

Columnas y editoriales estos días centraron su fuego en conceptos tales como “el miedo, las bombas, el once”, todos hechos empíricos traducidos en un sentimiento trágico. Casi fatal.

Entonces, algunas miradas de la sociedad optaron por enfrentar estos dilemas, como una tragedia. Esto es, una mirada de aquella obra humana cuya acción presenta conflictos de apariencia fatal, que mueven la compasión y el espanto, y llevan a considerar el enigma del destino humano, donde la pugna entre libertad y necesidad termina generalmente en un desenlace doloroso, difícil de soportar y desafortunado.

Pero hoy en pleno siglo XXI, no es oportuno solo ver estos acontecimientos como fatales. Quizás también son momentos de efervescencia. Por ende, esto requiere obviamente coraje de pensar que el mundo y la realidad están relativizados.

Así las sombras del ser humano,  nos recuerdan que hay un poco de luz. Lo que importante es recordar que nuestro entorno humano es policromo y presentista. No eterno, ni futurista. Menos “ideal”.

Como lo balbuceamos en una columna anterior, hoy en un nuevo ciclo, incorporar esta suerte de alarma global, hasta nuevo aviso, es una tarea para toda-la-vida-y-el-resto-de-lo-que-nos-va-quedando.

Algo así como, “nuestros compañeros de viaje”, inseparables en esta aventura.

Finalmente, la intelligentsia tiene algunas dificultades para comprender estos procesos. Y lo más complejo, aceptarlos.

Comentarios del artículo: El retorno de lo trágico en el nuevo ciclo - Publicado: a las 10:46 am

Etiquetas: , , , , , , » Publicado: 11/09/2014

11 de septiembre 1973, 08:45 AM

Hace 41 años Chile y el mundo se estremecieron con el Golpe de Estado. Miles de vidas e historias personales y políticas fueron marcadas a fuego, en esta fecha. Con sangre, sudor y lágrimas, sus familiares han reconstruido trazos de este trágico episodio. Acá, el relato de lo que ocurrió con un grupo de jóvenes socialistas esa mañana que cambió la historia de nuestro país.

En el proceso por el asesinato de Enrique Ropert, su madre Miria Contreras -La Payita- declaró: “El día 11 de septiembre hacia las siete de la mañana me avisan que la Marina se ha sublevado en Valparaíso. Les pido a mis dos hijos y a Domingo Blanco que me acompañen. Llegamos a Tomás Moro a eso de las ocho de la mañana, el Presidente ya había salido hacia La Moneda… En eso llegó en moto el escolta presidencial de Carabineros que venía atrasado. Les pido a Max, mi hijo menor, que se quede allí, y a Enrique, mi hijo mayor, que me lleve en su auto, una Renoleta blanca, hasta La Moneda. En una camioneta roja, adelante va Domingo Blanco y los otros muchachos”.

El motorista de Carabineros nos escoltó hasta la esquina de las calles Moneda y Ahumada, a una cuadra del Palacio Presidencial. Seguimos por la calle Moneda y llegamos a la esquina de la calle Morandé, frente a la Intendencia y de La Moneda, aproximadamente a las ocho cuarenta y cinco de la mañana. Veo estacionarse la camioneta roja. Desciendo del auto rápidamente. La calle se encuentra, por un instante vacía, se escuchan tiros cercanos. En un segundo, nos rodea un grupo de Carabineros de Fuerzas Especiales, toman presos a los muchachos de la camioneta roja. Veo que sacan a Domingo Blanco”.

La Payita agregó: “Enrique no estaba armado, que nunca lo estuvo. Enrique tenía 20 años, estudiaba Economía… Veo que llevan a Enrique, a Domingo y a los otros muchachos a la Intendencia. Me puse a pelear para que no los metieran a la Intendencia. Entro al garaje presidencial de calle Morande. Intento comunicarme por teléfono con el Presidente, responde Eduardo Paredes, le explico la situación, me contesta que el Presidente le ha dicho que debo subir inmediatamente a la oficina, que desde allí se hará lo necesario”.

“La puerta de Morandé 80 se encuentra clausurada, camino entonces hacia la entrada principal. Las calles están desiertas… En el gabinete se encuentra el Presidente acompañado, entre otros, de los Generales de Carabineros. El Presidente le pide al General Urrutia que vaya a la Intendencia inmediatamente y exija la liberación de Enrique y los otros muchachos. El General estuvo dos veces en la Intendencia. No le respondieron ni le obedecieron. A las nueve treinta de la mañana regresa a La Moneda y le comunica al Presidente que no pudo hacer nada… Minutos después se corta todo contacto”.

Los informes de los organismos de derechos humanos consignan en sus memorias lo siguiente:

Los detenidos fueron sacados desde la Intendencia aproximadamente a las 11 de la mañana, con las manos en alto.  Existe una secuencia de fotos tomadas en esos instantes por reporteros gráficos de algunos de los siguientes jóvenes.

Enrique Ropert, de 20 años de edad, soltero, estudiante de Economía en la Universidad de Chile, militante del Partido Socialista, fue encontrado en la morgue, sin documento de identidad.

Mario Jorquera, de 27 años, casado, padre de tres hijos, militante del Partido Socialista y miembro del GAP, conocido con el nombre de “Ramón”. Su cuerpo fue encontrado en la ribera del río Mapocho, en el Puente Bulnes.

Carlos Cruz, de 32 años, soltero, militante socialista y miembro del GAP, fue encontrado en la ribera del río Mapocho, el día 19 de septiembre de 1973 a las 21:00 hrs. Se describe como causa de muerte “numerosos orificios de balas torácicas y craneanas”.

Luis Gamboa tenía 19 años, era soltero, militante del Partido Socialista y miembro del GAP. Las condiciones de su muerte son similares a la de todos ellos. Como naturaleza de la muerte se señala “heridas a bala” y el lugar “el puente Bulnes”.

Edmundo Montero tenía 21 años, era soltero, militante socialista y miembro del GAP, conocido por el nombre de “Carlos Castillo”. Su cuerpo había ingresado al Instituto Médico Legal “el día 19 de septiembre procedente del puente Bulnes”, especificándose que la naturaleza de su muerte fue “heridas a balas”.

José Carreño, tenía 19 años, era soltero, militante del Partido Socialista y miembro del GAP. Fue asesinado de la misma manera y en el mismo lugar que los otros jóvenes.

Oscar Marambio tenía 20 años de edad, era soltero, militante del Partido Socialista y miembro del GAP. Figura como detenido desaparecido en el Informe de la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación.

William Ramírez tenía 23 años, era soltero, militante socialista y miembro del GAP, en donde era conocido como “Willy”. Su cuerpo fue exhumado del Patio 29.

Domingo Blanco tenía 32 años, casado y una hija. Militaba en el Partido Socialista. Conocido como “Bruno”, había sido el jefe del GAP.

Pedro Garcés tenía 19 años, era soltero, militante del Partido Socialista y miembro del GAP, conocido con el nombre de “Renato”.

Hoy, al costado de la Intendencia de Santiago en calle Moneda, una de las arterias más transitadas del barrio cívico, una pequeña placa recuerda a estos hombres, la mayoría jóvenes leales al Presidente Salvador Allende Gossens.

Comentarios del artículo: 11 de septiembre 1973, 08:45 AM - Publicado: a las 12:46 pm

Etiquetas: , , » Publicado: 04/09/2014

Ricardo Lagos Escobar

El ex Presidente entró de lleno en la arena de las decisiones con su mirada y estilo. Las reacciones denotan cierta debilidad del pensamiento político actual y demuestran que en el nuevo ciclo las “tribus” mantienen sus prácticas primitivas sobre la cuestión pública.

Al terminar su mandato, el ex Presidente Ricardo Lagos Escobar creó la Fundación Democracia y Desarrollo. Su propósito: promover el crecimiento económico sustentable, con mayores niveles de igualdad y justicia social, profundizando la democracia y sus mecanismos de participación e inclusión. Además -se indica en su portal web- fomenta la reflexión, discusión y promoción democráticas. Y vaya que lo ha cumplido.

Para algunos, la mirada y estilo de Lagos sería extravagante, vertical o ilusoria. Lo cierto, ha sido estimulante en estos días.

Un poco más acá de la coyuntura o un poco más allá, sus acciones no han dejado indiferente a nadie. Urbi et orbi.

En julio entregó al ministro de Hacienda, Alberto Arenas, el documento “Minería y Desarrollo Sostenible de Chile, Hacia una Nueva Visión Compartida”. Lagos señaló que este dossier contribuye “a la visión larga y estratégica” de la minería en Chile y que tiene “un rol de más menos un 10% del producto del país”.

Sin embargo, con su asistencia al III Congreso de “Empresa y Sociedad” del Instituto Chileno de Administración Racional de Empresas (Icare), activó una de las placas geológicas más sensibles de estos meses: la mirada crítica.

El ex Presidente de la República, indicó que: “Quisiera invitar hoy día acá a pensar en que una complementación público privada tiene que iniciarse compartiendo una mirada de cómo entendemos que tenemos que ordenar Chile en los próximos 15 a 30 años”. También se refirió a los 5 ámbitos estratégicos que el país debe abordar “…en el ámbito de infraestructura, de energía, de cambio climático, demografía y de ciudades, en estas cinco áreas tenemos que ser capaces de tener una mirada común, un diagnóstico, y tener metas realistas pero acorde a los que ya hemos hecho y lo que podemos plantear con realismo para el país”.

En esta línea expresó que “para la infraestructura social se requieren los recursos públicos para poder avanzar. Lo importante es que esta interrelación tiene que ser fluida, porque no hay una buena relación público-privada, cuando después de 8 años que tenemos los pórticos electrónicos en las autopistas concesionadas, no hemos sido capaces -por parte de la autoridad- de explicar por qué tengo pórtico en la autopista, y en la salida de Santiago para ir a Valparaíso no tengo pórtico automático con en el mismo TAG del automóvil. Y llevamos ocho años, y ese tema aún no se puede solucionar”. Tras ello agregó: “Yo aquí reclamo que la autoridad pública se ponga los pantalones y llame a los concesionarios, y les diga: amigos, esto no es presentable”.

Para algunos, la mirada y estilo de Lagos sería extravagante, vertical o ilusoria. Lo cierto, ha sido estimulante en estos días.

Siguió una extensa entrevista en el cuerpo de Reportajes del diario El Mercurio, indicando -entre otros asuntos públicos- que: “Si se hace algo en contra del sentido común de una gran mayoría del país, se corre el riesgo de que eso se tome como bandera de lucha de la oposición”.

Agregó: “Me gustaría que se abordara la creación del Partido Socialdemócrata”.

Los principales analistas y editoriales de la semana política, plantearon desde distintas ópticas estas opiniones: “El Presidente”; “Lagos dixit”; “El magisterio de Lagos”. Más aún, una de las señales de TV repitió una biografía del ex Presidente, señalando que “el dedo de Lagos” es de antología en la televisión chilena. Recordaron que el año 1988, causó conmoción nacional cuando en un programa político acusó y emplazó por televisión al general Augusto Pinochet.

Fiel a su carácter, el ex Presidente entró de lleno en la arena de las decisiones.

Así, los acontecimientos políticos en el llamado nuevo ciclo, son lo que son. También un reto permanente a la realidad.

Entonces, lo interesante de este episodio es interrogar las ideas y su concreción como un gran desafío. Por ende, someterlas a prueba es una práctica de la política, la gobernabilidad y el futuro.

Sin embargo, algunas contra-respuestas y conjeturas sobre las controversias y dilemas señalados por el ex Presidente Lagos, expresan cierta debilidad del pensamiento político actual. Al menos eso parece.

Al fin y al cabo, los debates se seguirán produciendo. Enhorabuena.

Con el riesgo de hacer una comparación demasiado ácida y extemporánea, cuando el marxismo dejo de ser triunfante, se hurgó en la vida  privada de Marx, señalando que era un burgués y se vinculaba afectivamente con su criada. También, al calor de las dudas sobre el psicoanálisis, se escarbó en la vida y psicología del propio Freud. Se reparo en él por sexista y paternalista.

Finalmente, rodeados de una “pureza de referencias” (el deber ser) en el nuevo ciclo también las “tribus relictuales” mantienen sus prácticas primitivas sobre la cuestión pública.

De un lado y del otro.

Comentarios del artículo: Ricardo Lagos Escobar - Publicado: a las 11:16 am

Etiquetas: , , , , , » Publicado: 29/08/2014

“Toro Salvaje”: Velasco, Marco y Piñera

Tres personajes nacionales aparecen y se turnan en el cuadrilátero electoral. El ring es una buena metáfora para expresar la política chilena de estos días.

“Raging Bull”, es una película del año 1980 dirigida por Martin Scorsese. Inspirada en el libro “Raging Bull: My Story” del boxeador Jake La Motta, este film refleja dos momentos significativos al calor de un notable guión: Por una parte, la compleja decisión de filmar en blanco y negro frente al color; por otra, la metáfora del ring y el boxeo en un mundo a ratos hostil y peligroso.

Entonces, no será la primera vez de postular el simplificar la vida en blanco y negro, y menos la idea de una dura batalla que nos ayude a tratar de entender nuestra coyuntura política.

Quizás los intentos por definir liderazgos presidenciales  luego de publicados estudios de opinión pública, sumados a la escena marcada por las reformas gubernamentales, la erosión de las instituciones y la desaceleración económica,  deriva también en los egos, atributos y actitudes impredecibles de nuestra dirigencia política.

Así “tres” personajes nacionales aparecen y se turnan en el cuadrilátero.

Realidad en blanco y negro

En un rápido googleo, se postea lo siguiente de los llamados “futuros presidenciales”:

Andres Velasco Brañes. Con cerca de 1.180.000 posteos en 0,47 segundos: Economista, académico, investigador, consultor y político. Fue ministro de Hacienda bajo la Presidencia de Michelle Bachelet.  Fecha de nacimiento: 30 de agosto de 1960 (edad 53 años).

Marco Enríquez-Ominami Gumucio. Con cerca de 371.000 posteos en 0,39 segundos: Político y cineasta chileno. Fue miembro del Partido Socialista entre 1990 y 2009, ejerciendo como diputado entre 2006 y 2010 por el Distrito 10. Fecha de nacimiento: 12 de junio de 1973 (edad 41 años).

Miguel Juan Sebastián Piñera Echenique. Con cerca de 682.000 posteos en 0,37 segundos: Político, ingeniero comercial, economista, empresario e inversor chileno. Fue Presidente de la República de Chile entre los años 2010 y 2014. También fue el primer presidente pro tempore de CELAC. Fecha de nacimiento: 1 de diciembre de 1949 (edad 64 años).

Estos liderazgos expresan cierta “alternativa esperanzadora” a los desacreditados mecanismos políticos. Hasta ahora, se las han arreglado muy bien manteniendo distancia con los “cuarteles generales”,  “burocracias políticas” y “sin capataces”.

Se les ve muy apasionados, aunque a ratos estas actitudes pueden desaparecer con rapidez. La mayor parte de sus energías la consumen en las redes sociales y medios de comunicación.

Algunos rounds

Las peleas están divididas en episodios, los cuales son llamados asaltos y conocidos también por el vocablo inglés round (s). El tiempo de cada uno de éstos también es limitado, 3 minutos cada uno. Veamos:

Round: CEP

Estos actores políticos coparon las principales editoriales, análisis y reportajes de los medios de comunicación en las últimas semanas. También por sus privilegiadas “pole position” en la encuesta del Centro de Estudios Públicos (CEP). Andrés Velasco aparece junto a la presidenta del Senado, Isabel Allende (PS) y Marco Enríquez-Ominami, entre los personajes políticos con mejor evaluación positiva. Sin embargo, están muy por debajo del 63% que obtiene en este ítem la Presidenta Michelle Bachelet Jeria.

Round: Las Reformas

Fiel a su estilo, Sebastián Piñera habría quebrado la llamada tradición democrática de no opinar sobre la contingencia una vez dejado el Palacio de La Moneda.

El seminario organizado por la Universidad de Los Andes fue el escenario escogido por el ex Presidente para reiterar sus críticas al sello reformista del Gobierno de Bachelet.

A la polémica se sumó Velasco, quien también las emprendió contra Piñera en una suerte de antesala de la contienda con miras al año 2017.

Según análisis, ambos se disputarían el llamado electorado de “centro”.

Round: Malas Prácticas

“No se puede hablar de mala política y no practicar”, denunció Marco Enríquez-Ominami. El motivo, el cuestionamiento al movimiento Fuerza Pública que lidera Velasco, y que integra un ex candidato a diputado DC, en tela de juicio por adjudicarse una licitación del Instituto de la Juventud (Injuv).

Aunque dijo que ve con cautela la “jodida” denuncia, Marco Enríquez-Ominami pidió pronunciarse si en este caso se dan las “malas prácticas” que tanto critica de la “mala política”.

Round: Nueva Mayoría

Luego que La Tercera publicara en Reportajes que, en el último comité político los partidos de la Nueva Mayoría (salvo la DC)  “se pidió revisar” la relación del Ejecutivo con el ex ministro y la presencia de sus cercanos en cargos del Gobierno, Velasco denunció que “ésta es la peor de las malas prácticas: presidentes de partidos que exigen una ‘razia’ de funcionarios por una supuesta cercanía con alguien que ha expresado algunos desacuerdos”.

En la Nueva Mayoría aseguran que los dichos de Velasco no fueron tema en el comité político, aunque de todos modos salieron a responder a sus afirmaciones.

Finalmente, “el ring” es una buena metáfora para expresar la titánica lucha de la política chilena en estos días.

Pero sobre todo, de reflejar la batalla del hombre frente al castigo y el sacrificio…

Comentarios del artículo: “Toro Salvaje”: Velasco, Marco y Piñera - Publicado: a las 8:00 am

Etiquetas: , , , , » Publicado: 13/08/2014

Oposición y Disidencia en el Nuevo Ciclo

Los datos que nos entrega la última encuesta Adimark llevan a la pregunta respecto a cuál es la naturaleza de los vaivenes de las últimas semanas y el proceso de redistribución y reasignación de ciertos poderes al interior de la Nueva Mayoría.

La encuesta Adimark marcó nuevamente. La versión de julio señaló que la aprobación de la Presidenta Michelle Bachelet baja 4 puntos y llega al 54%, misma cifra con que comenzó su segundo mandato. En tanto, la desaprobación llegó al 36% y ha subido 16 puntos desde marzo pasado.

Según la evaluación de las principales reformas del Gobierno, se indicó que la tributaria aumentó su aprobación en 5 puntos (50%). Por otra parte, el porcentaje que está de acuerdo con la educacional sube 3 puntos.

El informe agrega que si bien logran mantener los niveles de aceptación las reformas aparecen ahora menos factibles para la población, lo que es un reflejo del complejo diálogo y negociación.

Paralelamente, la aprobación del Gobierno disminuye significativamente 9 puntos (ahora llega a 48%) y quedó muy por debajo de la obtenida por la Presidenta.

La oposición, sin embargo, no canalizó, ni expresó el aumento de la desaprobación. La identificación con el Gobierno se mantuvo en 55%, mientras que con la oposición subió 2 puntos hasta llegar al 23%, cambio que está dentro del error muestral de +/- 3%.

Con los datos que nos entrega Adimark, surge la pregunta: ¿cuál es la naturaleza de las contradicciones medidas por este importante instrumento de percepción ciudadana?

Veamos:

En primer lugar: la “Oposición”.

En las agencias políticas existe una separación básica entre: (a) las fuerzas políticas ya establecidas en los sistemas de partidos que ocupan el lugar de la oposición producto de la alternancia democrática y (b) las oposiciones emergentes que se presentan como alternativas al resto de los partidos establecidos. Dentro del segundo grupo se encuentran los llamados “partidos desafiantes”.

Esta simple diferenciación de oposiciones políticas no es suficiente para explicar los vaivenes de las últimas semanas. Ni la Alianza, ni los partidos, ni fuerzas llamadas “alternativas” capitalizan el descontento.

En segundo lugar: una “Disidencia Latente”.

Parece ser que lo que está sucediendo es una redistribución y reasignación  de ciertos poderes al interior del bloque de la Nueva Mayoría.

El reordenamiento afecta a las instituciones políticas existentes, sus marcos interpretativos y campos de acción. Por ende, sus próximas elecciones internas y caminos posibles de alianzas, planteamientos políticos y programáticos. Así como también hace un cuestionamiento a los poderes heredados.

Entonces, la emergencia de fuerzas que se separan de la común doctrina, creencia o conducta, es decir la “disidencia”, cobra un rol gravitante en la atmósfera ciudadana.

Los argumentos de que las reformas son más “calientes” que “frías”, son señaladas con gran ansiedad y explicarían el daño colateral a los cambios en curso. Se sostiene que el temor de la desintegración de la actual trama institucional y el desmoronamiento de los referentes dominantes es un proceso que hay que detener o a lo menos frenar.

La opinión pública observa estos procesos.

Tercero: Crisol y Política.

En el nuevo ciclo, la tarea de construir un orden más inclusivo que reemplace el tradicional y defectuoso, se torna resbaladizo.

Así, la velocidad y lo instantáneo del tiempo político cambiará las modalidades de cohabitación política. Léase alianzas y sub-pactos.

En esta nueva fase, los partidos políticos, sus estructuras y sus corrientes de opinión serán arrojados o arrastrados al interior del “Crisol”. Lo más probable, refundidos y readecuados sus liderazgos.

Este aspecto esencial permitirá romper o tensionar más “el molde político” de cada uno de los actores de la política chilena, en la breve historia de una sociedad modernizada.

Obviamente estas esferas del poder, la toma de decisiones y sus impactos seguirán siendo “medidas” lateralmente, por las encuestas de opinión.

Finalmente, según Blaise Pascal, persuadir consiste básicamente en el agradar como al mismo tiempo convencer, ya que los hombres -señala- se gobiernan más por el capricho que por la razón. En la “Disidencia”, también es el caso.

 

 

Comentarios del artículo: Oposición y Disidencia en el Nuevo Ciclo - Publicado: a las 8:17 am

Etiquetas: , , » Publicado: 17/07/2014

Frivolidad y Reforma Tributaria

La Real Academia Española define frívolo como: “espectáculos ligeros y sensuales, de sus textos, canciones y bailes, y de las personas que los interpretan”. Y una vez alcanzado el protocolo de acuerdo en una de las iniciativas emblemáticas del Gobierno, algunos columnistas se embarcaron en la frivolidad del análisis.

Desde hace varias semanas -a grosso modo- la hazaña de unificar casi todas las opiniones en torno a la Reforma Tributaria se zambulló en la toma de decisiones. Una vez alcanzado el protocolo de acuerdo “Por una Reforma Tributaria para un Chile más inclusivo” sobre una de las tres iniciativas emblemáticas del Gobierno, algunos columnistas se embarcaron en la frivolidad del análisis.

La Real Academia Española define frívolo como: “espectáculos ligeros y sensuales, de sus textos, canciones y bailes, y de las personas que los interpretan”.

Así entonces, en gran parte de este tiempo humano, la fiebre de la continuidad ha colonizado varios de los puntos de vista sobre el nuevo ciclo y las transformaciones en curso.

Las críticas al protocolo de la Reforma Tributaria aparecen como un seudo problema en este caprichoso reino de la fantasía, y no han conseguido más que un monótono concepto, en ambos lugares del péndulo de la realidad. Veamos:

Por una parte, el agudo columnista del El Mercurio y rector universitario Carlos Peña señaló: “¿Desde cuándo los ministros del Gobierno, como lo acaba de hacer el ministro Alberto Arenas, discuten los asuntos públicos a la hora del té, en el hogar de los asesores de la oposición, lejos del escrutinio público y del Parlamento?…” (Domingo 13 de julio de 2014, en “Consensos a la hora del té”).

Por otra, Héctor Soto escribió en su columna del diario La Tercera que: “Algo cambió esta semana. La atmósfera política es muy distinta después del protocolo de acuerdo suscrito entre gobierno y oposición la noche del martes. Por una parte, se disipó la fantasía de un gobierno que venía a refundar el país haciendo borrón y cuenta nueva. Por la otra, se recuperaron los acuerdos como instancias de legitimidad para las nuevas políticas públicas que el gobierno se propone llevar a cabo”. (Domingo 13 de julio de 2014 en “La vuelta del alma al cuerpo”).

La versatilidad de las opiniones  y las luchas por  el prestigio de cada una de estas plumas, cuyos matices interpretativos o ligeras desviaciones, representan algo así como un lifting del pensamiento crítico dominical.

En estas líneas -entre otras por supuesto- es interesante destacar los conceptos de “compromiso y distanciamiento” de Norbert Elias. Esto es, el esfuerzo de la comprensión mutua requiere de un espacio de maniobra que abarca desde el extremo que supone la plena identificación con el otro, hasta el otro extremo: la total separación de él, actuando siempre con cautela para no aproximarse en exceso a cualquiera de los dos polos.

Permítanme además, una sola palabra para indicar la idea de la historia implicada.

Aunque no han sido cuantificados los triunfos en la construcción de una sociedad integrada -a nuestro juicio- algunos vectores han sido detonantes en el Chile democrático post transición. Uno de ellos es el rol del Estado y las políticas públicas para enfrentar las desigualdades y las inequidades. Con el tiempo quedó claro que no se podía cuadrar con la lógica del mercado. Esta batalla humanitaria también enfrentó a los pesimistas de aquel presente, que con el correr de los años mutaron como optimistas del futuro. Y esto no es una excepción a lo apuntado en líneas anteriores.

En consecuencia, existen argumentos para la preocupación, pero no para la desesperación.

Así situados tras el rastro o huella de Marx o de Heidegger, nuestros eruditos, ilustrados y versados columnistas son aún incapaces de aproximarse de la forma que sea a los cambios políticos y sociales en curso. Con o sin la astucia de la razón.

Finalmente, en la película del nuevo ciclo en algo Peña y Soto tienen razón: empieza a ser una verdad que este “protocolo” es el peor de los escenarios.

Solo les añadiría que… con la excepción del resto de todo lo demás.

Comentarios del artículo: Frivolidad y Reforma Tributaria - Publicado: a las 7:19 pm

Etiquetas: , , , » Publicado: 19/06/2014

Partidos políticos y elecciones internas: pasiones tristes

Los partidos tuvieron escuálidos porcentajes de participación en sus procesos electorales internos recientes. Pese a los obstáculos, en este nuevo ciclo, lo que hay que recuperar es el alma de estas instituciones.

El diccionario de la lengua española define la elección como “la emisión de votos para designar cargos políticos o de otra naturaleza”. Este proceso de toma de decisiones -en escrito rigor- implica que un número determinado de electores  eligen con su voto entre una pluralidad de candidatos para ocupar los cargos políticos en un democracia representativa.

En efecto, en los últimos dos meses varios partidos políticos chilenos han desarrollado sus elecciones interna para renovar sus actuales directivas. Sin embargo, los universos en cuestión han sido más bien escuálidos porcentajes de sus respectivos padrones de militantes. El Mercurio en línea informó que en materia de elecciones de directivas participaron: “en Renovación Nacional cerca de 10.000 militantes”; en el “Partido por la Democracia, 13.000 personas”; “más de 15 mil militantes en el partido Demócrata Cristiano”. Por otra parte, del Partido Radical Socialdemócrata en este medio sólo se publicaron los porcentajes, y se desconoce el número de electores.

El informe del PNUD ha puesto el dedo en la llaga en nuestros dilemas democráticos internos. Hoy no necesitamos zalamerías. Así de crudo, así de cocido y así de podrido.

Parece ser que la clásica ficción de Lewis Carroll se hace realidad en estas elecciones: “Aquí como ves, necesitas correr con todas tus fuerzas para permanecer en el mismo sitio”.

Por otra parte, estos procesos tienen sus calendarios propios, y normalmente  sus fisuras y grietas  dejan evidencia en estos momentos. Estas elecciones han confirmado  las sospechas y conjeturas iniciales, y más bien expresan ciertas pasiones tristes.

Entonces, si “la mano invisible del mercado”, no logró materializar  oportunidades para todos, hoy “la mano invisible de la democracia interna” de los partidos políticos tampoco es capaz de construir condiciones para la integración, motivación y participación de su universo de militantes.

En este panorama el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) presentó el informe “Auditoría a la Democracia”. Este estudio señaló que “los partidos políticos en Chile han sido históricamente el pilar del sistema democrático. Sin embargo, en los últimos años se aprecia un significativo deterioro en la relación entre partidos y sociedad, que plantea nuevos y más complejos desafíos para las estructuras partidarias”.

Los obstáculos que enfrentan los partidos son abrumadores. Sin embargo, por muy limitadas que sean estas instituciones, el nuevo ciclo  tiene un poder de transformación misterioso, y se podrían enfrentar algunos de los factores señalados por el PNUD.

La evidencia empírica presentada a lo largo de este informe muestra que: “(1) Hoy, los partidos políticos son las instituciones que generan menores niveles de confianza en las personas, la que es baja incluso comparándola con otros países de la región. (2) El marco legal ha contribuido a mantener un sistema de partidos aún vinculado al clivaje político de la transición. (3) Existen barreras de entrada extremadamente altas para nuevas organizaciones o tendencias políticas. (4) Los partidos cuentan con estructuras orgánicas débiles, volubles a liderazgos individuales. (5) Existe resistencia por parte de las élites partidarias para compartir el poder y permitir su renovación y la inclusión de quienes han estado históricamente excluidos de la toma de decisiones. (6) Los partidos han sido poco efectivos en establecer relación con la ciudadanía. (8) El Congreso, lugar donde los partidos ganan mayor trascendencia, presenta dificultades para constituirse en un foro significativo para la deliberación. (9) No existe financiamiento que permita sustentar las funciones de los partidos distintas a las de competir en elecciones. Estas características permiten el éxito y la sobrevivencia de organizaciones relativamente cerradas y volcadas hacia dentro”. (Auditoría a la Democracia: Más y mejor democracia para un Chile inclusivo, marzo de 2014).

A fin de cuentas, este reporte ha puesto el dedo en la llaga en nuestros dilemas democráticos internos. Hoy no necesitamos zalamerías. Así de crudo, así de cocido y así de podrido.

Los obstáculos que enfrentan los partidos son abrumadores. Sin embargo, por muy limitadas que sean estas instituciones, el nuevo ciclo  tiene un poder de transformación misterioso, y se podrían enfrentar algunos de los factores señalados por el PNUD.

Finalmente, el cuerpo de los partidos políticos tiene aún corazón y tripas. Pero, lo que hay que recuperar en este nuevo ciclo es su alma. Y no es menor.

Comentarios del artículo: Partidos políticos y elecciones internas: pasiones tristes - Publicado: a las 9:00 am

Etiquetas: , , , , , , » Publicado: 02/06/2014

Tensiones en la vía chilena a la modernización

Hoy, la resistencia a las principales reformas del programa de Gobierno y anuncios de sello cultural y subjetivo (aborto terapéutico, por ejemplo), es enfrentada por algunos actores como una “psicosis política” que amenaza constantemente al “establishment”.

La erosionada opinión que la vida social siempre implica cambio, poco reporta a la actual coyuntura histórica y política en nuestro país. Distinguir entre el supuesto movimiento lento y perpetuo de cambio y continuidad de los últimos 25 años y aquellos postulados sobre transformaciones profundas y rápidas que señalan el cuestionamiento al llamado “modelo”, son algunas claves e interrogantes de estos días.

En el llamado nuevo ciclo, la sociedad chilena ha enfrentado más de un tropiezo en estos primeros meses de Gobierno. También ha causado diversas emociones y provocado que el pensamiento crítico y los postulados políticos de Gobierno y oposición se estremezcan en torno al cambio y la continuidad de la obra modernizadora.

Aparentemente, el principal argumento desde una perspectiva híper racionalizada para cuestionar la naturaleza de las reformas en curso, son las consecuencias -supuestamente- nefastas para el desarrollo, la gobernabilidad y el crecimiento de nuestro país.

Dos importantes y agudos analistas se han referido a esta tensión entre cambio y continuidad. Por una parte, el ex ministro Enrique Correa señaló en una entrevista reciente que: “La gente quiere cambios, pero no quiere conflictos”. Añadió además que “de la experiencia histórica, alguna de ellas muy dolorosa, debiéramos aprender a tener cuidado con el lenguaje” (El Mercurio,  sábado 24 de mayo, 2014).

Por otro lado, en una columna de opinión titulada “La herencia de la dictadura” Eugenio Tironi postuló: “En cuanto al “modelo neoliberal”, él fue implantado, cierto, con bayonetas y -digámoslo- con retroexcavadoras. Pero respondía a una constatación empírica: el modelo anterior había estallado por los aires, y sus esquirlas habían producido una destrucción sin parangón. Con el tiempo, sin embargo, la gente fue haciéndolo suyo; incorporándolo a su propia identidad, tratando así de escapar de la disonancia. Las cosas también se imponen por la costumbre, y 40 años es mucho tiempo. De otro modo no se explicaría que la “herencia de la dictadura” viva aún con nosotros” (El Mercurio, martes 20 de mayo de 2014).

Uno de los datos más freak es señalar que la modernización chilena de los últimos casi tres decenios ha necesitado de altas tasas de gobernabilidad y por añadidura haya naturalizado los costos asociados a las bajas tasas de confianza social (malestar).

Hoy, la resistencia a las principales reformas del programa de Gobierno y anuncios de sello cultural y subjetivo (aborto terapéutico, por ejemplo), es enfrentada por algunos actores como una “psicosis política” que amenaza constantemente al  “establishment”. De hecho, se sostiene la tesis de la existencia de una cierta polaridad de los valores (“crispación” o “enfurecimiento”) o de una inversión de los valores que harían retroceder el desarrollo de la sociedad chilena. Estas premoniciones y sombrías advertencias han articulado transversalmente algunos actores políticos de izquierda, centro y derecha, o si se prefiere liberales y conservadores. Por ende, enfrentar este debate y superarlo, contribuye a que el sistema no se asfixie en la rutina debilitante de la llamada era del consenso o del ritualismo de la continuidad.

Uno de los datos más freak en los análisis es señalar que la modernización chilena de los últimos casi tres decenios ha necesitado de altas tasas de gobernabilidad y por añadidura haya naturalizado los costos asociados a las bajas tasas de confianza social (malestar).

LA VÍA CHILENA A LA MODERNIZACIÓN

La modernización, según algunos autores (Habermas) señala que, el desarrollo social y político de los pueblos ocurre en el cambio de racionalidad de una sociedad basada en los afectos a una sociedad basada en los logros individuales. Se indica como hipótesis que “el desarrollo económico traerá consigo el desarrollo político”. De hecho, los custodios de la modernidad occidental exaltan el progreso científico y tecnológico de la humanidad mediante el establecimiento de los principios de libertad, igualdad y justicia para todos.

También la modernización sería una gavilla de procesos acumulativos que se refuerzan mutuamente: formación de capital, desarrollo de fuerzas productivas, incremento de la productividad y del trabajo, poderes políticos centralizados, surgimiento de identidades nacionales, amplia difusión de los derechos de participación política, urbanización, educación formal, secularización de los valores y normas. Para otros autores (Giddens) la modernización es analizada además como un proceso en el que el tiempo y el espacio se desarraigan de un espacio y un tiempo concreto.

En el caso de la lectura -a la “chilean way”- se indica que la modernización aceptaría los costos sociales como exigencias esenciales de la perpetuación del modelo y apuestan a la gobernabilidad como muro de contención sobre la subjetividad de los actores. Sin embargo, como fue señalado por Bourdieu, la subjetividad sigue siendo el refugio o resistencia contra el modelo de pensamiento único y hegemónico.

E incluso así, la convergencia de la modernización económica (definida como desarrollo económico) y la democracia liberal (representativa y sujeta al Estado de derecho) necesita siempre o casi siempre de instituciones, actores sociales y agentes públicos de nuevo tipo. En particular, del Estado y políticas públicas. En este breve panorama, la sociedad chilena ha enfrentado en los 40 años dos maneras de modernización: por un lado, el camino autoritario excluyente y neo-liberal (la dictadura del general Pinochet); y por otra parte, la senda democrática,  inclusiva y de sello social de mercado (la Concertación de Partidos por la Democracia).

Ambas esferas han configurado -con sentidos y énfasis muy diferentes- la sedimentación del llamado “modelo de desarrollo chileno”. Estos “atajos” han construido procesos de aprendizajes celéricos y por añadidura, altas tasas de demandas de bienes y servicios, inéditas expectativas, neo necesidades y deseos, lo que no siempre está acompañado de condiciones y capacidades institucionales para responder al sueño ciudadano.

Enfrentar este debate contribuye a que el sistema no se asfixie en la rutina debilitante del llamado “éxito del modelo” y conjuntamente lograr que la creatividad y los impactos de las principales reformas en curso puedan materializarse. Novedad y oportunidad esencial para millones de chilenos.

Finalmente, parece ser que esta inédita vorágine implica también socializarnos en nuevas rupturas y tensiones. Una suerte de anatema del nuevo ciclo.

Comentarios del artículo: Tensiones en la vía chilena a la modernización - Publicado: a las 9:20 am

Etiquetas: , , » Publicado: 09/05/2014

El nuevo ciclo y la espiral de los poderosos

En una etapa, donde el reclamo ciudadano por no ser tratado como simple mercancía o máquina y donde no hay vuelta atrás, los líderes deberán actualizar su disco duro.

Permítame matizar un poco estos conceptos. En efecto, hablamos recurrentemente de “ciclo”, como de aquella noción de tiempo o cierto número de años que, acabados, se vuelven a contar de nuevo. Por otra parte, también el designio de “espiral”, cuya curva plana da indefinidamente vueltas alrededor de un punto, alejándose de él más en cada una de ellas, es una mirada posible para observar los ritmos del escenario político en nuestro país.

Así, la idea de “espiral” es por supuesto, un ciclo pero un poco más complejo.

Esta segunda noción nos puede ayudar de manera muy simplificada, a expresar los ritmos de micro-tiempos abiertos desde del 11 de marzo del año en curso y, en particular, referidos a las reformas comprometidas e impulsadas por el actual Gobierno.

Entonces, ¿cuáles son algunas esferas claves en esta “espiral” política que ha colonizado los principales medios de comunicación y redes sociales en la última semana? Veamos a lo menos tres de ellas:

Esfera uno: Con el debilitamiento de las fuerzas del racionalismo y el individualismo extremo a escala global, se triza la panoplia del modelo.

Un primer impacto ha sido un cuestionamiento al “liberalismo a ultranza”, ampliamente debatido. Por añadidura, en lo esencial, el reclamo ciudadano es no ser tratado como simples mercancías o máquinas. Los ejemplos abundan.

Esfera dos: No podemos volver atrás. La sociedad industrial y las dinámicas financieras de la sociedad de mercado han sido heridas de muerte.

Lo anterior implica la ruptura producida entre un sistema económico altamente concentrador de las riquezas y ganancias, y por otro lado la dinámica social de los trabajadores, de los consumidores y los ciudadanos. Existe entre estos dos mundos, una profunda brecha entre los ingresos, estándares y calidad de vida.

Esfera tres: a pesar del ruido generado por los grupos de interés, de lo que se trata hoy es construir nueva relaciones entre los actores económicos, sus visiones de sociedad, de nuevas relaciones con la esfera de lo público y su contribución a la justicia y equidad.

Sobre esta materia, el rector Carlos Peña en su columna “Los poderosos de siempre” señaló: “En Chile hay poderosos; en lo grueso, son los mismos de siempre; y, por una inercia hasta ahora no desmentida (Bourdieu la llama conatus) se resisten a dejar de serlo, y, si se les deja a sus anchas, no hay duda de que tenderán a acumular cada vez más poder”. “En recordar esas verdades sencillas no hay injuria alguna, ni falta de modales, ni estímulo a la lucha de clases, ni ninguna de esas tonterías que por estos días se han repetido como consecuencia de un raro adelgazamiento de la piel de todos quienes participan hoy del debate público” (El Mercurio, domingo 04 de mayo de 2014).

Así, los líderes de la economía deberán en esta etapa actualizar su disco duro en varias materias institucionales y democráticas. De partida, en la Reforma Tributaria y su objetivo de aportar los recursos necesarios para enfrentar los serios problemas y consecuencias de las desigualdades en nuestra sociedad.

Finalmente, el primer “espiral” a propósito de los intereses en juego y las fuerzas políticas en pugna, tendrá su primer cierre el día miércoles 21 de mayo del 2014.

Comentarios del artículo: El nuevo ciclo y la espiral de los poderosos - Publicado: a las 9:20 am

Etiquetas: , , , , , , » Publicado: 25/04/2014

La guerra de los dioses, Semana Santa y el nuevo ciclo

Los medios de comunicación reflejan en particular las oleadas o marejadas de las nuevas batallas políticas. Pero el conflicto es actualidad, vigencia, y ello es lo que permite que las sociedades se equilibren, perduren.

En el llamado nuevo ciclo, la antinomia de valores es un problema insoluble y portador de nuevas tensiones. Quizás en este campo de batalla, la metáfora “La guerra de los dioses” nos puede acercar o alejar del foco del debate.

Las metáforas son aquellas palabras o expresiones a un objeto o a un concepto, que al no indicarlo literalmente, tiene el propósito de sugerir una comparación y facilitar su comprensión. Pero no son solamente elementos literarios, son patrones de organización neural en nuestro cerebro (nuestro cerebro funciona con metáforas), lo que permite pensar la realidad.

La metáfora nos sirve entonces para indicar que en la vida social y política no necesariamente la resolución de los conflictos es lo que sella esta etapa, sino más bien el “consenso” se pueda construir como una medida proporcionada, un ajuste, esto es, un “equilibrio conflictivo”.

Los medios de comunicación reflejan en particular estas oleadas o marejadas de las nuevas batallas políticas. El fin de semana santo (conmemoración cristiana de la pasión, muerte y resurrección de Jesús de Nazaret) se publicaron las siguientes entrevistas: El diario La Tercera en una entrevista al diputado PS Marcelo Schilling señaló: “Marx ha resucitado y vemos a los ricos arrinconados tratando de resistir las hordas”, abordando con ironía las críticas que ha enfrentado el proyecto de reforma tributaria del Gobierno (sábado 19 de abril).

Complementariamente a la versión de papel, el sitio digital latercera.com añadía: UDI dice que Nueva Mayoría “revive la lucha de clases” en discusión por reforma tributaria. “El diputado Ernesto Silva criticó a los parlamentarios oficialistas Marcelo Schilling y Jorge Pizarro y aseguró que su partido ‘defiende a los que se sienten postergados’”, añadía la información.

Por otra parte, el domingo 20 de abril, Eliodoro Matte, presidente del Consejo Directivo del CEP señaló al diario El Mercurio que “nuestras convicciones están siendo cuestionadas y por eso hay que defenderlas con convicción y evidencias, no bastan los eslóganes”. En esta extensa entrevista, el empresario define como un momento “clave” en la historia del país el nuevo escenario político social, y en el que el Centro de Estudios Públicos pondrá a prueba su diseño (Reportajes D).

Entonces, el conflicto es actualidad, vigencia, y ello es lo que permite que las sociedades se equilibren, perduren.

Sin embargo, hay algo de nostálgico -también- en la noción de “La guerra de los dioses”, a propósito de que el conflicto y la pugna social  no concluyen en un final feliz.

Lo anterior significa que no hay y no puede haber solución definitiva, porque la vida es algunas veces trágica y otras dramática. Bajo esta mirada, la vida individual y colectiva debe forzosamente luchar y encontrar un equilibrio más bien precario, incierto por cierto.

Finalmente, la metáfora expresada por Weber cobra un valor trascendental: “cuando los dioses combaten entre ellos los hombres viven tranquilos”.

Amén.

Comentarios del artículo: La guerra de los dioses, Semana Santa y el nuevo ciclo - Publicado: a las 8:00 am

» Publicado: 17/04/2014

Miedo y el nuevo ciclo

Terremotos, inundaciones, sequías, olas de calor o incendios, accidentes aéreos, aguas envenenadas o alimentos contaminados son algunos de los miedos presentes en el Chile de hoy. Pero también se percibe una zona más gris y opaca: la falta de petróleo, caída de las bolsas o crisis económicas y financieras. El inventario puede ser largo y abrumador.

La Real Academia Española define el miedo como aquella perturbación angustiosa del ánimo por un riesgo o daño real o imaginario. Construir el futuro deberá incorporar esta milenaria temática que ha afectado a individuos, tribus, familias y civilizaciones.

Chile no escapa a esta esfera. Por cierto, no es nueva. El miedo  es un sentimiento que experimentan las criaturas vivas. Sin embargo, el ser humano suma un factor adicional, “un miedo derivativo”, reciclado culturalmente. Señalado por H. Lagrange como aquel que orienta la conducta, algo así como un fotograma fijo de la mente que nos atrapa. Esto es, un sentimiento de ser susceptible y frágil al peligro, una sensación de inseguridad y de vulnerabilidad.

Según la sociología existen varios tipos de miedo: unos que amenazan el cuerpo y la propiedad de las personas, otros, de una naturaleza tal, que amenazan la sustentabilidad del orden social. Esto es el empleo, la renta o la supervivencia (vejez o invalidez). Por otra parte, está el miedo producto de la amenaza del lugar que ocupamos en la sociedad, de nuestra situación en la jerarquía social de nuestra identidad, en general un temor a la desintegración y exclusión social.

Otros miedos se hacen también muy presentes en el Chile actual: terremotos, inundaciones, sequías, olas de calor o incendios, accidentes aéreos, aguas envenenadas o alimentos contaminados. Pero también se percibe una zona más gris y opaca: la falta de petróleo, caída de las bolsas o crisis económicas y financieras. El inventario puede ser largo y abrumador.

Durante largo tiempo el mercado y la globalización desplazaron al Estado en el tránsito de la seguridad social a la seguridad individual–personal. Se generaron entonces ciertos mecanismos institucionales –política de la subsidiariedad-  para externalizar las condiciones para enfrentar estos temores e inseguridades. Sálvese quien pueda.

Hoy en un nuevo ciclo, incorporar esta suerte de alarma global (hasta nuevo aviso) es una tarea para toda la vida. Nuestros “compañeros de viaje”, inseparables de la vida a construir. Entonces, la sociedad puede enfrentar el miedo en el nuevo ciclo como una tragedia o como un drama.

Por una parte, la tragedia como aquella obra cuya acción presenta conflictos de apariencia fatal que mueven la compasión y el espanto, con el propósito de purificar estas pasiones en el espectador y llevarlo a considerar el enigma del destino humano, donde la pugna entre libertad y necesidad termina generalmente en un desenlace funesto, triste y desgraciado. Por otra, el drama como una obra donde prevalecen acciones y situaciones tensas y pasiones conflictivas. Sin embargo, existe una salida, no fatal, reencantadora o reconstructora de un nuevo destino.

Finalmente, después de todo, en la vida como en el teatro, todo podría ser peor, dicen.

Comentarios del artículo: Miedo y el nuevo ciclo - Publicado: a las 10:19 am

Etiquetas: , , , , , , » Publicado: 14/04/2014

Las bases de la Reforma Tributaria

Una reforma en profundidad que asegure los recursos indispensables para enfrentar las desigualdades y la reforma educacional es la que plantea el programa de Michelle Bachelet. Y antes las reacciones más espontáneas y las más catastróficas hay que anteponer un análisis sereno.

Una Reforma Tributaria es la razón entre lo que el Estado recauda vía impuestos y el producto del país. Una ecuación siempre compleja.

Conocido el mensaje presidencial sobre una de las principales promesas de campaña, al Parlamento le corresponde abordar esta reforma vital para avanzar en el Programa de Gobierno de Michelle Bachelet 2014-2018.

En efecto, el programa gubernamental estimaba inicialmente -antes del terremoto del norte- en unos 15 mil 100 millones de dólares  los ingresos necesarios para enfrentar la reforma educacional y contribuir a reducir la asimétrica distribución de la riqueza. Por lo anterior, urge una reforma fiscal, con mirada de desarrollo sustentable, con el propósito de obtener los recursos indispensables para enfrentar las desigualdades y la reforma educacional.

Esto es, una reforma en profundidad.

Sus elementos esenciales son: Reemplazar el mecanismo del Fondo de Utilidades Tributarias (FUT); reducir algunas exenciones que benefician al  segmento de mayores ingresos y grupos de interés; impulsar una política de impuestos verdes; elevar el impuesto a bebidas azucaradas y alcohol (impuestos correctivos); y acciones para reducir la evasión y elusión. Así entonces, la estimación de esta Reforma Tributaria 2014 es que recaudaría en torno al 3,02 % del PIB.

Quizás esta estrategia de gruñir, refunfuñar, persiga golpear en la línea de flotación el supuesto abuso de cambios normativos excesivamente complejos y por su naturaleza opaca, desdibujando la corresponsabilidad fiscal de esta medida. Todo ello con el fin de debilitar la legitimidad de los impuestos, pilar de una sociedad democrática.

Postergarla o podarla en su esencia, tendrá un costo importante.

Algunas reacciones un tanto destempladas de la UDI es ir a la calle con un panfleto contra la reforma. Inicialmente, el jefe de la bancada de diputados gremialistas, Felipe Ward, señaló que los volantes se repartirán en esquinas y ferias. “Es el primero de muchos que vamos a realizar”, indicó. El título del segundo volante reza: “Misil al sueño de la casa propia” el que incluye un gráfico del comunismo tragándose a la Concertación.

Quizás esta estrategia de gruñir, refunfuñar, persiga golpear en la línea de flotación el supuesto abuso de cambios normativos excesivamente complejos y por su naturaleza opaca, desdibujando la corresponsabilidad fiscal de esta medida. Todo ello con el fin de debilitar la legitimidad de los impuestos, pilar de una sociedad democrática.

Un análisis sereno debería sustituir las reacciones más espontáneas y las más catastróficas como las indicadas anteriormente. Por ende, un campo de disputa será enfrentar la idea de la legitimidad y la reciprocidad mediante políticas que favorezcan además la formalización del empleo, el fortalecimiento institucional y la igualdad como bases de la Reforma Tributaria 2014.

Entonces algunos factores del debate se relacionan también con las siguientes dimensiones:

Primero: complementariamente debería poner énfasis en incorporar al máximo número de trabajadores al sector formal para hacerlos partícipes de las obligaciones y de los derechos que nacen de esa situación contractual, del acceso a prestaciones y servicios sociales de calidad.

Segundo: apoyar la cobertura universal del gasto público, basándolo en un enfoque de derechos. Un sistema de seguridad social y servicios de salud universales, seguramente contribuiría a una relación más estrecha y comprensiva de los ciudadanos con el Estado.

Tercero: un reimpulso a una etapa de nueva transparencia como el libre acceso a la información, mejora de la calidad del gasto público y de la rendición de cuentas.

Cuarto: en este panorama, avanzar en un contrato social sobre la política fiscal es co-sustancial a una política sustentable, compartida por la mayoría de la población, con gradualidad en algunas áreas, sujeta a negociaciones entre actores, pero sin distorsionar su espíritu y sentido igualitario e inclusivo.

Finalmente, a propósito de esta propuesta, recordar lo señalado por Joseph Schumpeter (1954) quien señaló que: “El espíritu de la gente, su nivel cultural, su estructura social, los trazos de su política, todo esto y más está escrito en su historia fiscal. Aquél que sepa escuchar este mensaje podrá entender el trueno de la historia mundial más claramente que ninguno”.

Comentarios del artículo: Las bases de la Reforma Tributaria - Publicado: a las 9:14 am

Etiquetas: , , , , , , » Publicado: 07/04/2014

Adimark: Los ministros de Bachelet y el síndrome de Ícaro

El Congreso y partidos políticos se expondrán a la ansiedad y a la frustración, a una actitud frívola y otra desesperada, de alcanzar la “popularidad” de la jefa de Estado. Les puede pasar lo de Ícaro que al volar muy cerca del sol cayó al sol.

En la primera década del siglo XXI se ha producido un cambio tectónico en la sociedad chilena. En efecto, uno de los movimientos sísmicos más significativos ha sido la naturaleza y perfil de los nuevos liderazgos, campo de interés que representa esta variación en la corteza del llamado “nuevo ciclo”.

El balbuceo de una breve opinión es muy básico, ya que los factores institucionales, políticos y las propias prácticas involucrados en el foco de interés (liderazgos) van más allá del propósito de una columna.

Sin embargo, la reciente encuesta Adimark arrojó algunas luces sobre esta área de curiosidad, señalando en su informe de marzo que: “Bachelet comienza su segundo gobierno con un 54% de aprobación”.

Precisa este estudio que “el gabinete de ministros resulta aún escasamente conocido por la ciudadanía. Solamente 7 de los 23 ministros tienen un nivel de conocimiento del 40% o más (el mínimo para ser evaluado)”.

Mientras estos atributos, conocimiento y relación de la Presidenta Bachelet con la ciudadanía, son altamente reconocidos y valorados, su gabinete y la élite observan cautos estos elementos, fundamentales en el campo de la toma de decisiones y el futuro de cada uno de ellos.

Agrega Adimark que “los atributos personales de la Presidenta Michelle Bachelet fueron muy bien evaluados. Lejos, el atributo mejor evaluado fue “Respetada por los chilenos”, con un 85% de evaluación positiva. El resto de los atributos tiene entre un 79% y 62% de evaluación positiva. Los que resultan relativamente más débiles, pero igual obtienen evaluaciones que pueden considerarse positivas, son “Genera confianza” y “Cuenta con capacidad para enfrentar situaciones de crisis”, que tienen un 68% y 62% de evaluación positiva. Vale la pena reiterar que este último atributo debería verse modificado en el próximo mes por el terremoto en el norte, que efectivamente ocurrió después de terminada esta medición”.

Mientras estos atributos, conocimiento y relación de la Presidenta Bachelet con la ciudadanía, son altamente reconocidos y valorados, su gabinete y la élite observan cautos estos elementos, fundamentales en el campo de la toma de decisiones y el futuro de cada uno de ellos.

Los rasgos de la Presidenta (blandos y duros) son apetecidos por la élite saliente y los emergentes “browser” de la agenda política de los cuatro años del gobierno en curso.

En los dominios de la realidad medial, los organismos ad hoc (congreso y partidos políticos) se expondrán también a la ansiedad y a la frustración, a una actitud frívola y otra desesperada, de alcanzar la “popularidad” de la jefa de Estado.

Sin embargo, es como quitarle el rayo a Zeús, señalan algunos analistas. Una tarea demasiada ardua. El asunto se complica más cuando esta larga y jugosa realidad al final del día tendrá sólo dos caras: una decepcionante y otra lúcida.

Además, todo esto depende de una malla muy tupida de interacciones con y entre los actores sociales. Creatividad para conectarse con las redes sociales, las comunicaciones y lo más difícil, entrar en el corazón de millones de chilenos.

Entonces, una apuesta riesgosa es la liberalización, desregulación y privatización de los intereses orientados a proyectar un nuevo liderazgo por parte de los legítimos interesados, lo que puede significar, enfrentar “el síndrome de Ícaro”.

En la mitología griega Ícaro y su padre Dédalo deciden escapar de la isla de Creta. Enlazaron plumas entre sí, uniendo con hilo las plumas centrales y con cera las laterales, dándole al conjunto la suave curvatura de las alas de un pájaro. Conocido por todos su desenlace, Ícaro al volar muy cerca del sol ablandó la cera que mantenía unidas las plumas y estas se despegaron. Ícaro agitó sus brazos, pero no quedaban suficientes plumas para sostenerlo en el aire y cayó al mar.

Finalmente, como nos enseñaron en la escuela: todo mito se refiere a acontecimientos prodigiosos, protagonizados por seres extraordinarios, entre ellos dioses, semidioses, personajes fantásticos y héroes. Pero también monstruos.

Comentarios del artículo: Adimark: Los ministros de Bachelet y el síndrome de Ícaro - Publicado: a las 9:18 am

Etiquetas: , , , , , » Publicado: 27/03/2014

Designaciones, poder y redes sociales

En pleno apogeo de la era de la información, una parte de la soberanía y el poder lo perdió el Estado. Ironía trágica de una democracia liberal que se ha distanciado de las personas, sus intereses y sus deseos.

En este contexto, el fuerte contrapunto sobre los filtros y designaciones de autoridades de segundo y tercer nivel jerárquicos del Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet Jeria se instaló en los medios de comunicación y en las redes sociales. Un análisis más bien especulativo de esta “parrilla programática” puede arrojar algunos “Tweets” para tener presentes en la retina del debate:

“Tweet” uno: Entramos -algunos sin darnos cuenta- al nuevo ciclo de cambios incrementales de nuevos mensajes, vía redes multiformes, interconectadas y descentralizadas, claramente alejadas de las sedes del poder político “tradicional”. Uno de los principales resultados de este tránsito es el drenaje del llamado poder y legitimidad de los partidos políticos. Sin lugar a dudas estos son plataformas esenciales para canalizar los cambios sociales, sin embargo, son todavía lentos y zigzagueantes negociadores. Pero lo más complejo es que no son actores innovadores -al menos todavía- para enfrentar y conectarse con el nuevo poder ciudadano.

En la nueva sociedad la red del poder está en el afecto y la mente de las personas. Sin embargo, este activo y atributo -en la actualidad- solo lo posee una persona: la Presidenta.

“Tweet” dos: El déficit de no conocer las dinámicas y la lógica de la sociedad–red se convierte en una cuestión clave al momento de encarar un nuevo Gobierno, particularmente en una sociedad emergente. Y lo más interesante de este proceso es que a la larga asistimos a la formación de la arquitectura de un nuevo Estado. Esta realidad está cada vez más centrada en el poder de las comunicaciones y las redes sociales. La textura del poder y su relación societal está en los códigos de la información en tiempo real, en las imágenes y miradas de una sociedad altamente “on line”. Este es el sedimento fundamental a la hora en que la comunidad organiza su interrelación con las instituciones y sus autoridades. Por otra parte, la vida en red incide de manera significativa en la cotidianidad, perfilando impresiones y conductas ciudadanas. Entonces un importante aprendizaje de este episodio es trabajar en red, pero sin en-redarnos.

“Tweet” tres: El poder es eterno, pero paradojalmente está mutando. Es permanente porque los humanos somos por definición “predadores” (un animal que mata a otros de distinta especie para comérselos). Pero también el poder tradicional es menos efectivo para algunos propósitos.

Los ejemplos se han puesto en la vitrina durante esta tensión política al momento de la instalación y nombramiento de autoridades. Por ejemplo, algunos diputados y senadores tienden a disparar, aunque sus adversarios son cada vez más difusos, y si lo hacen al azar pueden dañarse entre ellos (fuego amigo).

“Tweet” cuatro: Los discursos públicos tienen que ser argumentativos y demostrativos para las exigentes y vigilantes audiencias. No es buen consejo seguir la huella del vocero iraquí, esa actitud es carente de sentido histórico, atomizada y atomizadora. Desmontar los mecanismos de censura invisible que hay sobre la pequeña pantalla y la llamada opinión pública, en particular en la TV, es una buena señal y prioridad para traer luz cuando se ha producido un “blackout”.

Finalmente, el poder rige la sociedad. No nos engañemos. Todavía nos da forma y muchas veces tiende a disciplinarnos.

Pero también en la nueva sociedad la red del poder está en el afecto y la mente de las personas. Sin embargo, este activo y atributo -en la actualidad- solo lo posee una persona: la Presidenta.

Comentarios del artículo: Designaciones, poder y redes sociales - Publicado: a las 9:59 am

Etiquetas: , , » Publicado: 11/03/2014

El “tiempo glacial” del Gobierno de Bachelet

Junto a las 50 medidas de los 100 días y el propio programa de Gobierno, la doctora Michelle Bachelet Jeria enfrentará la oportunidad de generar las coordenadas societales para un “tiempo glacial” que involucra “sueños y expectativas”.

A horas de iniciado el nuevo Gobierno -que priorizará- reforma tributaria, reforma de la institucionalidad educacional y una reforma constitucional, señalada como una nueva Carta Fundamental, la idea del “Tiempo” cobra cierto interés.

La Real Academia Española define el tiempo como aquella “magnitud física que permite ordenar la secuencia de los sucesos, estableciendo un pasado, un presente y un futuro. Su unidad en el Sistema Internacional es el segundo”.

El tiempo está relacionado también con la propia construcción  social que hacemos de nuestros ritmos y plazos. Sin embargo, el tiempo político que atrapa a los Gobiernos, está fuertemente influenciado por formaciones espacio-temporales de cada sociedad. Acá el tiempo político está estrechamente vinculado con el poder.

A diferencia del tiempo biológico (secuencia programada de los ciclos vitales de la naturaleza) o el tiempo burocrático (que rodea las instituciones), el tiempo  político  es una secuencia de prácticas relacionada con ciertos propósitos y compromisos asumidos.

En una reciente columna “La vida es sueño” Luis Larraín, quien fue ministro director de la Oficina de Planificación Nacional de Chile y actualmente director ejecutivo del Instituto Libertad y Desarrollo, señalaba que: “Una vez más, la izquierda fue muy exitosa en sacar a la superficie algunos de los defectos de la sociedad. Una imagen poderosa: Chile de todos ¿Podrá esta vez tener éxito en diseñar una sociedad mejor? Difícil, hasta el momento todos sus intentos en el mundo han terminado en fracasos”.

Termina su columna indicando: “¿Dónde está entonces ese Chile de todos? ¿No será más bien un Chile de nadie? Bueno, a veces la vida es sueño” (El Mercurio; Política, sábado 8 de marzo, 2014).

Se olvida, o al menos omite este destacado intelectual, que en la condición humana nunca han existido soluciones simples y unidireccionales. Menos rápidas.

Sin embargo, nos guste o no, lo creamos o no, por nuestra propia elección o por cierto imperativo socio-cultural, se abre una etapa en que definimos cómo queremos vivir y tenemos más claro los obstáculos  que pueden imponerse a esta opción.

Por ende, lo que está en juego en esta fase -también- es la noción del tiempo y la política. Entonces, se observa un giro en las nociones del tiempo político.

Veamos:

Primero: En el ciclo que se cierra, la noción de espacio y tiempo estaba controlada simbólicamente por el reloj, esto en la lógica de cierto disciplinamiento, asignando tareas relacionadas con los límites.

Este tiempo se caracterizaba por estandarizadas actividades de la vida cotidiana. Los plazos se constituyen en ordenes, asignando roles y jerarquías. Como se dice comúnmente “el tiempo es oro”.

Segundo: En una nueva era marcada por cambios estructurales, la relación del tiempo en la sociedad contemporánea se redefine también por los sentidos que la sociedad y las personas pueden ir construyendo en umbrales de más largo plazo. También en sus sueños. ¿Por qué no?

Entonces, junto las 50-M (50 medidas) de los 100 días y el propio programa de Gobierno, la doctora Michelle Bachelet Jeria enfrentará la oportunidad de generar las coordenadas societales para un “tiempo glacial” que involucra “sueños y expectativas”.

Las señales están dadas en diversas esferas sedimentadas en los cambios de contexto que todos reconocemos (o casi todos). Esto es, nuevos actores sociales, temáticas y preocupaciones ecológicas, energéticas, estándares de calidad de vida, subjetividad, diversidad, como de nuevas desigualdades.

Esta formulación -original de Lash y Urry- establecen que “la relación entre los humanos y la naturaleza es a muy largo plazo y evolutiva. Retrocede desde la historia humana inmediata y se proyecta a un futuro totalmente incierto”.

Este “tiempo glacial”, en particular desde el cambio climático y el movimiento ecologista internacional, señala que la sociedad –o al menos una parte de ésta- se ha pensado desde una  perspectiva más cosmológica. Esto es, proyectando esencialmente la solidaridad con las futuras generaciones, dejando un legado a las nuevas comunidades y actores sociales. Algo así como, lo que hagamos hoy, es parte del mundo que dejaremos a nuestros descendientes.

Finalmente, en el Gobierno que recién se inicia nuestra temporalidad se redefinirá con un mayor compromiso con los cambios. Pero también pensando en sus consecuencias humanas y políticas.

Comentarios del artículo: El “tiempo glacial” del Gobierno de Bachelet - Publicado: a las 8:49 am

Etiquetas: , , , , , , » Publicado: 18/02/2014

Cambio: De la Concertación a la Nueva Mayoría

Uno de los principales temores e inseguridades que se abren a partir de este verano es, no ser sorprendidos desprevenidos nuevamente y no tener la velocidad suficiente para ponernos al día.

La sociedad chilena dio un giro. Y enfocarla es cada vez más difícil. En este panorama, uno de los cambios significativos ha sido el tránsito de la Concertación de Partidos por La Democracia (CPPD)  a la Nueva Mayoría (NM).

En estos días de intenso verano, la vida política se ha caracterizado por no mantener un rumbo único y predeterminado. Este ha sido el contexto en el cual -ad portas- del Gobierno de Michelle Bachelet Jeria, la coalición política que la sustenta debe enfrentar algunas metamorfosis y tensiones.

Recordemos que la CPPD fue creada el 2 de febrero del año 1988 como Concertación de Partidos por el No, aglutinando los principales sectores de la oposición a la dictadura de Augusto Pinochet. Luego de triunfar en todas las elecciones desde 1988 hasta la municipal del año 2008, fue derrotada el año 2010, en segunda vuelta presidencial.

Mientras, la NM agrupa a un conjunto amplio de partidos de oposición en las elecciones presidencial, parlamentarias y de consejeros regionales. Fue inscrita formalmente el día 30 de abril de 2013,  ante el Servel.

En este tránsito, lo que separa la agonía del bloque CPPD a las nuevas incomodidades de la NM,  es el hallazgo o sospecha de que no todas las reglas son perpetuas y el llamado nuevo ciclo no dejará a ninguna nave estable y segura entre tanta marejada.

Como lo señaló Marcelo Schilling (PS) en una entrevista reciente: “La Nueva Mayoría no es la Concertación. Tiene que tener otra manera de conducción. No es la coalición de hace cinco años atrás”. Agrega que: “Les recomiendo a todos que pongan el reloj a la hora con la sociedad chilena”.

Quizás en esta fase, cada conglomerado político necesita un presente coherente y luego de la supervivencia electoral, evidentemente, la “gratificación” de sus resultados.

Complementariamente, es de interés también preguntarse ¿cuáles son los cambios simbólicos que acompañan este tránsito de un ciclo a otro? Veamos algunos:

Cambio uno: De Faúndez al “Like a boss”

 Una de las esferas aparecidas estas semanas ha sido el llamado perfil de los emergentes actores. Los puntos de referencia -como asimismo- las decisiones tomadas pueden ser desacreditadas, condenadas y mejoradas el día de mañana, pero también expresan un cierto estilo cultural en pugna entre un ciclo y otro.

Si uno pudiera retratar en una imagen más bien “de estereotipo” este sería el tránsito “De Faúndez al “Like a boss”. Esto es, del mítico personaje del celular -el maestro Faúndez- que desde la pequeña empresa, aparecía como pujante e innovador, pero también temeroso de la recesión, el desempleo, la ingobernabilidad, al “nuevo jefe–o igual”, el llamado “Like a boss”.

Los nuevos sujetos serían aquellos ex jefes de gabinete o asesores que se movieron en redes y de manera global, demostrando cierta capacidad para entender que renovar constantemente sus conocimientos y cambiar de profesión era “la” oportunidad. Hicieron suyo el refrán, “quien a buen árbol se arrima, buena sombra le cobija”.

De este modo -con sus totalidades y parcialidad- se perfila una nueva fuerza, más cualificada, formada y adaptable. Bien por ellos y “get lucky”.

Cambio dos: Del Tavelli al Starbucks

Una de las imágenes icónicas y referenciales de uno de los bloques es el “chick” Tavelli. Lugar de una decena de cafeterías en Santiago y la V Región donde se retratan lo más conspicuo del personal concertacionista “para un café…” como anuncian en sus pautas de prensa.

Es un ambiente y estilo más bien europeo. Concurren actores de grandes relatos, más ideológicos, individuos de epopeyas anti-dictatoriales y de aventuras del exilio-retorno. De familias endogámicas, amantes del futbol, por ende suelen hablar de un primer y segundo tiempo.

Por otra parte, el Starbucks. Compañía de café de sello global (con unos 18 mil locales en cerca de 50 países). Acuñó el concepto de “el tercer lugar”, los otros son “el hogar” y “el trabajo”. Añadió al café, bebidas calientes, bocadillos y algunos otros productos como tazas y granos de café, libros, CD.

Sus locales están decorados de manera acogedora, diseño moderno, con sillas y sofás, conexión inalámbrica a internet, expresando un cambio de atmósfera y códigos de consumo.

Esto es, más EEUU y sus expectativas; un entorno vital para un estilo individualista, profesionalizante, ejecutivo, altamente competitivo y meritocrático por excelencia.

Aquí diríamos que el deporte estrella es el básquetbol -por lo tanto- hay más de dos tiempos en el juego.

Hoy nos encontramos inmersos en un mecanismo de poder que funciona a través de las redes sociales, los medios de comunicación, la galaxia internet. Ahora quienes son vigilados son las elites, las celebridades, los dirigentes, la clase política, los líderes de opinión. Así los “poderosos” viven y trabajan insertos en la pantalla total. Sus casas son de cristal, observados permanentemente por diversos segmentos y audiencias.

Cambio tres: Del Panóptico al Sinóptico

Para algunos autores, las sociedades modernas se han caracterizado por su secularización. Esto a la luz de los jóvenes Marx y Engels “todo lo sagrado fue profanado”.

Entonces, uno de los rasgos del ciclo que se cierra es el efecto Panóptico, esto es, la vigilancia de unos pocos a todos. Chile no escapa a este clima.

Retratado de manera magistral en “Vigilar y Castigar” de Michel Foucault “hacer que la vigilancia sea permanente en sus efectos, incluso si es discontinua en su acción”. Como señalan los académicos de estas materias, ya no era necesaria la tortura, cadenas o barrotes, la obediencia era producto del creer ser vigilados.

Pero un rasgo distinto al ciclo anterior es que hoy nos encontramos inmersos en Sinópticos. Este mecanismo de poder funciona a través de las redes sociales, los medios de comunicación, la galaxia internet. Ahora quienes son vigilados son las elites, las celebridades, los dirigentes, la clase política, los líderes de opinión. Así los “poderosos” viven y trabajan insertos en la pantalla total. Sus casas son de cristal, observados permanentemente por diversos segmentos y audiencias.

Hoy, el poder, el glamour y la fama tienen el costo de una pérdida total de privacidad. Vaya problema.

Acá, las redes sociales se transforman en un elemento persuasivo y a veces engañoso, sin embargo poseen un fuerte y expansivo poder político. Pueden persuadir al movimiento social desde una noticia o un mensaje (también una filtración de un adversario) activando y viralizando en tiempo real, sentimientos encontrados como rechazo, rabia, estigma, o el simple hecho de ridiculizar a una persona. Esto se conoce como el “efecto de realidad”.

Pero cuidado. También pueden “ocultar mostrando” y para ello el escándalo, la barahúnda, puede llegar a lo nimio, baladí, opacando hechos relevantes que deberían ser más significativos y copar la agenda pública.

Finalmente, mientras el infinito en política se trata de estirar al máximo, la velocidad y no la duración será “la clave” del nuevo ciclo. Por ende, uno de los principales temores e inseguridades que se abren a partir de este verano es, no ser sorprendidos desprevenidos nuevamente y no tener la velocidad suficiente para ponernos al día.

Comentarios del artículo: Cambio: De la Concertación a la Nueva Mayoría - Publicado: a las 10:18 am

Etiquetas: , , , , » Publicado: 04/02/2014

El Gabinete de Bachelet y su “carácter”

Luego de acaparar portadas, editoriales y crónicas al respecto, la Subsecretaría de Educación -a una semana de ser nominada- prefirió “dar un paso al costado”, tras los cuestionamientos del movimiento estudiantil. Lo que está en juego no son los “errores” del Gobierno sino más bien su carácter, y éste se alcanzará postergando gratificaciones presentes, por la idea de un propósito a futuro.

La política tiene instantes y giros impredecibles. Una de las esferas más confusas puede ser su impacto en el “carácter” de los mandatarios/as, así como también, en el de su gabinete.

La Real Academia Española (RAE) define carácter como aquel “conjunto de cualidades o circunstancias propias de una cosa, de una persona o de una colectividad, que las distingue, por su modo de ser u obrar, de las demás”.

Recientemente, la nominación de subsecretarios e intendentes ha  ampliado la postal del gabinete de la Presidenta Michelle Bachelet Jeria.

Para algunos, el proceso que desencadenó la nómina –sus ritmos y tiempos- reflejaría el “carácter del nuevo Gobierno”. Sin embargo, las conjeturas iniciales no pasan aún de ciertas ansiedades y balbuceos por tratar de definirlo como un gabinete “íntimo”, “personal“, “auténtico”, “de gente normal”, entre otros epítetos.

Los clásicos de habla inglesa señalaban que el carácter estaba relacionado con  cierto valor ético que se atribuye  a los deseos y las relaciones con los otros. Horacio (Quintus Horatius Flaccus), poeta romano, decía que el carácter de una persona dependía su relación con el mundo.

Para algunos, el proceso que desencadenó la nómina –sus ritmos y tiempos- reflejaría el “carácter del nuevo Gobierno”. Sin embargo, las conjeturas iniciales no pasan aún de ciertas ansiedades y balbuceos por tratar de definirlo como un gabinete “íntimo”, “personal“, “auténtico”, “de gente normal”, entre otros epítetos.

Por otra parte, el carácter se centra en ciertos plazos emocionales. Así, este rasgo esencial se expresa muchas veces por la experiencia mutua y la lealtad, lo que se persigue alcanzar en un tiempo más bien largo.

Otro aspecto significativo del carácter es su rasgo personal, puesto que es por lo que queremos ser valorados y reconocidos.

En el caso del nombrado gabinete, las primeras contraseñales  han sido  reparos manifestados a algunos de sus integrantes. Luego de acaparar portadas, editoriales y crónicas al respecto, la Subsecretaria de Educación   Claudia Peirano -a una semana de ser nominada-  prefirió “dar un paso al costado”, tras los cuestionamientos del movimiento estudiantil.

Por momentos, lo que está en juego no son los “errores” del gobierno (Errare humanum est), sino más bien su carácter, y éste se alcanzará postergando gratificaciones presentes,  por la idea de un propósito a futuro.

Nuestro mundo tiene una impronta post moderna, esto es, una esfera a veces trágica y otras de aventuras inesperadas. Sin lugar a dudas, este será el contexto en el que se comienza a construir el carácter del Gobierno que se inicia en el mes de marzo.

Comentarios del artículo: El Gabinete de Bachelet y su “carácter” - Publicado: a las 1:40 pm

Etiquetas: , , , , » Publicado: 29/01/2014

Gabinete de Bachelet, noticia en desarrollo

El “carácter” del gabinete ha sido bien recepcionado, por su perfil amplio, diverso, mixto y audaz. Su desafío es triple (organizativo, técnico y político) y está apurado por la inflación de expectativas y sueños de la población.

El esperado gabinete hizo su debut. Como toda postal política, ya anunciada en el spot de campaña -recuerdan el señor de la cámara- la Nueva Mayoría (NM) es muy ancha, por ende, no todos cabían en la foto (por lo menos los/as que auto-conformaron una larga lista).

Sin embargo, algo de rollo o memoria queda en la cámara.

La Nueva Forma de Gobernar (NFG) desvinculó a cerca 11 mil funcionarios y contrató 4 mil por el mismo precio (saque usted sus conclusiones). En estricto rigor, deberán cesar en funciones “de confianza” unos 1.800 cargos. La duda es ¿qué pasará con los denominados de Alta Dirección Pública?

Luego de armado el gabinete, el equipo deberá abocar sus energías a implementar y gestionar los “50 compromisos” anunciados para los primeros 100 días de Gobierno bacheletista. El telón de fondo serán obviamente las 3 reformas reseñadas en el programa de Gobierno de la NM.

Por otra parte, los gobiernos son también constructos culturales. Esto es, ciertas creencias y valores que dan forma, orientan y muchas veces motivan a las personas que son parte de esa nave. Pero como toda aventura –y la novedad de una sociedad que en lo sustancial ha cambiado- sugiere también habilidades y precaución de la tripulación a bordo para no chocar con un iceberg, sortear los arrecifes y enfrentar mares tormentosos. Esto en una inédita travesía hasta llegar a puerto.

El “carácter” del gabinete ha sido bien recepcionado. Definido como amplio, de perfil diverso, mixto y audaz, una cuota de voluntarismo en estos equipos es siempre saludable. Bien por este nuevo elenco.

En el “Chilean Way”, la mano invisible del mercado no logró materializar  oportunidades para todos. Hoy, en el “power to the people”, la mano invisible de la democracia tampoco será capaz de construir actores integrados a cabalidad por sí sola. Por ende, el desafío del gabinete es más complejo, interesante y motivador.

Este gabinete deberá acoplarse a la interfaz e instalarse con los recursos humanos indispensables para poner “on line” las prioridades gubernamentales.

En esta stálker (la zona), el equipo ministerial enfrentará a lo menos algunos desafíos y dilemas:

Primero: El Desafío Organizativo. La actual estructura del Gobierno instalada por la Nueva Forma de Gobernar (NFG) deja zonas vacías de gestión y mandos intermedios semi-sellados (incluido algunos presupuestos). También, sumado a ellos, las propias fuerzas inerciales del aparato gubernamental son algunos tornillos claves para echar andar la nave-madre. Entonces, ¿estos tornillos se sueltan o se aprietan?

Segundo: El Desafío Técnico. Las decisiones ad hoc que se tomen deberán considerar que las normas e instituciones públicas -a veces contradictorias- son muy opacas y alejadas de la ciudadanía.

También la rutina y la burocracia implicaron que muchas veces se paralizó el trabajo de las instituciones democráticas contra el abuso, las desigualdades y los poderosos. Estos factores llamados “técnicos” terminaron ahogando el espíritu de lo público y su aspecto más atractivo, la promesa del cambio.

El dilema es que a veces la eficiencia del Estado–Gobierno mejora, pero  su crisis de legitimidad empeora. Los ejemplos de políticas públicas abundan en esta dirección.

Tercero: El Desafío Político. La estrategia de Gobierno deberá partir a una velocidad crucero para instalar el staff. Lo anterior, debido a la inflación de expectativas y sueños de la población. Y como señaló la propia Presidenta de la República Michelle Bachelet Jeria: “No podemos demorar, la gente está esperando mucho de nosotros”.

Entonces, no se trata exclusivamente de una exactitud de la acción sino más bien, reseñar las circunstancias del sentido del Gobierno y su programa. Una ruta posible es que el mensaje del gabinete se orientará  a señalar que el malestar y los problemas individuales sólo serán enfrentados y garantizados de manera colectiva.

En el “Chilean Way”, la mano invisible del mercado no logró materializar  oportunidades para todos. Hoy, en el “power to the people”, la mano invisible de la democracia tampoco será capaz de construir actores integrados a cabalidad por sí sola. Por ende, el desafío del gabinete es más complejo, interesante y motivador.

Finalmente, el poder en el nuevo capitalismo y su relación con la ciudadanía es esencialmente de tipo comunicacional. Mientras el calor de Santiago nos sorprende con algunas polémicas mediáticas como la de vecinos del Parque Forestal por “cruising”, una práctica sexual grupal que se realiza en lugares públicos como parques, playas o terrenos baldíos y a veces sin importar con quién, o los resultados del fallo de La Haya… entonces, este flamante gabinete se configura como “noticia en desarrollo”.

Comentarios del artículo: Gabinete de Bachelet, noticia en desarrollo - Publicado: a las 10:22 am

Etiquetas: , , , , » Publicado: 20/12/2013

Ruptura: Disculpe las molestias, estamos trabajando para Uds

En nuestra época, la globalización y el individualismo exacerbado cerraron un ciclo. Esta etapa de la historia de la civilización coincide con las profundas transformaciones que se producen en nuestro país. Un rasgo esencial de este proceso ha sido el irrebatible triunfo de la doc. Michelle Bachelet Jeria.

Según los antecedentes que flotan en esta nueva atmósfera, varias rupturas configuran la fase que vive nuestra sociedad. Algunas de estas interpretaciones han contribuido “al talado de cientos de arboles” para publicaciones y papers que buscan alguna repuesta o pistas sobre el futuro que viene.

Veamos algunas ideas como aporte a la polémica:

 Primero: Existe una ruptura entre los intereses financieros y los de la mayoría de la población

Los innumerables desaciertos del capital sobre los trabajadores, los abusos evidentes y el hastío de los propios consumidores  cristalizó en la consigna estudiantil que atrajo a cientos de miles de chilenos: no al lucro.

El trasfondo. Durante mucho tiempo dos modelos se han impuesto en el mundo y Chile no fue la excepción. Uno de ellos el llamado “modelo renano”. Con dos vertientes: una “francesa-germana”, con políticas sociales de avanzada y con fuerte incentivo a  la lucha contra la desigualdad;  y por otro lado el “escandinavo”, con una política fiscal más agresiva en materia de impuestos, pero garantizando el bienestar y altos estándares de vida a su población.

El otro, de sello “liberal”, seguido en Chile. Liberal a nuestro entender, relacionado a la noción que sitúa al mercado, la apertura económica internacional como vital en el crecimiento económico de nuestro país.

Este segundo modelo configuró lo que conocemos en Chile como “sociedad de mercado”. Éste observó varios cambios en dimensiones de orden inclusiva y políticas públicas, en particular, promovidos por los gobiernos de la Concertación de Partidos por la Democracia y continuados por la actual administración.

En general, este “modelo” se caracteriza en la confianza depositada en los sujetos en su esfuerzo individual, dejando en el camino ganadores y perdedores.

Segundo: La ruptura cultural

El pensamiento democrático y plural se impuso a las ortodoxias, a los conservadurismos de distinto tipo, a los intocables, a los caprichos y los poderosos. Claramente ya no es posible que regresemos al pasado y a estos estilos sin sufrir un alto costo. Los ejemplos abundan.

La sociedad del conocimiento y la era de la información dan nuevas oportunidades para equilibrar las decisiones, regularlas y en algunas ocasiones cambiarlas. Así entonces, los sujetos y las demandas en curso apelan a la diversidad, a sus derechos, a la sociedad que los proteja y respete.

No es osado señalar que la ciudadanía quiera que el estado cumpla un rol esencial en este nuevo escenario global. Numerosos son los ejemplos históricos en este sentido.

Embarcados en una nueva aventura, la voz de los jóvenes, las mujeres, los movimientos estudiantiles, los pueblos originarios, los grupos ecologistas, las agrupaciones pro diversidad sexual, las asociaciones de consumidores, la galaxia internet entre otros segmentos, son los nodos en esta inédita y tupida red social.

Tercero: La ruptura institucional autoritaria

Los primeros esfuerzos de la transición y modificaciones al orden constitucional, aparecen como una versión edulcorada del autoritarismo. Se planteo –a fines de los 90- el paso del un “modelo autoritario liberal excluyente” a uno “democrático, liberal, incluyente”.

Entonces de manera evidente, este aggiornamento fue importante pero no fue suficiente.

Sabemos además que, nunca ha sido fácil combinar igualdad con libertad, una formula compleja de implementar en la arquitectura institucional. Sin embargo, se hace prioritario oponer las ideas a las fuerzas, los principios a los intereses.

Entonces, hay que avanzar celéricamente en metamorfosis legislativas y normativas, pero también en contribuir a nuevas y horizontales relaciones sociales.

 Cuarto: La ruptura con un mundo objetivo

El fetiche de un mundo plano, predecible y la razón total se ha roto. Este conjuro mágico se desvaneció en el aire, abriendo paso a otro mundo, más íntimo, más subjetivo, impredecible y horizontal.

Este parece ser el destino ineluctable del mundo -por cierto el único que tenemos- una nueva escala humana.

Hasta hoy (hasta esta hora que tipeo estas breves líneas), la sociedad no ha hecho feliz a todos sus miembros. La promesa en esa dirección -a lo menos- ha fracasado en su intento. Por ende, las soluciones y naturaleza de la vida económica social requieren mutaciones profundas que galopen al ritmo de las personas.

Finalmente, el paso del tiempo tensionara cada vez más un escenario de desigualdad creciente o un camino refundacional. En el corazón de la  ciudadanía, se ha optado por el camino refundacional.

Comentarios del artículo: Ruptura: Disculpe las molestias, estamos trabajando para Uds - Publicado: a las 8:00 am

» Publicado: 11/12/2013

Legitimidad: “Suavitis, suavitis, in modus; duritis, duritis, in ré”

La democracia constitucional es una de las claves para el desarrollo armónico de nuestra sociedad. Teóricamente, se caracteriza por garantizar la participación y representación política, el pluralismo, los derechos fundamentales de los ciudadanos, el respeto de las mayorías y minorías, implica también la separación orgánica de funciones, entre otras esferas.

En nuestro país, producto de la actual Constitución Política de la República de Chile de 1980, el modelo de democracia constitucional aparece con ciertas distorsiones y áreas opacas. Destacan en esta zona gris: el tribunal constitucional, los altos quórums para determinadas reformas legales y el sistema binominal.

Así, la actual carta magna, es una caja negra institucional. Con sus respectivas entradas y salidas, sostiene la estructura y el “blindaje” al llamado “modelo”.

Durante la fase “más fría” de la transición se argumentaba que los cambios al modelo eran inviables. El discurso era difícil de rechazar. Éste contaba con las fuerzas políticas y terrenales más robustas y poderosas, seleccionando lo factible, separándolo de lo no-realista. Su consecuencia inmediata indicaba que, Chile era lo que era (“en la medida de lo posible”).

Durante la fase “más fría” de la transición se argumentaba que los cambios al modelo eran inviables. El discurso era difícil de rechazar. Éste contaba con las fuerzas políticas y terrenales más robustas y poderosas, seleccionando lo factible, separándolo de lo no-realista. Su consecuencia inmediata indicaba que, Chile era lo que era (“en la medida de lo posible”).

Hoy en un “mundo más caliente que frío”, un punto trascendental del debate gira en torno al proceso de legitimación del futuro gobierno de la Nueva Mayoría. Se pone en duda las condiciones para implementar transformaciones institucionales, en particular, las de orden constitucional.

En el actual tablero y movimiento de piezas en curso, la legitimidad ha sido puesta en jaque a raíz de la llamada “esencia”. Lo anterior,  en función del bajo porcentaje de participación y representación política de la población, que permitiría al estado y en particular al gobierno electo, estabilizar sus compromisos y programa.

En particular, se ha hecho mención en varios medios de comunicación y editoriales, el programa de gobierno de la doctora Michelle Bachelet 2014- 2018. Éste señala entre otros compromisos que: “Chile merece que el texto constitucional vigente reconozca y se base en un sistema plenamente democrático; y que recoja las normas y principios de derechos humanos reconocidos en Chile y en el ámbito internacional, en toda su extensión”. Este postulado es, uno de los pilares programáticos -léase reformas de fondo- que precisa como objetivo una Nueva Constitución.

Entonces, la pregunta es ¿cuáles son las dimensiones que otorgan  legitimidad a estos cambios de fondo? Veamos algunas:

Primero, éstas se configurarán luego del 15 de diciembre y dependerán de la cantidad de votos y sus respectivos porcentajes que le otorgue la ciudadanía al gobierno electo. También, de los sufragios que obtendrá la opción derrotada y las estimaciones de ciudadanos que no concurran a las urnas en el balotaje (abstención).

Estas dimensiones serán entonces, equilibradas y filtradas de acuerdo al caudal de votos de los resultados electorales post 15 de diciembre, sumados a los parlamentarios electos (expresado en mayorías y minorías).

Segundo,  dependen por otra parte, de los “acuerdos” construidos sobre ciertos  significados compartidos por la sociedad. Así la estabilidad institucional y los cambios en curso, será resultado de la capacidad de “consensuar” diversos valores, principios e intereses en la arena de las decisiones.

Tercero, otra dimensión de relevancia la constituye la esfera pública. Esta red tupida de informaciones, puntos de vista y enfoques, será significativa para generar las condiciones y el fundamento para el ejercicio legítimo del poder e implementar las reformas propuestas.

Sin embargo, las sociedades siguen siendo estructuras contradictorias, surgidas a la luz de conflictos, tensiones y negociaciones entre diversos actores. Por lo general, opuestos y zigzagueantes entre sí.

Entonces -para tranquilidad de las audiencias- los conflictos nunca acaban. A veces se detienen o simplemente bajan su velocidad e intensidad,  producto de acuerdos transitorios y contratos muchas veces inestables. En esta fase societal, que hemos rotulado como “más caliente que fría”, no será la excepción.

Finalmente, en la actual coyuntura, cobra fuerza el proverbio romano que señala: “suavitis, suavitis, in modus; duritis, duritis, in ré”, algo así como, la prudencia de las formas debe presidir todo el trabajo; el rigor de las conclusiones no será evitado.

Comentarios del artículo: Legitimidad: “Suavitis, suavitis, in modus; duritis, duritis, in ré” - Publicado: a las 9:24 am

Etiquetas: , , » Publicado: 02/12/2013

Breaking Bad: El balotaje presidencial

La referencia de “Breaking Bad” es un refrán utilizado en el sur de los EEUU. Significa algo así como “cuando te desvías del camino correcto y empieza a hacer el mal”. El énfasis esta dado por el hecho que, “si lo harás sólo por un día o por una vida entera”.

“Breaking Bad” es una serie de televisión dramática estadounidense creada y producida por Vince Gilligan. Esta serie está ambientada en Albuquerque, Nuevo México. Narra la historia de Walter White, un profesor de química con serios problemas económicos y una enfermedad terminal. Para pagar su tratamiento y asegurar el futuro económico de su familia -después de su fallecimiento- comienza a cocinar y vender metanfetamina junto con Jesse Pinkman, un ex-alumno.

Algunos han planteado ir a la captura del voto “díscolo”, o “seducir” a los que no votaron, también “raspar la olla” de los que fueron a votar (votos nulos 67.361, un 1,00%; mientras 46.394, esto es un 0,69% dejaron el voto en blanco). Otros “dinamitar” o “neutralizar” los segmentos de votos que podrían ir al adversario.

La referencia de “Breaking Bad” es un refrán utilizado en el sur de los EEUU. Significa algo así como “cuando te desvías del camino correcto y empieza a hacer el mal”. El énfasis esta dado por el hecho que “si lo harás sólo por un día o por una vida entera”.

La elección presidencial del domingo 17 de noviembre dejó varias huellas en la senda democrática. Y también diversos dilemas de la ruta a seguir.

Las candidatas que pasaron al balotaje,  Michelle Bachelet (3.073.570 votos, un 46,69%) y  Evelyn Matthei(1.647.490, esto es un 25,02%) representaron cerca del 71,71% de los votos escrutados.

Un dato que ha ocupado varias carillas de los analistas son la mitad de los ciudadanos habilitados para votar y que no lo hizo. También los votos y niveles de representación alcanzados legítimamente por los otros 7 candidatos que en la primera vuelta, representaron el 28,29%. Esto es, Marco Enríquez-Ominami (723.066 votos, un 10,98%), Franco Parisi (665.959 votos, un 10,11%), Marcel Claude (184.966 votos, un 2,80%), Alfredo Sfeir (154.701 votos, un 2,35%), Roxana Miranda (82.291 votos, un 1,25%), Ricardo Israel (37.795 votos, esto es un 0,57%), y Tomas Jocelyn-Holt (12.636 votos, un 0,19%).

En días recientes, las estrategias para alcanzar la mayoría de los sufragios, han zigzagueado, como era obvio.

Algunos han planteado ir a la captura del voto “díscolo”, o “seducir” a los que no votaron, también “raspar la olla” de los que fueron a votar (votos nulos 67.361, un 1,00%; mientras 46.394, esto es un 0,69% dejaron el voto en blanco). Otros “dinamitar” o “neutralizar” los segmentos de votos que podrían ir al adversario.

Entonces en miras al balotaje, el “trade-off” electoral está en curso en la recta final. Y como toda travesía, está poblada de ventajas y desventajas.

Veamos algunos posibles desvíos a seguir:

• El camino de la “Tautología”. Mantención de un mismo mensaje comunicacional, pero expresado de distintas maneras. Algo así como “decir lo mismo”, ya que la señal cumplió cabalmente su propósito.

La senda de la “Teleología”. Esta es una opción que se orienta a dejar en evidencia lo que estaría en juego “verdaderamente”, expresado políticamente en cierta finalidad u objetivo trascendental a considerar (“doctrina de las causas finales”). A saber, esta segunda vuelta encubriría un proyecto o tipo de sociedad a construir que refleja esta pugna de las dos candidaturas presidenciales y que es necesario dejar en evidencia.

La ruta del “Eufemismo”. Este es utilizado como medio para suavizar el cuestionamiento al rival. Así, lo “políticamente correcto” permite evitar ofensas a segmentos de electores que pueden ser atraídos a una de las dos alternativas. A través de una manifestación suave de ideas cuya franca expresión sería dura y erosionaría el crecer electoralmente. A la vez, permitiría no perder votación.

La Vía del “Attack Ads”. Estos son anuncios políticos de campaña más bien “negativos”, y cuyo norte es inundar los medios de comunicación y redes sociales. A pesar que las campañas prometieron realizar mensajes constructivos y sin ataques personales, al final -con algunas excepciones- varias terminaron en “cuadrilátero”. Hoy también en curso.

Finalmente, “Breaking Bad” se caracteriza por colocar a sus personajes en situaciones que aparentemente no tienen salida. Sin embargo, siempre hay una vía de escape.

Comentarios del artículo: Breaking Bad: El balotaje presidencial - Publicado: a las 8:00 am

Etiquetas: , , , » Publicado: 15/11/2013

A 48 horas de la campaña electoral: ¿Con Licencia para matar?

Se ha señalado que, el “estilo personalista de la política”, genera desarrollos estratégicos y diseños específicos para enfrentarlas. Entre otros, los atributos de los candidatos deben arrojar luces sobre sus propuestas y por añadidura, sombras sobre el adversario.

El poder es una clave de la sociedad. Esta última, se piensa y construye en relación a los  valores e instituciones y se configura por las relaciones y flujos de poder.

La política, por otra parte, es un proceso que permite cierta asignación o distribución asimétrica de poder en las instituciones del estado. En este caso, en las elecciones presidenciales, parlamentarias y de consejeros regionales el próximo domingo 17 de noviembre, serán el reflejo de esas cuotas de poder en las esferas de influencias de diversas materias, pero también de múltiples significados.

Eestas noticias tipo “escándalos” o “acusaciones personales” se pueden envasar en varios formatos: E-mail, Facebook, Google+, Hi5, Bebo, Linkedin, MyCatSpace, Videos YouTube, Microbloggin Twitter, entre otros. A la vez, ser viralizadas en la red y quizás tener un alto impacto en segmentos de la opinión pública.

Una dimensión en este proceso que se cierra en las próximas horas ha sido “el ataque personal” entre los candidatos. Una práctica que llegó para instalarse. También parte de la coreografía de interés de los medios de comunicación, y por ende, de las noticias.

Se ha señalado que, el “estilo personalista de la política”, genera desarrollos estratégicos y diseños específicos para enfrentarlas. Entre otros, los atributos de los candidatos deben arrojar  luces sobre sus propuestas y por añadidura, sombras sobre el adversario.

Una interesante referencia sobre esta realidad y su análisis nos remonta a Stephen Marks. Este asesor norteamericano dedicó su vida profesional a la “investigación de oposición”. Durante los años 1993 y 2006 se dedicó a “hurgar en la basura” para atacar las alternativas electorales de su rivales, y también las de su propio partido, el republicano.

Stephen Marks señaló en sus publicaciones que “exponer la naturaleza de los políticos equivale a prestar un servicio público”. El guión de esta línea táctica suele fundamentarse en que: siempre da buenos dividendos, ya que siempre encontraremos algo sombrío en la vida de los políticos (y de todos seres humanos).

Sin embargo, este tipo de estrategias de campañas electorales tienen sus costos y daños colaterales, ya que pueden generar reacciones del electorado, que si bien asiste al banquete mediático de las acusaciones, no necesariamente les gustaría cocinarlo en sus casas.

Varios son los caminos de esta “estrategia electoral”, veamos algunos:

Una senda es la filtración a los medios de comunicación y no exponerse directamente. En el “off the record” o fuentes con atribución de reserva total, son los informantes los que desean permanecer en el anonimato, y es un dato que está en el ambiente (técnica de “Deep Throat” o “Garganta Profunda”).

También, en el último tramo de una campaña electoral, en particular en elecciones que se disputan “voto a voto”,  una notica “sensacionalista” puede ser el insumo básico para  saciar el apetito de novedad de amplias audiencias.

Un episodio en boga son las noticias o comentarios en internet y la Web. Esto permite eludir el filtro de los medios de comunicación y de algunas líneas editoriales.

Por otra parte,  estas noticias tipo “escándalos” o “acusaciones personales” se pueden envasar en varios formatos: E-mail, Facebook, Google+, Hi5, Bebo, Linkedin, MyCatSpace, Videos YouTube, Microbloggin Twitter, entre otros. A la vez, ser viralizadas en la red y quizás tener un alto impacto en segmentos de la opinión pública.

Finalmente, los resultados electorales y efectos concretos de las “denuncias personales” y “escándalos” son -en gran medida- aún inciertos en un escenario de voto voluntario.

Comentarios del artículo: A 48 horas de la campaña electoral: ¿Con Licencia para matar? - Publicado: a las 1:56 pm

Etiquetas: , , , » Publicado: 21/10/2013

Una campaña a lo “House of Cards”

La propaganda electoral está dirigida a inducir a los electores a emitir su voto por candidatos determinados. El período se extenderá entre el viernes 18 de octubre y el jueves 14 de noviembre del año en curso, incluyendo ambas fechas.

“House of Cards”, ambientada en los EEUU, nominada a mejor serie dramática en los EMMYS-2013.  En la primera temporada, la trama se configura de la siguiente manera: luego de haber triunfado en las elecciones presidenciales, el electo presidente de los EEUU le informa a Frank Underwood, a través de su jefe de gabinete, que el acuerdo de nombrarlo Secretario de Estado no podrá concretarse. Frank, al sentirse traicionado recurrirá a todos los medios y estrategias para imponer su voluntad y poder. Incluso, a su esposa Claire.

Las presunciones, vanidades infundadas y muchas veces casi ridículas intervenciones, comienzan a permear “los mensajes” en los espacios mediáticos y sus posibles estrategias.

La historia de Underwood -Congresista Demócrata y jefe de disciplina de la mayoría- es una buena excusa para observar los primeros impulsos y “aleteos” de varios de los candidatos que bajo la línea de  flotación intentan seguir “respirando” en la saga de estas elecciones presidenciales. Estos comienzan a insinuar las vicisitudes de sus estrategias vitales de comunicación para los próximos días.

En efecto, la propaganda electoral está dirigida a inducir a los electores a emitir su voto por candidatos determinados. El período se extenderá entre el viernes 18 de octubre y el jueves 14 de noviembre del año en curso, incluyendo ambas fechas. La propaganda, puede consistir en:

  • Volantes, con elementos móviles o por avisos luminosos o proyectados.
  • Mensajes enviados a través de la prensa y radioemisoras.
  • Pintura, carteles y afiches adheridos en los muros exteriores y cierros, privados, siempre que exista autorización del propietario, poseedor o mero tenedor.
  • Mensajes enviados por altoparlantes fijos o móviles, siempre y cuando se trate de la transmisión de discursos pronunciados en concentraciones públicas.

Sin embargo, las presunciones, vanidades infundadas y muchas veces casi ridículas intervenciones, comienzan a permear “los mensajes” en los espacios mediáticos y sus posibles estrategias.

En horas recientes, y luego del sorteo realizado por la Asociación Nacional de Televisión, uno de los comandos tildó de “escort” a la esposa de un presidenciable. Luego -a falta de razón o de entendimiento- se señaló que las parejas y acompañantes de otros aspirantes a La Moneda son unas “conejitas Playboy”.

Este episodio, rememora lo acontecido en la campaña presidencial del año 2009, en la cual también se insinuaban frases como: “no tener nada que ver con la farándula”. Por cierto, hecho que en nada aportaron a sumar y seducir a los lectores.

Sin lugar a dudas, las confusiones comunicacionales no necesariamente son el resultado del “descuido subjetivo”, o  del llamado “error” del mensaje. Entonces, cuanto más sabia son las acciones para reparar lo “malo de la señal”, a veces, más contribuyen a un caos general.

Entonces ¿cuáles pueden ser los “tintes” o “señales” de los mensajes presidenciales?, veamos algunos formatos:

Formato “Trágico”: Su discurso es impactar profundamente, produciendo una suerte de “shock” en las audiencias. El costo y riesgo de la llamada “purificación hacia el receptor” en algunas ocasiones implica, indicar desenlaces “fatales”.

Formato “Comedia”: A través de personajes que encarnan los defectos y vicios de los seres humanos, su horizonte es señalar un conflicto de la vida real (exagerado o ridículo), y cuyo intento es provocar la risa en las audiencias. Su desenlace es que, los problemas se resuelven, alegran y todos somos felices en el imaginario llamado “sociedad”.

Formato “Didáctico”: Caracterizada por presentarse en forma de silogismo (tres proposiciones, la última de las cuales se deduce necesariamente de las otras dos) lo que implica, la reflexión de las audiencias. Entonces,  un aprendizaje hacia el cambio.

Formato “Pieza”: Se enfrenta a personajes en situaciones límites, su propósito es avanzar en un cambio interno en el protagonista, por ende, en los receptores. Así, se crea una atmósfera auspiciosa.

Formato “Melodrama”: Con algunas anécdotas, se persigue que el espectador tenga una respuesta emocional, superficial y rápida ante los sucesos de la escena. Atributo inseparable de la condición humana.

Así entonces, la campaña presidencial muestra lentamente sus infatigables fuegos fatuos, el día  que se inicia la etapa de propaganda electoral.

Finalmente, en nuestra serie “House of Cards”, el congresista Francis Underwood y su esposa Claire no se detendrán ante nada para alcanzar sus ambiciones.

Este drama político navega en un tormentoso mar de avaricia, sexo y corrupción en Washington DC. Si bien, una serie de proporciones excesivas, es interesante tenerla en la retina, en una campaña presidencial de estilo cada vez más “estadounidense” que “europeo”.

Comentarios del artículo: Una campaña a lo “House of Cards” - Publicado: a las 8:00 am

Etiquetas: , , » Publicado: 11/10/2013

Autopista Vespucio Oriente: “Haz lo correcto”

Los destinos de la autopista Américo Vespucio Oriente (AVO) sigue enfrentando barreras reales o potenciales, postergando en sucesivas gestiones ministeriales y municipales en la zona oriente, el cierre del anillo orbital de nuestra área metropolitana de Santiago. Lo significativo en esta etapa de crecimiento y desarrollo de nuestra urbe, es restablecer un diálogo institucional entre los vecinos, residentes y autoridades.

“Haz lo correcto”, escrita y dirigida por Spike Lee (EEUU, 1989). En 120 minutos este film es un cúmulo de  tensiones que el calor y temperatura incrementan hasta estallar.

“Te voy a contar la historia de la mano derecha y la mano izquierda. Es una historia sobre el bien y el mal…” señala uno de sus protagonistas, “Radio Raheem”. Corre fines de los ochenta en Brooklyn, una de las áreas multiétnicas de la ciudad de Nueva York. Aún no se producen los  estallidos sociales en Los Ángeles. Sin embargo, es la antesala que se percibe en el ambiente.

Enfrentar la pavorosa realidad de tacos y congestión vehicular en Santiago requiere a estas alturas, también un cuota de confianza comunitaria reciproca, diálogo técnico y cordura institucional. Lo anterior, quizás permita avanzar en soluciones sustentables a futuro para mejorar nuestra conectividad, convivencia y calidad de vida.

El guión transcurre en pleno verano, cuya trama es el descontento de las minorías raciales del pequeño barrio Bedford-Stuyvesant, en el centro del distrito de Brooklyn. Los actores y personajes dan vida a este micro-cosmos urbano:  Mookie -el propio Spike Lee- un joven pizzero; su ardiente novia portorriqueña; tres holgazanes que arreglan los problemas del barrio sentados bajo una sombrilla mientras beben; un joven retrasado que vende postales del Martin Luther King y Malcom X; Sal, y sus hijos, uno sumiso, eternamente cabreado y el otro racista; un exaltado amigo de Mookie, que quiere cuadros de gente negra en la pizzería de Sal; el mítico Radio Raheem; el alcalde, un viejo alcohólico al que nadie hace caso y su amor platónico, Mother Sister.

Todos esto personajes, hacen honor a sus perfiles, seres humanos llenos de angustias, sueños e imperfecciones. Los diálogos y confrontaciones, se suceden a la velocidad de la luz en un “slang” y el fraseo del contagioso “rap”.

Este film/metáfora, nos permite navegar en las turbulentas pasiones y demandas de la comunidad, en torno  a uno de los conflictos urbanos más zigzagueantes y polémicos de los últimos 9 años: la Autopista Vespucio Oriente. Veamos:

El Estado de Chile concesionó a través del Ministerio de Obras Públicas un 84% del anillo de Américo Vespucio. El 16% restante, comprendido entre la Av. Grecia y la Av. El Salto, se encuentra en complejas etapas de estudios y diseños para su “posible” construcción bajo la Ley de Concesiones. El tramo Autopista Vespucio Oriente (AVO) de unos 10 Km. de longitud, se extiende desde la actual Rotonda Grecia hasta el sector de Puente Centenario.

Este tramo, de alto estándar y dinámica inmobiliaria y comercial, con simbólicos subcentros de servicios, cuyas alternativas de ingeniería, son consideradas de mayor complejidad de diseño y posterior construcción.

Algunas dificultades señaladas se refieren a: consensuar definitivamente el perfil de esta obra con la comunidad y residentes de estos sectores, presencia de la red de metro en el tramo Grecia-Príncipe de Gales y las cotas a las cuales fue construido; canal San Carlos; servicios existentes que deben seguir operando; sub centros comerciales instalados que reclamará las molestias de las obras; además del futuro de todas aquellas obras existentes que funcionan gravitacionalmente, asimismo presencia de colectores de aguas lluvias y alcantarillados, entre otras.

Sin embargo, hasta ahora ha resultado difícil cohabitar en tranquilidad y espantosamente difícil negociar y conciliar diferencias sobre este proyecto.

Los destinos de la autopista Américo Vespucio Oriente (AVO) sigue enfrentando barreras reales o potenciales, postergando en sucesivas gestiones ministeriales y municipales en la zona oriente, el cierre del anillo orbital de nuestra área metropolitana de Santiago. Lo significativo en esta etapa de crecimiento y desarrollo de nuestra urbe, es restablecer un diálogo institucional entre los vecinos, residentes y autoridades, cuyo “foco” es el desarrollo urbano en base a 5 claves de esta mega obra:

Primero: La definición de un proyecto concreto,
Segundo: Información precisa a la comunidad,
Tercero: Su sustentabilidad y rentabilidad económica,
Cuarto: El ingreso al Sistema de Evaluación Ambiental, y
Quinto: Una empresa disponible a su ejecución.

Enfrentar la pavorosa realidad de tacos y congestión vehicular en Santiago requiere a estas alturas, también un cuota de confianza comunitaria reciproca, diálogo técnico y cordura institucional. Lo anterior, quizás permita avanzar en soluciones sustentables a futuro para mejorar nuestra conectividad, convivencia y calidad de vida.

Volvamos a “Do the right thing”. En el film no hay discursos de buenos contra malos. En una notable escena, nos explica el estado de las cosas: los distintos grupos étnicos se dirigen a la cámara vertiendo todo el odio y prejuicio que sienten hacia la otra raza. Spike Lee parece decirnos, “la mejor defensa, es el ataque”.

Así en el film, las tensas disputas se van pudriendo hasta que llegamos a un punto de no retorno. Sal destroza la radio de Radio Raheem al negarse éste a bajar el volumen. Comienza una gigantesca pelea en la que interviene la fuerza pública, y lo que hace es meter más bencina al cuento; Radio Raheem muere por la acción policial. El caos se desata en el barrio. Es muy impactante ver cómo Mookie, el personaje más conciliador, es el que prende la mecha del incendio rompiendo las ventanas de la pizzería. También, la pizzería de Sal “arde” literalmente, y la tierna Mother Sister grita ¡Quémenla! Un apocalíptico final.

Finalmente, a la mañana siguiente sólo queda recoger los restos y volver a empezar. En el mundo, ya sea Brooklyn, Santiago, París o Buenos Aires, la vida cotidiana no es blanco o negro.

En una película donde el color lo coloniza todo, Spike Lee nos retrata la enorme variedad de grises, en la vida urbana y sus conflictos. Entonces “Haz lo correcto”.

Comentarios del artículo: Autopista Vespucio Oriente: “Haz lo correcto” - Publicado: a las 3:31 pm

Etiquetas: , , » Publicado: 11/09/2013

Después de todo, éramos inmortales.

Como un rayo, “el golpe” me estremeció. Tenía 9 años. Era un estudiante de educación básica, en la comuna de San Miguel. No entendía mucho lo que ocurría. Era obvio. Se suspendió nuestro habitual partido de futbol, que a diario nos hacía correr detrás de una pelota. Algo malo pasaba. Como estudiábamos en la tarde, para aquel partido del barrio, estábamos citados al medio día del martes 11 de septiembre de 1973. No llegó nadie.

En horas recientes se recordó que, 8 de cada 10 chilenos éramos menores de edad cuando ocurrió el golpe de estado en 1973. Entonces, a cuarenta años de ese instante, el retorno trágico reconstruye las historias intimas de miles de niños y jóvenes.

Como un rayo, “el golpe” me estremeció. Tenía 9 años. Era un estudiante de educación básica, en la comuna de San Miguel.

Durante la tarde el temor invadió las calles y hogares. Columnas de humo salierón de muchos patios y casas. Las clases se suspendieron. La radio que había estado encendida durante la mañana había dejado de funcionar. Las Fuerzas Armadas y Carabineros colonizaban los espacios públicos.

No entendía mucho lo que ocurría. Era obvio. Se suspendió nuestro habitual partido de futbol, que a diario nos hacía correr detrás de una pelota. Algo malo pasaba. Como estudiábamos en la tarde, para aquel partido del barrio, estábamos citados al medio día del martes 11 de septiembre de 1973. No llegó nadie.

Uno de nuestros amigos, era integrante de la familia Videla. Un muchacho de gran estatura para nosotros. No lo volví a ver, ni a su familia, hasta la transición a la democracia. Con el inexorable paso del tiempo, me enteraría de sus dramas y sufrimientos.

Nuestros vecinos estaban en las calles. Había nerviosismo. Nadie me explicaba lo que ocurría. Pasado el mediodía, vimos cruzar unos aviones sobre nuestras cabezas. Algunos jóvenes treparon a los techos y gritaban a los demás. La gente corría de un lado a otro. Seguía sin entender.

Ese día martes, minutos antes de las 13:00 hrs se produjo un silencio extraño. Se consumía la pasión, y se comenzaban a alimentar las obsesiones. Entrábamos en un mundo y situaciones movedizas.

Durante la tarde el temor invadió las calles y hogares. Columnas de humo salierón de muchos patios y casas. Las clases se suspendieron. La radio que había estado encendida durante la mañana había dejado de funcionar. Las Fuerzas Armadas y Carabineros colonizaban los espacios públicos.

Recuerdo que vi llorar a vecinas y amigos. Luego la preocupación por mis familiares militantes se hacía presente. Las ardientes discusiones que presencie durante las primeras horas, se transformaron en murmullos y silencios con el paso del tiempo.

Hasta ese entonces, la vida era una aventura para nosotros. En esa época era un niño más bien bajo y flaco. Corríamos por las calles, escalábamos muros y trepábamos arboles. Pero nuestra pasión eran los eternos partidos de futbol. Con fuerza y dominio hacíamos rodar una pelota de lado a lado, en unos improvisados arcos. Esa era nuestra pasión y sentido.

Rayábamos las canchas de futbol con leche que nos entregaban en el colegio. No había responsabilidades, ni reglas. Las galletas de vitaminas que nos entregaban -duras y deliciosas- también servían de proyectiles para las  guerrillas infantiles.

En bicicletas explorábamos la comuna, nos llamaba la atención una estatua en plena Gran Avenida que solíamos visitar. Nos decían que era “el guerrillero sin cabeza”. También “Los Palestro” eran un mito y leyenda para nosotros. Meses antes, había visto al presidente Allende en una concentración en La Alameda.

El análisis de este momento, es un inmenso proceso de glaciación de mis sentidos. Los conflictos políticos eran un mundo ultra visible, ultra real, pero para los jóvenes, solo podía ser contado con la eficiencia del silencio.

Después de todo, éramos inmortales.

Recuerdo que, cuando cayó la oscuridad y la llovizna cubrió Santiago, miré por la ventana. Me acompañaba mi pelota y pensaba en mis amigos que ese día no llegaron a nuestro encuentro. Sin embargo, de manera pueril empecé a entender que la noche sería más larga de lo que estaba habituado.

Era el paroxismo de una nueva etapa. La dictadura militar se imponía a sangre y fuego.

Finalmente, lo auténtico del goce de la escritura es la posibilidad de sacrificar un capítulo entero por una frase, una frase por una palabra. Lo mismo sucede con los cuarenta años del “golpe”, cambiarlo por un día. Un día, por un instante.

Comentarios del artículo: Después de todo, éramos inmortales. - Publicado: a las 11:56 am

Etiquetas: , , , , , » Publicado: 03/09/2013

Jecar Nehgme: La Lentitud y La Memoria

A menos de tres meses de las elecciones presidenciales que abrían el proceso democrático chileno, Jecar Nehgme era asesinado. Hecho infame, que se transforma en el último crimen político de la dictadura militar. Se cerraba un oscuro y trágico proceso político en nuestro país, iniciado con la muerte de Salvador Allende el 11 de septiembre de 1973.

Milán Kundera en la novela “La Lentitud”, establece un vínculo secreto entre la lentitud y la memoria, entre la velocidad y  el olvido. Señala el autor que, en la matemática existencial, esta experiencia adquiere la forma de dos ecuaciones elementales: el grado de lentitud es directamente proporcional a la intensidad de la memoria; y el grado de velocidad es directamente proporcional  a la intensidad del olvido.

Como un relámpago, los 24 años del asesinato de Jecar Nehgme Cristi cruza el horizonte y bitácora afectiva de una generación. Entonces, la memoria reconstruye lentamente una vida de huellas, símbolos y trazos de memoria.

Jecar nació un 25 de marzo del año  1961.  A los doce años perdió a su padre, Jecar Nehgme Cornejo, dirigente socialista del gremio de la salud, asesinado por la dictadura militar el 26 de octubre de 1973, en la ciudad de Temuco.

Águeda, Jecar hijo y Catalina enviaron una misiva a la actual alcaldesa de Santiago Carolina Toha, en ella postulan: “al cumplirse 24 años de su asesinato y en el marco de los 40 años del golpe de estado en Chile, solicitamos a usted y al H. Concejo Municipal de la comuna de Santiago, acceder al cambio de nombre de la calle Bulnes por el de Jecar Nehgme Cristi, como una medida de reparación y memoria con nuestra historia, la comuna y el país”.

Jecar ingresó a la Universidad de Chile a estudiar la carrera de Historia. Corría el año de 1979. En la universidad sufre sus primeras persecuciones, como muchos estudiantes de oposición a la dictadura militar. En forma paralela a sus estudios, comenzó su militancia en el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), enfrentando persecuciones y detenciones por parte de los organismos represivos. Fue un reconocido, querido e indiscutible dirigente ochentero. Trabajo incansablemente por potenciar los movimientos sociales, fundador de la Unión de Estudiantes Democráticos (UNED) y del Comité de Defensa de los Derechos del Pueblo (CODEPU).

En la universidad conoció a Águeda, su carismática y valiente compañera, con quien compartirá su vida y militancia. Madre de su hijo, quién al igual que su padre y abuelo, lleva el nombre de Jecar. Hoy brillante y sensible medico, quien junto a sus hermanos, A. Catalina y José Manuel comparten una hermosa vida.

En una carta recordaban, “Por su historia y sus convicciones, Jecar Nehgme Cristi fue un incansable luchador por la democracia, contribuyó siendo líder fundador de los movimientos políticos nacidos en los años ’80: el Movimiento Democrático Popular (MDP), la Izquierda Unida y el Partido Amplio de Izquierda Socialista (PAIS)…”

El 15 de agosto de 1989, en el Teatro Cariola, en un discurso público Jecar señalaba: “¡Contreras dijo en aquel fatídico 5 de octubre de 1974, “el MIR está muerto¡ Nosotros hoy respondemos: Míranos Contreras, Pinochet, acá estamos presentes, los enemigos que matasteis están vivos …”

Días después, el 4 de septiembre en una noche lluviosa, pasada las 21 horas Jecar se dirigía por calle Bulnes a su hogar. Había sido una jornada intensa, luego de pasar por las oficinas de Codepu y por la sede “Aquelarre”. En ese instante, un comando de la Central Nacional de Informaciones (CNI) integrado por el brigadier (R) Enrique Leddy Araneda, los capitanes (R) Arturo Sanhueza Ross, Silvio Corsini Escárate, el coronel (R) Pedro Guzmán Olivares y el coronel (R) Jaime Norambuena Aguilar proceden de manera vil y pusilánime a dispararle. En pleno barrio histórico y tradicional, a solo cuadras del Palacio de La Moneda y a metros de la principal avenida de Santiago, a la edad de 28 años Jecar, producto de los impactos de bala, fallece en ese lugar.

Referido a la operación misma, los agentes del estado de Chile, y autores de este asesinato, señalan en el proceso judicial la siguiente confesión: “… al desplazarse el sujeto, al parecer hacia su domicilio y conforme a las comunicaciones radiales efectuadas, se empieza a evidenciar que se acercaba a la calle Bulnes. Todo esto se ejecutaba en fracción de segundos. Debo señalar que al subir el Mayor al vehículo me informa lo siguiente: “… si el sujeto viene en dirección nuestra, se opera en cualquier circunstancia. No hay retorno ni vuelta atrás”. El sujeto se va acercando, va por calle Bulnes hacia la Alameda, solo.”

Agregan los funcionarios de la CNI que “… en ese instante comienza el nerviosismo, una tremenda adrenalina porque a lo lejos vemos que se viene acercando Jécar Nehgme. Cuando ya está a la vista, desde el interior del vehículo, el Mayor me ordena que nos bajemos del vehículo, que preparemos las armas, actividad que desarrollamos al interior del móvil, pasando balas… Atravesamos la calle y cuando el sujeto estaba unos 30 metros del móvil, el Mayor le grita un par de palabras y abre fuego contra el cuerpo de la persona. En el mismo instante disparo con mi arma, también al cuerpo de la persona y al primer o segundo tiro, el arma sufre un desperfecto y se me tranca. En ese momento de nerviosismo y de rapidez, no me quedó otra alternativa que utilizar la segunda arma que era la pistola de 7,65 mm., disparando en dos o tres ocasiones, a la misma persona. Debo señalar que quedé impactado de que la persona no caía al suelo. En fracción de segundos pensé que no tenía ningún tiro pero ya al emprender la retirada el sujeto cayó al suelo. Al subirnos al vehículo y emprender la retirada, pasando junto al cuerpo de la persona, cumplí la segunda misión de lanzar unos panfletos. No recuerdo cuántos eran. De esa manera, damos término a lo que hacía tanto tiempo habíamos dilatado…”

Según consta en el proceso judicial, la  3° Comisaría de Carabineros de Santiago da un reporte: “alrededor de las 21:40 horas, en circunstancias que personal de radio patrullas concurrió a calle Bulnes con Alameda, constató que se encontraba tendido sobre la acera, en posición decúbito dorsal, un individuo del sexo masculino, que portaba una cédula de identidad a nombre Jécar Nehgme Cristi y presentaba 18 perforaciones en diversas partes del cuerpo”.

A menos de tres meses de las elecciones presidenciales que abrían el proceso democrático chileno, Jecar Nehgme era asesinado. Hecho infame, que se transforma en el último crimen político de la dictadura militar. Se cerraba un oscuro y trágico proceso político en nuestro país, iniciado con la muerte de Salvador Allende el 11 de septiembre de 1973.

Paradojalmente, un paquete de 54 reformas a la Constitución Política de 1980, fueron aprobadas en el plebiscito del 30 de julio de ese mismo año, 1989. Se leía que, “afirmar el pluralismo político, fortalecer los derechos constitucionales, morigerar los estados de excepción y robustecer el principio democrático y participativo del sistema”. En sus modificaciones se indicaba que, en el artículo 5°, agréguese la siguiente oración final a su inciso segundo: “Es deber de los órganos del Estado respetar y promover tales derechos, garantizados por esta Constitución, así como por los tratados internacionales ratificados por Chile y que se encuentren vigentes”. Derogaban además,  el artículo octavo.

Para Jecar -el “turco” como le decían sus amigos- nada de esto sirvió. Su familia y compañeros demandaron verdad y justicia. Transcurrieron años de zigzagueante investigación y “pactos de silencio”, que con el paso del tiempo se trisaron. Así se conoció la verdad de lo sucedido.

En días recientes Águeda, Jecar hijo y Catalina enviaron una misiva a la actual alcaldesa de Santiago Carolina Toha, en ella postulan: “al cumplirse 24 años de su asesinato y en el marco de los 40 años del golpe de estado en Chile, solicitamos a usted y al H. Concejo Municipal de la comuna de Santiago, acceder al cambio de nombre de la calle Bulnes por el de Jecar Nehgme Cristi, como una medida de reparación y memoria con nuestra historia, la comuna y el país”.

Finalmente, Milán Kundera agrega en su novela, “un hombre camina por la calle. De pronto, quiere recordar algo, pero el recuerdo se le escapa. En ese momento, mecánicamente, afloja el paso. Por el contrario, alguien que intenta olvidar un incidente penoso que acaba de ocurrirle acelera el paso sin darse cuenta, como si quisiera alejarse rápido de lo que, en el tiempo, se encuentra aún demasiado cercano a él”.

Cuando se reconstruye la biografía de Jecar y de una generación -entre otras- esta narración y metáfora se despliega en toda su magnitud y levedad.

Así, lentamente recordamos a Jecar Nehgme Cristi, su vida, alegría y compromiso.

Comentarios del artículo: Jecar Nehgme: La Lentitud y La Memoria - Publicado: a las 8:57 am

Etiquetas: , , , , » Publicado: 09/08/2013

Las tensiones de la cohabitación política

Hoy en día, todos los partidos políticos y sus conglomerados poseen marcos interpretativos, más bien diversos. Así, la capacidad de ordenar las impresiones y sensaciones, de construir imágenes comunes es una tarea compleja para instituciones políticas nacidas el siglo pasado. En particular, caracterizadas por estructuras que ejercen el poder desde un sello más bien ideológico, jerárquico, estamental y vertical.

Poseer un marco cognitivo es un antecedente global y significativo, como poseer un lenguaje. Ambos conceptos permiten unir, pero también contribuyen a dividir.

Hoy en día, todos los partidos políticos y sus conglomerados poseen marcos interpretativos, más bien diversos. Así, la capacidad de ordenar las impresiones y sensaciones, de construir imágenes comunes es una tarea compleja para instituciones políticas nacidas el siglo pasado. En particular,  caracterizadas por estructuras que ejercen el poder desde un sello más bien ideológico, jerárquico, estamental y vertical.

Entonces una pregunta que irrumpe es ¿cuáles son las esferas que tensionan la cohabitación política de los principales conglomerados políticos?

Muchos hemos bebido en política de este cáliz -al menos- alguna vez.

Así entonces, la idea de plurales lecturas no deberá implicar un deterioro o impedimento para la cohabitación política. La pluralidad y sus marcos referenciales son un atributo y desafío esencial de un mundo que necesita vivir  y convivir en democracia. Entonces una pregunta que irrumpe es ¿cuáles son las esferas que tensionan la cohabitación política de los principales conglomerados políticos?

Sin caer en un escrito fatuo, plagado de presunciones o vanidades, un breve “brief” puede contribuir a despejar una incógnita que se acrecienta.

A continuación, 4 excursos políticos en este nuevo escenario:

Excurso Uno: Mantra. Una de las alternativas probadas en este ciclo es, apelar a los liderazgos presidenciales y su influencia en la sociedad. Por ende, subordinar las candidaturas parlamentarias al diseño estratégico presidencial.

Sumado a lo anterior, el desgaste de los partidos políticos, de los parlamentarios y por añadidura de las llamadas “malas prácticas” (frase celebre en este ciclo) contribuyen a fortalecer  este camino. Por ende, sobre el carisma presidencial evidente, cohesionar las fuerzas y los actores. Punto.

Excurso Dos: Tándem. “Cohabitar” con las dos almas que existen en cada coalición política es un dilema permanente. Estas son:

Una, electoral. Si “la casa” está perdida, se puede apostar por salvar “los muebles”. Además, si se proyecta una segunda vuelta producto del crecimiento de los llamados “candidatos periféricos”, las energías se concentrarán en las elecciones parlamentarias, con intenciones de doblar por una parte y desplazar al adversario por otra (que siempre es el aliado de la propia lista).

La otra, programática. Las visiones sobre el proyecto político “en juego” en su seno son “tironeadas” por diversos intereses y expectativas. Léase para la continuidad o para el cambio.

En esta disputa, la naturaleza y alcances de “las reformas”, sus impactos en el crecimiento, como también en la llamada “gobernabilidad”, dependen muchas veces de la instalación del personal en la arquitectura institucional. Aspecto clave en el desarrollo de las confianzas a futuro.

Excurso Tres: “Screening”. Identificar conflictos de manera temprana es una tarea prioritaria de quienes aspiran a gobernar o conducir procesos políticos. Por lo tanto, gestionar un rápido scanner tiene como propósito conocer sus factores/causas y minimizar los daños/consecuencias.

La aparición de nuevos “outsider” es una preocupación evidente. Un camino para enfrentarlos es una suerte de “asepsia política”, esto es, el disciplinamiento durante la fase campaña de los actores vitales -candidatos- para evitar rupturas, divisiones y quiebres anticipados. Las ofrendas y dádivas son también un buen antibiótico.

No olvidemos que uno de los principales traumas y dolores de cabeza en materia de cohabitación política se constituyó en torno a los denominados “díscolos”. La historia es conocida.

Excurso Cuatro: “Cenáculo”. Constituir equipos poco numerosos de  sujetos que profesan las mismas ideas para luego replicarlas en heterogéneos estamentos, es una tentación permanente. Más aún, estrategia probada con óptimos resultados en “la transición a la democracia”. Hoy, constituida en torno a la llamada “neo-transversalidad”.

Sin embargo, siempre es una tentación que esta elección significa simplemente una “declaración de guerra”. Si eso es lo que piensan algunos, entonces, aténganse a las consecuencias.

Finalmente, no está claro que opciones de “cohabitación política” será la hegemónica post 19A.

Comentarios del artículo: Las tensiones de la cohabitación política - Publicado: a las 11:13 am

Etiquetas: , , , » Publicado: 29/07/2013

19A: Ganó Hitchcock, Perdió Rossellini

Según el Servel, el día 19 de agosto vence el plazo para la declaración de candidaturas a presidente de la República, senadores, diputados, y de consejeros regionales. El plazo fatal a quienes aspiran a “poder competir” en las perspectivas de las cuatro elecciones en curso, comenzó su cuenta regresiva. Su avance ha zigzagueado en varias direcciones. Algunos intentos se han extraviado, otros derechamente se han desbarrancado.

Construir una malla diversa, integrada y equilibrada no es un trabajo fácil. Más aún cuando los llamados “negociadores” -estos personajes que retratan muy bien las películas de Martin Scorsese- y los desenlaces de las llamadas “plantillas electorales” muchas veces dejan a los actores y espectadores eufóricos y otras sin aliento.

Paréntesis. ¿Cuándo fue la última vez que vio una película de Scorsese? Cierre paréntesis.

 Considerando la importancia de la tensión y del clímax, se puede considerar que en las actuales negociaciones por cupos -en particular parlamentarios- el recurso de la intriga ha sido esencial. Así, el manejo cauteloso, es ejecutado con astucia y oculto, cuyo horizonte es conseguir un resultado concreto.

Hasta el momento once líderes han anunciado su candidatura a las próximas elecciones presidenciales, en orden alfabético: Michelle Bachelet, Marcel Claude, Marco Enríquez-Ominami, Ricardo Israel, Evelyn Matthei, Franco Parisi, Alfredo Sfeir, Eduardo Díaz, Tomás Jocelyn-Holt, Roxana Miranda y Gustavo Ruz.

Se suman a esta malla, los escaños de 20 senadores, 120 diputados y unos 278 consejeros regionales.

Para intentar descifrar este panorama, el cine nos ayuda.

Desde el punto de vista histórico el llamado “séptimo arte” posee la virtud  -entre múltiples- de su sobresaliente talento para ser el reflejo del estilo y modo de vivir, como también el pensar de una época. Esta es, una buena metáfora que nos permite navegar en los arrecifes de la política y en los bordes de las negociaciones.

Así en escenarios aún líquidos, la política sigue tironeada por algo así como, una realidad “tipo Rossellini” y otra “tipo Hitchcock”.

Entonces, póngase cómodo y por favor, apague el celular.

Fotograma UNO: El “neorrealismo italiano” de Rossellini. Lo particular de esta filmografía y escenas es la construcción de sus guiones en el marco de la situación económica, social  y moral de la posguerra italiana.

Sus relatos abordaban la mutación de los sentimientos, psicología  y condiciones de vida de sus personajes. Los actores expresan esperanza, frustración, y redención de una época. También, el deseo de dejar el pasado y comenzar una nueva vida.

Es de interés señalar que el neorrealista no constituye una ruptura de índole decisiva respecto del cine clásico y del modelo de representación institucional, sino más bien, estructura un discurso crítico.

En nuestro propio contexto -apoyándonos en el cine de Rossellini- las tendencias y acciones de la política en un primer momento apelaba a la continuidad de los liderazgos llamémosle “históricos” y al cambio -pero- al interior del “establishment”.

Cada uno de los discurso del “establishment” expresaba en su registro biográfico, el haber vivido la transición política. Y a su modo, la dictadura/gobierno militar.

Entonces luego del “Caso Primarias” -en lenguaje cinematográfico- “ahora que a la realidad se ha normalizado para bien o para mal, parece más interesante examinar lo que ha quedado en los personajes y de sus experiencias pasadas”.

Fotograma DOS: El suspenso de “Hitchcock”. Este recurso o dispositivo es utilizado  en varias plataformas: cine, historietas, literatura, etcétera. Su propósito es mantener a las audiencias en la expectativa, esto es, un estado de tensión sobre el desenlace de los personajes, del conflicto o foco de la narración.

Por cierto, este sentimiento no es exclusivo de situaciones de ficción sino que está muy presente en la realidad, donde hay  siempre posibilidades de un desenlace trágico o un momento dramático.

Esta construcción cinematográfica esta colonizada también de actos repentinos o inesperados  a través del lento curso de los acontecimientos en el cual se supone que va a pasar algo, pero que en realidad no pasa nada.

Considerando la importancia de la tensión y del clímax, se puede considerar que en las actuales negociaciones por cupos -en particular parlamentarios- el recurso de la intriga ha sido esencial. Así, el manejo cauteloso, es ejecutado con astucia y oculto, cuyo horizonte es conseguir un resultado concreto.

Por ahora la construcción de una “buena negociación” política apela a la desfiguración de la historia. Por ende, posee la intensión de transformar su historia y su proyección en una suerte de enigma.

También, el suspenso presidencial en la última semana política fue un estado de agitación, de inquietud o zozobra, a la espera de definiciones y contra-definiciones electorales.

Finalmente, en la vorágine política de la “cinematografía local” nos atrevemos a señalar que: Ganó Hitchcock, Perdió Rossellini.

Comentarios del artículo: 19A: Ganó Hitchcock, Perdió Rossellini - Publicado: a las 3:30 pm

Etiquetas: , , , » Publicado: 20/07/2013

Poder y Enfermedad

Varios autores coinciden en que muchas enfermedades, sin ser una patología psíquica, disminuyen la capacidad para el complejo y zigzagueante ejercicio del poder y podrían terminar afectando el desarrollo de la humanidad. Pero otros, como Freud, advierten que los “locos” también han desempeñado grandes papeles en la historia.

Cuanto más poder posea un liderazgo, más necesaria es su lucidez y su salud. Este planteamiento ha sido abordado en importantes -y poco difundidos- estudios y ensayos que navegan en estas tormentosas aguas.

Los más nombrados en estos días son, entre otros: “Locos egregios” de Antonio Vallejo-Nájera (2002)  y “Aquellos enfermos que nos gobernaron” de Pierre Accoce (1978). Estos escritos relatan sucesos, hechos y acontecimientos producto de los cuales, el perfil clínico de sus protagonistas determinaron el destino de sus pueblos.

Además de compartir buena parte de los casos célebres, las obras referidas tienen algunas tesis en común. En primer lugar, afirman que los problemas de salud de los líderes afectan a menudo el desarrollo de la historia de la humanidad, puesto que toman decisiones desconcertantes y de graves consecuencias. Muestran a su vez, cómo la estructura psicológica de una personalidad pública puede deformarse por la acumulación de falsedades repetidas. Actitud que puede llegar a convertirlo en un personaje que no guarda la menor semejanza con el “ser real”.

El año 2008, se publicó “En el poder y en la enfermedad” de David Owen. El libro analiza la interrelación entre la política y la medicina.  Owen, médico neurólogo, ex rector de la universidad de Liverpool, ministro de asuntos exteriores (1977-1979), fue miembro de la cámara de los Lores y cofundador del partido socialdemócrata.

Owen reveló en un estudio del año  2006 que el 29% de los presidentes de EEUU sufrieron problemas psíquicos durante su mandato y el 49% los presentaron en algún momento de su vida. Esto es superior a la cifra que en ese periodo, según la Organización Mundial de la Salud afectaba a la población en general: cerca del 22%.

Señala este autor que la enfermedad en líderes y personajes públicos implica significativas dimensiones, entre otras: el poder sobre la toma de decisiones; los riegos y costos de mantener en secreto la indisposición, achaque o enfermedad; o el inconveniente que impide entender la necesidad de destituir a los líderes enfermos. También explora esferas en que la salud física no lo es todo y recuerda importantes casos de personajes públicos que han mantenido sus capacidades y atributos casi intactos o se han sobrepuesto a vitales déficits de salud.

Pero en general los autores aludidos añaden que, muchas enfermedades, sin ser una patología psíquica, disminuyen la capacidad para el complejo y zigzagueante ejercicio del poder.

Owen reveló en un estudio del año  2006 que el 29% de los presidentes de EEUU sufrieron problemas psíquicos durante su mandato y el 49% los presentaron en algún momento de su vida. Esto es superior a la cifra que en ese periodo, según la Organización Mundial de la Salud afectaba a la población en general: cerca del 22%.

Por otra parte,  Owen recordaba en una entrevista que el célebre “dictum de lord Acton Power” (“tends to corrupt, and absolute power corrupts absolutely”, frase traducida como “el poder corrompe y el poder absoluto corrompe absolutamente”), está precedido de una advertencia fundamental: cuanto más alto es el poder y la responsabilidad, más altos debieran ser los estándares de evaluación.

Uno de los un desórdenes de personalidad más inquietantes -según Owen- es el “síndrome de hybris”. Concepto griego que en la actualidad alude a una suerte de orgullo o confianza en sí mismo, muy exagerada, especialmente cuando se ostenta poder. Se indica como una variación del “desorden narcisista de la personalidad” y alude a una suerte de “intoxicación de poder” expresada en una autoconfianza desmedida, cuyos síntomas se manifiestan en el aislamiento, el déficit de atención y la incapacidad para escuchar a cercanos o a expertos. Hoy, los ejemplos abundan.

También, la “hibris” es un tema común en la mitología y las tragedias griegas. Estas aludían a un desprecio temerario y la falta de control sobre los propios impulsos, siendo un sentimiento violento inspirado por las pasiones exageradas, consideradas enfermedades por su carácter irracional y desequilibrado. Las historias relatan como los protagonistas que sufrían de “hibris”, terminaban siendo castigados por los dioses. Lo anterior expresado en el conocido proverbio: “aquel a quien los dioses quieren destruir, primero lo vuelven loco”.

Finalmente, otros autores recuerdan que médicos neurólogos como Sigmund Freud, al momento de advertir el riesgo de liderazgos “tocados”, señalaron también que: “los locos, los visionarios, los alucinados, han desempeñado grandes papeles en la historia de la humanidad”.

Comentarios del artículo: Poder y Enfermedad - Publicado: a las 9:17 pm

Etiquetas: , , » Publicado: 10/07/2013

El Chile post primarias: “Apuesto por Ti”

Las plumas y editoriales comenzaron a colonizar de preguntas y tesis el impacto profundo de un escenario absolutamente imprevisto: las primarias presidenciales. Los próximos 4 meses serán claves para dilucidar la ruta hacia un nuevo tipo de sociedad, por cierto más incierta y llena de riegos. Que sin lugar a dudas, se producirá “más en caliente, que en frío”.

Los tres millones de votantes que asistieron a las urnas son una clara señal de las expectativas ciudadanas. Qué duda cabe.

En nuestra época, la globalización y el individualismo exacerbado al parecer cerraron un ciclo. Esta etapa de la historia de la civilización coincide con las profundas transformaciones que se producen en nuestro país. El paso zigzagueante del tiempo tensionará cada vez más, un escenario de “desigualdad creciente” o un “camino refundacional”.

Los franceses acuñaron un concepto  útil para esta esfera de análisis: OSNI, “Objeto Social No Identificado”. Una pista conceptual valiosa, por cierto.

En efecto, las plumas y editoriales comenzaron a colonizar de preguntas y tesis el impacto profundo de un escenario absolutamente imprevisto: las primarias presidenciales. Los próximos 4 meses serán claves para dilucidar la ruta hacia un nuevo tipo de sociedad, por cierto más incierta y llena de riegos. Que sin lugar a dudas, se producirá “más en caliente, que en frío”.

Tres ideas pueden ser parte de un debate político que entra en cuenta regresiva, en el preámbulo de la primera vuelta presidencial:

Hazaña Uno: Múltiples diásporas. Una de las ideas que nos ronda es la textura del actual movimiento social, sus diversos niveles y escalas en el actual proceso de transformación.

Por una parte, una suerte de cultura globalizada expandida en tiempo real, acompañada de múltiples identidades que se expresan en estas zonas abiertas de la sociedad chilena. Nadie -quizás- puede señalar que es un movimiento único y homogéneo.

Por otra, el ascenso simultáneo del “individualismo” y el “comunitarismo” configurado en torno a distintas demandas ciudadanas, que siguen fragmentando las audiencias y sus particulares reivindicaciones. Asimismo, su malestar, subjetividad y horizontes posibles.

Los franceses acuñaron un concepto  útil para esta esfera de análisis: OSNI, “Objeto Social No Identificado”. Una pista conceptual valiosa, por cierto.

Hazaña Dos: Des-institucionalización. Ya es más o menos usual la crítica ácida a las instituciones de la sociedad, en particular, sobre el rol del parlamento, también sobre la llamada “familia tradicional”. Un dato esencial es la percepción de la ciudadanía que piensa que los partidos políticos no la representan y no son confiables. Tendencia que sigue su cruel marcha, a pesar del logro de las primarias presidenciales. Hasta ahora.

También para la opinión pública, el mercado sólo acoge a los que ganan (“Winner”)  y muy mal a los que pierden (“Loser”). Entonces, como la mayoría pierde, hay una desconfianza y rabia evidente hacia lo que la lógica pura y dura del mercado les proporciona a las personas. Los ejemplos abundan.

Hazaña Tres: Redes Sociales, Política y Jóvenes. En un mundo dominado por la televisión y las redes sociales, la imagen y la conectividad es vital para enfrentar el futuro. Sin embargo, el desfase evidente entre las Nuevas Tecnologías de la Información y Comunicación y la cultura política es una brecha muy ancha. Más aún, cuando el sistema de partidos políticos no está abierto a la participación, al diálogo constante con los ciudadanos, a la cultura de la autonomía. Por tanto, estas NTIC lo que hacen es distanciar a la velocidad del rayo la política de la ciudadanía.

A pesar de lo anterior, la audacia juvenil ha construido diversas maneras de comunicar y enfrentar el poder vertical de las instituciones con el contra-poder de las redes sociales “On Line”. El ingenio de los jóvenes usuarios reconvertidos en productores ha posibilitado que surjan formas innovadoras de auto-comunicación. Efectivamente, estas redes horizontales posibilitan la aparición de lo que Manuel Castells llamo “auto comunicación de masas”, esto es, que logran incrementar de forma decisiva la autonomía de los sujetos comunicantes respecto a las empresas de comunicación, en la medida que los usuarios se convierten en emisores y receptores de mensajes.

Finalmente, la línea argumental de los planteamientos y prácticas políticas a lo largo de estos meses será reivindicar que nuestro desarrollo, integración y sustentabilidad sólo puede ser logrado y garantizado a través de una ecuación siempre compleja: un triángulo virtuoso entre el individualismo presente, el futuro colectivo y los jóvenes.

Entonces, como dice TVN “Apuesto Por Ti”.

Comentarios del artículo: El Chile post primarias: “Apuesto por Ti” - Publicado: a las 2:09 pm

» Publicado: 21/06/2013

Primaria 30-J: La variable demográfica

El domingo 30 de junio se desarrollarán las elecciones primarias presidenciales. La Ley N° 20.640, publicada en diciembre de 2012, establece un sistema de elecciones primarias para ser usado por los partidos políticos, cuando así lo determinen sus organismos internos.

Sería  prematuro e irresponsable indicar algunas conjeturas y certezas a este “match”, pero no sería menos responsable a lo menos señalar algunas “movidas” en el tablero de ajedrez político.

A continuación indicamos, algunos de los intervalos en los que se han movido las piezas en otras “partidas”, y las expectativas de este inédito proceso político:

Primaria Frei-Lagos. Según estimaciones, el año 1993 en las primarias entre Eduardo Frei y Ricardo Lagos votaron aproximadamente unas 435 mil personas (cerca del 5,4% del padrón electoral).

Primaria Lagos-Zaldívar. El año 1999 se estimo en 1 millón 400 mil los ciudadanos que participaron en las primarias de Ricardo Lagos versus Andrés Zaldívar (algo si como el 17% del padrón electoral).

Primaria Orrego-Rincón. Las recientes primarias PDC no dan muchas luces del segmento que concurrirá a votar. Sin embargo, Claudio Orrego y Ximena Rincón convocaron a unos 56 mil electores para la definición del abanderado presidencial de la democracia cristiana.

Primaria y Expectativa de Quórum. Diversos analistas han señado lo que una estimación razonable de quórum -a propósito de otros procesos presidenciales- indican que en las primarias del 30-J vote el 10% del padrón actual. Esto es, de unos 13,4 millones de personas deberían votar cerca de 1 millón 300 mil electores. Un umbral más que razonable.

 

Una mirada un tanto más cautelosa -casi conservadora- señala como referencia que, en la última elección municipal en nuestro país convocó solo a un universo acotado de 5,7 millones de electores, por ende, una primaria en esa frecuencia sería entorno a los 570 mil ciudadanos. Una compleja señal.

Por otra parte, el espacio público que “construirá” esta elección tipo primarias, puede enfrentar algunas de las siguientes reacciones “ambientales”:

Lo plausible. De alcanzar un alto quórum los partidos políticos y la política serán dignos y merecedores de una aprobación. Además, un gran entusiasmo para una disputa ardua en el mes de noviembre.

El Paroxismo. Una baja y mermada asistencia generan nuevas recriminaciones (el “viejo topo” del arrebato, irritación y encono subterráneo) entre quienes fueron sus organizadores y  responsables.

La Epifanía. De los dos ganadores de cada bloque, se abrirá un nuevo escenario versión 2.0 de los desafíos, diseño y prioridades de la campaña presidencial en miras a la primera vuelta.

Una Sinapsis. Una vez conocido los primeros resultados, el escenario parlamentario activará una relación funcional de contacto con las candidaturas ganadoras. También, los movimientos, enroques y piezas fuera del tablero, dejarán innumerables “víctimas y daños” colaterales.

 

El Aforismo. Se construirá una primera plataforma de ideas comunes, un programa colonizado de sugerencias para los comandos en las perspectivas de gobernar el Chile del siglo XXI.

Finalmente, las primarias son el segmento de una realidad política inestable, donde no se impondrá la sabiduría, sino situaciones desconocidas y actos más bien azarosos, con una variable que gravitará sobre las otras: La Demográfica.

Comentarios del artículo: Primaria 30-J: La variable demográfica - Publicado: a las 11:54 am

Etiquetas: , , » Publicado: 13/06/2013

Florilegio político “trozos selectos de debates electorales”

La Real Academia Española (RAE) define “debate” como una controversia, contienda, lucha o combate. Hoy insertos en los foros de TV que definirán alternativas políticas posibles, es de interés reflexionar y mirar retrospectivamente algunas clásicas confrontaciones presidenciales.

A continuación, algunos trozos selectos de interés en estos días de “debate” previo a las elecciones primarias presidenciales:

Clivaje 1: Imagen/Realidad. El primer debate político televisado fue el año 1960, entre John F. Kennedy y Richard Milhous Nixon el cual demostró de manera mediática el poder de la imagen en la política.

Según se relata, la audiencia que siguió el debate por la radio llegó a la conclusión de que Nixon había vencido. El hecho es que la imagen y carisma de Kennedy, se impuso.

En esa oportunidad se estima que uno 8 millones de norteamericanos vieron como la política cambió de manera irreversible. Algunos analistas señalan que  Nixon, convaleciente de una lesión de rodilla, insistió en participar en actividades de campaña hasta pocas horas antes del debate. Se presentó frente a las cámaras con bajo de peso, aspecto enfermizo y fatigado. También se negó a usar maquillaje para mejorar su look y evitar las luces del plató. En cambio, Kennedy, lució un saludable bronceado, se mostró relajado y confiado.

Según se relata, la audiencia que siguió el debate por la radio llegó a la conclusión de que Nixon había vencido. El hecho es que la imagen y carisma de Kennedy, se impuso.

Clivaje 2: Razón/Corazón: El año 1974 Valéry Giscard d’Estaing se enfrentó a  François Mitterrand. En segunda vuelta, obtiene una ventaja decisiva en el debate televisado que le enfrento a Mitterrand.

Se comenta que el primero dio un  golpe mortal a su adversario señalando que el “no tenía el monopolio del afecto y el corazón”. Emplazo a su adversario señalando que: “Ud señor Mitterrand no tiene el monopolio del corazón…”. La campaña -en esa oportunidad- de  Mitterrand era más emocional que racional.

Giscard d’Estaing durante el foro de TV arrebató simbólicamente el corazón a su adversario político.

Clivaje 3: Tranquilidad/Aspereza. El año 2007 los aspirantes al Palacio del Elíseo, Segolene Royal y Nicolás Sarkozy, debatieron en  la televisión francesa en un estreno en materia de formato televisivo, distinto e innovador.

A diferencia de la tradición americana que presentaba a los adversarios parados y en un plano general que los ubica mirando hacia la cámara, el debate francés, en cambio, los ubico en plano general sentados frente a frente. Esto los obligaba a mirarse a la cara mientras discutían.

En el debate Sarkozy se perfiló como un hombre de Estado, con énfasis en que un presidente debe tener una actitud tranquila y responsable. Royal jugó la carta de la dureza para resaltar que tenia la fuerza para conducir al Estado francés.

Sin embargo, en algunos momentos Segolene Royal apareció algo descontrolada antes las cámaras de TV. Sarkozy supo capitalizar esos segundos de TV, aprovechando la  irritación de su adversaria.

Clivaje 4: Futuro/Pasado. El año 2008 se enfrentaron los candidatos a La Moncloa de los dos principales partidos políticos de España: Mariano Rajoy del Partido Popular y José Luis Rodríguez Zapatero del Partido Socialista Obrero Español. Este foro conto con una audiencia de más de 10 millones de telespectadores y se pudo ver en directo en las cadenas de televisión.

El formato extremadamente “acordado y negociado entre los comandos”, significo que las otras fuerzas políticas criticaron el debate político tachándolo de “fraude”. En tanto, la izquierda Unida dijo en esa oportunidad que estos eran una muestra del “acartonamiento y del empobrecimiento de la democracia”.

Clivaje 5: Cambio/Continuidad. Las Primarias Demócratas del año 2008 fueron uno de los procesos de selección más extenuante en la cual los miembros del Partido Demócrata de EEUU eligieron a sus candidatos para las elecciones presidenciales de Estados Unidos. Fueron más de 15 debates entre Hillary Clinton y Barack Obama. Toda una odisea.

Obama levanto un discurso de cambio, esperanza, y se opuso a la guerra de Irak. Frenó lo que parecía imparable, la nominación de Hillary Clinton, apoyada por el “aparato” demócrata.

Sin embargo, en el último debate de primarias, ambos se elogiaron mutuamente.

Comentarios del artículo: Florilegio político “trozos selectos de debates electorales” - Publicado: a las 4:52 pm

Etiquetas: , , , , » Publicado: 24/05/2013

El Crepúsculo de la Legitimidad: “Talk Shows”

El “Talk Shows” del momento es una buena metáfora, para mirar las decisiones políticas tomadas en torno a las primarias parlamentarias y su legitimidad democrática, las cuales pueden ser correctas en un sentido y equivocadas en otro.

Las incontrolables fuerzas, erráticas, elementales de la política hicieron estragos en las últimas semanas. Como explicar y entender lo sucedido. Aún no hay respuestas posibles y lo más probable, que se siga navegando en aguas turbulentas, sin conocer un puerto único y seguro.

El “Talk Shows” del momento es una buena metáfora, para mirar las decisiones políticas tomadas en torno a las primarias parlamentarias y su legitimidad democrática, las cuales pueden ser correctas en un sentido y equivocadas en otro.

Este verdadero “Talk Shows”, pondrá en los próximos instantes el sello de las aprobaciones o rechazo de la opinión pública, también fuertemente marcadas por ciertas emociones desatas por la legitimidad/ ilegitimidad de las acciones política en curso.

Pero también, no es menos cierto que, muchas veces los sujetos concurren a estos reemplazantes de los “espacios públicos” para apreciar el espectáculo político -algunos dramas y otras tragedias- que se han ido perfilando en un nuevo e inédito escenario electoral ad portas de las elecciones primarias del 30 de junio.  Tampoco es un misterio, que luego de cada episodio y su creciente interés mediático y coyuntural, las audiencias  electorales se van más hundidas en sus problemas, sus deudas, sus preocupaciones cotidianas y con más preguntas. No se sorprenda, con esta advertencia.

Veamos algunas claves que pueden ayudar a tratar de entender cómo se “teje” la noción de legitimidad en el “patchwork” político:

“Talk Shows”: Poder. El año 2004 el PNUD publicó los resultados de un interesante estudio: “El poder: ¿para qué y para quién?”. Señaló esta investigación que el poder es la capacidad de acción, posibilitada socialmente y distribuida asimétricamente. Agregó que el poder puede crecer o reducirse y distribuirse más o menos simétricamente en beneficio de los fines de sistemas e instituciones, agencias personales, o valores y significados culturales de una sociedad.

 

Sin lugar a dudas, esta es una esfera en la cual su orientación contribuye a dar la “gravedad” o “cierto piso” necesario para las acciones y curso de la toma de decisiones. Los ejemplos abundan.

“Talk Shows”: Elite. Por otra parte, la “elite” es aquella minoría de actores sociales de un  país que cuentan con las mayores cuotas de  poder, lo cual no sólo les permite diferenciarse de la población común y ejercer altas funciones de conducción, sino que les obliga a justificar de algún modo su accionar.

En este caso la “elite” política se localiza esencialmente en torno a un universo asociado a cargos y roles ejercidos en los últimos 20 o 30 años y que se han movido o desplazado con oscilaciones y trayectorias disimiles. Si apostara por un número me atrevería a señalar no más de 300 personas y unas 25 familias conforman este selecto estamento. Así de brutal.

“Talk Shows”: Propósito. Esto  último es de gran relevancia, ya que en todo orden social –sobre todo en uno democrático– la tenencia y el ejercicio del poder  significa tener una mirada hacia dónde vamos. Un horizonte.

Tener un propósito es dividir las acciones y los hechos en útiles e inútiles. Este da un criterio de selección/filtro, y muchas veces permite optimizar la utilidad o conveniencia de cada movimiento, sus velocidades, frecuencias y magnitudes.

“Talk Shows”: Geometría variable. Algunas veces, los formatos de Legitimidad son variables y en cada instante gravitan en grupos o segmentos diversos. En un momento de nuestra historia (reciente) la “elite” consolidaba su función a partir de una suerte de “dignidad valórica”. En la actualidad se orienta a justificar su actuar según “criterios de funcionalidad” o cierto sello de “instrumentalidad”.

En algún capítulo de esta serie, la legitimidad de la política se asoció al axioma “En la Medida de Lo Posible”, hoy en el auge de los cambios sociales y culturales y bajo la oriflama de ”Una Nueva Mayoría” fue acuñada por la dirigencia de los partidos políticos, la noción de “En Donde Sea Necesario”.

Así la política se transforma en un cúmulo de episodios, unos tras otros, por ende, ninguno definitivo. Por lo tanto, nada de normas y discursos universales para la Legitimidad y otras nociones de la política contingente.

Entonces, cerrada la puerta a la ciudadanía para otorgar cierta “legitimidad”  vía primarias legales en donde había más de un candidato/a, hoy parecen querer cerrar también las ventanas, y en el caso más extremo las cortinas. Así, más fácilmente nos perderemos la salida y entrada del sol.

Finalmente, la “Legitimidad Política” se queda -al menos por ahora- en el crepúsculo de los cambios.

Comentarios del artículo: El Crepúsculo de la Legitimidad: “Talk Shows” - Publicado: a las 1:32 pm

Etiquetas: , , » Publicado: 19/03/2013

Municipios de Chile y la nave ACHM-2013

Quizás la deuda pendiente es el rol e integración de los concejales y concejalas de todo Chile, esfera que aparece muy desdibujada en el nuevo organigrama. Aspecto no exento de fuertes polémicas y confrontación en los encuentros nacionales.

El municipalismo entra en una nueva etapa. Desde que la asociación chilena de municipalidades (AChM) nació con un Congreso Constituyente en Valparaíso (1993), donde alcaldes/as y concejales/as concurrieron a trabajar voluntariamente, independiente de su tamaño y de sus recursos, ha transitado por una experiencia significativa para los territorios.

Los principios de la AChM la diferencian del estado central al ser transversal y garantizar su vocación democrática, autónoma y descentralizada, dándole validez para representar a los gobiernos locales en ámbitos público/privado, nacionales e internacional. Entre las tareas que ejerce continuamente la AChM está fortalecer las capacidades técnicas y políticas de autoridades y recursos humanos municipales. Este es un estímulo para la ejecución de estrategias de desarrollo comunal valorando y aportando desde la pluralidad política y diversidad territorial. Qué duda cabe.

Aspectos prácticos como una sede central y sedes regionales para materializar el asociativismo, un presupuesto descentralizado y una política de recursos humanos clara y equitativa son  parte de una “buena nave” para este viaje.

Esta organización de carácter asociativo nace al calor de múltiples esfuerzos, compromiso y energía desplegada, entre las cuales destacan: escuelas de capacitación de verano e invierno, apoyos a mesas y comisiones de trabajo  técnico, participación en áreas de interés nacional e internacional. Asimismo, una amplia cobertura informativa de sus actividades en el portal web y algunas publicaciones desarrolladas.

La gestión de sus comisiones técnicas, compuestas por alcaldes/as y concejales/as en estos 18 años se ha orientado a capacitar a  autoridades  y funcionarios municipales proponiéndose además, fortalecer los capítulos y asociaciones regionales. Quizás aspectos de mayor impacto han sido la firma de convenios de cooperación y apoyo a programas administrados desde ACHM; sumado a ello, la interlocución con autoridades del poder Ejecutivo y Parlamento ha significado observar algunas iniciativas legislativas (aunque con evidente déficit).

En el “XI Congreso Nacional de Municipalidades” –I Asamblea General Ordinaria–, que se efectuó en Viña del Mar durante los días  8, 9, 10 y 11 de enero de 2013, se acordó convocar a una elección de su nueva mesa directiva, que hoy cuenta con personalidad jurídica y patrimonio propio.

Sin embargo, esta nueva fase asociativa -por llamarla de alguna manera-  aún flota a la deriva y rastrea un puerto todavía incierto donde anclar, y desde allí determinar algunos objetivos para una nueva convergencia municipal en una atmósfera de importantes cambios sociales, políticos y de fuerte sello regional.

Entonces, esta instancia asociativa debe enfrentar brechas para su óptimo rol y funcionalidad. Aspectos prácticos como una sede central y sedes regionales para materializar el asociativismo, un presupuesto descentralizado y una política de recursos humanos clara y equitativa son  parte de una “buena nave” para este viaje.

Por otra parte, definir un mayor apoyo al quehacer y representatividad regional, desconcentrar algunas funciones, apoyar las comisiones técnicas de alcaldes/as y concejales/as en un plan plurianual de trabajo y financiamiento. Asimismo, apoyar irrestrictamente la paridad de género en comisiones técnicas de trabajo son también atributos para una “tripulación” comprometida con esta aventura.

Complementariamente, una nueva lógica de trabajo en red fuertemente vinculada a nuevas tecnologías de comunicación e información permite además, actualizar bases de datos, informes, estudios sobre la realidad socio-económica local, finanzas y políticas de recursos humanos, son un desafío de interés para el futuro de los municipios.

Quizás la deuda pendiente es el rol e integración de los concejales y concejalas de todo Chile, esfera que aparece muy desdibujada en el nuevo organigrama. Aspecto no exento de fuertes polémicas y confrontación en los encuentros nacionales.

También, un aspecto vital es su diálogo y compromiso con los nuevos procesos participativos, en particular, las Elecciones Primarias Parlamentarias y Presidenciales del día domingo 30 de junio, que tendrán con plataformas las comunas de Chile. Esferas como: asegurar una estricta transparencia; acceso de información a los ciudadanos; proyectar un compromiso con parlamentarios; con el futuro gobierno; una agenda orientada hacia una descentralización y desconcentración, entre otras materias. Estas dimensiones, parecen ser claves de una nueva administración.

Esperamos que en esta nueva etapa ACHM-2013 actúe con vocación democrática e inclusiva, responsabilidad, diversidad regional y audacia descentralizadora. Finalmente, un ex tripulante les desea “Bon Voyage”…

Comentarios del artículo: Municipios de Chile y la nave ACHM-2013 - Publicado: a las 4:36 pm

Etiquetas: , , » Publicado: 22/02/2013

Generaciones a la deriva

Con el inexorable paso del tiempo, el concepto de “generación” ha sido objeto de innumerables citas y ensayos, y se abre a interrogantes en una fase de significativos, inéditos y celéricos cambios sociales.

La historia reciente de las llamadas generaciones” es algo así como una trama de influjos con uno o varios símbolos y postales de una época. Veamos algunos trazos de nuestra moderna sociedad:

“Baby boomer” es el término usado para describir a las personas que nacieron durante el advenimiento de la “explosión de natalidad”, esto es particularmente países anglosajones, entre los años 1940 y fines de la década del ‘60. Una de las contribuciones “foco” de esta generación fue la reivindicación de la libertad individual, lo que no es menor.

A este segmento de población se le vincula también con el movimiento por los derechos civiles, el movimiento feminista de los ‘70 y los derechos de la comunidad homosexual. En la actualidad, los “baby boomers” conformarían la mayor parte de la elite en los EEUU. Y se nota.

Por otra parte, la llamada “Generación X” -¿les suena?- es la población nacida entre los años ‘70 a principios de los ‘80. Son conocidos como la “Generación de la Apatía” o la “Generación Perdida”. Estos adolescentes experimentaron transformaciones culturales que transitaron desde la TV en blanco y negro, el juego de las bolitas, la cuerda, el trompo, al nostálgico flipper, el Pong, Atari, Nintendo, Sega y Playstation.

El escritor canadiense Douglas Coupland, autor del libro “Generation X: Tales for an Accelerated Culture” (1991), reflejó de manera notable estas historias de vida. El guión social les retrata como individuos sujetos al bombardeo del consumismo, por ende, en una vida de consumo y consumidores. Observaron bien de cerca (casi como un participante más) la caída del muro de Berlín y el fin de la guerra fría. Una de las principales preocupaciones fue “lidiar” con la aparición del SIDA, entre otros acontecimientos históricos.

Se señala que esta generación se encuentra en una zona intermedia entre el idealismo de los “Hippies” y luego los emergentes “Yuppies” (un embrollo para otro artículo).

La sucesora de la “Generación X” se conoce como “Generación Y”, cuyo corte etario está entre los años 1982 y 1995. Se les identifica como “Generación Why” (Generación ¿Por Qué?) por la analogía fonética y que expresaría un carácter crítico y por experimentar los albores de un proceso de modernización más incierto, intenso y liquido.

Son paradojalmente hijos de cierta abundancia y crecimiento de una sociedad post-material. Sin embargo, experimentaron el esfuerzo y complejidades del mundo del trabajo y sus “daños colaterales” experimentados por sus padres. Señalan algunas notas que “están dispuestos a hacer cualquier cosa como la aceptación de nuevos retos, hacer frente a los cambios de trabajo y también personales de forma ágil”. Sin embargo, lo que no han podido hacer ha sido ajustarse a la nueva pobreza y las derivadas de una sociedad desigual en oportunidades.

Esta es la primera generación que vivió sin el peso cultural y político de la Guerra Fría. Viven con avidez y entusiasmo la globalización, la galaxia internet, industrias denominadas “Punto Com”, los sistemas basados en Windows y Linux. Se socializaron con Atari, Play Station 3 o Wii, y los cambios mediáticos y de “parrilla” como los “Reality Shows”. Se cree que esta generación es más curiosa, diversa y menos ideológica para enfrentar temas polémicos y complejos dilemas institucionales.

Estos jóvenes transitan por varios estilos musicales -que los hace visibles en la sociedad- entre otros punk rock, electrónica, hardcore punk, derivados del pop, metal, rap, música de fusión y rock alternativo. Esta generación se ha inclinado por escenas contra culturales en espacios públicos como el punk, emo y el gótico.

Se les atribuye un pensamiento crítico no “formateado” por la cultura consumista, ni dogmas implícitos. Su bitácora social está marcada por algunos acontecimientos políticos globales y/o locales. Esta generación ha sido activista de movimientos no gubernamentales, cambio climático y parte del gran cambio social en curso.

¿A qué velocidad se distancia cada generación de la otra?, ¿qué elementos comunes han sido capaces de soportar el paso del tiempo?

Luego, un nuevo fragmento es la denominada “Generación Z”. Nacidos entre los años 1996 y los primeros años de la década del 2000. Estos son “los niños del mundo moderno” y llamados como “Generación Digital” y “Generación NET”. Se les conoce también en algunos circuitos como “Nativos Digitales”, ya que desde la primera infancia están conectados a tecnologías como DVD, Internet, mensajes instantáneos o SMS, comunicación por teléfono celular, reproductores de MP3, y YouTube.

Son parte de un mundo global, marcado fuertemente por el auge del mercado de consumo, lo que se traduce a un acceso directo al universo y menú de nuevas tecnologías. Sus nexos de comunicación son las redes sociales y se mantiene “on line” a través de Google, Flickr, Twitter y Facebook. Según reportes, “su sociedad existe en Internet donde se abre su mente y expresan sus propias opiniones. El hecho de haber nacido después del auge digital hace que se adapten de manera extraordinaria a futuras tecnologías como ninguna otra generación”.

Culturalmente, se desplazan por diversos estilos, entre otros el heavy metal, el pop punk, el rap y el pop. Es una generación que parece ser, vive la sociedad de consumo y a la vez el pesimismo activo de ella, también desconfía del gobierno y las instituciones tradicionales.

Así entonces, la incertidumbre del mundo nos conduce hoy -con cierta obsesión, claro- a preguntarnos: ¿a qué velocidad se distancia cada generación de la otra? y ¿qué elementos comunes han sido capaces de soportar el paso del tiempo?

Por lo visto, un camino de respuestas, aún lleno de encrucijadas. Sin embargo, cada caso es disímil de acuerdo a su estrato social, escolaridad, intereses, y “ellos” se esfuerzan por enfrentar desafíos dispares y problemas muy diferentes (entre ellos).

Finalmente, recordemos lo que Jürgen Habermas filósofo y sociólogo alemán, señaló: “Cada generación actual no sólo es responsable del destino de las generaciones futuras, sino también del destino que sin merecerlo sufrieron generaciones pasadas”.

Comentarios del artículo: Generaciones a la deriva - Publicado: a las 2:20 pm

Etiquetas: , , , » Publicado: 29/01/2013

Primarias Parlamentarias y Auditoria Democrática

La forma y lógica de equilibrar una compleja ecuación entre legitimidad, inclusión y participación ciudadana para nombrar los candidatos y candidatas al Congreso Nacional es una ventana abierta a la sociedad.

Hace unas semanas se entregó la tercera versión de la Encuesta Auditoría a la Democracia del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), que agrupó a importantes centros de estudios (CEP, CIEPLAN, Libertad & Desarrollo y Proyect América). La encuesta se desarrolló a través de entrevistas “cara a cara” con un cuestionario estructurado con representatividad nacional y consensuado por todos los centros de estudio involucrados.

Sus responsables indicaron en la oportunidad que “encontramos resultados mixtos, por una creciente valoración de la democracia como única forma de gobierno, y por otra, un fuerte descontento respecto a la relación entre las instituciones políticas y las ciudadanas y ciudadanos del país. Esta encuesta es un llamado de alerta sobre la necesidad de estimular la participación social y política y enfrentar los déficits de representación que exhibe nuestra democracia”.

Entre los principales resultados informados se constató un aumento en la valoración de la democracia, preferible a cualquier otra forma de gobierno (64%) y un significativo apoyo al voto obligatorio luego del reciente cambio hacia un sistema de voto voluntario. Frente a la consulta de ¿cuánta confianza tienen los entrevistados en las instituciones?, el déficit de confianza desciende su nivel de aprobación respecto a la encuesta de 2010, salvo los Tribunales de Justicia que se mantienen en un 23%. La zona más crítica la enfrentan los Partidos Políticos (un 9% de confianza), el Congreso (un 15% de confianza) y la Empresa Privada (un 18% de confianza). Mientras, muy por sobre éstas se encuentra –aunque también descendiendo- Carabineros, que baja de un 61% a un 53%, la Radio desciende de un 56% a un 52% y las FFAA disminuyen de un 60% a un 51%.

Destaca sobre el tema indígena que un 89% considera necesario el reconocimiento constitucional a los pueblos indígenas (mismo porcentaje de las encuestas Sep-Oct 2010 y Noviembre 2012).

Un dato relevante es que un 38% de los encuestados piensa que el pasado proceso de elecciones municipales fue “Algo Deshonesta o Muy Deshonesta”.

Ante la consulta sobre “Los diputados y senadores del Congreso y a quién ellos representan”, un 10% señaló que “A todos los chilenos”, un 14% indicó a los “Votantes de su distrito”, mientras un 54% “Al partido político al que pertenecen”.  Por otra parte,  ante la consulta ¿A quién deberían representar?, un 77% señaló que “A todos los chilenos”.

Un aspecto significativo de este reporte es la consulta sobre ¿Cómo prefiere Ud. que los partidos seleccionen o elijan a sus candidatos?, un 61% indicó, a través de primarias o elecciones abiertas, mientras que un 18% señaló a través de primarias o elecciones en los partidos,  sólo un 4% indicó que los dirigentes de los partidos elijan los candidatos.  En esta pregunta un 17%, indicó que “No Sabe” o “No Responde”. Esta medición -indican los especialistas- observa diferencias significativas desde un punto de vista estadístico entre las mediciones de Septiembre-Octubre 2010 y Noviembre 2012.

Este estudio observa los primeros indicios del panorama post-municipales, señalando la brecha que percibe la ciudadanía en relación a las instituciones públicas y el sistema de representación, y una alta aprobación para reformas políticas como “Las Primarias, el Voto de los Chilenos en el extranjero y las cuotas de género para mujeres”.

Estos interesantes datos-soft, se levantaron entre el 29 de octubre y el 30 de noviembre del 2012, es decir, a un mes de concluidos los escrutinios de las elecciones municipales.  El dato duro indicó que, de unos de 13,4 millones de potenciales votantes, sufragaron algo más de 5,4 millones, y no lo hicieron unos 7,9 millones. Esto es, cerca de un 59% de abstención ciudadana.

En el pre-ambulo de iniciar  un segundo ciclo de elecciones bajo la modalidad del “Voto Voluntario”, estos antecedentes pueden ser el faro para que la ciudadanía y  los partidos políticos reevalúen esta difícil y cada día más incómoda relación.

La forma y lógica de equilibrar una compleja ecuación entre legitimidad, inclusión y participación ciudadana para nombrar los candidatos y candidatas al Congreso Nacional es una ventana abierta a la sociedad.

Finalmente, esperemos que los partidos políticos -de manera metafórica- no tiren nuevamente “La guagua con el agua de la bañera”. Porque el problema es que, “La guagua llora…  y posteriormente crece”.

Comentarios del artículo: Primarias Parlamentarias y Auditoria Democrática - Publicado: a las 3:50 pm

» Publicado: 15/01/2013

La Reina y Peñalolen: perspectivas y nexos de futuro

La Reina y Peñalolen son parte de la ciudad en la pre cordillera. Gradual pero implacablemente, ambas comunas se han construido y rediseñado al ritmo de un conjunto de factores que hoy tensionan su desarrollo urbano y territorial.

La Reina y Peñalolen son parte de la ciudad en la pre cordillera. Gradual pero implacablemente, ambas comunas se han construido y rediseñado al ritmo de un conjunto de factores que hoy tensionan su desarrollo urbano y territorial.

Paradojalmente, si miramos esta trama desde un “zoom” urbanístico, existen algunas claves que pueden permitir generar nexos de sustentabilidad para un moderno, verde y sustentable bienestar recíproco. Lo anterior, requiere del análisis prospectivo a partir de la identificación de algunos campos fundamentales de esta zona de Santiago, sin mitos ni tabúes. Veamos:

En primer lugar, su geomorfología y geografía. Pensar la ciudad de Santiago interactuando y oxigenando a sus habitantes con el medio ambiente cordillerano ha sido una travesía no exenta de complejidades, pero también, una interesante aventura. Pero también, los miedos asociados a la “Falla de Ramón”, como aluviones y desastres naturales plantean un desafío para los diversos usos de esta plataforma tanto habitacionales como otros. La evidencia empírica parece indicar que su expansión, densidad y fajas de protección deben ser coherentes con los estudios académicos que plantean esta “Falla Sísmica” como un factor de riesgo.

Una “formula” posible es enfrentar este “factor” con información precisa, puesto que los antecedentes preliminares consideran que  importantes esferas como la plusvalía, las condiciones del uso del suelo, los accesos a parques, el uso del tiempo libre, el deporte y la recreación son impactados por esta realidad. Sería aconsejable minimizar la incertidumbre de la población, sin omisiones y con tranquilidad. Compromisos serios en estos ámbitos -tanto públicos como privados- son siempre bienvenidos.

Así, en pleno siglo XXI, nos enfrentamos a una ardua tarea de imaginar y articular el desarrollo urbano, los usos de suelo e incentivos en armonía con la naturaleza. Una tarea ineludible e irreversible para estas comunas.

En segundo lugar, la fuerte incidencia de megaproyectos como el de Autopista Vespucio Oriente (AVO), en la conectividad de la zona nor-oriente con áreas de desplazamiento de la zona sur de Santiago implica planes de desarrollo, coordinados y armónicos en su análisis y perspectivas. En particular, el análisis del diseño definitivo de este mega proyecto los impactos ambientales que tendrá, los costos y las etapas de operación son esenciales a la hora de proyectar esta zona en los próximos años. Su actual “indefinición” no es una buena noticia para nadie.

También, la extensión de la nueva línea del Metro, es parte de una necesaria malla de oportunidades que dan plusvalía a la superficie y mejoran las condiciones de conectividad para miles de familias de la ciudad de Santiago.

En tercer lugar -y como todas las comunas-, sus “bordes y límites” aparecen como intersticios sin definiciones claras y proyectos discontinuos que deben ser optimizados en planes pluri-anuales  e inversiones que otorguen estándares de calidad en servicios, equipamientos, corredores verdes, parques lineales y paisajismo que cohesionen de mejor manera a un sector emergente.

Un ejemplo de lo anterior es el canal San Carlos que cruza en sentido sur-oriente a nor-poniente con una simple trayectoria: es alimentado por el río Maipo y cierra un primer ciclo en el río Mapocho. Esta verdadera huella morfológica, provee además un espesor de alrededor de 50 metros de parque lineal, a comunas como La Reina, Peñalolén, Macul, Ñuñoa, Providencia y Las Condes. Lo anterior, convierte al parque Tobalaba en una pieza vital de integración intercomunal, tanto en su trayectoria como en la creación de determinados nodos de alto flujo y redes de intercambio. Las estaciones de Metro de la línea 4 sobre el parque, los cruces y bordes comunales o las fachadas de edificios con abundante arbolado urbano y subcentros a escala barrial, dan un “plus” a la convergencia de esta zona residencial y el desplazamiento.

Entonces, la revitalización de la avenida José Arrieta en una franja de espacio público en función de una estrategia de integración intercomunal, con una atractiva oferta de circulación y posibilidades de integrar ciclo vías, áreas verdes y diseño moderno, es hoy una prioridad.

Experiencias como las anteriores o como la desarrollada en av. Francisco Bilbao (sector norte) o av. Pocuro (Providencia) puede ser un valioso “modelo” a imitar.

En cuarto lugar, según los resultados preliminares del Censo 2012 La Reina tiene una población estimada de 92 mil habitantes, es decir, una Variación Intercensal entre los años 2002 y 2012 de un -4,6%. Mientras Peñalolén observa cerca de 236 mil habitantes, esto es una Variación Intercensal entre los años 2002 y 2012 de un 9,2%.  Entonces ¿Cómo articulamos estas densidades?

La gestión debe evaluar la magnitud de estos indicadores y su incidencia en los instrumentos de planificación. Sólo como referencia, los planes reguladores de La Reina (con baja densidad interior y densificación del borde, abundantes áreas verdes y desarrollo escalonado de inmobiliarias de alto estándar) y Peñalolén (con un plan regulador rechazado por los vecinos), dejan pendiente una posible mixtura y nexo de desarrollos condicionados en sus límites y bordes, a través de proyectos detonantes y economía de escalas, lo que permitiría  consolidar sus significativos avances en materias de integración social.

También, según indicadores del año 2009, la tasa de pobreza de La Reina era de un 2,50%, mientras que en Peñalolén observaba cerca de 10,80%. En este campo del análisis, la propia desigualdad intra-comunal es parte de la preocupación por la inclusión social, residencial y laboral de un segmento significativo de ciudadanía que también se puede ver favorecida positivamente desde una audaz gestión en el uso del suelo.

Quinto lugar, en un mundo globalizado la identidad e  historia local es un “plus” y valor a la hora de articular bienestar de sus residentes, sus expectativas y registro biográfico. Ambas comunas cuentan con un importante patrimonio. Desde la Casa Michoacán (Casa “La Hormiguita”), la Carpa de Violeta Parra e Inmuebles de Conservación Histórica en La Reina al Centro Cultural Chimkowe, Parque por la Paz Villa Grimaldi y Polideportivo Sergio Livingston en Peñalolen configuran  parte de una bitácora y circuito cultural.  “Una pequeña ventana” en este universo de cemento y carne.

Es muy probable que algunas dimensiones de esta trama precordillerana, han puesto en marcha un significado -más bien- post moderno del desarrollo local. Entonces, un plan estratégico diverso es posible activarlo con una mirada de sello territorial, por sobre las estrechas fronteras administrativas-burocráticas.

Veamos:

Las comunas tienen las oportunidades para una política pública a escala a través de una gestión estratégica de alto impacto y valor ciudadano. Es decir, desarrollar un dispositivo jerarquizado y coherente de líneas de acción pública/privada, de amplia información, conocimiento y participación.

La elaboración entonces de este Plan, implica pensar una concepción territorial de las bondades urbanas con el conjunto de actores, que oriente las inversiones, políticas públicas y privadas, que asuma la creciente diversificación de las actividades económicas y productivas, la nueva pobreza y nuevas desigualdades intra ciudad e inter-territorios, y la promoción de la equidad espacial. Lo anterior, con el propósito de cohesionar a sus habitantes.

Así entonces esta nota –como lo hemos conversado largamente con mi amigo y concejal de Peñalolen doc. Julio Abelleira- no constituye una verdad absoluta, ni ideas de un programa único para la acción, la intención es que sirvan para una discusión plural y análisis más bien consensuado entre la comunidad. Además, no debemos olvidar que el grueso de la ciudadanía, la nueva clase media sobrelleva el peso de estas preocupaciones, por ende, de cierta incertidumbre, ansiedad y temor.

Comentarios del artículo: La Reina y Peñalolen: perspectivas y nexos de futuro - Publicado: a las 5:31 pm

La Nación

Av. Nueva Providencia 1860, Oficina 183, Providencia
Teléfono: 56 2 - 2632 5014

Director Responsable: Patricia Schüller Gamboa
Representante Legal: Luis Novoa Miranda

© Comunicaciones LANET S.A. 2014
Se prohíbe toda reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio.