" "
Blog de
  • Eugenia Hernández

Eugenia Hernández

Directora Ejecutiva de Fundación Capacitación Bomberos de Chile

Etiquetas: » Publicado: 23/11/2012

Crisis: el minuto de la verdad

No dejemos para después y en otras manos nuestra seguridad; comencemos con lo más básico, el auto-cuidado, preguntemos por planes de seguridad en nuestros trabajos, vías de evacuación, salidas de emergencia iluminación de emergencia, detectores de humo, ubicación de extintores, uso de estos mismos, propongamos mejoras.

Al escuchar la palabra “crisis”, la asociamos con dificultad, peligro, riesgo, acompañadas de sentimientos de ansiedad, inseguridad y preocupación.

Es cierto, no es una palabra que uno quisiera escuchar relacionada con la vida familiar, el trabajo o nuestra vida diaria.

La verdad es que está ahí, más veces de las que quisiéramos y en ocasiones presentándonos desafíos difíciles de enfrentar.

La cultura nacional no nos enseña a afrontar los problemas con anticipación, ocupándonos previamente de todo aquello que podría llegar a ocurrirnos relacionado con aspectos trascendentes de la vida.

Si va al cine ¿se fija donde está la salida de emergencia? ¿y en el supermercado? ¿y en el centro comercial? Miles de personas se encontrarán en la misma situación que usted.

Esperamos que alguien nos saque del aprieto o algo ocurra que solucione el momento complicado, la situación difícil o derechamente la adversidad.

Nuestros hábitos para anticiparnos a las emergencias son más bien aprendidos de la experiencia propia o cercana más que de la reflexión anticipada. Buscamos resolver los problemas, no accionar precavidamente. Dígame si alguna vez no ha escuchado “en su momento lo vemos” o “en el camino se arregla la carga”.

Esta forma de vivir el día a día también se extrapola a las empresas y los lugares de trabajo donde cada uno de nosotros vive tantas horas y jornadas, compartiendo con otros los riesgos potenciales que puedan ocurrir.

Después de tantas experiencias y viviendo en un país que cada tanto nos sorprende ingratamente, la preparación frente a las emergencias debiera ser parte de nuestra vida, desde la educación más temprana. Si hablamos por ejemplo de lo que ocurre en nuestros lugares de trabajo, nos enfocamos en la gestión de la emergencia como un proceso vivido por la organización donde otros se deben ocupar y que sólo en el momento de la crisis nos mueve a consultar, cuestionar, juzgar, etc.

Si va al cine ¿se fija donde está la salida de emergencia? ¿y en el supermercado? ¿y en el centro comercial? Miles de personas se encontrarán en la misma situación que usted.

No dejemos para después y en otras manos nuestra seguridad; comencemos con lo más básico, el auto-cuidado, preguntemos por planes de seguridad en nuestros trabajos, vías de evacuación, salidas de emergencia iluminación de emergencia, detectores de humo, ubicación de extintores, uso de estos mismos, propongamos mejoras. Nadie está más capacitado que nosotros mismos para cuidar de nuestra integridad física.

Se acerca Navidad. Un dato: revise los enchufes donde conecta las luces del arbolito, no ponga tantos artículos eléctricos conectados a un solo enchufe por mucho que sea una “zapatilla” segura. Revise la instalación eléctrica, no sobrecargue los sistemas. Cuídese y enseñe a los suyos a hacerlo.

Preparémonos sicológicamente con seriedad y precaución. Algo que hagamos hoy nos puede parecer mal agorero o extremista, pero puede ser la gran diferencia en el minuto de la verdad.

Comentarios del artículo: Crisis: el minuto de la verdad - Publicado: a las 12:09 pm

Etiquetas: , » Publicado: 16/10/2012

Sustentabilidad en Chile, ahora

Ya vemos que estamos frente a un consumidor, cliente, colaborador, vecino, publico general cada vez más informado, opinante, más atento y sensibilizado. No le demos la espalda, esa distancia emocional nos puede costar caro.

Cada vez que uno de nosotros espera una mejora en su calidad de vida, estamos viviendo el proceso de incluir la sustentabilidad en nuestro día a día.

Los beneficios de vivir en un lugar sano, trabajar en labores seguras, comprender que nuestro medio ambiente es un ser vivo y que debemos cuidarlo como tal,  incorporar buenas prácticas en el uso de recursos naturales,  enseñarles a nuestros hijos los beneficios de una vida sana y desafiarnos a vivir más simplemente, son las bases en las cuáles todos debemos invertir tiempo y esfuerzo.

Para quienes ocupan posiciones de decisión en una organización, la responsabilidad es aún mayor.

Según datos de la última  encuesta VEASRS,  el  57% de las personas se considera socialmente responsable, y dentro de este grupo los mayores de 55 años, son los que actúan más responsablemente.

Temas tan trascendentes como conjugar la productividad con la seguridad, los indicadores financieros con los indicadores medioambientales, el bienestar y salud de la organización con el bienestar de trabajadores y sus familias, son temas que toda organización debe plantearse, tarde o temprano.

En la búsqueda del aseguramiento de los procesos productivos, tanto productos como servicios, siempre cabe hacer el esfuerzo donde y como se pueda para marcar la diferencia.

De esta manera construimos relaciones sólidas con los consumidores con cultura sustentable  y poco a  poco iniciamos un círculo virtuoso.

Pensamos que estos factores expuestos no deben ser un obstáculo, sino más bien un incentivo para relacionarnos con clientes, proveedores y  nuestra comunidad. Deben ser un impulso y una ventaja competitiva frente a un entorno educado e informado sobre empresas que  adhieren a estos principios  enunciados.

Mucha agua ha pasado bajo el puente. El año 2000 Codelco fue la primera empresa chilena en elaborar un reporte de sustentabilidad. Hoy, 10 años más tarde, el número de compañías que lo hace ha crecido exponencialmente. En la actualidad ¿son suficientes las empresas que asumen esta tarea, en relación a las personas que demandan más y mejores prácticas responsables de las empresas y el entorno?

Según datos de la última  encuesta VEASRS,  el  57% de las personas se considera socialmente responsable, y dentro de este grupo los mayores de 55 años, son los que actúan más responsablemente. Cabe señalar que en casi toda la muestra las personas indican estar atentas a los comportamientos de las empresas en relación a este tema. Son emocionalmente  reactivos y las  premian o castigan  desde su lugar de opinión o compra.

Ya vemos que estamos frente a un consumidor, cliente, colaborador, vecino, publico general cada vez más informado, opinante, más atento y sensibilizado.  No le demos la espalda,  esa distancia emocional nos puede costar caro.

Comentarios del artículo: Sustentabilidad en Chile, ahora - Publicado: a las 5:13 pm

Etiquetas: , , , , » Publicado: 23/05/2012

A propósito del 27F…

¿estamos preparados para una emergencia?, si todo se repitiera como el 27F ¿qué haríamos distinto? ¿Qué aseguraríamos?, ¿qué esperaríamos de quienes viven y trabajan a nuestro lado?

Imagine que está en el piso 7º de un edificio, es de noche, usted y su familia, su esposa e hijos duermen plácidamente.

De pronto suenan las alarmas de emergencia de su edificio. Alguien grita, usted está desorientado y solo sabe que algo está pasando. Trata de prender las luces de su casa pero no hay energía eléctrica, además no funcionan los ascensores y se escucha a distancia la sirena de un vehículo de emergencia.

¿Tiene un plan para enfrentar una situación de este tipo?

No podemos decir que nunca nos hemos enfrentados a hechos como el del ejemplo anterior y sin embargo nuestra experiencia no nos sirve ni prepara para prevenir lo que en forma casi segura se repetirá.

Los acontecimientos de estos días nos han recordado una y otra vez lo ocurrido el 27F. Estamos buscando responsables-país; que se hizo y qué se debió hacer; pero ahora vamos a hacernos la pregunta a nosotros mismos ¿estamos preparados para una emergencia?, si todo se repitiera como el 27F ¿qué haríamos distinto? ¿Qué aseguraríamos?, ¿qué esperaríamos de quienes viven y trabajan a nuestro lado?

En relación específica al lugar de trabajo, la ley chilena describe que, bajo ciertas condiciones dentro de la empresa, un grupo asignado de trabajadores debe ser responsable de la primera intervención frente a una emergencia, a ese grupo se le llama Brigada de Emergencia o de Primera Intervención.

Este grupo debe ser coordinado, preparado, capacitado y entrenado en aquellas situaciones directamente relacionadas con las emergencias posibles de ocurrir dentro de la faena especifica de la empresa.

No podemos saber si estamos preparados para una emergencia durante el entrenamiento, o cuando se realizan los simulacros, pero estas actividades colaboran a dar seguridad a aquellos que deben tomar las decisiones en los momentos difíciles, en los momentos que en un minuto se puede salvar una vida.

Nuevamente la pregunta es ¿cuántas empresas se ocupan de esta condición? ¿qué características debiera tener la brigada de su empresa? ¿Cómo podría su empresa seguir produciendo para que usted no pierda su trabajo después de ocurrida la emergencia?

Cada vez que una organización toma la responsabilidad de crear su Brigada, está planificando para el riesgo, para la mitigación y para la continuidad del negocio; no hacerlo significa esperar milagros, dar vuelta la espalda a lo que pueda pasar, correr riesgos, dejar de prevenir para solo justificar algunos procesos que nos libren de una supervisión de la autoridad.

En Chile las empresas, sobre todo de capitales internacionales o aquellas donde los procedimientos vienen de otros países más desarrollados, se ocupan especialmente de este punto, poniendo especial énfasis en la calidad del entrenamiento y preparación de las Brigadas.
Cuantas veces vemos en las empresas entrenamientos “parche” resultado del trabajo de un “ buen vendedor. ¿ A qué Gerente de Operaciones o Gerente de Faena, le parecería adecuado ver a su Brigada entrenar en un lugar o una condición de por si peligrosa?.

Este no es un trabajo para ser realizado por cualquiera, seguramente si hacemos un catastro, en toda brigada hay un Bombero, un voluntario que se capacita para servir a su comunidad. Bomberos de Chile ha pensado en esta situación y creó una organización sin fines de lucro para, en forma reconocida por el Ministerio del Trabajo ( SENCE) capacitar a las empresas y sus Brigadas.

Los excedentes de esta actividad van directamente a la capacitacion gratuita que debe tener cada uno de los 38.000 voluntarios que existen en nuestro país.

Volvamos al ejemplo del inicio; ahora que ya sabe que debe estar preparado, le recomendamos:

-tener una linterna a mano.

-abra la puerta principal de su casa cuando reúna a su familia

– un bidón con agua pura que se cambie una vez al mes aproximadamente,

-una radio a pilas

-Y si hay riesgo de incendio cortar la luz y el gas de inmediato.

No podemos saber si estamos preparados para una emergencia durante el entrenamiento, o cuando se realizan los simulacros, pero estas actividades colaboran a dar seguridad a aquellos que deben tomar las decisiones en los momentos difíciles, en los momentos que en un minuto se puede salvar una vida.

 

Comentarios del artículo: A propósito del 27F… - Publicado: a las 6:36 pm

La Nación

Av. Nueva Providencia 1860, Oficina 183, Providencia
Teléfono: 56 2 - 2632 5014

Director Responsable: Patricia Schüller Gamboa
Representante Legal: Luis Novoa Miranda

© Comunicaciones LANET S.A. 2014
Se prohíbe toda reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio.