" "
Blog de
  • Cristián Duarte

Cristián Duarte

Presidente Transearch

Etiquetas: , , » Publicado: 15/05/2013

Y usted ¿confía?

La claridad de valores, la decisión frente a los problemas y la consistencia entre lo que se dice y se hace van construyendo una imagen sólida del líder frente a su entorno.

Una de las claves del liderazgo está en la confianza que el directivo es capaz de construir en la relación con sus dirigidos, pares y jefes. Esta confianza está formada por dos elementos centrales, primero: la certeza o  convicción sobre las competencias del líder para cumplir sus compromisos, y segundo la seguridad en que este actúa y habla con sinceridad. La confianza se va desarrollando a medida que se enfrentan situaciones y compromisos que un directivo debe honrar. En este contexto, el lenguaje y las conductas no son inocentes, sino que hacen toda la diferencia. La claridad de valores, la decisión frente a los problemas y la consistencia entre lo que se dice y se hace van construyendo una imagen sólida del líder frente a su entorno.

 Un líder que muestra deslealtad hacia la empresa, sus pares o sus jefes, no es sincero y está sembrando la semilla de la deslealtad en sus propios dirigidos.

Las competencias que aparecen para actuar en una determinada forma van moldeando el juicio de quienes trabajan con el ejecutivo. Cuando se denota falta de capacidad de llevar adelante un proyecto, o inseguridad frente a desafíos que requieren actuar con decisión, la confianza se resiente. Surge la incertidumbre respecto de las capacidades técnicas o ejecutivas del directivo y se anida la desconfianza. Se requiere decisión, mensajes claros y acciones coherentes para permitir un ambiente sano y positivo. Las señales que se den son muy importantes. No siempre lo correcto es igual a lo conveniente.

La sinceridad es otro aspecto clave, y es distinta de lo políticamente correcto debido a que esto no constituye ningún riesgo porque se trata de decir lo que el otro espera escuchar, es decir, cumplir su expectativa, aunque lo que se diga no sea lo que efectivamente se piensa. Hay personas que se incomodan cuando otros dicen algo diferente a lo esperado, cuando no confirman su prejuicio sobre un tema o hecho, sin embargo, considero valioso abrir la mente a que una persona se atreva a decir algo impopular pero que es lo que efectivamente cree y piensa. La sinceridad, la autenticidad es algo que se puede percibir con los sentidos y resulta fundamental para el verdadero líder. Un líder que muestra deslealtad hacia la empresa, sus pares o sus jefes, no es sincero y está sembrando la semilla de la deslealtad en sus propios dirigidos. Los valores que ostente el alto ejecutivo, la forma e intensidad en que los declare, pero por sobre todo la consistencia al aplicarlos en el día a día, irán definiendo la relación de confianza que existirá entre el líder y quienes trabajan con él. No basta con hablar de valores y ética, se deben vivir y defender con fuerza en las situaciones límite. Es preciso jugársela por esos valores aunque el costo económico pueda ser mayor.  La dignidad como ser humano y la tranquilidad de conciencia es más importante que el patrimonio o los resultados.

Sinceridad y competencia para cumplir compromisos, sin ellos no hay confianza, podrá haber acomodos, bonitas declaraciones, hasta buenos resultados, pero no auténtico liderazgo.

Comentarios del artículo: Y usted ¿confía? - Publicado: a las 11:46 am

Etiquetas: , , , , » Publicado: 11/01/2013

Quien esté libre de intereses que lance la primera piedra

Los contactos personales y familiares existen de forma mucho más abierta y menos regulada. Si bien es cierto que uno espera que un determinado proveedor no tenga conflictos de interés; también es cierto que las empresas prefieren trabajar con círculos conocidos, porque confían en la gestión que puede hacer un amigo o en la lealtad de un familiar.

La situación política vivida tras la salida de Teodoro Ribera desde el Ministerio de Justicia y más recientemente los cuestionamientos al Director del SII, Julio Pereira, me hicieron reflexionar sobre los conflictos de interés en el mundo público y privado.

Nadie o casi nadie se cuestiona que la gente que ejerce cargos públicos no debe tener conflictos de esta naturaleza. Sin embargo, cada cierto tiempo el mundo político se remece y escandaliza por situaciones de este tipo que han afectado a autoridades de las más diversas tiendas, incluso a más de un Presidente de la República. Es curioso que, en un ámbito en que los apellidos de políticos y autoridades se repiten, formando verdaderas dinastías, este tipo de asuntos genere tanta sorpresa. Cuando se descubren situaciones como éstas, todos vociferan, pero ¿están realmente libres de lanzar la primera piedra?

Un conflicto de intereses surge cuando una persona, como funcionario o empleado del sector público o privado, es influenciado por consideraciones personales al realizar su trabajo. Así, las decisiones son tomadas sobre la base de fundamentos subjetivos. Los conflictos de intereses, son tan dañinos para la reputación de una organización porque erosionan su confianza pública.

En la empresa privada, y en especial en nuestra cultura latina, esto es pan de cada día. Los contactos personales y familiares existen de forma mucho más abierta y menos regulada. Si bien es cierto que uno espera que un determinado proveedor no tenga conflictos de interés; también es cierto que las empresas prefieren trabajar con círculos conocidos, porque confían en la gestión que puede hacer un amigo o en la lealtad de un familiar. La pregunta es, ¿dónde está el límite?; especialmente en Sociedades Anónimas Abiertas en que puede haber un controlador y muchos accionistas minoritarios que merecen claridad y transparencia en relación a estos temas.

En el caso de las compañías transnacionales existe más claridad sobre dicho límite. En muchas de ellas imperan con diferentes niveles de rigor normas y directivas que forman parte de las políticas de la empresa. Por ejemplo, no recibir regalos o no aceptar una invitación a almorzar o a viajar por parte de un proveedor en particular, porque al aceptarlas se puede comprometer la independencia en el momento de decidir una compra o negocio.

También existen otras estrategias que puede adoptar una organización para evitar comprometer su integridad, como por ejemplo, mantener códigos de ética con normas que son comunicadas a los colaboradores y proveedores, jornadas de capacitación y reflexión sobre dichas normas, firma de documentación declarando la existencia o no existencia de un conflicto de interés, instancias de denuncia ante la observancia de conductas inadecuadas, guía frente a dudas que pueda tener un colaborador respecto de determinada situación, etc.

Frente a estas situaciones cabe preguntarse si es posible regular totalmente las relaciones humanas y hasta qué punto podemos llegar para evitar el nepotismo o amiguismo. Lo que está claro es que parece aconsejable elaborar políticas claras para adelantarse a este tipo de situaciones y evitar malos ratos.

Comentarios del artículo: Quien esté libre de intereses que lance la primera piedra - Publicado: a las 2:03 pm

Etiquetas: , , , , , » Publicado: 27/12/2012

América Latina la lleva

Tenemos la responsabilidad y el tremendo reto de que Latinoamérica siga por el camino del crecimiento. Hoy pese a las diferencias políticas que han llevado a algunos países a tribunales internacionales; a nivel de hombres de negocios se mantiene un ambiente de colaboración y de trabajar juntos para el desarrollo de toda la región.

¿Se ha fijado que la expresión “en vías de desarrollo”, ya no se está usando para los países latinoamericanos? Y es que los avances políticos, económicos y sociales que ha tenido la región, según algunos economistas, nos podrían llevar al desarrollo en la próxima década.

Las cifras nos avalan. América Latina actualmente representa el 8 % de la población mundial y el 9 % del PIB mundial, y tiene una renta per cápita que dobla la media de los países emergentes. Latinoamérica está alcanzando a varias economías que por mucho tiempo llevaron la delantera, gracias al, entre otros factores, talento ejecutivo que tiene esta región.

El ejecutivo latino tiene una serie de competencias que lo destacan frente a los europeos, asiáticos y anglosajones. Son profesionales eficientes y bien formados académicamente, que tienen una expectativa de un futuro mejor muy arraigada, propia de una cultura que desafía los tiempos, ya que busca alcanzar el desarrollo.

El ejecutivo latino tiene una serie de competencias que lo destacan frente a los europeos, asiáticos y anglosajones. Son profesionales eficientes y bien formados académicamente, que tienen una expectativa de un futuro mejor muy arraigada, propia de una cultura que desafía los tiempos, ya que busca alcanzar el desarrollo.

Por otro lado, si bien hay elementos que nos diferencian, América Latina, tiene una cultura e historia similar. Compartimos un mismo idioma y una idiosincrasia que nos hace amistosos, amantes de la familia, homogéneos en la creencia religiosa y nos sentimos orgullosos de nuestras tradiciones y costumbres.

Si a todo esto le sumamos nuestro potencial de crecimiento, podemos afirmar que esta es la hora de Latinoamérica. El crecimiento de nuestra población nos lleva a un círculo virtuoso, que por un parte combate la pobreza con la generación de nuevos empleos, atrae inversión extranjera, se crece en infraestructura y se mejoran las redes de distribución.

Las empresas regionales hoy tienen motor propio. Son multilatinas, ya no es novedad que nuestras empresas estén creciendo hacia otros países de la región porque nos interesa invertir en nosotros mismos, sobre todo frente a una Europa deprimida, un EEUU que pelea con China el liderazgo económico.

Tenemos la responsabilidad y el tremendo reto de que Latinoamérica siga por el camino del crecimiento. Hoy pese a las diferencias políticas que han llevado a algunos países a tribunales internacionales; a nivel de hombres de negocios se mantiene un ambiente de colaboración y de trabajar juntos para el desarrollo de toda la región; porque los muros que separan a los gobiernos son mucho más pequeños cuando se trata de emprender y desarrollar negocios.

Comentarios del artículo: América Latina la lleva - Publicado: a las 3:42 pm

Etiquetas: , , , , » Publicado: 27/09/2012

Sence: en busca de la empleabilidad

Nadie pone en tela de juicio el valor de la capacitación en los trabajadores y en la empresa, que además es un puente entre ambos, que bien coordinada se traduce en un capital humano más motivado y productivo, que ayudará a conseguir las metas planteadas por una compañía. Sin embargo, el principal beneficiado será el trabajador, porque le otorgará mayor empleabilidad.

La franquicia SENCE ha servido para mejorar las competencias laborales de muchos trabajadores. Qué duda cabe. Excelencia en el servicio, trabajo en equipo, liderazgo y competencias específicas y técnicas forman parte de las capacitaciones que mejoran, fortalecen y potencian el capital humano.

Hasta aquí todo va de acuerdo a lo planificado. Sin embargo, subyace un problema que ha sido foco de discusión desde el año pasado, respecto del uso de la franquicia y la calidad de la OTEC y OTIC que ofrecen servicios de capacitación.

Se critica que las grandes empresas se están llevando todos los beneficios de utilizar este aporte, por tanto el desafío debiera estar más bien enfocado en la pequeña empresa que no tiene un reemplazo para que un trabajador asista a una capacitación. Si una pyme quiere capacitar a un colaborador, es más que probable que tenga que prescindir de él esa jornada, lo que puede implicar que se detenga una línea de producción. ¿Hay alguna empresa pequeña (en incluso una mediana) que pueda darse ese lujo?

Bajo esta premisa, los anuncios del ministro de Economía de traspasar el SENCE a esta cartera resultan interesantes, ya que éste ha puesto en marcha iniciativas que van en directa relación con la proactividad de los trabajadores. Ejemplos de ello son el Sernac financiero, el Sello Propyme, entre otros. El desafío hoy es generar espacios para aquellos que no han podido acceder a los beneficios de la franquicia. Si hacemos esto de manera transversal no sólo aseguramos el progreso de las empresas, sino también el crecimiento del país.

Nadie pone en tela de juicio el valor de la capacitación en los trabajadores y en la empresa, que además es un puente entre ambos, que bien coordinada se traduce en un capital humano más motivado y productivo, que ayudará a conseguir las metas planteadas por una compañía. Sin embargo, el principal beneficiado será el trabajador, porque le otorgará mayor empleabilidad.

Frente a esto, lo más sensato sería entregar un subsidio directo al trabajador, que le permita decidir en qué capacitarse tomando en cuenta las competencias que debe mejorar tanto para desempeñarse adecuadamente en la empresa que está inserto, como para proyectar su carrera.

Un subsidio nominativo le entregaría la responsabilidad al trabajador de identificar espacios en los que puede crecer y fortalecer sus habilidades conociendo la estrategia de negocio de la empresa en la que trabaja para potenciarse y alcanzar los resultados esperados; por lo tanto es co responsable de los resultados de la compañía.

Bajo esta premisa, los anuncios del ministro de Economía de traspasar el SENCE a esta cartera resultan interesantes, ya que éste ha puesto en marcha iniciativas que van en directa relación con la proactividad de los trabajadores. Ejemplos de ello son el Sernac financiero, el Sello Propyme, entre otros.

El desafío hoy es generar espacios para aquellos que no han podido acceder a los beneficios de la franquicia. Si hacemos esto de manera transversal no sólo aseguramos el progreso de las empresas, sino también el crecimiento del país.

Comentarios del artículo: Sence: en busca de la empleabilidad - Publicado: a las 11:45 am

Etiquetas: , , , , » Publicado: 12/07/2012

Basta de abusos de poder

El abuso sexual de menores que hemos visto estas últimas semanas ha sido la expresión más brutal del término, sin embargo, hay otras formas de éste que están presentes en nuestra sociedad y en las organizaciones, como el abuso de poder que ejercen ciertas jefaturas o directivos de compañías, algunos profesores hacia los alumnos, políticos y otras figuras de autoridad de diversa índole, escudándose en su investidura.

Es necesario reflexionar sobre lo que está pasando con nuestra sociedad y tomar medidas al respecto. Considero que el auténtico liderazgo en toda organización se traduce en buscar el bien de ésta y de todos sus miembros. En este sentido, cuando se descubren situaciones de abuso y luego salen a la luz pública, dan cuenta del grave error que cometen las instituciones al hacer caso omiso de las señales que reciben y no actuar inmediatamente.

Hay otras formas de abuso presentes en nuestra sociedad y en las organizaciones, como el abuso de poder que ejercen ciertas jefaturas o directivos de compañías, algunos profesores hacia los alumnos, políticos y otras figuras de autoridad de diversa índole, escudándose en su investidura.

Generalmente, estas situaciones no permanecen invisibles para el resto de la organización, hay rumores y gestos que requieren una observación atenta y alerta de todos los miembros que la componen, pero sobre todo de quienes ejercen el liderazgo en esas organizaciones.

También, es fundamental saber quiénes son aquellos que componen la empresa, especialmente en instituciones donde se trabaja con niños o personas vulnerables, por lo que el proceso de selección de los colaboradores debe ser exhaustivo, utilizando pruebas psicológicas que logren determinar alguna anomalía en la persona que podría desencadenar un abuso y así prevenir estas situaciones a tiempo. En materia de abuso, la clave está en la prevención y en el coraje para abordar los problemas oportunamente.

Comentarios del artículo: Basta de abusos de poder - Publicado: a las 5:49 pm

Etiquetas: , » Publicado: 26/04/2012

Domingo: ¿día de descanso o ventas?

Vivimos en una sociedad libre, donde cada uno elige dónde quiere trabajar y quienes lo hacen el fin de semana es porque necesitan ese dinero extra y porque están dispuestos a hacerlo. Además, en un escenario de pleno empleo no se deberían establecer restricciones salariales.

La reciente aprobación en la Cámara de Diputados del cierre del retail el último domingo de julio para conmemorar el “Día de las familias”, ha revivido una antigua discusión: si se debe o no cerrar todos los domingos las tiendas del retail para dar un descanso a sus trabajadores.

Actualmente existen dos proyectos de ley en el Congreso. Uno plantea cerrar el comercio los domingos y el otro propone subir las remuneraciones para esos días trabajados.

Las visiones son contrapuestas, porque uno busca mayores beneficios para el trabajador como otorgar un mayor valor a la familia y la oportunidad de tener más tiempo para compartir con los hijos. Sin embargo, esto es complejo para las empresas yla Cámarade Comercio de Santiago, quienes verían afectadas sus ventas al cerrar este día. Segúnla CCS, el sector perdería US$48 millones por cada domingo feriado.

Si empezamos a restringir el retail, luego tendríamos que regular otras industrias de entretención y servicios que funcionan los fines de semana como restaurantes, clubs de deportes, museos, etc. Dejando sin opciones de realizar actividades a quienes tienen un domingo de descanso o de distracción. No podemos olvidar que los centros comerciales o malls han venido a remplazar a los parques y plazas.

Si bien quienes defienden el descanso dominical plantean que los consumidores se adaptarían y podrían cambiar su hábito de compras para el sábado o el resto de la semana, las ventas no se distribuirían de igual manera y las rentas de los trabajadores también bajarían, porque muchos trabajadores  del retail ganan comisión por venta.

Vivimos en una sociedad libre, donde cada uno elige dónde quiere trabajar y quienes lo hacen el fin de semana es porque necesitan ese dinero extra y porque están dispuestos a hacerlo. Además, en un escenario de pleno empleo no se deberían establecer restricciones salariales.

Si empezamos a restringir el retail, luego tendríamos que regular otras industrias de entretención y servicios que funcionan los fines de semana como restaurantes, clubs de deportes, museos, etc. Dejando sin opciones de realizar actividades a quienes tienen un domingo de descanso o de distracción. No podemos olvidar que los centros comerciales o malls han venido a remplazar a los parques y plazas. Muchas familias aprovechan estos lugares, no sólo como lugares para hacer compras, sino también como lugares de esparcimiento y recreación para toda la familia. Son lugares climatizados que permiten paliar el calor en verano y el frío en invierno y presentan una amplia variedad de opciones para toda la familia.

Un planteamiento de este tipo debe tener en cuenta el impacto en la actividad económica, en las familias que utilizan estos servicios y en los ingresos de las cientos de miles de familias que están vinculadas a la actividad de estos centros comerciales.

Comentarios del artículo: Domingo: ¿día de descanso o ventas? - Publicado: a las 3:37 pm

Etiquetas: , , » Publicado: 02/04/2012

¿Es legítimo discriminar laboralmente?

Al momento de postular a una oferta laboral, factores como el colegio donde se estudió, la universidad de la cual egresó, hasta la comuna donde se vive son preguntas frecuentes y que forman parte de la discriminación laboral.

La dictación de una nueva ley destinada a reducir la discriminación arbitraria que afecta a los ciudadanos en las más diversas situaciones ha puesto en el tapete una antigua discusión.

Nadie osaría decir que la discriminación basada en aspectos tales como el género, la clase social, la edad, nivel socio-económico, raza, aspecto físico, nacionalidad u orientación sexual son conductas deseables en nuestra sociedad. Sin embargo, es fácil observar que dicha situación tiene una enorme ocurrencia en nuestro país. Se está discriminando todo el tiempo. Es por eso que existe una amplia gama de términos peyorativos y bromas para referirse a grupos que son diferentes: cuicos, flaites, pelolais, fachos, rojos, momios, chulos, huecos, etc., etc.

Al momento de postular a una oferta laboral, factores como el colegio donde se estudió, la universidad de la cual egresó, hasta la comuna donde se vive son preguntas frecuentes y que forman parte de la discriminación laboral.

Discriminar no constituye un acto reprochable  per se, sino más bien un acto tendiente a seleccionar de entre un grupo, a una persona para determinado objetivo. El problema está cuando dicha selección está basada en criterios ajenos a los requisitos específicos de un cargo y a las competencias requeridas para ejercerlo adecuadamente.

Pero frente a esto cabe precisar que el término discriminación en su sentido más puro es algo que se hace diariamente en todas las organizaciones. En efecto, el diccionario dela Real Academia Española define discriminar en primera instancia como “seleccionar excluyendo”. En tal sentido, discriminar no constituye un acto reprochable per se, sino más bien un acto tendiente a seleccionar de entre un grupo, a una persona para determinado objetivo. El problema está cuando dicha selección está basada en criterios ajenos a los requisitos específicos de un cargo y a las competencias requeridas para ejercerlo adecuadamente.

Surge entonces la pregunta: ¿dónde está la equidad cuando corresponde elegir a un colaborador para ocupar una mejor posición dentro de la empresa?, ¿cuál debe ser el criterio para seleccionar nuevos colaboradores? ¿de qué forma la ley puede condicionar la libertad del propietario de una empresa para elegir a la persona que él quiera? Las visiones más vanguardistas señalan que no es lícito aplicar cualquier criterio que no sea estrictamente la capacidad de la persona para desempeñar el trabajo.

Aquí se suman nuevas preguntas como ¿se puede discriminar a alguien que usa pelo largo, piercing o tatuajes pero que tiene todas las competencias para el cargo porque es probable que los clientes de la empresa no lo acepten? O cuando se busca a alguien para un puesto de alta responsabilidad ¿es legítimo no considerar a una persona porque se estima que tiene mucha edad para ese cargo?

Es frecuente la discriminación arbitraria fundada en prejuicios o en preferencias personales que no tienen que ver necesariamente con la productividad del cargo. En países desarrollados está prohibido preguntar en las entrevistas laborales sobre el estado civil, la actividad del cónyuge, si planea casarse o tener hijos, la edad y la religión, etc.

¿Es legítimo hacer una discriminación según el cargo? Es un tema delicado, en el cual falta mucho por discutir en nuestro país. Por el momento mi principal recomendación es que antes de criticar a otros por discriminar, lo ideal es preguntarnos cómo andamos por casa, porque discriminar en el sentido más puro de seleccionar, lo hacemos a cada hora y en cada lugar. Y usted ¿discrimina basado en sus prejuicios?

Comentarios del artículo: ¿Es legítimo discriminar laboralmente? - Publicado: a las 2:39 pm

La Nación

Av. Nueva Providencia 1860, Oficina 183, Providencia
Teléfono: 56 2 - 2632 5014

Director Responsable: Patricia Schüller Gamboa
Representante Legal: Luis Novoa Miranda

© Comunicaciones LANET S.A. 2014
Se prohíbe toda reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio.