" "
Blog de
  • Celeste Jerez K.

Celeste Jerez K.

Vicepresidenta Ejecutiva de Mujeres del Pacífico.

Etiquetas: , , , » Publicado: 29/07/2014

Gran lección señora Merkel

Alemania se llevó la Copa y se lo merecía y en esa cruzada, Ángela Merkel brindó todo el apoyo que “sus hijos” necesitaban. Si bien la copa no quedó en la región, de los 4 finalistas, 2 de ellos eran latinoamericanos y estaban gobernados por mujeres.

Teníamos tantas ilusiones de que la Copa del Mundo 2014 se quedara en la región. Partimos 9 países y después de cada encuentro nuestra esperanza era aún mayor. Pasamos a segunda ronda con 8 naciones, si sumamos a nuestro vecino de Norteamérica, y con las estadísticas avalándonos era imposible no pensar en el triunfo.

Teníamos un 50% de probabilidades de seguir avanzando, estábamos en casa y el discurso apostaba a ganar: un discurso de países llenos de confianza, seguridad y garra latina; actitud que hemos ido adquiriendo con el pujante crecimiento de nuestros países.

Llegamos a cuartos de final y la estadística nos seguía avalando. Continuaban en competencia Brasil, Colombia, Argentina y Costa Rica. El pequeño gigante que le había ganado a grandes contrincantes, se transformó en la revelación mundialera y, coincidentemente, se convirtió en un nuevo integrante de la Alianza del Pacífico.

Semifinales. La estadística intacta, aún cuando los resultados eran débiles frente a los equipos europeos. Todavía quedaban los fuertes futbolísticamente y fieles representantes históricos: Brasil, que era prácticamente imposible de superar en su país y Argentina, cuya hidalguía y confianza era difícil de derribar.

Llegamos a la final y aparecieron también otras estadísticas. De los 4 finalistas, 3 estaban liderados por mujeres y 2 de ellos eran latinoamericanos ¿Coincidencia? No. Y es que la América actual ha venido integrando paulatinamente a la mujer en todos sus ámbitos, porque tenemos esa fuerza y seguridad que nuestros países necesitan, esa capacidad de crear redes, conversar y cooperar.

Si bien la Copa no quedó en la región y aún nos falta camino por recorrer, veo y siento que por fin estamos entendiendo que las mujeres podemos crecer con equidad, salir adelante con actitud y triunfar. Que podemos empujar el carro para todos, sin importar el color político, raza o diversidad. La hora de las mujeres ha llegado. Gran lección señora Merkel. Mi más profunda admiración.

Finalmente, Alemania se llevó la Copa y se lo merecía. Se preparó para ganar y nos sacó a todos un año de ventaja. Se instaló con su propia infraestructura, su disciplina admirable, no escatimó en gastos para cumplir su objetivo y, en un acto de generosidad tras concluir el campeonato, donó esas instalaciones para convertirlas en un colegio. Los 7 goles que hicieron contra Brasil en semifinales no se olvidarán, pero ayudar a  los niños de Salvador de Bahía a estar un poco mejor, tampoco.

En esa cruzada, Ángela Merkel brindó todo el apoyo que “sus hijos” necesitaban para alcanzar el éxito: capital, tiempo, entrega y actitud. Aunque a veces se la visualice dura en su discurso, a la hora de ser madre no oculta la entrega de afecto. La vimos saltar, emocionarse y gritar por su selección. Porque cuando se trata de nuestros hijos no tenemos vergüenza y nos entregamos incondicionalmente.

Si bien la Copa no quedó en la región y aún nos falta camino por recorrer, veo y siento que por fin estamos entendiendo que las mujeres podemos crecer con equidad, salir adelante con actitud y triunfar. Que podemos empujar el carro para todos, sin importar el color político, raza o diversidad. La hora de las mujeres ha llegado. Gran lección señora Merkel. Mi más profunda admiración.

Comentarios del artículo: Gran lección señora Merkel - Publicado: a las 8:09 am

La Nación

Av. Nueva Providencia 1860, Oficina 183, Providencia
Teléfono: 56 2 - 2632 5014

Director Responsable: Patricia Schüller Gamboa
Representante Legal: Luis Novoa Miranda

© Comunicaciones LANET S.A. 2014
Se prohíbe toda reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio.