" "
Blog de
  • Basilio Torres

Basilio Torres

Académico y Consultor de Organizaciones. Directivo académico fundador de la UDP.

Etiquetas: , , , , , » Publicado: 19/08/2014

Precisemos qué es Educación Pública

Con esta reforma en marcha, podemos terminar cambiándolo todo, para que todo siga igual o peor.

Luego de la decisión del Administrador Provisional para los establecimientos que caigan en cesación de pagos o tengan graves problemas en su funcionamiento, está llegando la hora de que el Gobierno y la Nueva Mayoría precisen lo que entienden por Educación Pública.

Hace ya largos 20 años, desde el Gobierno del Presidente Eduardo Frei, que se busca abrir  camino a  la Educación Pública. En ella, a diferencia de la educación estatal y privada,  la comunidad escolar (compuesta por profesores, estudiantes y apoderados) toma protagonismo en la calidad de la educación. En ese período se dictó la ley por la cual se crearon los Consejos Escolares en la enseñanza media, municipal y particular subvencionada. Pero su uso ha sido prácticamente  nulo, ya que en nuestro país el autoritarismo encubierto en que vivimos, no deja espacios a la ciudadanía ni siquiera para participar en la educación de sus hijos. Así, han quedado reducidos a un intento incompleto de participación.

El problema de la educación no sólo es un tema de gratuidad en la enseñanza,  eliminación del copago y libre admisión. Pero esos aspectos no garantizan la calidad de la enseñanza. Para lograrlo, la única forma posible es a través de la participación de la comunidad educativa INFORMADAS en cada establecimiento.

CONTRADICCIONES

Sin embargo, hay decisiones contradictorias de la Nueva Mayoría, que son la principal causa de los problemas que hoy se viven con la Reforma.

Acaba de aprobarse en la  Cámara de Diputados una modificación al DFL 2, que impedía a los estudiantes participar de las decisiones universitarias. Esta decisión es particularmente importante, ya que debiera colocar a los jóvenes junto a los académicos a resolver  los problemas de su casa de estudios, con una gestión encabezada por su rector y autoridades académicas.

En el Senado, casi simultáneamente, se ha tomado una decisión en sentido contrario.  Se aprobó la intervención de los establecimientos educacionales, cuando entren en proceso de cesación de pagos o falten a asuntos esenciales de carácter educativo. En este caso, los estudiantes y los profesores han sido excluidos de toda participación, y se le ha entregado todo el poder a un  Administrador Provisional, quien les consultará sólo cuando lo considere pertinente.

El programa de Gobierno de la Nueva Mayoría  establece que uno de los cambios constitucionales  será la incorporación de la democracia participativa, dando espacios de decisión a la ciudadanía, para acompañar a la democracia representativa.

De allí surge el título del presente artículo, ya que no se puede seguir decidiendo en forma contradictoria cuando se intenta realizar un gran cambio o se terminará  en cualquier parte.

Acaba de aprobarse en la  Cámara de Diputados una modificación al DFL 2, que impedía a los estudiantes participar de las decisiones universitarias (…) pero en el Senado, casi simultáneamente, se ha tomado una decisión en sentido contrario y se le ha entregado todo el poder a un  Administrador Provisional

La Unidad Popular es un triste recuerdo de aquello, ya que fue la profunda división entre los partidos de Gobierno, en donde unos buscaban cumplir un programa comprometido con la gente y los otros avanzar sin transar, la que llevó al total fracaso de la  coalición y al suicidio del Presidente Allende.

Los  partidos de la Nueva Mayoría deben precisar su opción, o la gente no entenderá  nada de lo que se busca hacer  y los conflictos se agudizarán a niveles difíciles de anticipar.  La Presidenta debe ejercer su liderazgo y hacer cumplir el programa, que fue lo que el país votó mayoritariamente y terminar con lo que hoy está ocurriendo. Aún es tiempo de volver las cosas a su lugar.

LA EXPERIENCIA DE LA UDP

En educación, lo privado puede transitar hacia lo público.  Para ello se necesita la claridad y decisión que hoy no existe.

En la experiencia que vivimos en la Universidad Diego Portales, entre 1980 y 1989, en plena dictadura, el aspecto clave y decisivo que la llevó rápidamente a entreverarse entre las mejores universidades del país con domicilio en Santiago (U. Católica, U. Chile y U. de Santiago) fue la calidad de su academia y  el compromiso de los estudiantes fundadores de la misma, la mayoría provenientes del IPEVE, que fue la entidad educacional que la fundó y aportó con el escaso financiamiento inicial, usado  exclusivamente en  publicidad.

La UDP logró situarse en breves años entre las más destacadas del país y con el mayor crecimiento en alumnos de todo el sistema universitario chileno de la época, ya que era la academia la que tenía la responsabilidad por la calidad de la enseñanza, y estaba siempre atenta a escuchar la opinión de los estudiantes, ya que los tiempos no permitían algo distinto.

La Administración Superior de la Universidad tenía la responsabilidad por la planificación, lo administrativo, lo financiero y el control de los recursos.  El directorio de la UDP no buscaba lucrar y en sus reuniones  decidía sobre los temas del desarrollo futuro, con un profundo respeto por la academia, que estaba  haciendo universidad.

Las cosas estuvieron muy claras hasta que el miedo por la caída de la dictadura llevó a la rectoría a cambiarlas. El conflicto que terminó con el modelo usado durante 10 años, y que llevó a que la inmensa mayoría de sus profesores fueron exonerados o renunciaran a la Universidad, se desencadenó precisamente por el cambio de lógica, ya que la aparición del lucro lo cambió todo.  Felizmente las nuevas generaciones de académicos, con el apoyo decidido de los estudiantes han vuelto, en gran medida, las cosas a su lugar.

UN PARTO QUE SE DEBE INDUCIR

La Reforma a la Educación  se ha ido transformando en un “conflicto social y político”, y es natural que así sea. Son diferentes las visiones e intereses entre quienes marchan  desde 2011 en el movimiento estudiantil, y quienes lo hacen hoy en las marchas de los sostenedores y apoderados de colegios subvencionados.  También hay políticos con graves  conflictos de interés, y ellos no pueden ser juez y parte.

Los estudiantes llevan gran ventaja y lograron que el país se expresara en forma  tan clara y categórica en las últimas elecciones, donde la Presidenta de la República obtuvo 60% de los votos, una adhesión ciudadana nunca alcanzada por otro candidato. La Nueva Mayoría ganó el Parlamento con mucha votación.  Seguramente sin sus marchas, es probable que la Concertación hoy agonizara o hubiera  fallecido de muerte natural, y  el país no estaría viviendo el proceso en que se encuentra.

Los sostenedores y apoderados de colegios subvencionados tienen una gran fortaleza (que es bueno no ignorar): la incertidumbre.   La negación al cambio es una conducta humana esencial, que cuando se une al miedo a lo desconocido,  es una mezcla muy poderosa. Es necesario que estas  personas conozcan en detalle todos los cambios que se espera realizar, y esto es clave para evitar que el conflicto escale.

UNA APROXIMACIÓN AL MUNDO DE LO PÚBLICO

Hemos vivido dos experiencias límites y debemos evitar que ellas vuelvan a repetirse por tirar el elástico hasta el final.  Fuimos el único país en el mundo en que un Presidente marxista alcanzó el poder; y también el único país en el mundo en que una dictadura militar instaló el régimen neoliberal más ortodoxo del mundo.  Eso da cuenta de que aquí las cosas no son tan fáciles como piensan unos y otros.

Todo indica que estamos llegando  al tiempo en que debemos dejar de vivir tensionados, hoy por el privatismo sobre todo, y ayer por el estatismo sobre todo.  LO PÚBLICO aparece hoy claramente como lo más adecuado al tiempo actual.

En este modelo, a juicio de algunos -entre los cuales me cuento-  el Estado financia  y controla efectivamente la calidad de la educación, así como el destino del financiamiento que entrega, pero además cuida algo esencial en la participación: dar información pública transparente sobre el establecimiento y su entorno, para que los interesados, constituidos en comunidades, conozcan la realidad del mismo y mejoren de manera informada la calidad de lo que allí se realiza.

La calidad de la enseñanza debe ser responsabilidad de su comunidad escolar y no puede estar subordinada a los intereses de un dueño que quiere lograr ganancias o lucrar, y que vive el dilema cotidiano de decidir qué hacer con cada peso que recibe: Colocarlo en  la educación de los niños  y jóvenes o en su bolsillo.

Las comunidades educativas y los dueños no podrían vivir en medio de conflictos éticos de ese tipo, ya que ese hecho sería la crónica de una muerte anunciada de un sistema público, en donde todo cambió para que todo siguiera igual o peor.

Comentarios del artículo: Precisemos qué es Educación Pública - Publicado: a las 9:04 am

Etiquetas: , , , » Publicado: 05/08/2014

Mario Gómez López y la “burbuja universitaria” que fue la UDP hasta 1990

Quiero en estas líneas rendirle homenaje a un periodista que tuvo una visión anticipada del conflicto educacional actual, hace ya 25 años, cuando comprometió su apoyo en la primera discusión sobre el lucro, en un conflicto que marcó a la Universidad Diego Portales.

Ha fallecido Mario Gómez López, hombre culto, gran periodista y un trabajador incansable en la búsqueda de la verdad de las noticias. Junto a Hernández Parker, Gómez Millas y tantos otros, conformaron una escuela en el periodismo chileno.  Sus ejemplos hoy guían a las nuevas generaciones de jóvenes periodistas, que creen en la necesidad y obligación de informar la verdad.

Sin embargo, quiero en estas líneas rendirle homenaje, y dejar constancia de su participación en un hecho que marcó la primera discusión sobre el lucro y la comunidad universitaria.

En 1989 junto con otros docentes de la Universidad Diego Portales presentamos nuestra demanda al directorio de la Universidad, para definir si luego de casi 10 años de existencia, el criterio ordenador de la Universidad sería el lucro o la academia.

Todo ello ante la incertidumbre que generaba la intervención que estaba haciendo la Rectoría y la casa central de la UDP para nombrar a 2 de los 5 directivos académicos en forma directa y sin consulta, lo que estaba derivando en un conflicto mayor.

No sé si fue su olfato periodístico, su experiencia de años, o ambas, la que lo llevó a interesarse por conocer en detalle lo que estaba ocurriendo. Cuando llegó  al convencimiento de que el asunto era importante para el futuro de la educación universitaria privada, comprometió su apoyo.

Dedicó a este tema un tiempo especial entre sus obligaciones diarias, en el que puso su inteligencia, su grabadora infaltable, su programa radial y su capacidad de convocatoria con sus colegas de profesión, para sacar desde las aulas de la Universidad Diego Portales a la luz pública el primer conflicto académico que ocurría en una de las tres  Universidades Privadas creadas en 1982, y que se extendió por  más de cuatro meses. Su trabajo obligó a las autoridades de la casa central a contratar los servicios de un destacado periodista nacional, ya que su legitimidad estaba siendo amenazada ante la opinión pública.

Al finalizar ese tiempo y en el ocaso de la dictadura, debimos dejar nuestros cargos, y en los semestres siguientes fueron despedidos y renunciaron centenares de profesores, que habían trabajado desde la fundación de la Universidad.  Sin embargo, nuestra derrota de ese tiempo, al parecer no fue un sacrificio en vano.  Desde hace ya varios años, que los  académicos y estudiantes de la UDP, han retomado su protagonismo, y ya son dos los rectores que han debido presentar su renuncia al directorio y marcharse, por conflictos valóricos con la comunidad universitaria.

Una “burbuja universitaria” en dictadura

Desde su fundación, en la UDP se respira la libertad de pensamiento, y la “libertad de cátedra” fue un derecho consagrado, lo que no es así en muchas de las universidades privadas creadas al amparo de la legislación de  la dictadura de Pinochet, y en muchos establecimientos de enseñanza general subvencionada, donde la autocensura, y en algunas ocasiones la censura, que se vive en silencio, impide a los profesores dictar las clases que quisieran brindar.

En ese joven proyecto de los años ‘90, la comunidad de la UDP hizo universidad, sin exclusiones de ningún tipo, y con la única condición de trabajar con respeto por las ideas y creencias de todos los que allí estábamos.

Las autoridades superiores y académicas, siempre incentivamos la discusión y el encuentro de los que pensaban distinto, y también la organización de centros de alumnos y su Federación de Estudiantes, en un tiempo en que ellas eran reprimidas en el país.

Ello permitió entregarles a nuestros estudiantes una visión amplia en temas esenciales para  su formación. Fue así como en una década de prohibiciones y censuras, los  foros, en los auditorios de la Universidad y fuera de ella, contaron con participación activa y masiva de estudiantes y académicos.

En los temas económicos, políticos y sociales del país, concurrieron panelistas provenientes de todo el amplio espectro de ideas de nuestro medio nacional; desde representantes del gobierno y del gremialismo de ese tiempo (UDI actual), hasta miembros del MDP, movimiento político perseguido por los servicios de seguridad (PC y PS actual).

Han pasado ya casi 25 años de no estar en la UDP, y como uno de los directivos académicos fundadores, que la imaginaron, diseñaron y pusieron en marcha, espero que sea una de las primeras Universidades Públicas del nuevo tiempo. Sé que será una prueba mayor para la comunidad universitaria y para el directorio de la UDP, pero constituirá una señal muy importante para el difícil camino que deberá transitar la Reforma de la Educación Superior.

En la UDP las autoridades académicas eran legítimas, por ser algunas de ellas académicos fundadores de la misma o haber sido  electas por sus colegas, y por ello respetadas por académicos y estudiantes.  Desde su primer día de funcionamiento, todos sus profesores, ayudantes y personal administrativo y de servicio, fueron contratados por la casa central como empleados de la institución, con derecho a vacaciones, salud e indemnización por años de servicio, práctica que después de casi 35 años aún no ocurre en todos los establecimientos de educación superior en Chile.

Si bien éramos miembros de una Universidad Privada, desde los niveles superiores  de la institución hasta los auxiliares de la misma, sabíamos que los ingresos de todas las matriculas estudiantiles se destinaban a mejorar la educación que allí se brindaba, a entregar becas para facilitar la permanencia de estudiantes con menores recursos, y a desarrollar el proyecto universitario. Los nuevos edificios que reemplazaron a las viejas casonas, fueron  propios desde el primer momento, y no existió jamás información o denuncia de uso indebido de recursos.

El tiempo actual en la educación privada universitaria

Con el estatuto de una Universidad Privada, se construyó en la UDP las bases de lo que podía   llegar a ser una Universidad Pública, tal como ocurrió antes con la Universidad Austral o la Universidad de Concepción, entre otras, y que esperamos hoy la Reforma Educacional se encargue de institucionalizar para todas las universidades privadas que cumplan con los requisitos (que esperamos sean exigentes) y  decidan adherir al sistema público.

Han pasado ya casi 25 años de no estar en la UDP, y como uno de los directivos académicos fundadores, que la imaginaron, diseñaron y pusieron en marcha, espero que sea una de las primeras Universidades Públicas del nuevo tiempo. Sé que será una prueba mayor para la comunidad universitaria y para el directorio de la UDP, pero constituirá una señal muy importante para el difícil camino que deberá transitar la Reforma de la Educación Superior.

Si ello ocurriera, se convertirá  en un ejemplo a seguir por las universidades privadas que han trabajado seriamente sus proyectos educativos, cuyos directorios no ven en ellas un negocio, y en donde las comunidades universitarias funcionan regularmente, a través de organismos colegiados.

Sería un buen regalo para los millones  de personas que esperan una Educación Pública de calidad, el que la UDP se convierta en Universidad Pública, y por qué no decirlo, también para Mario, por el trabajo y tiempo que dedicó desinteresadamente para que la Universidad mantuviera como criterio ordenador el trabajo de su academia, por la simple y sencilla razón de que le pareció una buena causa, que fueron las que guiaron su vida entera.

Comentarios del artículo: Mario Gómez López y la “burbuja universitaria” que fue la UDP hasta 1990 - Publicado: a las 11:22 am

Etiquetas: , , , , , , » Publicado: 09/07/2014

La mala educación, Bonini y los profesores

Los verdaderos profesores, antes que todo son estudiosos y dedicados, como José María Bonini en el ámbito del fútbol. Pero deben ser escuchados, respetados y respaldados. Y para eso, una de las grandes tareas de la reforma será redescubrir a nuestros maestros y reconocerlos salarialmente.

Tenemos una mala educación.  Según la Prueba PISA (instrumento de medición validado mundialmente), nuestros colegios privados y los liceos públicos emblemáticos en donde son educados los hijos de nuestra clase alta y media alta, y los mejores colegios de nuestra clase media y baja, están por debajo de las escuelas chinas de zonas agrícolas alejadas de las grandes ciudades.

Esto es una tristeza para todos, ya que claramente el esfuerzo y el gasto que se realiza en educación no está creando valor económico. Por el contrario, el sistema educativo lo está destruyendo, ya que lo que recibe es mayor que lo que produce, y eso es grave.   Pero para las familias y el país es aún más grave, ya que estudios recientes establecen que los resultados de los establecimientos tienen directa relación con el capital educativo de las familias. Entonces, la agregación de valor en la formación es escasa en todos los niveles sociales.

Nuestro  cuestionado Simce no mide lo esencial:   El valor que agrega la educación a los niños y jóvenes que educa en cada establecimiento educacional. Todo parece indicar que las pruebas masivas con fecha única, como la PSU y el Simce, incentivan el entrenamiento competitivo educativo y poco tienen que ver con la formación de las personas.

JOSÉ MARIA BONINI Y LOS PROFESORES

Nuestros periodistas y expertos enviados al Mundial han podido ejercer a plenitud su profesión, y lo han  hecho con mucha entrega y cariño en todos los diarios, radios y canales de  televisión, pero quisiera hablar de  uno de ellos, que a mi juicio es un gran profesor de fútbol. Luis María Bonini, a quien sólo conocía de oídas, como ayudante de Marcelo Bielsa.

Este argentino quedará en mi recuerdo como el mejor profesor de fútbol que nunca tuve en más de 5 décadas de seguir este deporte. Su actitud atenta a todo lo que está ocurriendo en la cancha, su gran conocimiento del fútbol, su lenguaje sencillo, cercano, proactivo y coloquial, unido a su simpatía y empatía para hablarnos, y su sentido de trabajo en equipo, su entusiasmo y compromiso personal con la información y formación de los telespectadores, dan cuenta de un hombre de fútbol que lleva adentro un gran profesor.

En las escuelas hay profesores de nivel, sólo que están invisibilizados, y los mejores no pueden ejercer su liderazgo, ya que normalmente se les asume como un peligro para quienes están en los equipos que dirigen los establecimientos. Poder que es fuerte en las formas, pero muy débil en el fondo. Por ello, se les margina, y da espacio a quienes tienen una actitud más obediente, y que son normalmente los “dicta materia”, ya que no agregan nada a lo que está escrito en el papel.

Los verdaderos profesores, antes que todo son estudiosos y dedicados, siempre están trayendo novedades en contenidos y metodologías, y dedicando tiempo a sus estudiantes.  Tienen algunas o varias de las conductas de Luis María Bonini.  Pero para que puedan ser escuchados, requieren ser respetados por la comunidad educativa y esencialmente por sus alumnos, y respaldados por sus jefaturas, tal como ocurre con Bonini.

En las escuelas hay profesores de nivel, sólo que están invisibilizados, y los mejores no pueden ejercer su liderazgo, ya que normalmente se les asume como un peligro para quienes están en los equipos que dirigen los establecimientos. Poder que es fuerte en las formas, pero muy débil en el fondo. Por ello, se les margina, y da espacio a quienes tienen una actitud más obediente, y que son normalmente los “dicta materia”, ya que no agregan nada a lo que está escrito en el papel.

Esta marginación se inició hace ya casi 40 años, debido al hecho que a los profesores con opinión, formadores de personas, se les consideró peligrosos. La herencia, como fue muy fuerte, aún se mantiene en muchos establecimientos municipales y particulares.

Actualmente, uno de los problemas más serios con los profesores son las dos realidades opuestas en que realizan su trabajo.  En el caso de aquella educación que es de mercado, viven en una total inestabilidad laboral. En el caso de la educación municipalizada, tienen casi inamovilidad laboral. En ambas no hay carrera docente, que entregue estabilidad en el empleo, y en donde su permanencia en el trabajo dependa esencialmente de sus capacidades y calidad de la educación que entregan.

Desde hace años que en el sector municipal se realizan evaluaciones docentes, que aún cuando les da un feedback personal a los docentes, se encuentra subutilizada por el sistema, convirtiéndose en un gasto y en una obligación sin mucho sentido que no estimula realmente a mejorar.

Una de las grandes tareas de la reforma será redescubrir a nuestros maestros, destacarlos y priorizar en ellos los mejoramientos remunerativos, ganados por mérito. Aquí la evaluación docente cobrará real sentido. De hecho en todas las comunidades educativas se conoce a los buenos profesores pero no se les reconoce. Esto termina dañando a la calidad de la educación que allí se imparte. Reconocerlos es una tarea de expertos independientes, como se hace hoy, pero esencialmente de sus colegas, de los padres y apoderados y de los estudiantes.

Un profesor no necesita ser jefe para que se le reconozcan sus méritos. De hecho en el programa en que participa el profesor Bonini, el jefe es un destacado y reconocido periodista deportivo, y sus colegas reconocen en pantalla la calidad de su trabajo, entregándole a Bonini el feedback que todo profesor necesita por una labor bien hecha, tan ausente en nuestra cultura. Una buena carrera docente debiera incentivar mantener a los buenos docentes en el aula.

Si queremos que los profesores se revaliden frente al país, es imprescindible que como sociedad asumamos que para cambiar la educación y alinearla con el país desarrollado en que esperamos convertirnos, se requiere  convertirla en un proyecto país.

La información y su transparencia son esenciales en educación, y lamentablemente es un recurso escaso y normalmente de carácter privado, siendo escasa, incluso en las mejores escuelas.

Para ello, hay que  dejar de defender la parcelita que se tiene, y asumir que la tarea es mejorar la calidad de vida de todos, ya que mi calidad de vida no depende solamente de mí, sino que en ella influyen todos aquellos con los que me relaciono, estudio y trabajo.

Uno de los aportes importantes del profesor Bonini es la información transparente que brinda en cada encuentro y en el programa nocturno en el que participa. Esa información ha permitido ir descubriendo jugadores, entrenadores, clubes y asuntos del fútbol internacional, que para muchos hasta ahora eran preguntas abiertas y sin respuesta.

La información y su transparencia son esenciales en educación, y lamentablemente es un recurso escaso y normalmente de carácter privado, siendo escasa, incluso en las mejores escuelas.

Por ello quisiera concluir este artículo sugiriendo al señor ministro de Educación que haga abrir los archivos digitalizados del Mineduc, que ya tienen varios años,  y ponga a disposición de cada comunidad educativa la información que a ésta le importa, con el fin de que vean en series largas de tiempo que ha venido ocurriendo en su establecimiento.

Con seguridad podrá usar la propia página web de cada colegio para hacer el link a los datos, y, los profesores, estudiantes y apoderados, e incluso la dirección de los mismos, descubrirán o redescubrirán hechos importantes al analizar los datos y hechos relevantes que le serán puestos a disposición. Con ellos podrán asumir de mejor manera  su realidad y proponerse cambiarla o continuar mejorándola, según sea el diagnóstico compartido que alcancen.

Comentarios del artículo: La mala educación, Bonini y los profesores - Publicado: a las 8:09 am

Etiquetas: , , , , , » Publicado: 01/07/2014

Bielsa, la selección y nuestra educación

El fútbol es democrático, equitativo y justo, tal como debiera ser la Educación Pública, gratuita y de calidad. Y para lograr éxito en la reforma, hay que tener en cuenta la receta de la Roja: Liderazgo, definición del norte con claridad, ordenar el equipo, y trabajar duro y unidos para lograr los objetivos.

Hoy contamos con una selección que está en condiciones de disputar el triunfo en cualquier sitio del mundo, y todos sabemos lo importante que representa para nuestro país, y especialmente para los niños y jóvenes.

Esto ha sido el resultado de un trabajo de largo plazo, que inició un estratega y hombre valioso y valórico como es Marcelo Bielsa, acompañado del profesor Luis Bonini, a quien hemos tenido ocasión de conocer  como comentarista del mundial. Ellos cambiaron la manera de pensar y trabajar el fútbol a nivel de la selección. Jorge Sampaoli y su equipo de  ayudantes han profundizado el trabajo.  Todos ellos trajeron las ideas que antes hicieron grande al fútbol argentino.

Sin embargo, su aporte  más importante han sido los valores que han traído y la enseñanza de que “todo es posible si defines bien el norte, y trabajamos duro y unidos”.

Este mundial ha sido un aprendizaje imborrable para  millones de niños y jóvenes, quienes ya saben de que “sí se puede, cuando se hacen las cosas bien”.   Pero también un  aprendizaje para el país, sobre  lo importante que es unirnos, no sólo cuando tenemos desgracias, sino que también para celebrar. Ambas dimensiones en estos tiempos de cambio en la educación, son esenciales para lograr éxito en esa Reforma.

OPORTUNIDAD  Y DESARROLLO

Estamos frente a una oportunidad estratégica  para el país.  Ser grandes en el futbol mundial es un  tema  importante para mejorar la calidad de vida de las personas y ayudar a hacer de Chile un país desarrollado, con mayor productividad y  mayor felicidad.

El fútbol, por su masiva convocatoria,  es  democrático, equitativo y justo, tal como debiera lograr ser la Educación Pública, gratuita y de calidad, en la que los hijos de los pobres y de las clases medias, se vuelvan a re-encontrar para abrir nuevos caminos, empezando a  terminar con la grave fractura que tiene actualmente nuestra sociedad.

Antonio Machado, poeta español de Andalucía, lo escribió en uno de sus poemas: “Caminante, no hay camino, se hace camino al andar. Al andar se hace el camino, y al volver la vista atrás, se ve la senda que nunca se ha de volver a pisar. Caminante no hay camino sino estelas en la mar”.

El fútbol es una actividad deportiva noble, y como todo  hecho natural en la vida de los hombres, es por esencia  una actividad social sana y de encuentro entre las personas.

A ello se deben las fiestas, asados, y la salida multitudinaria de  nuestra gente a recibir a la selección.  El mundial aumentó los espacios de confianza entre las personas, pilar esencial en una sociedad sana y democrática.  Confianza que desde hace décadas se encuentra en proceso de demolición.

Las escuelas son el mejor sitio para recuperar las confianzas y re-iniciar el camino que nos enseñaron nuestros padres y abuelos, ya que el haber transformado  todo en un neg-ocio (negación del  ocio), ha ido convirtiéndonos en “personas que vivimos para trabajar, y no en personas que trabajamos para vivir”.

EL FÚTBOL Y LA EDUCACIÓN

Los clubes tienen escuelas que son sus canteras.  Ellas existen en muchas  comunas del país, recibiendo a niños desde los 5 años. En esas escuelas,  mientras los niños y jóvenes aprenden y entrenan, los  familiares conversamos en las galerías y alrededor de la cancha, celebrando  cada logro que ellos tienen.  Ese estímulo y retroalimentación inmediata es la savia  que permite a  los niños y jóvenes superarse  permanentemente.

Esto, que es tan esencial en la formación, no ocurre siempre en la educación.  En casa no se acompaña a los hijos, y con dificultad se revisan sus tareas, ya que los padres y familiares salen muy temprano a trabajar y vuelven cuando los niños ya duermen.  Lamentablemente, muchas veces cuando se les destina tiempo, la atención se pone en los errores,  y los mismos se acompañan de llamados de atención, en lugar de destacar las cosas buenas que el joven o niño logró.

En la escuela básica, media o superior, las cosas muchas veces van peor, ya que los docentes demoran semanas y meses en entregar las notas, debido a que trabajan simultáneamente en dos o más escuelas, muchos de ellos no tienen vocación, tuvieron una mala formación como profesores, y con esas cargas a cuestas poco pueden hacer para terminar con la MALA EDUCACIÓN que tenemos en todas las escuelas del país, públicas y privadas.

Si queremos terminar con este mal, hay que repetir la receta de Bielsa: Liderazgo, definición del norte con claridad, ordenar el equipo, y trabajar  duro y unidos para lograr los objetivos.

Sabemos  que la tarea principal para realizar el cambio será de los profesores y también de las familias, pero permítanme agregar a los periodistas y comunicadores,  ya que tal como ocurrió en el Mundial, son esenciales para difundir las buenas prácticas.

Todos, unos más y otros menos, necesitaremos ser capacitados y entusiasmados en la  tarea de construir un buen sistema, si realmente queremos  tener una BUENA EDUCACIÓN para el CHILE del siglo XXI.

Comentarios del artículo: Bielsa, la selección y nuestra educación - Publicado: a las 12:14 pm

La Nación

Av. Nueva Providencia 1860, Oficina 183, Providencia
Teléfono: 56 2 - 2632 5014

Director Responsable: Patricia Schüller Gamboa
Representante Legal: Luis Novoa Miranda

© Comunicaciones LANET S.A. 2014
Se prohíbe toda reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio.