" "
Blog de
  • Ana Rosa Ramos Gutiérrez

Ana Rosa Ramos Gutiérrez

Tesorera Nacional Conacep AG.

Etiquetas: , , , , » Publicado: 29/08/2014

Integración e inclusión

No debemos eliminar los colegios para niños con necesidades educativas especiales, limitándonos a un solo sistema educativo, como si éste fuera la única vía posible.

Opinar sobre temas específicos en educación, sin tener la expertisia requerida, específicamente en lo relacionado a la Integración e Inclusión, puede llevar a las autoridades a cometer errores difíciles de subsanar en el tiempo, sobre todo cuando los afectados serán niños y familias que ya se encuentran en desventaja frente al resto de los ciudadanos.

Por otro lado, suponer que la Integración e Inclusión se pueden lograr sólo a través de un decreto de ley, es ahondar el error, y aporta en nada a dar solución eficiente a dicha realidad.

Sin lugar a dudas, son varios y variados los aspectos que se deben tener a la vista de manera previa. Por ejemplo, considerar que la primera integración se debe producir al interior del hogar, pues esa familia, esos padres, hermanos, abuelos, su entorno más cercano, no esperaban a un niño o una niña con alguna discapacidad o Necesidad Educativa Especial.

Entre los niños con Necesidades Educativas Especiales (NEE), encontramos a aquellos con situaciones de carácter permanentes o transitorias.

En los permanentes encontramos la deficiencia mental (leve, moderada, severa), déficit auditivo, déficit visual, trastornos motores, trastornos motores de la comunicación (autismo), disfasia, entre otros.  Dentro de los transitorios tenemos trastornos del lenguaje, trastornos del aprendizaje, déficit atencional y limítrofes.

Resulta fundamental que la educación escolar considere la existencia de colegios especiales para cobijar a estos niños, donde los padres sientan que sus hijos serán educados acorde a las características emocionales y psicológicas, sin perjuicio que en el futuro algunos puedan integrarse a establecimientos de enseñanza regular.

La integración, cuando resulta factible de alcanzar, puede tomar mucho tiempo para que se produzca, no resultando automática o instantánea, pues convergen muchos ejes como el ámbito social, educacional y laboral.

Por ello es importante señalar que como sociedad nos queda mucho por avanzar en este tema, desde conocer los alcances de las diversas discapacidades, requerimientos, y el respeto por los ritmos de aprendizaje y de vida de cada uno de los involucrados.

Cuando pensamos en integración en una sala de clases, debemos considerar ciertos aspectos muy relevantes.  Muchas veces en los establecimientos educacionales se integran niños donde, en el mejor de los casos, efectivamente se cuenta con el apoyo de profesores diferenciales, psicopedagogos o terapeutas profesionales para el área determinada.

Pero como se trabaja desde la sala de clases, no podemos asegurar que ningún compañero discrimine o realice burlas o gestos que afecte el desarrollo y la autoestima de un alumno con NEE, su felicidad, y el sentimiento de sentirse aceptado y respetado.

Por aspectos como los antes enunciados resulta fundamental que la educación escolar considere la existencia de colegios especiales para cobijar a estos niños, donde los padres sientan que sus hijos serán educados acorde a las características emocionales y psicológicas, sin perjuicio que en el futuro algunos puedan integrarse a establecimientos de enseñanza regular.

Jamás hay que perder de vista que el foco siempre debe estar en el niño, y el colegio debe responder a la necesidad de potenciar sus habilidades, cuidando el desarrollo psicológico, el aprendizaje ad-hoc, y por sobre todo, la felicidad del alumno. Con todo, al pensar en integración en un aula educativa regular con niños con NEE, es fundamental que ello responda a las posibilidades efectivas y a la gradualidad del proceso.

Pero nada se logrará si ello no es producto de la implementación de políticas públicas, de modo tal que como sociedad, responsablemente, evolucionemos y avancemos de manera inclusiva.  Sin perjuicio de ello, no debemos eliminar los colegios para niños con NEE, limitándonos a un solo sistema educativo, como si éste fuera la única vía posible.

Comentarios del artículo: Integración e inclusión - Publicado: a las 8:22 am

La Nación

Av. Nueva Providencia 1860, Oficina 183, Providencia
Teléfono: 56 2 - 2632 5014

Director Responsable: Patricia Schüller Gamboa
Representante Legal: Luis Novoa Miranda

© Comunicaciones LANET S.A. 2014
Se prohíbe toda reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio.