" "
Blog de
  • Pbro. Rodrigo Cordero

Pbro. Rodrigo Cordero

Encargado de la Pastoral Vocacional Arquidiocesana

#Más Artículos

+ Relacionados

+ Redes Sociales

Etiquetas: , , , , » Publicado: 22/03/2016

¿Quieres ser sacerdote?

Es verdad que cierto modelo de sacerdocio ha quedado desacreditado ante creyentes y no creyentes, pero con el reciente ingreso de 13 jóvenes al seminario a nivel nacional, queremos volver decirle a los jóvenes que la vida de los curas es un camino hermoso.

“¿Qué hay que hacer para convertirse en sacerdote? ¿Dónde se venden las entradas? No, no se venden. La iniciativa la toma el Señor”. Son palabras del Papa Francisco, que hicieron mucho sentido este 13 de marzo, cuando fuimos testigo de cómo cuatro valientes jóvenes, que se suman a otros nueve a nivel nacional, ingresaron al seminario pontificio de Santiago. En cierto sentido han dejado todo para un día llegar a ser servidores de Dios y de los hermanos.

Vemos también que la opción por este hermoso camino de vida desciende y hay menos jóvenes que quieren ingresar al Seminario. Es cierto, y junto con rezar al Señor “que envíe más trabajadores a la mies” queremos volver decirle a esos jóvenes que la vida de los curas es un camino hermoso: por el llamado de Dios. Vivir en medio del pueblo, acompañándolo en sus alegrías y penas, en sus esperanzas y en sus angustias, entregándole los sacramentos y haciéndose presente cuando necesiten de la presencia de la Iglesia.

Es verdad también que cierto modelo de sacerdocio ha quedado desacreditado ante creyentes y no creyentes. Dicho descrédito, que algunas veces tiene un asidero auténtico, no responde al trabajo silencioso y fecundo que muchos presbíteros realizan en barrios, colegios, hospitales, cárceles y entre las familias.

En el Año de la Misericordia, estamos llamados por el Papa Francisco a ser, en la Iglesia de Santiago, puentes y guías de quienes optan por este camino. El 17 de abril, se celebrará la 53ª Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones, que estará acompañada del lema “La Iglesia, madre de vocaciones”.

Que la opción de vivir como misioneros de Jesús, ojalá, sea una opción para los jóvenes, y que los padres vean también en este camino, un llamado a ser feliz y a llevar la felicidad de la Buena Noticia de Evangelio.

El papa Francisco lo dijo: “Quizás hay algunos jóvenes que han sentido esta llamada en su corazón, el deseo de convertirse en sacerdotes, el deseo de servir a los demás  en las cosas que vienen de Dios. El deseo de dedicar toda su vida a catequizar, bautizar, perdonar, celebrar la Eucaristía, curar a los enfermos. Toda la vida así. Si alguno de ustedes ha sentido esto en el corazón, es Jesús quien ha llamado”.

Etiquetas: , , , , » Publicado: a las 12:00 am

COMENTARIOS »
Los comentarios publicados están sólo en plataforma Disqus y La Nación S.A. no se hace responsable de su contenido ni aplicará edición a ellos. No obstante, se reservará el derecho de administrar las listas de comentarios cuando éstos presenten ofensas personales. Los usuarios que se sientan afectados por algún comentario también pueden usar la misma plataforma de Disqus para denunciarlos en caso que los consideren ofensivos o denigrantes.

  • Jean Jenssen

    Jamas postularía a semejante Institución aberrate en el siglo XXI. Institucion antinatura, como lo es el celibato, refugio de pederastas y pedofilos, de homosexuales encubiertos, de doble moral, seguidores de un Dios castigador para mentes debiles y sumisas, participes de lavados de cerebros. Que diferencia hay entre un Papa Francisco, encubridor de la dictadura argentina y sus sangrientas consecuencias? Con una Curia lleno de personajes seniles y degenerados mentalmente, con saunas gays en la sede del Vaticano, con shows porno en Cam4. Con monjas misioneras sometidas al Aborto. Todo bajo el manto del silencio, el secreto y la complicidad del Dios que dicen representar. No muchas gracias! en el mundo aun hay gente inteligente que es capaz de diferenciar entre el bien y el mal y su Iglesia representa la oscuridad de los mas debiles.

  • Juan Sebastián Oehrens

    A mí me hubiera encantado ser sacerdote. Sin embargo cada vez que se lo planteé a alguien consagrado, o no me sentía tomado muy en serio, o me decían que no estaba preparado para ello. Seguí muchos años buscando experiencias personales que me hicieran “madurar” para el camino de la vida consagrada. Con todo pasaron 30 años y ya tenía como 45 y pensé que al menos me daría para monje, pero ya estaba muy pasado de edad. Cuando al fin había decidido tomar el camino por mi cuenta, mi polola, de la que había decidido separarme, me dijo que estaba embarazada.
    Hoy soy papá de un gran muchachito que me hace reir, rabiar y llorar. Sigo con mi “polola” aunque ella no se decide a casarse. Tenemos muchas y frecuentes peleas, pero creo que estoy en el camino que Dios quiere. Soy feliz. Mi hijo es el gran hombre al que vine a preparar el camino. Él es rey, sacerdote y profeta y entrará en el mundo con más firmeza que su padre. Tocará las grandes puertas que él elija con mayor violencia que yo.
    Yo crecí en el seno de la Iglesia, la Iglesia es mi familia, la amo. Ahí estoy acogido por quienes sienten igual que yo, sabiendo que Cristo está aquí, exactamente a mi lado y riendo conmigo, con todos. Eso quiero dárselo también a mi hijo.
    Que Dios nos bendiga!

La Nación

Av. Nueva Providencia 1860, Oficina 183, Providencia
Teléfono: 56 2 - 2632 5014

Director Responsable: Patricia Schüller Gamboa
Representante Legal: Luis Novoa Miranda

© Comunicaciones LANET S.A. 2014
Se prohíbe toda reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio.