" "
Blog de
  • Carlos Ernesto Sánchez

Carlos Ernesto Sánchez

Escritor y presidente de ONG Centro de Estudios del Medio Ambiente y Defensa de los Animales.

#Más Artículos

+ Relacionados

+ Redes Sociales

Etiquetas: , , , , » Publicado: 16/09/2015

Te Deum y la Iglesia chilena en crisis

No es aceptable que el Te Deum, acción de gracias y oración por Chile, sea presidido por un cardenal que ha mentido y ha tenido actitudes de complicidad con sacerdotes como Karadima o Diego Ossa acusados de actos delictivos.

Los mails conocidos entre los cardenales Ezzati y Errázuriz, más las pocas afortunadas intervenciones de los mismos prelados en diferentes temas, lleva al desencanto y a una mirada torva hacia la Iglesia.  Sin duda, la fuerza de ser guía espiritual no se sustenta ni en el hábito que viste, ni el tamaño de la cruz que cuelga de su pecho o de los títulos que ostenta. La autoridad debe emanar del testimonio de vida consagrada.

Los fieles y cercanos a la Iglesia no sólo escuchan la voz del pastor,  sino cómo vive la prédica y los valores en los que cree.  Sodano, González  Errázuriz, Ezzati y antes fanáticos como Orozimbo Fuenzalida, han dejado y dejan huella de mal testimonio, ansias de poder, mentiras y encubrimientos que hoy al salir a luz pública, repugnan y alejan a la feligresía.

No es aceptable que el Te Deum, acción de gracias y oración por Chile, sea presidido por un cardenal que ha mentido y ha tenido actitudes de complicidad con sacerdotes como Karadima o Diego Ossa, acusados de actos delictivos. No puede primar la protección de la institución como valor supremo, por el cual, en su defensa, hay que mentir, manipular, descalificar y más encima ofender a las víctimas.

Estos cardenales y algunos obispos formados en la escuela “el fin justifica los medios”, no sólo no han reconocido sus culpas, ni han pedido perdón, menos han reparado el daño cometido.

Ezzati no puede dar recetas para construir un Chile más justo, pacifico, verdadero, cuando es artífice y piedra de escándalo por sus mentiras y actos repudiables. ¿Cómo ante las más altas autoridades del país se  puede urgir a actuar con honestidad, si quien proclama es deshonesto?

No  cabe duda que el Sumo Pontífice no conoce a cabalidad a estos seudo colaboradores, que tanto daño hacen a la Iglesia local.  Los feligreses militantes de la iglesia no saben cómo entender estos hechos que a todas luces no son correctos. Cómo comprender que estos prelados, ataquen  a sacerdotes como Mariano Puga, José Aldunate, Felipe Berrios y otros que gozan de buena imagen por una vida consagrada al servicio de los pobres entre los pobres, pastores proféticos que hablan con verdad, sin acomodar la  realidad.  Por ello la gente los reconoce y admira.  Su testimonio conmueve. No predican al difunto Jesús de Nazareth sino al resucitado que camina con nosotros en la construcción de una sociedad fraterna y solidaria.

Las acusaciones que hizo Juan Carlos Cruz –víctima de abusos de Karadima- en Tolerancia Cero, son muy graves. No  para dejarlas pasar. Se debería investigar cuál fue el real papel que cumplió el actual cardenal salesiano, en las violaciones que se cometieron en contra de menores, cuando era responsable de la obra educativa de Don Bosco en Chile.

El actual Nuncio Apostólico no ha sido capaz o no ha querido trasmitir a Roma la debacle que vive la Iglesia Chilena. El caso Barros en Osorno es grave.  No es posible que este obispo acusado por los querellantes del caso Karadima persista en permanecer en la diócesis sureña, cuando de mil formas sacerdotes y laicos le han expresado que no lo quieren como su pastor.

El que no haya cambios en la Iglesia Chilena habla mal del Papa Francisco. Se muestra como un  pontífice que no conoce la realidad de una importante Iglesia local.  ¿Con esta realidad esperamos recibir al Obispo de Roma en su próxima visita a Chile? Francisco debe dar señales claras que ningún acto corrupto es permitido en la Iglesia.

Ante la realidad que escandaliza a  la Iglesia Chilena, no cabe defensas corporativas.  La Conferencia Episcopal se debe pronunciar orientando al pueblo  de Dios, escuchando los gemidos de  las víctimas, consolando. El silencio es expresión de complicidad.

Los laicos deberíamos pedir a Roma que la Iglesia Chilena sea intervenida, que un visitador nos visite, conozca, escuche, investigue la realidad que se vive.

Por ahora esperar el gesto de Ezzati de no presidir el Te Deum. No exponerse a ser agredido y tampoco agredir a quienes piden que aclare los hechos denunciados antes de predicar sobre las conductas de Chile y sus autoridades, sabiendo que su testimonio no tiene autoridad moral para llamar a otros a la conversión.

Etiquetas: , , , , » Publicado: a las 7:00 am

COMENTARIOS »
Los comentarios publicados están sólo en plataforma Disqus y La Nación S.A. no se hace responsable de su contenido ni aplicará edición a ellos. No obstante, se reservará el derecho de administrar las listas de comentarios cuando éstos presenten ofensas personales. Los usuarios que se sientan afectados por algún comentario también pueden usar la misma plataforma de Disqus para denunciarlos en caso que los consideren ofensivos o denigrantes.

  • Guillermo Vallejos T.

    A sacar el contenido nauseabundo y mal oliente de las cloacas de la iglesia católica …No mas mentiras y encubrimientos a todo nivel,Arzobispos , cardenales Obispos y curas degenerados y pederastas….Limpiemos lo que Cristo dejo, la piedra angular..

  • EvaFloresHerrera

    Tal como ocurría en la Edad Media cuando se permitía a la iglesia católica cometer los peores crímenes y abusos, por un bien superior: “mantener el poder a toda costa”. en Chile en este momento ocurre lo mismo, y el Papa si lo permite es que está de acuerdo, de otra manera tomaría medidas muy drásticas, como sacar a esta casta podrida y sin valores como son, Errázuriz, Ezzati, Barros, y varios otros que ofician de obispos en varias ciudades del país. Y la servidumbre, o sea los católicos que siguen rezando en las iglesias lo aceptan.

La Nación

Av. Nueva Providencia 1860, Oficina 183, Providencia
Teléfono: 56 2 - 2632 5014

Director Responsable: Patricia Schüller Gamboa
Representante Legal: Luis Novoa Miranda

© Comunicaciones LANET S.A. 2014
Se prohíbe toda reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio.