" "
Blog de
  • Carlos Ernesto Sánchez

Carlos Ernesto Sánchez

Escritor y presidente de ONG Centro de Estudios del Medio Ambiente y Defensa de los Animales.

#Más Artículos

+ Relacionados

+ Redes Sociales

Etiquetas: , , , » Publicado: 30/04/2015

Karadima, Barros y Otros, los hijos de la Puta de Babilonia

El ex párroco de El Bosque está refugiado donde unas monjas, pero otros Karadima vistiendo el púrpura son lobos disfrazados de oveja. Con su actuar, la Iglesia sólo aleja a los hombres y mujeres de buena voluntad.

Leí con profundo impacto el libro testimonio de Juan Carlos Cruz, una de las víctimas del cura Fernando Karadima, ex párroco de la Iglesia conocida como El Bosque. En varios pasajes del texto, me quebré y me corrieron  lágrimas. Testimonio doloroso, impactante, honesto, de un hombre abusado, manipulado por un monstruo que amparado en su condición de religioso y con la protección y complicidad de un sequito de jóvenes, muchos de los cuales hoy sacerdotes y algunos obispos, creaban condiciones para que el abuso fuera  práctica frecuente y en total impunidad.

Luego vino la película “El Bosque de Karadima” de muy buena factura, excelente. Cada actor que participa en esta cinta realiza un trabajo de primera. En general, todo en la película es de buena calidad, fotografía, música, dirección y ambientación. Lo malo es que esta historia es real y da cuenta del abuso en la Iglesia, ante demasiado silencio de quienes están llamados a defender la vida y dignidad de las personas y no lo hacen.

Durante el desarrollo de la película, en más de un momento quise salir arrancando de la sala, y no por alguna imagen sexual, sino al recordar lo que expresaba Cruz en su libro testimonial, la manipulación de Karadima. Sin duda, un asco.

Desde que se desató el escándalo de El Bosque, fueron saliendo nombres de jóvenes -y no tan jóvenes- que defendieron y recurrieron a influencias para detener investigaciones que pudieran demostrar la culpabilidad de Karadima. La mayoría de esas personas son sacerdotes y obispos, y 4 dirigen diócesis en el país. Ante el grito popular del pueblo que los repudia, la Iglesia responde con silencio y apoyo. Estos personajes son peligrosos. No deben ejercer cargos donde niños y jóvenes se acercan a ellos en busca de guía espiritual, amor, amistad. Cuatro peligros andan sueltos.

La historia de los abusados no empieza en El Bosque ni ayer con las denuncias. Muchos somos hijos del dolor, del manoseo asqueroso, de los besos gemidos del viejo sacerdote tufiento, de la amenaza porque que nadie creyó nuestra  denuncia, porque es una lacra clerical cerrando filas y porque no importa la inocencia perdida, sino la institución.  Los zánganos  disfrazados de pastores vendiendo pases para el cielo, imponiendo fardos pesados a otros, mientras muchos de ellos practican las virtudes públicas y vicios privados.

Si Karadima no fue a la cárcel  porque los delitos prescribieron, por lo menos la Iglesia debe dar una señal de castigo reduciéndolo al estado laical y no permitiendo que un degenerado invoque y consagre el cuerpo y sangre del señor.

Karadima no puede morir siendo sacerdote, miembro de la fraternidad de hombres y mujeres que se han consagrado a Dios en el servicio, amor y respeto a hacia sus hermanos especialmente los más pobres.

Dentro de este contexto otra figura siniestra se levanta sobre la Diócesis de Osorno. Juan Barros Madrid emerge directamente desde la historia de Karadima. Fue su acólito, protegido, amado. Barros reverenció al degenerado sacerdote y por él arrastró su sotana por los pasillos vaticanos, pidiendo apoyo y tratando de evitar todo castigo hacia el ex párroco.

Juan Barros Madrid no contó ni siquiera con el apoyo del Ejército quien prefirió desmarcarse de este obispo a ser salpicado por el escándalo Karadima. Está solo con su báculo, con las ovejas huyendo de él. El capital de un obispo no es su indumentaria, sino el testimonio, la moral, su ética lo que hace respetable su investidura. Hoy Juan Barros Madrid es un cadáver huyendo de sus fieles que le enrostran su silencio y complicidad en estos casos de abuso. Obstinado, no renuncia ni pide perdón con la fuerza de la verdad. Prefiere refugiarse en el silencio cobarde y en la solidaridad de aquellos que hoy no quieren recordar sus días de veneración a un degenerado llamado Fernando Karadima.

Las autoridades eclesiásticas en todos los niveles deben escuchar la voz del pueblo. Es la feligresía, son los creyentes quienes han dicho que ni los cuatro obispos cercanos a Karadima ni el mismísimo Ezzatti los representa. La jerarquía se escucha a sí misma, no tiene sintonía con el pueblo santo.

La amenaza de ayer, la excomunión, hoy ya en nadie causa temor. Por lo mismo, y en el espíritu de una iglesia democrática (que no lo es) debe dialogarse todo, incluyendo la nominación de obispos.

La Iglesia con su actual testimonio, sólo aleja a los hombres y mujeres de buena voluntad, que con dolor ven las actuaciones de esta casta de privilegiados, gozadores de buena vida y poder que invocando al resucitado y manipulando hechos, palabras e historia, en nombre de ese Dios hecho hombre, cometen los más atroces actos. Es cierto que otros seguidores del Nazareno han calzado la sandalia y puesto la mano en el arado, hasta dar la vida por sus semejantes.

Karadima está refugiado donde unas monjas, pero otros Karadima vistiendo el púrpura son lobos disfrazados de oveja, son los hijos de la Puta de Babilonia, de la que habla la Biblia en el Apocalipsis.

Etiquetas: , , , » Publicado: a las 10:30 am

COMENTARIOS »
Los comentarios publicados están sólo en plataforma Disqus y La Nación S.A. no se hace responsable de su contenido ni aplicará edición a ellos. No obstante, se reservará el derecho de administrar las listas de comentarios cuando éstos presenten ofensas personales. Los usuarios que se sientan afectados por algún comentario también pueden usar la misma plataforma de Disqus para denunciarlos en caso que los consideren ofensivos o denigrantes.

  • Rita Salim

    Muchos artículos suyos Sr. Sanchez son muy interesantes pero hay otros como el actual que caen en un extremismo irreflexivo e intentan hacernos creer que la iglesia simplemente es un nido de degenerados, pedófilos…etc. No puede Ud. generalizar los escándalos actuales sin reconocer claramente la inmensa labor que la iglesia realiza en el mundo donde miles de sacerdotes y monjas entregan amor y esperanza en los lugares más apartados y míseros del mundo practicando el amor al prójimo a costa , muchas veces, de sus propias vidas. Mucha razón tiene Ud. cuando dice que estos siniestros personajes no deben seguir representando a la iglesia que han enlodado y pisoteado sus principios y mensaje. Creo en todo caso que la mayoría inmensa de los sacerdotes representan la pureza y bondad que tuvo el creador para enviarnos a su hijo a nacer en un vientre judío y para regalarnos la vida eterna y el perdón de los pecados de cualquier índole.

    • Jean Jenssen

      Bueno lo mejor es mantenerse informado y conocer los estudios e informes que la Jerarquía esconde y manipula, sabia Ud que en ese ejercito de pureza y bondad, hay mas de 35.000 monjas misioneras que se han practicado Abortos? Desde Filipinas al África. Y sabía Ud que el Sauna Gay mas famoso de Roma se encuentra en las dependencias del Vaticano, para cualquier turista que quiera visitarlo. Entonces permitaseme poner en duda esa “inocencia” y “bondad” que realiza su Iglesia alrededor del mundo. La Iglesia Católica es una Institución corrupta, por ello en los países mas civilizados y cultos del planeta no tiene casi adherentes ni seguidores. Lamentablemente en América Latina aún puede mostrar Poderío gracias a la ignorancia de sus pueblos y el mantener vedado a los ciudadanos el Derecho a la Educación Libre y pensante, Cultivando a través de sus negocios en el campo de la Educación el adoctrinamiento mas vil que impide el avance de las sociedades y de la Humanidad.

  • Jorge Iván Vergara

    Por el contrario, considero que lo que señala el articulista representa la verdad: en la Iglesia ha predominado el encubrimiento, la protección del abuso, cuando no su proliferación. Baste recordr lo sucedido en la Arquidiócesis de Boston, que tuvo que pagar millonarias compensaciones a las víctimas, después de de décadas de abusos sexuales de los que se sabía su existencia al interior de la iglesia. O también en los internados de Irlanda, a los cuales eran enviados niños y jóvenes a trabajar en lavanderías en condiciones extremas, bajo el pretexto de reeducarlos, situación que se mantuvo por más de medio siglo y aun espera sanción. Nadie niega la existencia de sacerdotes que entregan sus vidas al servicio de los humildes, los pobres, los enfermos. Allí está el pueblo santo, como dice Sánchez, pero en este y otros ámbitos, la actitud predominante en la Iglesia católica ha sido la que él describe. Podemos lamentarnos, pero no podemos cambiarla a menos que tomemos plena conciencia de los hechos.

  • Sebastian

    Muchas veces he considerado sus artículos, un tanto exagerados pero, este en particular creo, sin temor a equivocarme, que apunta a lo que sentimos todos especialmente los que Somos Católicos, nos duele el alma, nos destroza el corazón, ver como nuestra Iglesia (porque iglesia somos todos), creada santa por Nuestro Señor Jesucristo, ha sido corrompida por hombres con sed de poder, sed, de dominar todo, habidos de adulaciones, ciegos (a propósito), ante las verdades del porte de las catedrales desde donde pontifican para los demás, mientras ellos se bañan en pecado, excúsenme por favor por lo soez de mis palabras, pero estos HDP no son mas que buitres que carcomen la carne del pueblo de Dios… permita Dios que podamos escuchar cuando él les pregunte ¿ que han hecho con mi rebaño?

  • EvaFloresHerrera

    Desde los comienzos de la iglesia católica hace poco menos de 2 mil años, los curas se casaban, pero al morir, su familia heredaba todo su dinero (que siempre era mucho!) y en tonces allí, a la codiciosa elite de la iglesia se le ocurrió que de ahora en adelante los curas no se casaran para que la iglesia heredara todo y no su familia. El siniestro Karadima va a morir como cura y así su inmensa fortuna la heredarán los escogidos, Errázuriz, Ezzati, Barros y gente como ellos. El otro pedófilo, el cura Tato lo expulsaron de la iglesia porque no tenía ni uno. Esa es la moral de estos curas.

  • jorge pizarro

    Carlos Ernesto Sanchez, felicitaciones por tu articulo.
    Si, muchos son unos degenerados que se aprovecharon de niños y el Vaticano no hace nada por corregirlos.
    Manipulan el poder judicial, con la misma fuerza que manipuladores politicos. Evaden la justicia y no tienen castigo.

  • Iván Luis

    Estremecedor texto. A mi edad vuelvo a sentir la rabia y el dolor que sentía 35 años atrás con respecto al dictador y sus serviles mercenarios. Pero ahora es la Iglesia y el Estado con sus instituciones el objeto de ese mal sentimiento que me invade. La rabia y la indignación con aquellos que están corruptos, desquiciados, con los sicarios de lo noble que puede existir en el mensaje de Dios hecho humano. El poder desquicia demasiado a algunos. A mayor poder menos empatía, menos consideración y respeto por el otro. Para el poderoso enfermo, Karadima,- la clase sacerdotal, la oligarquía económica y la casta política, con esos me refiero al tipo de poderoso enfermo- somos cosas, objetos, se nos aliena nuestra esencia para abusar de nosotros en el ámbito de su desempeño, no somos sujetos, no consideran nuestra dignidad desde una posición que los en-fer-ma, los desquicia y los transforma en bestias enmascarados con los más dignos trajes. De seguir este estado de cosas en Chile y el mundo mi inteligencia se muestra muy pesimista, veo un desastre, sólo mi corazón permanece valiente, atento y dispuesto a actuar contra este paradigma nauseabundo.

La Nación

Av. Nueva Providencia 1860, Oficina 183, Providencia
Teléfono: 56 2 - 2632 5014

Director Responsable: Patricia Schüller Gamboa
Representante Legal: Luis Novoa Miranda

© Comunicaciones LANET S.A. 2014
Se prohíbe toda reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio.