" "
Blog de
  • Carlos Ernesto Sánchez

Carlos Ernesto Sánchez

Escritor y presidente de ONG Centro de Estudios del Medio Ambiente y Defensa de los Animales.

#Más Artículos

+ Relacionados

+ Redes Sociales

Etiquetas: , , , , , , » Publicado: 04/03/2015

A 10 años de tu partida Gladys Marín

En estos 10 años, con nuestro común amigo Juan Subercaseaux –el hombre bueno- te hemos recordado Gladys. Recibe este clavel rojo. Como nosotros, sé que el pueblo jamás te olvidará.

Por estos días se cumplen 10 años  de la partida de mi amada amiga  Gladys Marín, gran líder, valiente, honesta, mujer imprescindible. Estas palabras no son un recuento de su extensa y fructífera carrera política, sino un recuerdo de amigo que caminó junto a ella trabajando y soñando un mundo mejor.

La conocí al invitarla a un programa de Radio Tierra que conducía. Embobado escuché su discurso. Sus palabras llenas de pasión me conmovieron. Sus respuestas a mis preguntas fueron rápidas, sin odio, llenas de verdad y también poesía. Fue tanta la admiración que despertó en mí que en las últimas palabras del programa llamé a votar por ella, diciendo claramente que mi voto era para esta mujer de izquierda.

Desde ese instante no nos separamos más. Dejé todo por hacer campaña y sin duda los días de esa jornada para alcanzar el sillón presidencial son los más hermosos de mi vida. Con ella el aprendizaje era total. Su trato era amable y cariñoso. Era una mujer creativa y muy trabajadora.

Viví junto a ella en Chillán el ataque a su rostro que una mujer militante  UDI pinochetista, quiso proferirle con Gillette. La vi llorar ante la mentira de una alcaldesa derechista, que expresó que el marido de Gladys no estaba muerto ni desaparecido, sino viviendo como rico en el extranjero.

A pesar del cansancio que significa una campaña presidencial ella siempre estaba atenta a todo lo que sucedía, poniendo especial  atención en que los compañeros que la ayudaban estuvieran bien. Se preparaba ante cada discurso que pronunciaba, inquiriendo detalles de quienes estaban en el acto. La gente no eran números ni votantes eran hombres y mujeres a los cuales escuchaba con atención.

Viví junto a ella en Chillán el ataque a su rostro que una mujer militante  UDI pinochetista, quiso proferirle con Gillette. La vi llorar ante la mentira de una alcaldesa derechista, que expresó que el marido de Gladys no estaba muerto ni desaparecido, sino viviendo como rico en el extranjero. Solos en su oficina recordó a Jorge Muñoz, su compañero. Esa tarde abrió su corazón, leyó algunas cartas, contó de su vida, y  mis ojos llenos de lágrimas hicieron que la abrazara.

La segunda vez que la vi llorar fue cuando de urgencia me llamó para salir hacia la Posta Central, donde había fallecido Sola Sierra. Ante su cuerpo inerte, sus lágrimas rodaban sin consuelo.

Con ella estuve cuando fue agredida frente al Palacio de la Moneda, quedando con  lesiones por las que tuvo que usar cuello ortopédico. A la salida del Palacio de Gobierno, dijo ante  los periodistas “Son unos conchadesumadre”, directa, sin miedo, franca.

Han pasado 10 años de su partida, tiempo que he sentido orfandad, una ausencia que ningún otro político ha despertado en este corazón  de viejo. Pero no ha muerto en mi corazón, y en el del pueblo jamás morirá.

Cuando su ataúd pasó por Morandé, sentí que estaba desangrándome. Dije adiós llorando, como nunca antes lo había hecho. Esa tarde y noche bebí todo lo que pude. Vinieron recuerdos como aquella tarde fría, de lluvia, cuando llamó a mi casa diciendo que fuera a Santa Sofía, su casa. Respondí que no podía por falta de dinero, además de estar en Santiago Centro. Pero argumentó que debía ir, que ella pagaba el taxi. “Cariño – dijo- te regalo este panorama”. La nieve cubría todo, desde el balcón de su casa embelesado admiraba el paisaje. Ella se acercó con un vaso de pisco sour, y en silencio contemplamos.

En estos 10 años con nuestro común amigo Juan Subercaseaux –el hombre bueno- te hemos recordado Gladys,  una y mil veces tus actos, discursos, recuerdos que humedecen los ojos. Como nosotros, sé que el pueblo jamás te olvidará.

Recibe este clavel rojo, signo de mi amor, compromiso de luchar y llevar en alto la bandera y el puño.

Hasta siempre amada Gladys Marín.

Etiquetas: , , , , , , » Publicado: a las 9:25 am

COMENTARIOS »
Los comentarios publicados están sólo en plataforma Disqus y La Nación S.A. no se hace responsable de su contenido ni aplicará edición a ellos. No obstante, se reservará el derecho de administrar las listas de comentarios cuando éstos presenten ofensas personales. Los usuarios que se sientan afectados por algún comentario también pueden usar la misma plataforma de Disqus para denunciarlos en caso que los consideren ofensivos o denigrantes.

  • Alfredo Saavedra

    “Creemos ser país y la verdad es que somos apenas paisaje”
    ―Nicanor Parra
    Y de ese paisaje tu recuerdo de mujer luchadora y tus hermosas piernas.

  • Guille Azr

    Grande Gladys la conci en el estadio nacional de Santiago cuando yo era chica en 1972 y me impresiono su discurso. y bueno dejo marca para siempre en mi.

La Nación

Av. Nueva Providencia 1860, Oficina 183, Providencia
Teléfono: 56 2 - 2632 5014

Director Responsable: Patricia Schüller Gamboa
Representante Legal: Luis Novoa Miranda

© Comunicaciones LANET S.A. 2014
Se prohíbe toda reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio.