" "
Blog de
  • Horacio Llovet

Horacio Llovet

Ingeniero Comercial. Especialista en Recursos Humanos. Director ejecutivo Tu Primera Pega. Twitter @doctorpega

#Más Artículos

+ Relacionados

+ Redes Sociales

Etiquetas: , , , , , » Publicado: 14/05/2014

Madre y trabajadora: Una mujer todo terreno

Quiero hacerles un tributo a todas estas mujeres trabajadoras y “todo terreno”, que tienen la capacidad que llevar adelante tantas tareas simultáneamente que pocos hombres podríamos lograr. Hoy, mañana y pasado contrataría una “mujer madre”. Tener una mujer madre y trabajadora dentro de nuestras organizaciones es algo que suma y mucho.

En este mundo globalizado, la mujer debe llevar adelante varios roles simultáneos. En este contexto, las madres trabajadoras enfrentan el difícil desafío de equilibrar sus carreras con los deberes familiares. Y a pesar de que muchas mujeres trabajan la misma cantidad de horas que sus respectivos maridos, la realidad es que aun así asumen más responsabilidades de quehaceres domésticos.

Como resultado, muchas mujeres se sienten desgarradas y abrumadas entre el mundo del trabajo y el mundo del hogar. Cuando cualquiera de ellos es descuidado, es común tener sentimientos de culpa. El estrés de ser una madre trabajadora puede reducirse en gran medida tomando decisiones conscientes acerca de tus prioridades, horarios y expectativas. Cosa no fácil de todas maneras.

La madre trabajadora cumple varios roles en forma simultánea o paralela. Puede ser la oficinista, la obrera, la profesional, la madre que transmite cariño, ternura, que da una palabra de aliento, que guía, orienta, educa, crea ciudadanos y los lleva por el camino del bien. Es la mejor economista de casa: reparte, financia, compra, paga, controla los ingresos económicos. Es una multitasking casi perfecta.

Pese a estas dificultades, muchas realizan este tremendo esfuerzo, aunque en muchas oportunidades lo dejarían todo. Según una encuesta realizada en Chile, el 70% de las mujeres que son madres dejarían el trabajo por el cuidado de sus hijos, básicamente porque el entorno del trabajo donde se desempeñan no las tiene en cuenta como tal. No lo hacen porque necesitan los ingresos de su trabajo, o porque, posteriormente, cuando sus hijos sean algo más mayores, será mucho más difícil encontrar o retomar su vida laboral.

No es extraño que muchas madres anden con los nervios de punta, con falta de tiempo, mal humor, frustraciones, sentimientos de culpabilidad. El día a día de muchas madres es realmente estresante. Algunas tienen mayor capacidad para moverse entre estos dos mundos, pero claramente el esfuerzo que hay de fondo, es meritorio de reconocimiento público y a viva voz.

La madre trabajadora cumple varios roles en forma simultánea o paralela. Puede ser la oficinista, la obrera, la profesional, la madre que transmite cariño, ternura, que da una palabra de aliento, que guía, orienta, educa, crea ciudadanos y los lleva por el camino del bien. Es la mejor economista de casa: reparte, financia, compra, paga, controla los ingresos económicos. Es una multitasking casi perfecta.

Tener una mujer madre y trabajadora dentro de nuestras organizaciones es algo que suma y mucho. La capacidad de administración de los recursos, de toma de decisiones, de liderazgo es en muchos casos mayores a la de cualquier hombre. Y acá no quiero armar una disputa de quien es mejor, la mujer o el hombre. Simplemente creo que pocas veces por el ajetreo diario y cotidiano del trabajo no nos damos la oportunidad de pensar profundamente en cada una de las madres que tenemos trabajando a nuestro alrededor.

Ellas deben ser símbolo de admiración de la sociedad, y en muchas ocasiones sucede todo lo contrario. En muchas empresas hoy tener una mujer trabajando no lo ven como un plus, puesto que a veces debe salir corriendo porque le pasó algo a un hijo, o se ausentó porque su niño está enfermo. Y la verdad, esto es lo correcto. La madre, primero que todo, es madre.

Estos días estuvo circulando un viral por las redes sociales donde se podía ver las situaciones que una mujer debía pasar para conseguir trabajo, luego de haberse ausentado de la vida laboral un tiempo por dedicarse a la educación de sus hijos. Al querer regresar al mundo del trabajo, las puertas se le cerraban porque “supuestamente” estuvo fuera de este círculo. La reflexión que dejaba este maravilloso video es que las madres nunca dejan de trabajar, administrar, liderar, motivar, pero principalmente de inspirar.

Quiero hacerles un tributo a todas estas mujeres trabajadoras y “todo terreno”, que tienen la capacidad que llevar adelante tantas tareas simultáneamente que pocos hombres podríamos lograr. Hoy, mañana y pasado contrataría una “mujer madre”. Es un plus extraordinario en cuanto a sus capacidades y competencias, y el valor agregado que le otorgan a las organizaciones es impresionante. Claramente está del lado de uno poder capitalizar todo esto para las organizaciones, teniendo siempre el cuidado y respeto que se debe tener con un trabajador. Si sólo pensáramos en nuestras madres (aquellas que han tenido que trabajar conjuntamente al rol de ser mamás) comprenderíamos claramente lo que realmente significa.

A todas ellas, gracias por enseñarnos tanto. Mis más sinceros respetos.

Etiquetas: , , , , , » Publicado: a las 9:00 am

COMENTARIOS »
Los comentarios publicados están sólo en plataforma Disqus y La Nación S.A. no se hace responsable de su contenido ni aplicará edición a ellos. No obstante, se reservará el derecho de administrar las listas de comentarios cuando éstos presenten ofensas personales. Los usuarios que se sientan afectados por algún comentario también pueden usar la misma plataforma de Disqus para denunciarlos en caso que los consideren ofensivos o denigrantes.

  • Marcela

    Simplemente gracias por esta columna. Me encantó.

    • Horacio Llovet

      Muchísimas gracias Marcela. Que lindo leer estos comentarios.

      Saludos.

  • PATTY

    me siento identificada gracias

    • Horacio Llovet

      Que bueno. Gracias por leer y comentar la columna.
      Saludos.

  • Leonardo

    Excelente !!! Creo que habla por varios hombres y padre de famila que sienten y opinan lo mismo que usted.

    • Horacio Llovet

      Muchas gracias Leonardo.!! Que bueno te haya gustado. Estas mujeres son realmente mere doras de esta columna y mucho más. Saludos y gracias.

  • Gaby Moreno

    Muy buen artículo! Hace honor al esfuerzo que día a día hacemos las madres trabajadoras y que no siempre es reconocido. Lo comparto para que muchas más personas lo lean. Saludos…

    • Horacio Llovet

      Muchísimas gracias Gaby. Saludos.

La Nación

Av. Nueva Providencia 1860, Oficina 183, Providencia
Teléfono: 56 2 - 2632 5014

Director Responsable: Patricia Schüller Gamboa
Representante Legal: Luis Novoa Miranda

© Comunicaciones LANET S.A. 2014
Se prohíbe toda reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio.