" "
Blog de
  • Orlando Alfonso Olave

Orlando Alfonso Olave

Twitter @oaolave

#Más Artículos

+ Relacionados

+ Redes Sociales

Etiquetas: , , , , , , » Publicado: 17/04/2014

Del ingreso ético al límite ético

Desde la propuesta de monseñor Goic al límite ético a las remuneraciones de los diputados que plantean Jackson y Boric, han pasado 7 años. ¿Quedará este llamado sólo en una señal y en un juego mediático de los partidos políticos y los congresistas?

Hace un poco más de 7 años el concepto de “sueldo ético” impuesto por el obispo Alejandro Goic, produjo un remezón social e incomodó a sectores vinculados al empresariado y a políticos y congresistas.

De manera casi natural e inspirada,  instauró el concepto de “ingreso ético”, hasta que éste se convirtió en una definición para  referirse a  los ingresos mínimos en Chile y a un llamado de atención para toda la sociedad.

Fue algo así como un destello de luz que cegó a unos pocos e indicó el camino a seguir a otros. Iluminó en cierto sentido  hacia donde  debía girar el país producto de un  crecimiento económico histórico. Chile en esos momentos lucía su aumento del PIB como parte de su orgullo nacional.

La misma Presidenta firmaba tres años después de las palabras de monseñor Alejandro Goic el ingreso de Chile a la OCDE.

Michelle Bachelet sentenció en pleno debate que “…éste es un tema país que debiera unirnos a todos para resolverlo de una vez por todas”. Así adhería plenamente a la propuesta de la iglesia Católica, otorgándole contenido político a los cambios que requería el país en este sentido. Mientras, Ronald Bown presidente de Asoex, se hacía eco al llamado de la Iglesia y entregaba apoyo a la Presidenta al aseverar que  “nadie puede rechazar” los dichos del religioso.

Sin embargo, faltaba algo en la discusión para que ésta tuviese todos los componentes comunicacionales necesarios para transformarse en un tema país con posibilidades de sustentarse en el debate político en plenitud.

Fue la ex  senadora Evelyn Matthei que al referirse a las palabras de Goic, dijo simplemente  que “no tenía idea de economía”. Suficiente para re impulsar  el tema y “viralizar” la discusión del ingreso ético en Chile.

Hoy, la paradoja y las coincidencias casi cósmicas parecen  persistir. Da la impresión -desde una perspectiva puramente esotérica y en una elucubración muy personal- que la energía de la naturaleza humana suele desbocarse dura y positivamente para marcar a fuego la necesidad de  cambios que anidan entre la gente. Hacía falta la mirada desde esa juventud comprometida y aún utópica, para instalar un cambio en la conducta moral del  corazón del poder. ¡Y vaya que poder!

Los jóvenes son quienes de manera invariable pueden generar los grandes cambios que muchos necesitan y sabemos que estos pasan por el sacrificio de unos pocos, como lo ha demostrado la historia.

De la misma forma  en que monseñor Alejandro Goic llamó a terminar con “el pecado social” para que todos puedan participar de los bienes y responder que no era economista pero percibía el drama de los más pobres, hoy son dos jóvenes y nuevos diputados quienes han sido puestos por esa misma paradójica fuerza natural para crear cambios. Sin embargo, han sido catalogados de ilusos, faltos de experiencia o que no tienen idea de lo que están proponiendo entre los dirigentes políticos y  congresistas ya acostumbrados a lo poco natural de disfrutar de rentas que superan a todos los ingresos de congresistas de nuestro continente y más allá.

¿Podrán los partidos, los mismos congresistas e incluso la Iglesia de hacerse cargo de esta poderosa e irreverente proposición que va contra toda la lógica del poder establecido?

Giorgio Jackson y Gabriel Boric, han  propuesto rebajar los ingresos de sus pares y de ellos mismos a la mitad, sobre el argumento de dar señales para eliminar paso a paso los niveles de desigualdad entre los chilenos.

Si bien eliminando cualquier porcentaje de sueldos no se resolverán los problemas profundos de la inequidad salarial en Chile como una acción automática, el sólo hecho de asumir una rebaja entregará una señal poderosa a todo el país, en el sentido de que las desigualdades son efectivas, reales y  reconocidas por el sistema político. Y el próximo paso será avanzar en los equilibrios de ingresos en Chile, asunto que –coincidentemente-toca la actual discusión de la Reforma Tributaria.

Los ingresos de los congresistas chilenos son los más altos de Latinoamérica y llegan a ser una bofetada no sólo para quienes ganan el sueldo mínimo en Chile (…) Pero las desafortunadas expresiones de Pepe Auth  y las contradicciones de la otrora líder estudiantil Camila Vallejo, demuestran lo casi utópico que será materializar la propuesta de Jackson y Boric.

Los ingresos de los congresistas chilenos son los más altos de Latinoamérica y llegan a ser una bofetada no sólo para quienes ganan el sueldo mínimo en Chile.

Son muchos los profesionales que se debaten en una verdadera contradicción entre su rol laboral, profesión e ingreso, viviendo una pobreza disfrazada.

Las desafortunadas expresiones de Pepe Auth  y las contradicciones de la otrora líder estudiantil Camila Vallejo, demuestran lo casi utópico que será materializar  esta propuesta de Jackson y Boric.

Cuando se reconoció en Chile la legitimidad moral del llamado de monseñor Goic,   este fue un tema país que aún permanece en el debate, pero  que se asumió gracias a que los actores sociales, ciudadanos y  políticos se enfrascaron en la discusión con el eco de los medios de comunicación.

Del sueldo ético de monseñor Goic al límite ético de los diputados Jackson y Boric, han pasado 7 años.

¿Quedará este llamado  sólo en una señal y  en un juego mediático de los partidos políticos y los congresistas? ¿Los congresistas están preparados moralmente para sacrificar su estatus económico?, ¿O simplemente  los intereses personales superarán el bien común?

Etiquetas: , , , , , , » Publicado: a las 9:19 am

COMENTARIOS »
Los comentarios publicados están sólo en plataforma Disqus y La Nación S.A. no se hace responsable de su contenido ni aplicará edición a ellos. No obstante, se reservará el derecho de administrar las listas de comentarios cuando éstos presenten ofensas personales. Los usuarios que se sientan afectados por algún comentario también pueden usar la misma plataforma de Disqus para denunciarlos en caso que los consideren ofensivos o denigrantes.

La Nación

Av. Nueva Providencia 1860, Oficina 183, Providencia
Teléfono: 56 2 - 2632 5014

Director Responsable: Patricia Schüller Gamboa
Representante Legal: Luis Novoa Miranda

© Comunicaciones LANET S.A. 2014
Se prohíbe toda reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio.