" "
Blog de
  • Francisco Olea

Francisco Olea

Sociólogo

#Más Artículos

+ Relacionados

+ Redes Sociales

Etiquetas: , , , , , , » Publicado: 14/04/2014

Las bases de la Reforma Tributaria

Una reforma en profundidad que asegure los recursos indispensables para enfrentar las desigualdades y la reforma educacional es la que plantea el programa de Michelle Bachelet. Y antes las reacciones más espontáneas y las más catastróficas hay que anteponer un análisis sereno.

Una Reforma Tributaria es la razón entre lo que el Estado recauda vía impuestos y el producto del país. Una ecuación siempre compleja.

Conocido el mensaje presidencial sobre una de las principales promesas de campaña, al Parlamento le corresponde abordar esta reforma vital para avanzar en el Programa de Gobierno de Michelle Bachelet 2014-2018.

En efecto, el programa gubernamental estimaba inicialmente -antes del terremoto del norte- en unos 15 mil 100 millones de dólares  los ingresos necesarios para enfrentar la reforma educacional y contribuir a reducir la asimétrica distribución de la riqueza. Por lo anterior, urge una reforma fiscal, con mirada de desarrollo sustentable, con el propósito de obtener los recursos indispensables para enfrentar las desigualdades y la reforma educacional.

Esto es, una reforma en profundidad.

Sus elementos esenciales son: Reemplazar el mecanismo del Fondo de Utilidades Tributarias (FUT); reducir algunas exenciones que benefician al  segmento de mayores ingresos y grupos de interés; impulsar una política de impuestos verdes; elevar el impuesto a bebidas azucaradas y alcohol (impuestos correctivos); y acciones para reducir la evasión y elusión. Así entonces, la estimación de esta Reforma Tributaria 2014 es que recaudaría en torno al 3,02 % del PIB.

Quizás esta estrategia de gruñir, refunfuñar, persiga golpear en la línea de flotación el supuesto abuso de cambios normativos excesivamente complejos y por su naturaleza opaca, desdibujando la corresponsabilidad fiscal de esta medida. Todo ello con el fin de debilitar la legitimidad de los impuestos, pilar de una sociedad democrática.

Postergarla o podarla en su esencia, tendrá un costo importante.

Algunas reacciones un tanto destempladas de la UDI es ir a la calle con un panfleto contra la reforma. Inicialmente, el jefe de la bancada de diputados gremialistas, Felipe Ward, señaló que los volantes se repartirán en esquinas y ferias. “Es el primero de muchos que vamos a realizar”, indicó. El título del segundo volante reza: “Misil al sueño de la casa propia” el que incluye un gráfico del comunismo tragándose a la Concertación.

Quizás esta estrategia de gruñir, refunfuñar, persiga golpear en la línea de flotación el supuesto abuso de cambios normativos excesivamente complejos y por su naturaleza opaca, desdibujando la corresponsabilidad fiscal de esta medida. Todo ello con el fin de debilitar la legitimidad de los impuestos, pilar de una sociedad democrática.

Un análisis sereno debería sustituir las reacciones más espontáneas y las más catastróficas como las indicadas anteriormente. Por ende, un campo de disputa será enfrentar la idea de la legitimidad y la reciprocidad mediante políticas que favorezcan además la formalización del empleo, el fortalecimiento institucional y la igualdad como bases de la Reforma Tributaria 2014.

Entonces algunos factores del debate se relacionan también con las siguientes dimensiones:

Primero: complementariamente debería poner énfasis en incorporar al máximo número de trabajadores al sector formal para hacerlos partícipes de las obligaciones y de los derechos que nacen de esa situación contractual, del acceso a prestaciones y servicios sociales de calidad.

Segundo: apoyar la cobertura universal del gasto público, basándolo en un enfoque de derechos. Un sistema de seguridad social y servicios de salud universales, seguramente contribuiría a una relación más estrecha y comprensiva de los ciudadanos con el Estado.

Tercero: un reimpulso a una etapa de nueva transparencia como el libre acceso a la información, mejora de la calidad del gasto público y de la rendición de cuentas.

Cuarto: en este panorama, avanzar en un contrato social sobre la política fiscal es co-sustancial a una política sustentable, compartida por la mayoría de la población, con gradualidad en algunas áreas, sujeta a negociaciones entre actores, pero sin distorsionar su espíritu y sentido igualitario e inclusivo.

Finalmente, a propósito de esta propuesta, recordar lo señalado por Joseph Schumpeter (1954) quien señaló que: “El espíritu de la gente, su nivel cultural, su estructura social, los trazos de su política, todo esto y más está escrito en su historia fiscal. Aquél que sepa escuchar este mensaje podrá entender el trueno de la historia mundial más claramente que ninguno”.

Etiquetas: , , , , , , » Publicado: a las 9:14 am

COMENTARIOS »
Los comentarios publicados están sólo en plataforma Disqus y La Nación S.A. no se hace responsable de su contenido ni aplicará edición a ellos. No obstante, se reservará el derecho de administrar las listas de comentarios cuando éstos presenten ofensas personales. Los usuarios que se sientan afectados por algún comentario también pueden usar la misma plataforma de Disqus para denunciarlos en caso que los consideren ofensivos o denigrantes.

La Nación

Av. Nueva Providencia 1860, Oficina 183, Providencia
Teléfono: 56 2 - 2632 5014

Director Responsable: Patricia Schüller Gamboa
Representante Legal: Luis Novoa Miranda

© Comunicaciones LANET S.A. 2014
Se prohíbe toda reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio.