" "
Blog de
  • Carlos Ernesto Sánchez

Carlos Ernesto Sánchez

Escritor y presidente de ONG Centro de Estudios del Medio Ambiente y Defensa de los Animales.

#Más Artículos

+ Relacionados

+ Redes Sociales

Etiquetas: , , , , , , » Publicado: 10/12/2013

Alfonso Baeza y Paz Rojas: Imprescindibles

La despedida en la Catedral no fue una ceremonia de muerte, sino de vida. Alfonso Baeza, una vez más, convocó a todos en torno de la mesa de la eucaristía.

La misa fúnebre en honor al Padre Alfonso Baeza, celebrada en la Catedral Metropolitana por varios Obispos y Sacerdotes, fue una ceremonia hermosa, emotiva, con feligresía que repletó el recinto. Trabajadores, gente muy sencilla, militantes de partidos que levantaban sus banderas, jóvenes, políticos y ex ministros, todos despidiendo con profundo dolor al ex vicario de la Pastoral Obrera.

Connotadas dirigentes de las Agrupaciones de Derechos Humanos. Rostros entristecidos despedían al “Chico” Baeza, como era llamado por  amigos y cercanos.

En esta ceremonia volvimos a encontrarnos aquellos que en días terribles de la dictadura estábamos ejerciendo la solidaridad y  defensa de la vida. Hombres y mujeres más viejos y cansados, pero como aquellos tiempos con ojos brillantes de esperanzas y sueños posibles. El Padre José Aldúnate totalmente ciego, atento a signos de los tiempos, hermano de todos e incansable luchador por verdad y  justicia. Don Andrés Aylwin, afirmado en su bastón, querido y reconocido por todos  quienes  con admiración y respeto no olvidan al abogado defensor de la vida.  Mariano Puga, cura obrero, compañero de pobres, alegre, santo, venerable, rodeado de quienes  saludan y recuerdan algún episodio de luchas vividas.

No fue esta una ceremonia de  muerte, sino de  vida. Alfonso Baeza una vez más convocó a todos en torno de la mesa de la eucaristía.

En uno de los pasillos de la catedral encontré a un ex frentista quién con dolor reflejado en el rostro recordó la compañía que fue  Baeza mientras él estuvo en la cárcel.

Los gritos de “Alfonso amigo, el pueblo está contigo” reconocimiento que hombres y mujeres, creyentes o no hicieron en la hora del adiós.

Los imprescindibles de la iglesia católica chilena han vuelto a la casa del padre, hace poco lo hicieron monseñor Jorge Hourton, Roberto Bolton, Pierre Dubois y otros religiosos que están grabados a fuego en la memoria del pueblo.

Estos hombres hicieron de su sacerdocio  consagración a Dios y a los desposeídos. Gastaron cada  instante en asumir luchas y defensas, en hablar por los sin voz, anunciar y denunciar el pecado de los poderosos en contra de sus hermanos más sencillos.

Generación de sacerdotes provenientes en su mayoría de clases adineradas,  que consagraron su vida a los pobres, no sólo en caridad sino asumiendo con todos los costos la suerte de los marginados. Algunos como Patricio Cariola, o Rafael Marotto fueron encarcelados por defender a los perseguidos.

La dictadura cruel y sanguinaria, hizo  que estos hombres profetas y santos, brillaran en todo su esplendor, haciendo vida la causa de Jesús resucitado.

 

Otra imprescindible por su aporte y acompañamiento a las víctimas de la dictadura, la doctora Paz Rojas, recientemente premiada en Derechos Humanos por la Municipalidad de Providencia.

¡Qué interesante lo que sucede en dicha comuna! Después de haber estado bajo el puño de  alcalde que perteneció a los servicios de seguridad de la dictadura, que  defiende a Pinochet, y ha organizado homenajes al más feroz criminal como lo es Miguel Krassnoff, hoy esa Municipalidad en manos de una alcaldesa democrática, rinde homenaje a  Paz Rojas médico que dedicó tiempo a atender a víctimas de la dictadura.

La doctora Paz Rojas es profesional que sabe profundamente sobre tortura y como la dictadura por medio de  represión quebró voluntades.

Lo vivido en Chile no es para olvidarlo de un día a otro. La grandeza de estos hombres y mujeres  a quién el pueblo rinde homenaje agradecido y emocionado, tiene que ver como estos personajes se jugaron la vida.

Que nadie olvide los años de terror  vividos en  dictadura cuando uno de los siniestros personajes de la junta es padre de la hoy candidata presidencial Evelyn Matthei.

De  pie afirmado en una de las columnas de la Catedral fueron pasando aquellos que vi resistir con fuerza la represión, clamando a favor de la vida y la libertad. Como si aquel tiempo se hiciera presente y la Catedral nuevamente abriera sus puertas para refugiarnos y luego subir hasta la Vicaria a denunciar los atropellos que éramos victimas.

Encuentro donde tal vez nos estábamos despidiendo. Hoy es otro tiempo. Mis ojos se llenan de lágrimas, pienso en tantos que no están. Al salir de la Catedral, en Ahumada, casi al llegar a a la calle Huérfanos, una hermosa joven no mayor de 19 años ofrece propaganda de la Sra. Matthei. Rechazo el panfleto diciendo: “No gracias, tengo dignidad y no olvido, voto por la doctora Bachelet”. Mi pequeño acto rebelde.

El cura Baeza junto a la mesa rebelde de la Catedral hizo sentir el grito de los que no han clausurado los sueños: “Compañero hasta la victoria siempre”.

 

Etiquetas: , , , , , , » Publicado: a las 10:10 am

COMENTARIOS »
Los comentarios publicados están sólo en plataforma Disqus y La Nación S.A. no se hace responsable de su contenido ni aplicará edición a ellos. No obstante, se reservará el derecho de administrar las listas de comentarios cuando éstos presenten ofensas personales. Los usuarios que se sientan afectados por algún comentario también pueden usar la misma plataforma de Disqus para denunciarlos en caso que los consideren ofensivos o denigrantes.

  • edro peres go mez

    Tanto dolor acumulado, tanta angustia, igual que el columnista la emoción me embarga. Hoy me escribió una amiga que hace 39 años se fue al exilio y nunca mas supe de ella, me cuenta que es madre y abuela , que tiene tres hijos, al recordarla lloré, me manda una foto y que distinta se encuentra desde aquel momento de la despedida tal ves para siempre, cuando teníamos 17 años y eramos liceanos. Hoy también leo en el mercurio, recuerdo al maldito dictador. Gloria eterna al cura Baeza, gracias señor Sánchez por esta columna llena de emoción, verdades y recuerdos.

La Nación

Av. Nueva Providencia 1860, Oficina 183, Providencia
Teléfono: 56 2 - 2632 5014

Director Responsable: Patricia Schüller Gamboa
Representante Legal: Luis Novoa Miranda

© Comunicaciones LANET S.A. 2014
Se prohíbe toda reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio.