" "
Blog de
  • Carlos Ernesto Sánchez

Carlos Ernesto Sánchez

Escritor y presidente de ONG Centro de Estudios del Medio Ambiente y Defensa de los Animales.

#Más Artículos

+ Relacionados

+ Redes Sociales

Etiquetas: , , , , , , » Publicado: 17/06/2013

Padre Roberto Bolton ¡hasta la victoria, siempre!

El sacerdote Roberto Bolton, ha partido a encontrarse con su amado Dios. Duele el fallecimiento de este hombre santo. Lo conocí en los oscuros días de la dictadura. Días que el grito de los torturados llegó a oídos de un grupo de sacerdotes, religiosas y laicos, dando vida al Movimiento Contra la Tortura, que posteriormente pasó a llamarse Sebastián Acevedo, en homenaje al trabajador que se prendió fuego en las puertas de la Catedral penquista, clamando por la libertad de sus hijos que estaban siendo torturados.

En esos días llegaban a parroquias y capillas, hombres y mujeres con atroces huellas de la tortura  que les aplicaban en  cuarteles de los servicios represores. Desde el gobierno de facto y sus aliados civiles se negaba la tortura, diciendo que era una campaña más del marxismo internacional.

Sacerdotes como José Aldúnate, Mariano Puga, Roberto Bolton y otros, además de religiosas como Blanca Rengifo, abogada – y fundadora del Codepu- , Paula Chain, Laicos como José Manuel de Ferrari y muchos más salieron a las calles y frontis de  casas de tortura, gritando y denunciando que allí se torturaba.

En la primavera que está viviendo la iglesia con un Papa como Francisco, donde los pobres son invitados a sentarse a la mesa del evangelio, por ser los predilectos de Jesús. La palabra del pontífice clara y verdadera, desafiante y denunciante, alegre y esperanzadora, es tributo a curas como Roberto Bolton.

Roberto Bolton, cura obrero, de fina ironía, alegre, culto, estaba allí en la calle, a la hora precisa para agruparnos, rezando y cantando el himno “Yo te nombro libertad”. Acción profética, no violenta, reprimida con brutalidad por Carabineros y civiles represores, que desde casas vecinas a los cuarteles disparaban balines y tomaban fotografías.

Muchas veces el final de cada acción, terminaba en   comisarías, donde éramos fichados, maltratados y entregados a los agentes.  Tiempos de ir de unidad policial a otra. Un grupo de cristianos desafiantes, armados  sólo de su fe y solidaridad.

Roberto Bolton entre muchas tareas pastorales que cumplió, una lo marco para toda su vida sacerdotal: Villa Francia.

La combativa Villa donde fueron asesinados los hermanos Vergara Toledo, hijos de Manuel y Luisa, activistas defensores de derechos humanos, no violentos, que durante años han vivido el calvario de luchar contra mentiras, hasta demostrar que sus hijos fueron asesinados por carabineros. En todo ese martirio, Roberto Bolton siempre fue apoyo para la familia y  defensor de los pobladores.

Bolton no  pertenece solo a la iglesia. Fue humilde servidor y defensor del pueblo, que hoy lo llora y rinde homenaje.

Sin duda Chile tiene una deuda con estos profetas – hombres y mujeres- algunos chilenos y extranjeros que viviendo modestamente. No solo abrieron las puertas de sus moradas sino  brazos y corazón para acoger a los sufrientes, consolarlos y poner su voz y condición sacerdotal, para denunciar los crímenes de la dictadura.

En un país, donde las calles están bautizadas con fechas bélicas y nombres de generales que no son aporte a la paz, ni testimonio a seguir, se debe rebautizar los espacios públicos con el nombre de estos seres valientes, cultivadores de la paz que se fundamenta en la justicia, solidaridad y verdad.

La partida de Roberto Bolton, nos debe llevar a recordar a Antonio Ghyselin, Monseñor Enrique Alvear, en aquella época vicario de la zona norte, Pierre Dubois, Monseñor Jorge Hourton, los laicos Elena Bergen, el jesuita Ignacio Vergara Tagle y otros cuyos nombre los pobladores no olvidan.

La página de la iglesia en aquellos días, está escrita con sangre de mártires que merecen un lugar en los altares. Santos del pueblo, que no compraron  títulos ni santidades como Escriba de Balaguer.

Los nombres de Antonio Llido, sacerdote español, asesinado en José Domingo Cañas. Joan Alsina, acribillado en el puente Bulnes, Miguel Woodward martirizado en el Buque Eescuela Esmeralda son quienes debería honrar con pasión la iglesia. Hombres que hicieron vida la palabra del evangelio “No hay amor más grande que aquel que da la vida por sus amigos”.

En la primavera que está viviendo la iglesia con un Papa como Francisco, donde los pobres son invitados a sentarse a la mesa del evangelio, por ser los predilectos de Jesús. La palabra del pontífice clara y verdadera, desafiante y denunciante, alegre y esperanzadora, es tributo a curas como Roberto Bolton.

Hace unos años el teólogo José Comblin – de quien fui su amigo y soy admirador- era un clandestino en los pasillos de la sede vaticana. Hoy las palabras del Papa Francisco, hablando con libertad de hijo de Dios, viviendo austeramente, dando señales claras de ser pastor de una iglesia que debe despojarse de todo poder y vivir intensamente la locura del evangelio reivindica la figura de Comblin y de tantos sacerdotes y religiosas, a los cuales se acusó de marxistas que buscaban la destrucción de la Iglesia.

El testimonio de estos curas, su muerte, es sin duda semilla de una nueva iglesia,  que sin temor debe denunciar y anunciar el reino de Dios.

En aquellos días de traición y crimen, cada vez que despedíamos a una víctima de la dictadura, el grito  marcaba la despedida. ¡Compañero Roberto Bolton, presente, hasta la victoria, siempre! ”.

Etiquetas: , , , , , , » Publicado: a las 12:36 pm

COMENTARIOS »
Los comentarios publicados están sólo en plataforma Disqus y La Nación S.A. no se hace responsable de su contenido ni aplicará edición a ellos. No obstante, se reservará el derecho de administrar las listas de comentarios cuando éstos presenten ofensas personales. Los usuarios que se sientan afectados por algún comentario también pueden usar la misma plataforma de Disqus para denunciarlos en caso que los consideren ofensivos o denigrantes.

  • oscar

    SENOR:
    FELICITACIONES POR SUS COMENTARIOS QUE SALUDAN A QUIENES
    TANTO DIERON EN PERIODOS NEGROS DE NUESTRO PAIS.

  • Maria Fernandez

    Me he emocionado profundamente al leer este articulo de mi amigo Cura Roberto!
    Gracias a El estoy con vida.Un angel que camino,protejio,lucho y nos defendio.Que gran amor tenia este Ser,que estaba dispuesto a entregar su propia vida.
    GRACIAS! por este pequeño homenaje a este gran hombre.

  • Jose Javier Gacitua Basulto

    Así como tratamos a todos los militares de asesinos torturadores sin miramiento y no hacemos distinción, porque este sacerdote no podría ser un pedofilo como todos los curas pedofilos que han salido a la luz

La Nación

Av. Nueva Providencia 1860, Oficina 183, Providencia
Teléfono: 56 2 - 2632 5014

Director Responsable: Patricia Schüller Gamboa
Representante Legal: Luis Novoa Miranda

© Comunicaciones LANET S.A. 2014
Se prohíbe toda reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio.