" "
Blog de
  • Catalina Moya

Catalina Moya

Cientista Político Pontificia Universidad Católica de Chile, magíster en Políticas Públicas Universidad de Chile.

#Más Artículos

+ Relacionados

+ Redes Sociales

Etiquetas: , , , , , , , , , , » Publicado: 06/05/2013

Primarias parlamentarias y eutanasia política

El escenario futuro es poco halagüeño para la Concertación. Basta sólo imaginar a sus candidatos enfrentados por un lado a los recursos de marketing de una UDI monolítica y a RN legitimada por primarias legales y, por el otro costado, siendo mermada por la lista del PRO y por la indiferencia de decepcionados dirigentes de movimientos sociales.

El fracaso en la realización de primarias cubre con un manto de duda la conformación de la “nueva mayoría” social-electoral con la que la doctora Michelle Bachelet quiere retornar a la Presidencia. Como daño colateral, también cuestiona su liderazgo real en la coalición. Aun cuando las primarias eran un mecanismo de uso voluntario, representaban “la forma” de revestir con aires democráticos y participativos el ungimiento de candidatos tanto de dirigentes de partidos, como de algunos representantes del movimiento social.

Este desprecio a la participación de la ciudadanía no debiera quedar impune. A las reacciones de Andrés Velasco, Giorgio Jackson y Javiera Parada tendrían que sumárseles muchos otros indignados candidatos (as) cuyas energías estaban puestas en la oportunidad que les ofrecía las primarias, no sólo de ganar un cupo para competir por un escaño en el Parlamento, sino también para probarse libre y democráticamente en el juego electoral.

Sin embargo, el sentido común y las recientes actitudes de los máximos representantes de los partidos políticos permiten predecir que la ambición por el poder político es infinita. Andrade, Quintana, Gómez y Walker saben que con el sistema binominal el partido que se sale de la Concertación, si no desaparece electoralmente, tiene muy pocas opciones de competencia. Por lo tanto, van a mantener el mismo techo, más que por convicciones, por conveniencia.

Esta actitud fue un autogol para la Concertación, puesto que el escenario futuro es poco halagüeño. Basta sólo imaginar a sus candidatos enfrentados por un lado a los recursos de marketing de una UDI monolítica y a RN legitimada por primarias legales y, por el otro costado, siendo mermada por la lista del PRO y por la indiferencia de decepcionados dirigentes de movimientos sociales.

Así la Concertación no conseguirá la mayoría parlamentaria, esa “nueva mayoría” político social que necesitará el futuro Gobierno para hacer las transformaciones que la ciudadanía reclama. Parece increíble que, como plantea Patricio Navia en su blog, la coalición que nació para promover la democracia haya devenido en un obstáculo para su profundización.

Enmendar el error con una primaria propiciada por los partidos, como propuso Claudio Orrego y algunos dirigentes de base del Partido Socialista, además de costoso, es poco creíble. Con un proceso ad hoc sin un marco legal que lo respalde ni obligue, ¿a quiénes podrán convencer para que participen?

Obsérvese que el 19 de agosto los pactos políticos llegarán, sí o sí, al Servicio Electoral con plantillas de candidatos. ¿Cómo pedirán que en noviembre el electorado confíe en ellos si demostraron con esta omisión un alto nivel de resistencia al cambio, a la competencia y la renovación?

Enmendar el error con una primaria propiciada por los partidos, como propuso Claudio Orrego y algunos dirigentes de base del Partido Socialista, además de costoso, es poco creíble. Con un proceso ad hoc sin un marco legal que lo respalde ni obligue, ¿a quiénes podrán convencer para que participen?

Piénsese que del listado de inscritos (as) saldrán quienes discutirán el proyecto de país, es decir, los que debatirán entre otros temas, los fondos para salud, la promoción de la educación pública, la protección de recursos naturales y tendrán en sus manos la generación (o no) de una nueva Constitución.

Quizás la opción de Revolución Democrática sea la correcta: apostar a la generación de alternativas llamando a apoyar la inscripción y posterior elección de candidaturas independientes que superen el duopolio. Tarea difícil, más no imposible si se tiene presente el ejemplo del senador Carlos Bianchi que resultó electo el año 2005 compitiendo fuera de pacto.

En medicina se utiliza el término eutanasia para referirse a la acción u omisión que, para evitar sufrimientos a los pacientes desahuciados, acelera su muerte con su consentimiento o sin él. La ciudadanía tendrá que tomar la forma de aquel ser piadoso que le dé la dosis exacta a una manera de hacer política que agoniza.

Etiquetas: , , , , , , , , , , » Publicado: a las 7:10 pm

COMENTARIOS »
Los comentarios publicados están sólo en plataforma Disqus y La Nación S.A. no se hace responsable de su contenido ni aplicará edición a ellos. No obstante, se reservará el derecho de administrar las listas de comentarios cuando éstos presenten ofensas personales. Los usuarios que se sientan afectados por algún comentario también pueden usar la misma plataforma de Disqus para denunciarlos en caso que los consideren ofensivos o denigrantes.

La Nación

Av. Nueva Providencia 1860, Oficina 183, Providencia
Teléfono: 56 2 - 2632 5014

Director Responsable: Patricia Schüller Gamboa
Representante Legal: Luis Novoa Miranda

© Comunicaciones LANET S.A. 2014
Se prohíbe toda reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio.