Blog de
  • Raúl Sohr

Raúl Sohr

Periodista y analista internacional

#Más Artículos

+ Relacionados

+ Redes Sociales

Etiquetas: , , , , » Publicado: 13/11/2012

CIA: el cazador, cazado

Petraeus en lo que es su obituario declaró: “Tal comportamiento es inaceptable, tanto como marido como para el líder de una organización como la nuestra”. Esto alude a su arrebato romántico y el indebido riesgo causado a la institución que dirigió. Subsistirá, sin embargo, la sospecha de que mas allá “de su pobre juicio” hubo interesados en hacerlo caer.

David Petraeus, director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA según su sigla en inglés), el jefe del espionaje estadounidense renunció, admitiendo una relación extramarital. Adulterio, lo llaman en el código de justicia militar norteamericano y constituye un delito si se demuestra que daña “el orden y la disciplina en las fuerzas armadas”.

Más allá de la censura moral, que ello puede suscitar en algunos, la dimisión fue precipitada por la vulnerabilidad a la que queda expuesta una autoridad en un cargo de semejante poder. Aunque al parecer ninguna potencia extranjera se enteró y aprovechó el flanco para extorsionarlo. Fue el servicio de contra espionaje, el FBI, el que según explicaron sus responsables descubrió por casualidad la relación del decorado militar con una periodista que escribió su biografía.

Lo más llamativo de su caso es que dejó rastros de su relación a través del correo electrónico. Nadie mejor que él sabe de los enormes recursos y sofisticados métodos para rastrear el mundo virtual y, por supuesto, el material. El renunciado general se comunicaba con su amante a través del  traslúcido Gmail que emplean millones y no a través de correos protegidos de la propia CIA.

En el mundo del  espionaje anglosajón utilizan la sigla MICE (que significa lauchas) para encapsular las cuatro vertientes más comunes de la vulnerabilidad: Money, dinero; Ideology, ideología o convicciones; Compromise, situaciones comprometedoras en general de tipo sexual o delictual y, finalmente, el Ego o el afán de fama y reconocimiento. Petraeus que tenía recursos económicos, era admirado como el general que condujo a las tropas norteamericanas en Irak y Afganistán, y que tenía un claro compromiso con Estados Unidos cayó por la letra C de situación comprometedora.

Lo más llamativo de su caso es que dejó rastros de su relación a través del correo electrónico. Nadie mejor que él sabe de los enormes recursos y sofisticados métodos para rastrear el mundo virtual y, por supuesto, el material. El renunciado general se comunicaba con su amante a través del  traslúcido Gmail que emplean millones y no a través de correos protegidos de la propia CIA.

Quien asume la jefatura de un servicio de espionaje sabe que en ese momento renuncia a su vida privada y toda posibilidad de una intimidad secreta. Es algo que va con el cargo. Por ello, en forma inevitable, surgen especulaciones que hubo partes interesadas en la caída del “rey David” como lo apodaban algunos medios estadounidenses. Hay quienes señalan que la relación ya era conocida hace algún tiempo y se esperó que pasaran las elecciones presidenciales. Otros apuntan que es una pasada de factura por la inoperancia de la CIA ante el asesinato del embajador estadounidense junto a tres colegas en Libia.

Petraeus en lo que es su obituario declaró: “Tal comportamiento es inaceptable, tanto como marido como para el líder de una organización como la nuestra”. Esto alude a su arrebato romántico y el indebido riesgo causado a la institución que dirigió. Subsistirá, sin embargo, la sospecha de que mas allá “de su pobre juicio” hubo interesados en hacerlo caer.

Etiquetas: , , , , » Publicado: a las 12:51 pm

COMENTARIOS »
Los comentarios publicados están sólo en plataforma Disqus y La Nación S.A. no se hace responsable de su contenido ni aplicará edición a ellos. No obstante, se reservará el derecho de administrar las listas de comentarios cuando éstos presenten ofensas personales. Los usuarios que se sientan afectados por algún comentario también pueden usar la misma plataforma de Disqus para denunciarlos en caso que los consideren ofensivos o denigrantes.

  • http://twitter.com/EErlandsen Eduardo Erlandsen

    ¿En que mundo vivimos? ¿En que mundo vive USA? ¿Cuando el jefe de una “institución, destinada a violar la ley en todo el mundo; (a derrocar gobiernos, a espiar y calumniar opositores, a propiciar y cometer asesinatos por motivos políticos) tiene que renunciar por ser infiel en su matrimonio? ¿No esto una especie de “chiste macabro”?

    • hector andres grandon schenk

      Dicha institución lo hace en nombre de la libertad de su nación (Que lo explicite no es indicador de que esté de acuerdo con ello), por lo que su honor se ve comprometido en cada operación y en cada acto corporativo o individual de sus integrantes. Si su director cae en la verguenza y el oprobio de que lo pillen en líos de sabanas siendo casado, es como si USA tuviera el amante debajo de la cama. Así funciona el Doble Estandar en Gringolandia.

La Nación

Serrano #14 Casilla 81-D Santiago
Teléfono: 562+2787 01 00

Director Responsable: Samuel Romo J.
Representante Legal: Francisco Feres Nazarala

© Empresa Periodistica La Nación S.A. 2005 - 2011
Registro 136.898 - Se prohibe toda reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio.