" "
Blog de
  • Álvaro Medina J.

Álvaro Medina J.

Periodista – MBA. Investigador del Instituto Francisco Bilbao.

#Más Artículos

+ Relacionados

+ Redes Sociales

Etiquetas: , , » Publicado: 04/04/2012

Acompañar no es lo mismo que consolar

Usted, que quiere una sociedad no discriminadora, ¿qué le va a decir a sus hijos? ¿”mira ese desgraciado, lo que dice, deberían matarlo”? Si le dice eso, también le enseñará a odiar lo que es distinto de sí mismo.

En los últimos días, y especialmente con motivo de la muerte de Daniel Zamudio, la Iglesia Católica de Chile ha estado nuevamente en el banquillo de los acusados. Esta vez, no por la actuación de alguno de sus sacerdotes, sino por una conducta institucional que ha permeado lamentablemente a ciertos sectores de la sociedad y que necesariamente debe revisarse a la luz de la evolución de los comportamientos sociales.

En una declaración oficial, el arzobispo de Santiago, monseñor Ricardo Ezzati, afirmó que la Iglesia Católica había “acompañado” a la familia de Daniel Zamudio mientras el joven agonizaba producto de una golpiza, y que ese acompañamiento se expresó en las visitas que hizo en su nombre el vicario de la Esperanza Joven, además del envío de un ejemplar de la Biblia. Destacó el prelado que dicha presencia fue “sin prensa”.

No puede haber una sociedad inclusiva (es decir, no discriminadora) mientras los fundamentos de sus creencias y su cultura descansen en dogmas, en principios inamovibles que no se pueden cuestionar, en ideas que se escriben en piedra y que se transforman en plataformas desde las cuales algunos se sienten con derecho a pre-juzgar y condenar a los demás.

Pues bien, se ha de aclarar que eso no es un acompañamiento. El intento de brindar un consuelo espiritual a la familia de un moribundo no es acompañamiento. Que alguien se acerque a darme unas palabras de apoyo o a rezar un rosario por mí cuando estoy pasando por un momento de aflicción personal, no significa que me acompañe. Para sentir una compañía en todo el sentido de la palabra se debe manifestar una comunión emocional, empatía, sabe que aquel que se acerca siente lo mismo que yo. Una visita no es acompañamiento.

El acompañamiento esperable de una organización con raigambre y liderazgo espiritual como es la Iglesia Católica era un mensaje potente contra el sentimiento discriminador que persiste en la sociedad chilena, una voz de condena que expresara con claridad que ni en la enseñanza ni en el catecismo católico se apoya este tipo de conductas, de violencia no sólo física sino social hacia aquellos que son distintos.

Y en ese sentido, la Iglesia Católica debe dar un paso reconociendo que gran parte de ese odio hacia lo distinto, lo desconocido, proviene de su propia formación basada en dogmas. No puede haber una sociedad inclusiva (es decir, no discriminadora) mientras los fundamentos de sus creencias y su cultura descansen en dogmas, en principios inamovibles que no se pueden cuestionar, en ideas que se escriben en piedra y que se transforman en plataformas desde las cuales algunos se sienten con derecho a pre-juzgar y condenar a los demás.

Las declaraciones del abogado Jorge Reyes son una derivación de esa enseñanza. No son palabras aisladas de una persona aislada.

Por otra parte, y tomando en cuenta que el odio hacia lo que no está de acuerdo con uno es parte de nuestra sociedad, quienes abogan por un mundo sin discriminación, inclusivo, tolerante, deben ser los primeros en dar el paso hacia ello. Odiar a aquellos que odian lo que uno defiende, es otra cara de la misma moneda.  Usted, que quiere una sociedad no discriminadora, ¿qué le va a decir a sus hijos? ¿”mira ese desgraciado, lo que dice, deberían matarlo”? Si le dice eso, también le enseñará a odiar lo que es distinto de sí mismo.

Etiquetas: , , » Publicado: a las 11:22 am

COMENTARIOS »
Los comentarios publicados están sólo en plataforma Disqus y La Nación S.A. no se hace responsable de su contenido ni aplicará edición a ellos. No obstante, se reservará el derecho de administrar las listas de comentarios cuando éstos presenten ofensas personales. Los usuarios que se sientan afectados por algún comentario también pueden usar la misma plataforma de Disqus para denunciarlos en caso que los consideren ofensivos o denigrantes.

  • maria

    NO ESTOY DE ACUERDO CON UD.
    YO CREO QUE NO ENTIENDE LA PALABRA AMOR, RESPETO, LIMITES
    DISCRIMINACION
    LA EVOLUCION Y EL ATEISMO SIEMPRE A EXISTIDO
    NO SE TRATA DE LA RAZON O LA FUERZA COMO UD LO HACE SENTIR
    ES ALGO MAS PROFUNDO…
    UD. TAMBIEN JUZGA.
    EN FIN… NO ME AGRADA ESTA SOCIEDAD
    HAY LIBERTINAJE Y SE CONFUNDE CON LA LIBERTAD
    ES DIFICIL VER CON TANTA NIEBLA Y OSCURIDAD
    LE DICEN BUENO A LO MALO
    Y A LO MALO BUENO.
    Y LA FE, PARA QUIENES ENREDAN HOY TODO LO QUE OCURRE
    ES PERSONAL, LAS PERSONAS Y LAS INSTITUCIONES SE EQUIVOCAN
    PERO NUESTRO CREADOR JAMAS
    EL CREO HOMBRE Y MUJER
    Y SOBRE TODO HOY DEBEMOS DAR LAS GRACIAS
    POR ESTE DIA DE VIDA.

    • Yanira

      EL CREO HOMBRE Y MUJER….quien de ustedes leyo la primera biblia, la que tenia el verdadero mensaje…..nosotros NO,,,,tenemos la milesima traduccion de aquellos que ha querido hacer y gobernar nuestras vidas.
      lLA IGLESIA PLOP….lo peor…….han matado, la inquisicion, han encerrado, han robado, viven sus lideres como millonarios, llenos de oro……no hay mas ciego que el que no quiere ver………….

  • José Rufino

    Cuando Jesús se acercó a Maria Magdalena, que era apedreada por la turba,…lo hizo consolándola o acompañándola? Lo que está claro que lo hizo cubriéndola del castigo, a cara descubierta y no a través de emisarios por medio de sus apóstoles. A cara descubierta, para que no hubiera equívocos, estar con ella y exhortando a aquel que no “hubiera pecado lanzara la primera piedra”.
    Guardando las diferencias ya que Daniel, sin pecar y por mera discriminación, sufrió un maltrato infinitamete mayor que con terrible sufrimiento lo llevaron a la muerte, luego de una agonía de veinticuatro días, durante los cuales monseñor Ezatti habría mandado una Biblia con unos emisarios, pero lo habría hecho, sin prensa, de modo secreto. Ahí está la diferencia. Lo hizo secretamente para que ese sentimiento de pesar no fuera conocido como proveniente de la Iglesia y satisficiera a griegos y troyanos. Sin embargo, abiertamente, y con toda su voz visitó al obispo Karadima, pedófilo degenerado que tanto daño causó al interior de la Iglesia.

La Nación

Av. Nueva Providencia 1860, Oficina 183, Providencia
Teléfono: 56 2 - 2632 5014

Director Responsable: Patricia Schüller Gamboa
Representante Legal: Luis Novoa Miranda

© Comunicaciones LANET S.A. 2014
Se prohíbe toda reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio.